Bodie, el emocionante Salvaje Oeste en un pueblo fantasma.

Bodie, el Salvaje Oeste a través de un pueblo fantasma de California

Entre 1877 y 1882, este antiguo pueblo minero de mala reputación produjo más de 35 millones de dolares en oro y plata, llegando a contar con cerca de 9,000 residentes y más de 60 salones.

Pero con el fin de los días de la minería, Bodie cayó en el abandono y en el olvido …

Lo que vemos ahora es una reliquia. Una ciudad congelada en el tiempo con casi 200 edificios deliberadamente desatendidos, cuyas puertas y ventanas nos descubren cómo era la vida en los tiempos de la fiebre del oro en California.

Bodie

Una de las actividades más reveladoras en Bodie es pasear por las calles abandonadas y contemplar la vida cotidiana a través de las ventanas…

Bienvenidos al salvaje oeste. O, como mínimo,  a lo que queda de él.   

En medio de un paisaje alto y remoto, al que sólo se llega a través de una carretera maltrecha, se encuentra Bodie, un histórico pueblo minero con fama de ser el más salvaje e indomable del oeste.    

Al margen de su reputación, fue una de las canteras de oro más productivas de California a finales de la década de 1870

Pasear por sus calles abandonadas y entretenerse a mirar a través de las ventanas de las tiendas, del hotel, de alguno de los salones, de la cárcel, la barbería, la escuela, la iglesia… o cualquiera de las muchas casas, es suficiente como para hacernos una idea sobre cómo era la vida en un próspero pueblo minero.  

En 1881, Bodie fue descrito como » un mar de pecado azotado por las tempestades de lujuria y pasión». Cita del reverendo F. M. Warrington

Seguro de viaje Mondo, con cobertura COVID-19. 

No te tiene por qué pasar nada, pero tienes que saber que las facturas médicas en los Estados Unidos, incluso por el accidente más leve, pueden ser astronómicas, así que es muy recomendable contratar un seguro de viaje que, además, de cubrir eventualidades tipo retraso o pérdida de equipaje, cancelación de vuelos…, incluya una amplia cobertura médica. Aunque sólo sea para viajar tranquilo.

Mondo es una compañía especializada en seguros de viajes que te ofrece, al mejor precio, las coberturas que mejor se adaptan a tus necesidades y al tipo de viaje que tienes planificado.

Bodie-California

Bodie está situado en medio de un paisaje alto y remoto en las montañas de Sierra Nevada, muy cerca de la entrada a Yosemite. Para llegar hay que coger el desvío de la US-395 con la  CA-270 ( Bodie Road ), en Bridgeport. Desde ahí, Bodie queda a unos 20 kilómetros.

En época de frío, hay que consultar el estado de la carretera ya que puede darse el caso de que esté cerrada por acumulación de nieve.  

Viniendo de Lee Vining hay un primer desvío a Bodie a mano derecha. Es importante no cogerlo (aunque lo diga el GPS),  porque se trata de una carretera llena de socavones y piedras como melones. Si sigues un poco más adelante, antes de llegar a Bridgeport está el desvío para la CA-270 o Bodie Road. Esta es la que debes coger.

UN POCO DE HISTORIA

Para entender el origen del asentamiento de Bodie hay que trasladarse a mediados del s.XIX, a la época de la Fiebre del Oro en el oeste americano, cuando el descubrimiento de lucrosas minas de oro u  otros minerales creó asentamientos de la nada o convirtió a poblaciones irrelevantes en importantes centros económicos. 

William S. Bodey

La ciudad lleva el nombre de William S. Bodey, quién descubrió una veta de oro en 1859, en un lugar que sería conocido como Bodie Bluff. 

Poco le duró la gloria a  Bodey: meses más tarde murió durante una tormenta de nieve, sin llegar a conocer su ciudad homónima.

Desarrollo y plenitud

En cuanto corrió la voz, la gente acudió en masa a Bodie. Familias enteras se fueron asentando alrededor de las fértiles minas hasta conformar una bulliciosa comunidad que llegó a convertirse en una de las ciudades más importantes de California.

En pocos meses llegaron a la ciudad mineros, comerciantes propietarios de tiendas o prostitutas en busca de un futuro prometedor. También lo hicieron ladrones, pistoleros o bandidos, así que Bodie nació como una ciudad anárquica, salvaje y peligrosa. 

Se ocupaban yacimientos ajenos, se quemaban las casas rivales, había tiroteos, asaltos a diligencias, peleas callejeras, tiroteos, asesinatos. Se dice que cada día caía un hombre muerto en Bodie. 

En pleno desarrollo, y para entretenimiento de los mineros después de un duro día de trabajo, se contabilizaron hasta 65 salones que, en muchos casos no eran más que burdeles, salas de juego o fumaderos de opio.  

Y la mezcla de oro, alcohol y diversión era a menudo fatal. 

Durante 1877-1882, en Bodie operaban 30 minas diferentes, tenía una población de aproximadamente 8,500 personas y  contaba con más de 2,000 edificios. Se habían instalado tiendas, salones y restaurantes que cubrían las necesidades de los mineros, y reunía todas las comodidades de las ciudades más grandes : bancos, compañías de bomberos voluntarios, iglesias, una banda de música, un ferrocarril, una escuela, hasta tres periódicos diarios y una cárcel.  Había hasta un equipo de baseball !

El pueblo alcanzó su máximo apogeo cuando una de las minas, la Standard Mining Company, llegó a su máximo rendimiento, produciendo grandes cantidades de oro y plata. 

El Horseshoe Bend, el enorme meandro con forma de herradura

El Horseshoe Bend, el enorme meandro con forma de herradura Horseshoe BendUna de las etapas imprescindibles en cualquier ruta completa por la Costa Oeste es Page, una pequeña población del norte de Arizona, que no tendría demasiado interés turístico si no fuera porque...

Un paseo en coche por el sorprendente Big Sur

Un paseo en  coche por el sorprendente Big Sur El Big SurEl Big Sur es un tramo de la Pacific Coast Highway que recorre el litoral de esta parte del litoral de California a través de acantilados y bonitas poblaciones costeras.  Entre pueblos bohemios y grandes...

El Gran Cañón, una de las maravillas naturales más extraordinarias

El Gran Cañón, una de las maravillas naturales más extraordinariasEl Gran Cañón del Colorado (South Rim)Durante millones de años, el Río Colorado, con la complicidad del viento, la lluvia y el hielo han ido puliendo una de las formaciones geológicas más espectaculares...

Death Valley, un auténtico infierno en la tierra

El Valle de la Muerte, un infierno en la tierraCaution! Extreme Heat Danger! El Valle de la MuertteEl valle de la muerte intimida con sólo pronunciar su nombre.  Aquí está el lugar más profundo del Hemisferio Norte, Badwater, a 85.5 metros por debajo del nivel del...

Bodie, el emocionante salvaje oeste en un pueblo fantasma

Bodie, el emocionante Salvaje Oeste en un pueblo fantasma.Bodie, el Salvaje Oeste a través de un pueblo fantasma de CaliforniaEntre 1877 y 1882, este antiguo pueblo minero de mala reputación produjo más de 35 millones de dolares en oro y plata, llegando a contar con...

Oatman, el pueblo más sorprendente de la Ruta 66

Oatman, el pueblo más sorprendente de la Ruta 66Oatman, un antiguo poblado minero en el que los asnos pasean a sus anchas. Las vistas, los sonidos y los sabores de Estados Unidos cobran vida en este pequeño pueblo que combina historia, leyendas y excentricidad. A...

Antelope Canyon, una experiencia fascinante en Arizona

Antelope Canyon, una experiencia fascinante en Arizona Antelope Canyon, guía para visitar uno de los cañones de ranura más fotografiados del mundoVisitar el  Antelope Canyon es una experiencia inolvidable y una de las mejores cosas que hacer en Arizona... Cualquier...

Qué ver en el Joshua Tree National Park

Qué ver en el Joshua Tree National ParkJoshua Tree National ParkEl Parque Nacional de los árboles de Joshua está localizado en una zona desértica de California, a unos 200 km al este de Los Angeles y unos 300 al sur de Las Vegas, en un lugar donde coinciden parte de...

Chloride, el mejor ejemplo de pueblo inclasificable en Arizona

Chloride, el mejor ejemplo de pueblo inclasificable en ArizonaChloride, la histórica ciudad minera donde la basura de un hombre es una oportunidad para un artista. A diferencia de otras ciudades mineras que fueron abandonadas cuando se consumieron los tiempos del oro...

Monument Valley, la mejor guía para descubrir su espectacularidad

La mejor guía para descubrir el espectacular Monument Valley  Monument Valley, uno de los paisajes naturales más famosos de Estados UnidosNinguna ruta por el oeste americano está completa sin una visita a Monument Valley. Con enormes colinas de arenisca, grandes...

Bodey, Body, Bodie … El nombre de la ciudad fue variando fonéticamente hasta llegar al Bodie actual…  

Mucha de la información publicada aquí se ha recogido del libro Big Bad Bodie: High Sierra Ghost Town, de  Doug Brodie y James Watson. Otra, del libreto de 16 páginas editado por California State Parks. El resto, de las páginas web bodie.com o bodiehistory.com 

 MADAME MOUSTACHE

Bodie tuvo muchos residentes, pero ninguno alcanzó la notoriedad de Madame Moustache, una de las primeras jugadoras profesionales de Blackjack en la historia de los EE.UU. 

Eleanor Dumont (1829-1879) nació como Simone Jules en Nueva Orleans, Luisiana. Con 20 años se trasladó al oeste, a San Francisco, donde pronto empezaría a jugar al 21, el precursor del Blackjack americano. Allí ganó bastante dinero y se dio a conocer por su elegancia, dignidad, actitud distante y su capacidad para manejar el estrés en la mesa de juego. 

En 1854 se trasladó a Nevada City, California. Su aspecto refinado causó un gran revuelo entre los rudos residentes del campanento minero. A su llegada, se registró en el hotel como Eleanor Dumont. Los días siguientes no hizo otra cosa que pasearse por la calle principal con sus mejores vestidos … Días más tarde se sabría el por qué : mandó repartir un folleto que anunciaba la apertura del «mejor emporio de juegos de apuestas en el norte de California». 

La sala de juegos, finamente decorada, solo permitía la entrada de hombres educados y arreglados, y se desaconsejaba maldecir en su presencia. Ella, ingeniosa y encantadora, se paseaba por el local fumando y bebiendo champán, sin perder de vista que era una profesional de las cartas. Los mineros perdían más de lo que ganaban, pero rara vez se quejaban ya que era un privilegio jugar con ella.  

Pronto acumuló suficiente capital para abrir un local más grande : el Palacio de Dumont, que contaba con más mesas y una pequeña banda de violinistas para entretener a los jugadores. 

Cuando se agotaron las minas de Nevada City,  Eleanor se trasladó a Columbia, California en 1857, donde instaló su mesa en un hotel.

En 1870 decidió abandonar el negocio y compró un rancho y algunos animales en Carson City, Nevada, donde se enamoró de Jack McKnight, un hombre apuesto y bien vestido que afirmaba ser un comprador de ganado… Pero no, no lo era.  Jack era un estafador que vendió el rancho, desapareció con todo su dinero y la dejó con todas las deudas pendientes. 

( La leyenda dice que, finalmente, dio con él y que lo mató con una escopeta. Aunque fue sospechosa del crimen, nunca la acusaron formalmente. Años después, sin embargo, confesaría haberlo matado ).

Sola y arruinada, se vio obligada a regresar a los campamentos mineros y  a volver a jugar.

En 1861, fue a Pioche, Nevada, donde instaló su mesa. De aquí se dice que usó todo su encanto para calmar a una multitud de mineros borrachos en busca de pelea. 

Con el paso de los años fue ganando peso y el bello sobre su labio superior oscureció. Con la disminución de su belleza, desapareció parte del encanto con el que lidiaba con la clientela. De beber vino y champán con moderación, se pasó al whysky. Se le afeó el carácter, adoptó un lenguaje menos refinado y empezó a tolerar la conversación grosera a su alrededor. Su nombre seguía atrayendo clientes, pero sus locales perdieron categoría.

A todo esto, Eleanor era una empresaria dura y astuta, pero también tenía un buen corazón : a menudo ofrecía comida y alojamiento gratis a los mineros que lo necesitaban.

Más adelante se propuso obtener ingresos de la prostitución, en un doble papel de propietaria de burdel y Madame. 

Con la expansión de sus negocios más allá del juego, se trasladó a Montana. Fue aquí donde un minero borracho la llamó despectivamente » Madame Moustache», apodo con el que pasaría a la historia…

En Montana  perpetuó su reputación trabajando en lo que se conocía como «el bloque más sangriento en el oeste», formado por más de una docena de salones, salones de baile y burdeles. 

En junio de 1867, mientras estaba sentada en su mesa repartiendo cartas, vio un barco de vapor entrando en el muelle. Después de escuchar que el barco llevaba la viruela a bordo, saltó de su mesa, bajó corriendo las escaleras y cruzó la calle hasta el dique, donde blandió dos pistolas, advirtiéndole al capitán que no se detuviera.

En Deadwood, Dakota del Sur, se dijo que fue amiga de Calamity Jane y que intentó enseñarle trucos para jugar al póker.  En 1877, un periodista de esa ciudad escribió sobre ella: “Un personaje que atrae la atención de todos los extraños es «Madame Moustache», una pequeña y gordita señorita francesa de unos cuarenta años, pero espléndidamente conservada. Su nombre, el único por el que es conocida, deriva de una delicada tira de cabello negro en el labio superior. Ella  dirige su propia mesa de juego y es bastante popular entre los muchachos, quienes la tratan con un marcado respeto. Tiene ojos negros brillantes y una voz musical, y hay algo atractivo en ella cuando levanta la vista con una pequeña sonrisa y dice: ‘¿Jugarás, M’sieur?’. Nadie conoce su historia . Se dice que es muy rica».

Se trasladó a Arizona durante el esplendor de Tombstone. Para entonces, su belleza se había desvanecido, pero todavía conservaba energías. Creó un burdel con éxito. Como ya no tenía el poder de seducción de años atrás, resolvió reclutar a hermosas jóvenes para trabajar en su «casa». Para promocionarlas, y para indignación de las mujeres «decentes»,  vestía a sus chicas con sus mejores galas, contrataba un costoso carruaje y las paseaba a plena luz del día. Mientras tanto, fumaba cigarrillos largos y asentía con la cabeza para reconocer las reverencias corteses de los hombres con los que tropezaban. 

La última parada de Eleanore fue Bodie, California, donde trabajó como repartidora de cartas en su propia mesa, en el Magnolia Saloon. Aunque los años de vagar por los campamentos mineros le habían pasado factura, su llegada a Bodie en mayo de 1878 fue descrita por un reportero de la siguiente forma:

“Madame Moustache, cuyo verdadero nombre es Eleanore, se ha establecido por un tiempo en Bodie, luego de su antigua vocación de jugar al veintiuno, al faro, etc.  Probablemente ninguna mujer en la costa sea más conocida. . . . Parece tan joven como siempre, y aquellos que la conocieron hace tantos años la reconocerían instantáneamente ahora ”.

Aproximadamente un año después de su llegada, una noche, cuando la banca se estaba agotando, pidió prestados $ 300 a un amigo para mantener la mesa abierta. No tuvo suerte y después de unas horas quebró la banca. Angustiada, se fue hacia las afueras de la ciudad, donde fue encontrada sin vida el 8 de septiembre de 1879, aparentemente por una sobredosis de vino y morfina…  Y junto a ella, una nota que decía : » estaba cansada de la vida». 

Eleanor, que durante más de tres décadas se ganó la vida como respetable jugadora de cartas y propietaria de salas de juego y burdeles,  murió en la indigencia.

Al dia siguiente, The Bodie Morning News informaba de su muerte:

«Un suicidio: ayer por la mañana, un pastor de ovejas descubrió el cadáver de una mujer que yacía a unos cien metros de la carretera de Bridgeport, a una milla de la ciudad. Su cabeza descansaba sobre una piedra, y la apariencia del cuerpo indicaba que la muerte era el resultado de causas naturales.  La fallecida se llamaba Eleanor Dumont, y fue reconocida como la mujer que había participado en un juego de veintiuno en el Salón Magnolia. Su muerte se produjo por una sobredosis de morfina. Una botella vacía que tenía el olor peculiar de esa droga, se encontró al lado del cuerpo. . . .

La historia relacionada con el desafortunado suicidio no es más que una repetición de la de muchos otros que han seguido la vida de un jugador . A las mujeres de buen corazón de la ciudad debemos alabar su amabilidad acostumbrada en hacer todo lo que esté a su alcance para preparar el cuerpo de la desafortunada mujer para el entierro».

Los lugareños recaudaron suficiente dinero como para proporcionarle a Eleanore un entierro adecuado, que fue descrito por George A. Montrose, abogado y ex editor del Bridgeport Chronicle-Union:

“Tenía la reputación de ser honesta en sus tratos y siempre pagar sus deudas. Ante esto, se enorgullecía, y ¡ay de cualquiera que afirmara que no jugaba limpio! … Se dice que de los cientos de funerales celebrados en el campamento minero, el de «Madame Moustache» fue el más grande. Los jugadores del lugar la enterraron con todos los honores, y trajeron carruajes desde Carson City, Nevada, a una distancia de 120 millas, especialmente para ser utilizados en el cortejo fúnebre ”.

Aunque se sabe que su tumba se encuentra en el cementerio de Bodie, en las afueras de Bodie, su ubicación nunca se ha podido encontrar.

Bodie-California
HISTORIAS DE BODIE … 

En 1879,  el Nevada Tribune publicó el lamento de una niña de 3 años que vivía en San José, California, al enterarse de que su familia se preparaba para viajar al poblado minero en busca de fortuna : “Adiós, Señor, nos vamos a Bodie”…  Al escuchar esto, el Bodie Standard respondió algo así : “ … Y no podemos sorprendernos de que incluso un niño de tres años quisiera decir adiós, cuando pensó que tenía la oportunidad de salir de ese lugar detestable (San José ) para venir a Bodie”.

El diario Tybo Sun contó que un minero de Bodie nunca peleaba dos veces con la misma persona: lo mataba a la primera. Y después se lo comía. El Gold Hill News se preguntó por qué un hombre no podía ir a Bodie sin tener que pelearse. 

El Bodie Standard no tardó en responder con cierta burla : «La verdad, no lo sabemos. Debe de ser la altitud. En Bodie hay algún tipo de fuerza irresistible que nos empuja a dispararnos y a trocearnos mutuamente. En la calle Mayor oímos tiroteos a todas horas. Un hombre no puede salir a cenar sin que le hagan tres agujeros de bala en el sombrero o sin que un desesperado le corte sus partes innombrables con un cuchillo. Sí, es triste, pero es verdad: todos los que vengan a Bodie deben luchar».

Por aquel entonces, el reverendo F.R. Warrington ya había escrito en una carta que Bodie era “un mar de pecado, sacudido por tempestades de lujuria y pasión”.

    Declive y abandono

    Ninguna mina dura toda la vida . El declive de Bodie empezó en 1882, cuando estas se agotaron.

    Con la bancarrota de las compañías mineras, la población empezó a emigrar hacia otros lugares más prósperos y en cinco años la población se redujo a 1500 personas. A pesar de todo, dos empresas se unieron para continuar operando en los yacimientos, que instalaron el uso de la electricidad como fuente de energía barata.

    La minería se hizo rentable de nuevo, aunque sólo fue espejismo. A finales de siglo, la ciudad sufrió varios incendios que destruyeron casas y negocios.

    En 1910 se censaron tan solo 698 personas en la ciudad.

    Hacia 1915, el empresario James Stuart Cain, que siempre creyó en reactivar la economía de Bodie, además de administrar una de las minas, abrió un rentable negocio de transporte de madera a través del lago Mono.

    En 1932, otro incendio arrasó el 90% de la ciudad. La pequeña parte que quedó en pie sobrevivió a la Gran Depresión, pero las minas rendían ya muy poco. La última de ellas cerró poco después de la Segunda Guerra Mundial y los pocos habitantes que quedaron abandonaron el pueblo o murieron.

    Bodie pasó a convertirse en un pueblo fantasma. 

    La familia del último gran empresario de Bodie, James S. Cain, contrató vigilantes para  proteger la ciudad de saqueadores y vándalos. Sus descendientes Cain vendieron la ciudad a la California State Parks en 1962 para preservar los edificios y bienes históricos.  

    En ese mismo año fue declarada Monumento Histórico Nacional

    Booking.com

    Bodie hoy

    Lo que queda de aquella ciudad próspera que una vez tuvo alrededor de 9.000 habitantes es el Bodie State Historic Park , una ciudad deliberadamente desatendida que existe tal cual como lo dejaron sus últimos residentes.

    Un museo al aire libre que nos deja imágenes impagables de una época en la que un duro trabajo y un poco de suerte podían ser recompensados con enormes riquezas…

    Bodie-California
    Interior de la vieja casa de Tom Miller, donde vivió en 1900 con su esposa, Jessie, y sus dos hijos. En la pared, hay un cuadro con las diferentes épocas de Bodie.

    BODIE, UN MUSEO AL AIRE LIBRE

    A pesar de que el pueblo se encuentra un poco retirado, recibe unos 200.000 visitantes anuales que acuden a Bodie para contemplar uno de los pueblos mineros abandonados mejor conservados del país. Una ciudad congelada en el tiempo formada por unos 200 edificios que sobreviven tal cual estaban en 1962, cuando fue designado como Sitio Histórico Nacional y un Parque Histórico Estatal.

    A partir de entonces, los restos de Bodie se han conservado en un estado de «decadencia arrestada». Esto significa que, en un intento de conservar el aspecto envejecido y desgastado de 1880, los edificios, techos, ventanas o cimientos se reparan y estabilizan, no se restauran. 

    BODIE ES EL PUEBLO FANTASMA SIN RESTAURAR MÁS GRANDE Y MEJOR CONSERVADO DEL OESTE

    Bodie-California

    La iglesia metodista, construida en 1882, es la única que queda en pie en Bodie. .

    Mapa de Bodie State Historic Park.

    LA VISITA

    La carretera llega hasta Bodie agonizando por pendientes en las que apenas crece algo de vegetación a los lados. Allí, en una llanura en medio de la nada,  aparecen un centenar largo de casas de madera de aspecto delicado. 

    Antes de llegar al pueblo, hay una pequeña taquilla donde hay que pagar los 8$ que cuesta la entrada (visitas guiadas al margen) que dan derecho a pasear sus calles abandonadas y cotillear a través de puertas y ventanas los platos de la última comida que se sirvió en una vivienda, el escaparate de algún comercio o lo que quedó del último día de colegio. Eso sí, con todo con un poco de polvo.

    Todo parece muy frágil : paredes torcidas, cristales a medio romper,  porches destartalados. Es como si los residentes hubieran abandonado su casa y sus pertenencias deprisa y corriendo para no volver nunca más. Y en cierto modo fue así.  

    En realidad no hay mucha gente,  así que la visita es muy tranquila.  No hay tiroteos falsos en la calle principal ni espectáculos adulterados en el salón.  El silencio cuadra perfectamente con el abandono del pueblo. Me pregunto cómo debe ser pasear por estas calles en  invierno, cuando ni los turistas se acercan hasta aquí.  

    Todas las casas están numeradas y sólo tendrás que seguir el mapa con la ubicación de los sitios de interés. Algunos se nombran según su utilidad en el pasado y otros según las familias que vivieron allí. Cada uno de ellos esconde un pedacito de historia. 

    Bodie-California
    Bodie-California

    6. JAMES STUART CAIN HOUSE.  James S. Cain llegó a Bodie en 1879 con 25 años, donde prosperó como banquero. En 1915, compró la la Standard Mining Company y abrió un negocio de transporte de madera a través del lago Mono. Por aquel entonces, ya se había convertido en el principal propietario de la ciudad. Siempre creyó que las minas de Bodie volverían a prosperar.  Hay una interesante colección de botellas a través del ventanal. 

    Bodie-California

    17. FIREHOUSE. Las compañías voluntarias de extinción de incendios combatieron varios incendios a lo largo de los años, especialmente en 1892 y 1932. El de 1892 comenzó en North Main Street en un restaurante y arrasó alrededor de 60 edificios.  La falta de agua frustró a los que lucharon contra el incendio de 1932. El mantenimiento defectuoso del depósito de agua, llevó a rocas y escombros a obstruir las tuberías.

    Bodie-California

    3. DAVID VICTOR CAIN HOUSE. Construida en 1873, esta fue la casa de D.V. Cain, hijo de James S. Cain. En 1904 se casó con Ella M. Cody, una profesora que más tarde fundaría el Museo de Bodie. 

     

    Bodie-California

    10 i 11. HOTEL DeCHAMBEAU  e  I.O.O.F. HALL.

    El Hotel Dechambeau (izquierda) fue en sus inicios, en 1879, una oficina postal. Más adelante se reconvirtió en  hotel y,  finalmente, en el «Bodie Cafe», uno de los últimos negocios en la ciudad.

    La I.O.O.F. (derecha) fue una de las muchas sociedades fraternales en Bodie. Se transformó en el  Bodie Athletic Club, una especie de gimnasio.

    Bodie-California

    13. SWASEY (SWAZEY) HOTEL 

    Horace F. Swasey fue un ranchero de Nevada que compró este hotel de dos pisos en 1894. El edificio también funcionó como tienda de ropa y  casino.

    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California

    20. SCHOOLHOUSE. Interiores de la escuela. Originalmente fue una casa de hospedaje. Se convirtió en una escuela después de que la primera escuela fuera incendiada, supuestamente, por un delincuente juvenil. En 1879-1880 alcanzó el máximo 615 de matriculaciones. Finalmente cerró en 1942. 

    Bodie-California

    27. STANDARD CONSOLIDATED MINING COMPANY´S STAMP MILL. La Standard Mill  fue la más exitosa de las 30 compañías mineras que operaron en Bodie, produciendo más de $18 millones en 38 años. Se llamó originalmente Bunker Hill cuando se registró por primera vez en 1861 y fue renombrada Standard en 1877.  Actualmente es la mina mejor conservada de California.

    La mina original fue destruida por un incendio en 1898. Y es que estaba construida principalmente en madera.  En pleno invierno, a casi 2.700 metros de altura y con varios metros de nieve, se reconstruyó, y el 1 de febrero de 1899, solo unos meses después, se reabrió la Standard Mill, esta vez en madera recubierta de láminas de acero. 

    En 1893, el superintendente Thomas Leggett trajo electricidad para alimentar la mina desde una planta hidroeléctrica a unas 20 kilómetros de distancia. Fue una de las primeras transmisiones de corriente alterna de larga distancia en los Estados Unidos.

    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California

    18. WHEATON & LUHRS BUILDING. George H. Weaton y Nicholas C. Luhrs construyeron aquí una tienda en 1880.  A finales de la década de 1920, el edificio se convirtió en un hotel.

    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California

    INFORMACIÓN PRÁCTICA

    LA STANDARD MILL es la mina mejor conservada de California y la mayoría de sus instalaciones todavía están intactas. Aún así, sus edificios y  áreas circundantes no son seguras, así que el acceso solo se puede hacer mediante una visita guiada (de pago) durante los meses de verano. Para obtener información sobre el recorrido, horarios y precios hay que pasarse por el Museo de Bodie que, además de vender paseos turísticos a las antiguas minas, también recrea la historia de Bodie a través de objetos y utensilios diversos . 

    Hay un límite en la cantidad de personas por recorrido. Y recorridos se hacen unos pocos por día, así que si piensas hacerlo, asegúrate de que el Museo sea tu primera parada cuando llegues a la ciudad, ya que las entradas se agotan. 

    No hay camping, hoteles, gasolineras ni tiendas en el pueblo ni en la carretera que conduce hasta él. 

    El museo / centro de visitantes está abierto desde mediados de mayo hasta mediados de octubre.

    El parque y el horario del museo puede variar estacionalmente dependiendo del clima, así que confirma que esté abierto antes de ir.

    TODO en Bodie está protegido. Nada puede ser recogido o retirado del parque. 

    NO está permitido el paso de vehículos más allá de la zona de aparcamiento. 

    Los perros pueden entrar pero tienen que estar atados en todo momento.  

    MÁS IMÁGENES DE BODIE

    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California
    Bodie-California

    Dicen que sólo los fantasmas del pasado residen en Bodie. Cierto o no, el pueblo es una joya, así que si tienes ocasión no dejes de visitarlo.

    Nunca se sabe, puede que hasta tropieces con alguna alma errante.

    Si te gusta pasear por pueblos fantasma, puedes visitar Calico Ghost Town, también en California. No es tan auténtico como Bodie pero es agradable para pasar unas horas. 

    ¿Te ha gustado lo que has leído? Aquí puedes dejar tu comentario, duda o propuesta. Un abrazo.

    Xavi

     

    Share This