Boston 

 

BOSTON, de paseo por la ciudad más histórica de Estados Unidos

Boston tiene el tamaño de una ciudad grande pero no desmesurada, con un centro histórico relativamente pequeño y fácilmente abarcable a pie a través del mayor atractivo turístico de la ciudad,  el  Freedom Trail , que permite conocer a fondo el legado histórico de la ciudad como si de un juego se tratara.

No es el único, por supuesto: la capital de Nueva Inglaterra es una ciudad fascinante y llena de encantadores rincones por descubrir.

En este artículo conocerás los barrios históricos que albergaron a los primeros patriotas estadounidenses y recibieron a generaciones de inmigrantes, vas a callejear por un barrio exclusivo como Back Bay y te dejarás seducir por el encanto añejo de  Beacon Hill, de elegantes edificios de ladrillo rojo y farolas de gas que iluminan hermosas calles empedradas. 

Si te gustan los espacios verdes, descubrirás que, cuando acaba el invierno, las temperaturas se suavizan y llegan los días soleados, Boston tiene uno de los parques públicos más bonitos del mundo, el Public Garden,  que junto a su encantador vecino forman el pulmón verde del centro de la ciudad. 

Y si eres de correr, pero no te atreves con la maratón, te alegrará saber que hay un recorrido alucinante a orillas del rio Charles.

Boston también tiene otros importantes reclamos para atraer a visitantes de todo el mundo, ya que cuenta con prestigiosas universidades como la de Harvard o el MIT, eventos deportivos como la Boston Marathon, la más antigua y más importante de todas las maratones en el mundo, o equipos de leyenda como los Boston Celtics, los Red Sox o los New England Patriots.

Ah, y no te olvides que tienes que hacer una parada en aquel televisivo restaurante “donde todos conocen tu nombre”…

Sigue leyendo porque esto es sólo el principio. Aquí vas a encontrar las mejores experiencias para enamorarte de Boston, además de rutas, fotos y consejos para que disfrutes al máximo de tu visita a una de las ciudades más bonitas de Estados Unidos.

Y es que Boston tiene algo para cada uno de nosotros. No te lo pierdas!

El estanque del Public Garden, en verano

Pasearse por Boston es recorrer una parte decisiva de la historia de Estados Unidos, así que desde aquí te animamos a repasar con nosotros La Revolución Americana y a seguir el Freedom Trail, la senda de los adoquines de color rojo que te llevará fácilmente por los lugares más trascendentales del pasado revolucionario de la ciudad.

No te cortes porque le sacarás mucho más partido a tu visita.

Mientras tanto, aquí te dejamos un resumen muy breve de algunos de los acontecimientos que marcaron para siempre la historia de Boston.

Y el sumario nos remonta hasta la bahía de Cape Cod en 1620, cuando un grupo de puritanos ingleses, que emigraron a América en busca de libertad religiosa, fundaron Plymouth.

Diez años más tarde, John Winthrop guió a los Peregrinos hasta la península Shawmut donde fundaron Boston.

La ciudad fue creciendo en parte gracias a su próspera actividad portuaria, convirtiéndose en la colonia británica más grande en América del Norte hasta mediados del siglo XVIII.

Boston fue el lugar donde nació la revolución por la independencia de Estados Unidos

El progresivo aumento de las tensiones entre colonos y las fuerzas británicas precipitaron la MASACRE DE BOSTON en 1770 y el MOTÍN DEL TÉ en 1773, que tuvieron como consecuencia el fin del autogobierno de Massachusetts y el sometimiento a un estado de sitio.

La moraleja está en que lo que debería haber servido como ejemplo y advertencia para las demás colonias, no generó más que indignación y solidaridad hacia la ciudad de Boston : lo que pasaba allí, podría pasar en las demás colonias.

Cuando las fuerzas británicas intentaron incautar los suministros militares de las colonias en las afueras de la ciudad en 1775, la milicia colonial impuso resistencia y detuvo a los británicos.

HABÍA COMENZADO LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA.

Orgullosa de su papel fundamental en la Revolución Americana, este pasado lo complementa con un próspero presente y, hoy en dia, además de ser el centro financiero, comercial y político de Nueva Inglaterra, Boston es una ciudad de barrios elegantes, rica en naturaleza y zonas verdes, y todo un referente en educación e innovación.

Antes de la colonización europea, el área de Boston se encontraba habitada por los massachusett, una tribu algonquina.

Los Padres Peregrinos partieron del puerto de Plymouth (Inglaterra) a bordo del Mayflower, el 15 de agosto de 1620… Su intención era llegar a la colonia de Jamestown , pero un temporal se los llevó 800 km más al norte, hasta el Cabo Cod, donde llegaron el 9 de noviembre… Allí fundaron Plymouth…  

La colonia de Plymouth fue la segunda colonia inglesa de lo que luego sería Estados Unidos. La primera fue la de Jamestown, en Virginia, fundada en 1607.

Seguro de viaje Mondo, con cobertura COVID-19. 

No te tiene por qué pasar nada, pero tienes que saber que las facturas médicas en los Estados Unidos, incluso por el accidente más leve, pueden ser astronómicas, así que es muy recomendable contratar un seguro de viaje que, además, de cubrir eventualidades tipo retraso o pérdida de equipaje, cancelación de vuelos…, incluya una amplia cobertura médica. Aunque sólo sea para viajar tranquilo.

Mondo es una compañía especializada en seguros de viajes que te ofrece, al mejor precio, las coberturas que mejor se adaptan a tus necesidades y al tipo de viaje que tienes planificado.

QUÉ VISITAR EN BOSTON

Boston es una ciudad muy abarcable a pie y fácil de ver en un par de días si se sigue un orden más o menos razonable. Las actividades que te proponemos a continuación son las experiencias imperdibles, pero hay mucho más que tendrás que descubrir por ti mismo a medida que vayas conociendo la ciudad.  

El Freedom Trail

La manera más fácil de empezar a descubrir la ciudad es seguir el Freedom Trail.

El Sendero de la Libertad, un recorrido turístico de 4km  que permite recorrer, a través de un recorrido turístico de 4 km, 16 puntos de interés relacionados con la historia de Boston y la Revolución Americana.

 El Faneuil Hall Marketplace

Si sólo dispusieras de un par de horas para estar en Boston, quizás las deberías invertir en este fabuloso centro comercial abierto. Un sitio perfecto para pasear, disfrutar de espectáculos callejeros, comprar en algunas de las muchas tiendas que hay a lo largo de Market St. o comer  algo en cualquiera de los restaurantes del Quincy Market. 

El edificio principal del Marketplace lleva el nombre de su patrocinador, el adinerado comerciante bostoniano Peter Faneuil y  fue construido entre 1740 y 1742 al estilo de un mercado campesino inglés, con un piso abierto al nivel del suelo y un cuarto de asambleas en el nivel superior.

Más adelante se fue ampliando y rediseñando hasta lo que es hoy, un magnífico edificio histórico de tres plantas que acoge, en su planta baja,  un interesante surtido de puestos de productos relacionados con Boston y la Revolución Americana.

La utilidad del hall de la segunda planta no ha cambiado con los años : durante la revolución americana fue sede de las protestas, reuniones y discursos que acabaron por tensar la cuerda de la convivencia entre ingleses y colonos. De ahí que reciba el sobrenombre de la Cuna de la Libertad.

Abolicionistas, mujeres sufragistas y sindicalistas también han realizado aquí sus protestas, reuniones o debates. 

Una veleta con la figura de un saltamontes corona la cúpula del Faneuil Hall (si amplias la primera imagen por la izquierda la verás en lo más alto del edificio).

Gus, que es el nombre del saltamontes,  fue elegido como signo de prosperidad y actualmente es uno de los símbolos de la ciudad. 

South Market Street

North Market Street

El Marketplace se completa con tres edificios alargados de granito : NORTH  y SOUTH MARKET, que funcionan como centro comercial exterior y el genial QUINCY MARKET, la galería gastronómica más famosa de Boston, a la que hay que ir para alegrarse el estómago en cualquiera de sus variopintos puestos de comida, tomar algo en alguna de sus terrazas o cotillear en  la pequeñas tiendecillas de la planta baja.

En el Quincy Market se pueden degustar platos de todo el mundo, entre ellos, el bostoniano lobster roll, un Sandwich de langosta que se sirve en pan blandito. Parece una aberración, pero la verdad es que está bueno.

Tarjeta turística GO BOSTON CARD + Guía descargable. 

Visita todo lo que puedas de Boston con la tarjeta turística Go Boston Card. Tú decides si quieres que dure 1, 2, 3, 5, o 7 días. Una vez comprada, la tarjeta se puede descargar inmediatamente en tu móvil o imprimirla en casa. Después, puedes presentarla en cualquiera de las más de 50 atracciones y tours. ¿Quieres visitar campo de béisbol de Fenway Park o recorrer Harvard a pie? Simplemente ve allí y enseña tu tarjeta. Es fácil y práctico.

Beacon Hill

El barrio histórico más famoso de Boston, parece haberse detenido en el tiempo.

Y es que este vecindario sigue manteniendo el encanto y la elegancia que tuvo en el siglo XIX, con preciosos edificios con vistas al parque y pintorescas calles adoquinadas que continúan iluminándose con farolillos de gas. 

Charles St., con sus boutiques chics y sus tiendas de antigüedades, es la calle comercial. A partir de aquí, tienes que subir por cualquiera de las callejuelas que la cruzan, y no dejar de ver Louisburg Square y, sobre todo, Acorn St., una de las primeras calles adoquinadas de la ciudad. 

No te la pierdas porque es uno de los tesoros de Boston.

Otro punto de interés es la Massachusetts State House, el capitolio de Massachusetts que corona el barrio con su cúpula dorada.

La visita la puedes completar con una parada en Cheers, el original, que está en el 84 deBeacon St., una bellísima calle repleta de edificios históricos con vistas al «Common» y al Public Garden.  

Cheers. Fundado en 1969 como Bull & Finch Pub, Cheers Beacon Hill se convirtió en la inspiración para el escenario de la mítica serie de televisión.

Si tienes oportunidad, no dejes de entrar y hacerte con unos nachos o una hamburguesa con el nombre de alguno de los protagonistas de la serie. 

Por dentro, el local no es el de la serie, que se rodó en un decorado… Aun así, el sitio es agradable y espacioso.

Las vistas desde el  Longfellow Bridge

El Longfellow Bridge conecta las ciudades de Boston y Cambridge, al otro lado del río Charles. Se le conoce también como el  puente de la sal y la pimienta,  por las formas de sus torres centrales.

Pero lo que te va a interesar a ti no serán sus formas, sino las preciosas vistas sobre Back Bay y la ribera del río Charles. 

El puente se llama así por un poema de 1845 de Henry Wadsworth Longellow, el mismo que llevó a la fama a Paul Revere tras escribir  «Paul Revere´s Ride» 

BackBay

Back Bay es otro de los barrios que merece la pena conocer a fondo. Es un barrio tranquilo y sofisticado salpicado de casitas marrones de estilo victoriano y refinadas avenidas. 

Aquí, hasta las fachadas envejecen con elegancia.

Newbury St. es el gran boulevard de Back Bay, donde encontrarás los cafés y escaparates más modernos de Boston. Copley Square, además de acoger el final de la Maratón de Boston, es el hogar de una de las iglesias más importantes del país, la Trinity Church y de la Boston Public Library, la primera biblioteca pública de EE.UU.

Y aquí mismo, la John Hancock Tower domina el cielo de Nueva Inglaterra con sus 60 plantas y 241 metros de altura.

Por último, no te olvides visitar el Prudential Center, el moderno centro comercial situado a los pies de la Prudential Tower.

La Prudencial Tower y el Skywalk Observatory

Si eres de disfrutar de la fotografía,  quedarás encantado del único punto de observación en altura de la ciudad, el Skywalk Observatory. Desde este formidable mirador, siuado en la planta 50 de la Prudential Tower, se aprecian unas espectaculares vistas en 360º.

El precio oscila entre los 21$ para los adultos y los 15$ para los niños entre 3 y 12 años. 

Una opción más económica es subir un piso más arriba, donde está la cafetería, y apreciar las vistas mientras tomas un refresco. De esta manera no tienes que pasar por taquilla. Con abonar la consumición es suficiente.

Como siempre que se sube a estos miradores, la mejor hora es la que trae el atardecer, cuando el sol está muy bajo y se refleja en las ventanas de los edificios.

El Boston Common y el Public Garden

El Boston Common (1634) y el Boston Public Garden (1837) son dos parques céntricos que están separados tan sólo por una calle, Charles Street.  Juntos, forman un enorme pulmón verde que funciona como retiro de Bostonianos y destino popular para turistas.

Si quieres, este es un buen sitio para que empieces tu visita a la ciudad. Está en medio de casi todo y, además, es el punto de inicio del Freedom Trail.

El Common es el parque público más antiguo de los Estados Unidos. Entre otras cosas, ha sido utilizado como espacio común para el pastoreo, terreno para prácticas militares o  escenario de ejecuciones públicas.

A principios del s.XIX se nivelaron sus alturas y se prohibió el pasto de las vacas. Se agregaron árboles, fuentes y estatuas hasta dejarlo en un espacio verde similar a lo que conocemos hoy : un parque público de uso recreacional que incluye un campo de beisbol, pistas de tenis, un área de juegos para niños y el Frog Pond,  una enorme piscina para niños en verano que se convierte en una pista de patinaje en invierno.

Las primeras impresiones cuentan. Si eres de los que piensan así, tu primera parada en Boston es el Public Garden. Y es que en este coqueto parque botánico, el más antiguo del país, contiene rincones memorables. 

El Granary Burying Ground

Unos cuantos personajes ilustres descansan en este histórico y pintoresco cementerio, que data del año 1660. Notables patriotas como Samuel Adams, Robert Treat Pain y John Hancock ( 3 de los 56 firmantes de la Declaración de Independencia en 1.776 ) descansan aquí. Junto a ellos, la lápida que recuerda a las 5 víctimas de la Masacre de Boston y al pequeño Christopher Seider, la primera ( e ignorada ) víctima de la Revolución.

Pero quizá, la que más llame la atención, precisamente, por lo desapercibida que pasa, es la pequeña lápida que honra a Paul Revere, protagonista de la legendaria cabalgada. 

Todos ellos estan enterrados aquí, en el Granary, que recibe el nombre del granero que estuvo en el lugar que hoy ocupa la iglesia con la que comparte el terreno. 

El obelisco central marca la tumba de los padres de uno de los más queridos y recordados padres fundadores de los Estados Unidos : Benjamin Franklin. 

En un principio, el Granary formaba parte del Boston Common, con el que compartía el pastoreo del ganado. Durante la época victoriana se reorganizaron las lápidas en filas ordenadas para dar paso a una innovación de la época : el cortador de césped.

A la práctica, eso significa que las lápidas ya no están sobre los cuerpos a los que pertenecen.

Benjamin Franklin destacó como el inventor de una serie de utensilios que mejoraron la vida de sus contemporáneos. Entre ellos, el para-rayos, las lentes bifocales, el cuentakilómetros o las aletas de nadador.

La tumba de Paul Revere.

En una de las esquinas delanteras se conmemora a Samuel Adams, otro de los héroes revolucionarios.

A su lado, la lápida que rinde homenaje a las cinco víctimas de la Matanza de Boston y a Christopher Seider. El pequeño tenía sólo 11 años cuando fue asesinado a tiros por el lealista Ebenezer Richardson en Boston el 22 de febrero de 1770.

La lápida, que no es la original, fue colocada por los Hijos de la Revolución Americana en 1906. Se agregó el nombre de “Christopher Snider” a las 5 víctimas de la masacre de Boston. “Snider” es una variación del nombre real que no se corresponde a ninguno de los registros familiares. Y no es el único error. La edad real de fallecimiento fue de 11 años, no 12, como reza en la lápida. .

Christopher Seider ha sido llamado el Primer Mártir de la Revolución Americana, aunque la mayoría de los estadounidenses han olvidado su nombre.

Un paseo por la zona del puerto

Desde el Faneuil Hall puedes empezar un paseo agradable y tranquilo junto al mar.

Y es que a pocos pasos está el Christopher Columbus Park, perfecto para descansar, recrearse con las vistas o hacer un picnic. El parque cuenta con un jardín de rosas en memoria de Rose Fitzerald Kennedy, que nació cerca de aquí, y de aquellas madres que perdieron a sus hijos durante la Segunda Guerra Mundial. 

A partir de aquí, el recorrido combina zonas ajardinadas, restaurantes, museos, apartamentos de lujo y buenas vistas.

La intuición te arrastrará hasta Long Wharf, que es un embarcadero desde donde salen los ferris para ver ballenas u otras excursiones.

Este mismo paseo te llevará al New England Aquarium, una de las atracciones estrella de la Ciudad.

Muy cerca de aquí está la Ring Fountain, cuyas 64 boquillas disparan simpáticos círculos de agua desde el suelo. La fuente, que funciona entre mayo y octubre,  es perfecta para refrescar a los más pequeños durante los calurosos días de verano. 

Un poco más adelante, junto al agua, puedes pasar por Rowes Wharf, donde hay espectaculares pisos con embarcaderos en la puerta de casa.

Ahora te tocará cruzar el Ford Point Channel. Lo puedes hacer por Seaport Blvd, para ver de cerca el viejo Northern Avenue Bridge (1908) o por el puente de Congress St., para visitar el Boston Tea Party Ships & Museum o el Children´s Museum.

Si te entra hambre, a ambos lados del Puente de Seaport Blvd hay dos restaurantes muy agradables para descubrir el bocadillo de langosta. Tanto el James Hook & Co como el The Barking Grab son buenas opciones para hacer una parada para descansar y reponer fuerzas.

Atravesando el canal entramos en Seaport district, un barrio en pleno desarrollo, sede de Startups y espacios para el talento creativo.  El distrito se ha desarrollado como atractivo turístico, con restaurantes, un museo de arte contemporáneo, numerosas tiendas y el Fan Pier Park.

Algunas de las mejores estampas del downtown están en este agradable parque a orillas del mar. ¡No te las pierdas!

Las universidades : Harvard y el MIT

Otra de las actividades que puedes hacer en Boston es visitar dos de las más prestigiosas instituciones académicas del mundo: la Universidad de Harvard y el Massachusetts Institute of Technology (MIT) que, estrictamente, están situadas en la localidad de Cambridge, al otro lado del río Charles.

El Campus de Harvard es de fácil acceso en metro. Harvard Square, la plaza que da nombre a la estación, está dotada de bares, tiendas y, sobre todo, de un animado ambiente universitario. 

Pese al continuo deambular de turistas y lumbreras, el Campus es un remanso de paz.

El edificio principal es el University Hall, al frente del cual está la estatua de John Harvard, el primer benefactor de la academia. Dicen que tocar su pie izquierdo te da buena suerte, aunque corre el rumor que algún estudiante ha utilizado a John como urinario. Tú mismo.

Al MIT se puede ir tranquilamente a pie desde el centro de Boston. Sus edificios son todo un referente de la arquitectura contemporánea y vale la pena darse un paseo por el campus.

( Otro de los alicientes de la visita al MIT es la excelente vista panorámica desde el paseo que sigue el curso del rio… )

El edificio principal del MIT a orillas del río Charles, en pleno invierno…

Una buena forma de conocer lo que se cuece en el campus y no se cuenta en las guías a través de un estudiante-guía. Hazte con los servicios de uno de ellos si quieres conocer las anécdotas y los secretos más inconfesables de estas dos reputadas universidades.  

El Boston Duck

Una forma divertida de pasearse por Boston es hacerlo a bordo del Boston Duck, un vehículo híbrido que tanto puede ir por tierra como por agua. Se trata de réplicas de vehículos anfibios como los que intervinieron en el desembarco de Normandía  durante la Segunda Guerra Mundial.

Con ellos recorrerás por tierra todos los lugares históricos y emblemáticos de la ciudad mientras el guía te va dando información.

Llegado el momento, y como si de un barco se tratase, el autobús se sumerge en el río Charles para obtener unes vistas impresionantes sobre el horizonte de Boston .

Más información Sobre Boston Duck Tours : https://www.bostonducktours.com/

Hasta aquí algunos de los imperdibles de Boston. Por supuesto,  hay muchísimas más cosas que ver o hacer. Si eres de cerveza, por ejemplo, no dejes de peregrinar a la fábrica de cerveza Samuel Adams. Si te gustan los deportes,  tienes un par de santuarios en el Boston Garden y Fenway Park. Cape Cod está muy cerca si quieres ver playas y pueblos costeros. Hay excursiones para ver ballenas o pueblos cercanos como Salem…

En fin, mucho por ver.

Share This