La Estatua de la Libertad y Ellis Island

La Estatua de la Libertad y Ellis Island  

 

Probablemente no exista otro monumento en el mundo tan célebre y simbólico como la ESTATUA DE LA LIBERTAD. Esta gigantesca escultura, antorcha en mano, ha sido durante décadas, la primera imagen del Nuevo Mundo para millones de inmigrantes que asociaron su visión a la esperanza de una vida mejor en una tierra libre.

Si Lady Liberty es la gran metáfora sobre el inicio de una nueva vida, … la visita a ELLIS ISLAND es un potente recordatorio de que Estados Unidos es un territorio de inmigrantes… Y es que más de 12 millones de personas pasaron por sus instalaciones, la gran puerta de entrada de los inmigrantes en América.

La Estatua de la Libertad era la primera imagen que los antiguos emigrantes tenían al llegar a Nueva York. Para ellos, su visión significaba una doble alegría : el final de una larga y dolorosa travesía por el atlántico y el comienzo de una nueva vida en «la tierra de las posibilidades infinitas»… 

Aunque, hoy en día, lo más probable es que lo primero que veáis a vuestra llegada a Estados Unidos sea el aeropuerto, lo cierto es que ver a Lady Liberty sigue siendo un acontecimiento emocionante y difícil de olvidar.

LA EXCURSIÓN …  

Extraordinarias vistas sobre la ciudad, un magnífico viaje en ferry, la visita a la madre de todos los símbolos sobre esperanza y libertad,  y un emocionante tributo a los emigrantes que entraron a EE.UU por Ellis Island…  justifican sobradamente la larga cola en taquilla y la inversión de casi un día entero, que es lo que necesitaréis para no perderos detalle de esta soberbia excursión.

No dejaréis de sentiros emocionados.

Monument Valley

Monument Valley Guía para visitar uno de los parajes naturales más famosos de EE.UU Ninguna ruta por el oeste americano estaría completa sin una visita a Monument Valley. Con enormes colinas de arenisca, grandes mesetas y vistas panorámicas espectaculares, Monument...

Barstow / Calico Ghost Town

Visita a... Calico Ghost Town   A sólo 5 km de Barstow, California, se encuentra Calico Ghost Town un viejo pueblo minero ubicado en el Condado de San Bernardino, a unos 200 km al este de Los Angeles. Es otra de las poblaciones surgidas durante la fiebre del oro...

Oatman, AZ

el antiguo poblado minero en el que los asnos pasean a sus anchas...  Oatman, Az   Las vistas, los sonidos y los sabores de Estados Unidos cobran vida en este pequeño pueblo que combina historia, leyendas y excentricidad al que se llega sorteando las pendientes...

Bodie, el salvaje oeste a través de un pueblo fantasma de California

el salvaje oeste a través de un pueblo fantasma de california BodieEntre 1877 y 1882, este antiguo pueblo minero de mala reputación produjo más de 35 millones de dolares en oro y plata, llegando a contar con cerca de 9,000 residentes y más de 60 salones. Pero con el...

Big Sur y la Pacific Coast Highway

El big sur  y la... Pacific Coast Highway  La Pacific Coast Highway, o Highway 1,  recorre el litoral de California a través de acantilados y bonitas poblaciones de costeras... Entre pueblos bohemios y grandes ciudades, se puede disfrutar de playas ocultas, animales...

Un día en Bryce Canyon National Park

Un PASEO ENTRE HOODOOS Un día en Bryce Canyon A casi 2.800 metros de altura, Bryce Canyon es una suerte de decorado natural en el que se levantan montones de extrañas columnas de arenisca roja y naranja caprichosamente esculpidas por el viento, el hielo y las...

El Gran Cañon del Colorado ( South Rim )

El Gran Cañón del Colorado (South Rim)Durante millones de años, el Río Colorado, con la complicidad del viento, la lluvia y el hielo han ido puliendo una de las formaciones geológicas más espectaculares del mundo… : el Gran Cañon del Colorado. El South Rim, la ladera...

Death Valley

El infierno en la tierra Death Valley El valle de la muerte intimida con sólo pronunciar su nombre ...  Aquí está el lugar más profundo del Hemisferio Norte : Badwater, a 85.5 metros por debajo del nivel del mar, ... y rincones donde la sensación térmica supera...

Visita al Horseshoe Bend en Page, Arizona.

Visita al Horseshoe Bend Una de las etapas imprescindibles en cualquier ruta completa por la Costa Oeste es Page, una pequeña población del norte de Arizona, que no tendría demasiado interés turístico si no fuera porque acoge dos maravillas naturales que merecen una...

Guía para visitar Antelop Canyon

Antelope Canyon guía para visitar uno de los cañones de ranura más fotografiados del mundo Visitar el  Antelope Canyon es una experiencia inolvidable y una de las mejores cosas que hacer en Arizona... Cualquier ruta por la Costa Oeste tiene que pasar por  Page,  una...

Los billetes para el ferry se pueden comprar en las taquillas de Castle Clinton, en Battery Park, a través de la web oficial de Statue Cruises  o tenerlas incluidas si disponéis de un pase de atracciones. En cualquier caso, tenéis que pasar por Castle Clinton para canjear la entrada. 

El viaje incluye las visitas a la Isla de la Libertad y a la vecina Ellis Island.

Hay cuatro tipos de entradas en función del tipo de visita, con PRECIOS a partir de 19,25$ (2020): 

  • Entrada BÁSICA para visitar la Estatua de la Libertad, que comprende el ferry de ida y vuelta, la visita a la Isla de la Libertad con audio tour y la visita a la Isla de Ellis y al Museo de la Inmigración.

Los siguientes billetes hay que cogerlos con antelación porque las plazas son bastantes limitadas. El acceso a la Corona, sobre todo, está muy restringido y la única forma de visitarla es comprando la entrada con mucho tiempo de adelanto. 

  • Entrada para visitar el PEDESTAL, que incluye la Entrada básica + Acceso al Pedestal y al Museo de la Estatua de la Libertad. 
  • Entrada para visitar la CORONA, que incluye la Entrada para visitar el Pedestal + Acceso a la Corona.  
  • Entrada HARD HAT, que incluye la Entrada Básica (sin acceso al interior de la Estatua) + Tour guiado de 90m por el Hospital del Inmigrante de Ellis Island + Acceso a la exposición Unframed – Ellis Island.

SE EMBARCA POR ORDEN DE LLEGADA, ASÍ  QUE  PARA EVITAR LARGAS Y CALUROSAS COLAS EN TEMPORADA ALTA, ES BASTANTE RECOMENDABLE MADRUGAR Y LLEGAR PRONTO A  LAS TAQUILLAS. 

(aunque sólo sea para saberlo todo, tenéis que saber que durante los meses de verano, el ferry a Ellis Island desde el Liberty State Park de Nueva Jersey está menos concurrido). 

Las vistas desde el ferry son, sencillamente, espectaculares.

Booking.com

Lady Liberty  es Monumento Nacional de EEUU desde 1924 y desde 1984 es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Si bien el trayecto en ferry sólo dura 15 minutos, la excursión a la Estatua de la Libertad y Ellis Island ocupa todo un día, así que los que zarpen más allá de las 13.00 NO podrán visitar ambas islas.

«¿¡Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres,

Vuestras masas hacinadas anhelando respirar en libertad,

El desamparado desecho de vuestras rebosantes playas.

Enviadme a estos, los desamparados,

sacudidos por las tempestades a mí,

¡ Yo elevo mi faro después de la puerta dorada!» 

The New Colossus, Emma Lazarus (1883) . Estas palabras fueron escritas en el pedestal de la Estatua de la Libertad en 1903, más de 15 años después de la muerte de la autora. 

Primera parada : LA ISLA DE LA LIBERTAD   

Nada relaciona más a Nueva York con el mundo que la Estatua de la Libertad

Aunque la mayoría de la gente la conoce como tal, lo cierto es que este nombre no es más que un apodo: estrictamente, deberíamos hablar de LA LIBERTAD ILUMINANDO AL MUNDO  que es la denominación con la que fue concebida.

A pesar de no tener inicialmente una función específica, más allá de ejercer como figura alegórica de la amistad franco-estadounidense que es la idea original para la que fue creada, la historia concedería a Lady Liberty un papel mucho más determinante:

Para el agotado emigrante de principios del s.XX, el avistamiento de la Estatua de la Libertad equivalía al final de un penoso viaje hacia la tierra prometida.  De esa idea general nació un simbolismo aún más general: la estatua representa la libertad en sentido amplio, la libertad de los pueblos contra sus opresores.

La libertad rompiendo cadenas e iluminando al mundo con su antorcha.

La propia estatua está cargada de metáforas: por un lado, la antorcha ilumina al mundo, por otro, la tabla que sostiene está inscrita con “JULY IV MDCCLXXVI”, fecha de la Declaración de Independencia de Estados Unidos. 

Su cabeza sostiene una corona con siete picos que simbolizan los siete continentes (América del Norte, América del Sur, África, Asia, Europa, Oceanía, Antártida) y los siete mares (Pacífico Norte, Pacífico Sur, Atlántico Norte, Océano Índico, Océano Ártico, Océano Antártico) , mientras que las cadenas de debajo de su pie izquierdo representan la liberación de la opresión

Hasta su posición es simbólica: en la entrada al puerto de Nueva York, que fue la puerta de entrada a los Estados Unidos durante décadas. 

Finalmente, debéis saber que en la base hay una piedra hueca que contiene una copia de la declaración de independencia de los Estados Unidos, sellada el 5 de agosto de 1884 y un cofre que contiene varios objetos de los participantes en la inauguración del pedestal, en 1886.

Con tanto simbolismo, no es de extrañar que los norteamericanos hayan olvidado su origen francés y la hayan convertido en la imagen más representativa de los Estados Unidos.

Recorrido por el cuerpo del gigante.   

El breve paseo en ferry ofrece magníficas vistas sobre el horizonte de Manhattan, que se va alejando poco a poco, y de la enorme Estatua de la Libertad, que aparece sobre los muros de Fort Wood.

Al bajar del ferry, una vez se supera la avenida ajardinada y el centro de visitantes, se llega a la Estatua. Con la entrada básica, sólo se puede llegar hasta aquí, que no es poco, ya que el paseo es muy agradable y las fotos que vais a hacer van a ser espectaculares. 

Tras penetrar en el pedestal, puede visitarse el museo, que repasa la historia de la Estatua y los detalles de su construcción. 

Un ascensor que se coge en el vestíbulo lleva hasta lo más alto de la base, un balcón de cuatro vertientes que ofrece grandes vistas. 

Los más afortunados podrán subir, por una estrecha escalera de caracol, los empinados 354 escalones que conducen hasta la corona, con ventanas abiertas sobre el océano que recompensaran el esfuerzo con unas vistas increíbles sobre la ciudad y el puerto. 

Lady Liberty en datos.   

El monumento mide 46 metros de altura ( 93 metros, incluyendo su pedestal), pesa 225 toneladas y está cubierta por una capa de cobre de 2,38 milímetros de espesor que le da un reconocible color verde claro. El dedo índice que sostiene la antorcha mide 2,5 metros, las manos alcanzan los 5 metros y su brazo derecho tiene una longitud de 12,80 metros y una anchura de 3,6 metros. Su cabeza, desde el mentón al cráneo 5,2 metros. 

Lady Liberty  ¡No siempre ha sido verde!

La estatua de la Libertad está hecha de cobre, y el cobre, cuando se oxida, se vuelve verde. Durante sus primeros años de existencia, con las placas de cobre en buen estado, la estatua tenía el color rojo anaranjado del cobre. Con el paso del tiempo y la exposición a los elementos, ha ido adquiriendo su característico color verde. 

Tablilla de la estatua

La antorcha que ilumina al mundo fue cubierta con finas láminas de oro de 24 quilates durante la restauración de 1986. La original se encuentra en el museo.

 «LA LIBERTAD QUE ILUMINA AL MUNDO»

Originalmente, la Estatua de la Libertad no fue concebida como «madre de los exiliados» sino como un gesto de amistad franco-americana para celebrar la alianza de ambas naciones para conseguir la independencia de EE.UU. 

Así es: ¡Lady Liberty, el principal símbolo del país, es de fabricación francesa! Y es que la dama que ha dado la bienvenida a millones de inmigrantes es también una forastera… aunque hoy ya nadie se acuerde de ello.

Su historia se remonta a una cena en una casa de campo de Clatigny, Francia en la primavera de 1865.  El anfitrión era Edouard René Lefebvre de Laboulaye, profesor de Derecho en el Collège de France y admirador del modelo de libertad del sistema de gobierno norteamericano. Sus invitados eran opositores al régimen autoritario de Napoleon III.

Ante la perspectiva de la conmemoración del centenario de la independencia Norteamericana, propusieron hacer un regalo como muestra amistad entre ambos países y como símbolo del esfuerzo común en favor de las libertades en el mundo … Y de paso, sonrojar al propio régimen.

Uno de los comensales era un joven y ambicioso escultor de 31 años llamado Fréderic-Auguste Bartholdi, que ya disponía de unos bocetos para un faro con forma de figura femenina que pretendía ser inaugurada durante la apertura del Canal de Suez en 1869: Egypt bringing the light to Asia, debía de ser situado sobre un pedestal en el acceso al Canal… pero el dinero de los Egipcios no llegó y el proyecto quedó vacante para reconvertirse en Liberty enlightening the world

La idea inicial se modificó para convertir a Lady Liberty en un símbolo de «la verdad y la justicia». Su brazo en alto no enarbolaría ni armas ni estandartes, sino una antorcha… «Pero no una antorcha que prenda fuego, sino un fanal que proporcione luz sobre un candil«, escribiría Laboulaye a Bartholdi en 1876.

El escultor se inspiró en el arte de la Grecia Clásica para confeccionar los pliegues de la toga y escoger la simbología de la corona : las siete puntas que aluden a los «siete mares», que consistían en el mar Egeo, el mar Negro, el mar de Mármara, el mar Jónico, el mar Rojo, el mar Tirreno (… o Mediterráneo Occidental) y el mar Mediterráneo Oriental … que adaptados al mundo moderno serían el Pacífico Norte, el Pacífico Sur, el Atlántico Norte, el Océano Índico, el Océano Ártico y el Océano Antártico.

Esa inspiración no fue gratuita : A Grecia se le atribuye el origen de los sistemas democráticos del mundo actual. Como modelo para el rostro de la libertad, Bartholdi escogió el de su madre Charlotte. 

El primer viaje de Bartholdi a EE.UU fue en 1871 y en seguida encontró el emplazamiento desde la que la gran dama de 46 metros de altura llamaría poderosamente la atención: Bedloe´s Island, una pequeña isla en el puerto de Nueva York que a partir de 1956 pasaría a llamarse Liberty Island. 

Para la realización de la estructura consiguió los servicios del ingeniero más reputado de Francia : Eugène Emmanuel Viollet-le-Duc, a cuya muerte en 1879 le sucedió un tal Gustave Eiffel (que entre 1887 y 1889 levantaría su propia obra maestra en París)

La estatua se terminó en 1884, con ocho años de retraso respecto al centenario.  Fue desmontada rápidamente en 350 piezas y empaquetada en 214 cajas que iniciarían la travesía del Atlántico en la primavera de 1885. 

Ironías de la vida : Lady Liberty, mediadora en el acercamiento entre naciones, fue transportada en un barco de guerra.

La verdad es que los americanos recibieron el regalo con indiferencia. En un principio ni tan siquiera desempaquetaron la estatua. Y es que el presente tenía un inconveniente : los  homenajeados tenían que poner el dinero para construir el gran pedestal sobre el que descansaría la gran dama. 

Para recaudar fondos, se organizaron eventos, funciones de teatro, exposiciones, subastas o combates de boxeo… pero el americano de a pie no estaba muy interesado. recaudación de donativos por

Finalmente, el dinero para la  construcción del pedestal se obtuvo gracias a la iniciativa y el ingenio de Joseph Pulitzer, un inmigrante judío procedente de Hungría, que convirtió su periódico «The World» en el foro de un llamamiento a la desesperada:

El 15 de marzo de 1885 invitó a todos los norteamericanos a realizar un donativo para el pedestal,a la vez que lanzaba un pequeño reproche a los ricos por no rascarse el bolsillo y a la clase media por esperar que estos pusieran todo el dinero: «El pueblo francés (trabajadores, artesanos, comerciantes…) ha aportado los 250.000 dolares que ha costado la estatua. Dejad que respondamos de igual forma. No esperemos la aportación de los millonarios. Donad algo, por poco que sea, y enviádnoslo. Nosotros nos encargaremos de publicar el nombre de cada uno de los donantes, independientemente de la cantidad que haya donado». 

El éxito de la llamada fue inmediato. Al Sr. Pulitzer, el del prestigioso premio, le salió bien la jugada: no sólo llegaron los donativos, sino que, además,  la tirada del periódico aumentó considerablemente. 

Por su parte, la escritora Emma Lazarus contribuyó a la financiación componiendo en 1883 un poema para una subasta literaria, cuyo título era  The New Colossus

¡Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres,

vuestras masas hacinadas anhelando respirar en libertad,

el desamparado desecho de vuestras rebosantes playas.

Enviadme a estos, los desamparados,

sacudidos por las tempestades a mí,

¡ Yo elevo mi faro después de la puerta dorada!» 

Desde entonces, el texto se ha asociado al monumento y a su relación con los emigrantes recién llegados. En 1903, más de 15 años después de la muerte de Lazarus, el poema se puede leer en una placa de bronce situada en la base.

El día de la inauguración de la estatua tuvo lugar el 28 de octubre de 1886, veintiún años después de la decisiva cena de Clatigny.

Durante una jornada gris y lluviosa, Lady Liberty  fue descubierta por Bartholdi, que tiró del cordel que envolvía la estatua mientras el presidente Grover Cleveland pronunciaba las siguientes palabras : «Desde este lugar, la luz de la libertad debe alumbrar la oscuridad de la ignorancia y de la opresión, hasta que la libertad ilumine al mundo entero».

Nueva York declaró festiva la jornada y un monumental desfile con 20.000 participantes recorrió las calles de Manhattan. Una flota de barcas atravesó el puerto. Entre ellas se encontraba una pequeña goleta fletada por un grupo de feministas que, micrófono en mano, expresaron sus protestas en contra de la discriminación de las mujeres en la sociedad norteamericana. No les faltaba razón. Y es que entre los más de 600 invitados a la inauguración apenas se contaba con 2 mujeres… Y ello a pesar de que el motivo de la celebración tuviera un carácter indiscutiblemente femenino. 

Estatua de la Libertad, obra en proceso. 1884. (Foto: Wikipedia commons)

La gran estatua de Bartholdi, LA LIBERTAD ILUMINANDO AL MUNDO: el regalo de Francia al pueblo estadounidense”.  (Foto: Wikimedia Commons)

The New Colossus, Emma Lazarus – U.S. National Park Service (Foto: Wikipedia Commons)

Lady Liberty está simbólicamente asociada con la inmigracion gracias a The New Colossus, el soneto escrito por la poeta Emma Lazarus. Concretamente, estas seis líneas de la izquierda resumen de alguna manera lo que representa la estatua. 

A mediados de la década de 1980 la estatua estuvo un tiempo cerrada para ser restaurada. Y en 1986 más de 10 millones de personas celebraron su centenario en Manhattan. 

Tras la visita a la Isla de la Libertad, el ferry hace una segunda para justo al lado, a tan solo unos minutos: en Ellis Island, la primera parada para millones de inmigrantes que llegaron con la esperanza de prosperar en Estados Unidos y donde hoy, en su memoria, está el Museo de la Inmigración. 

CityPASS Nueva York, seis atracciones principales , que incluye

  • Entrada prepagada al Empire State Building
  • Entrada prepagada al Museo de Historia Natural
  • Entrada prepagada al Museo Metropolitano de Arte (Met)
  • Opción 1: a elegir entre mirador Top of the Rock® o Museo Guggenheim
  • Opción 2: a elegir entre Ferri a la Estatua de la Libertad y Ellis Island o Cruceros turísticos de Circle Line
  • Opción 3: a elegir entre Museo y Memorial del 11-S o Museo Intrepid del Mar, el Aire y el Espacio.

Tarjeta turística New York Explorer Pass y guía turística

Permite el acceso a las atracciones y recorridos que elijas, entre más de 50 atracciones.  con el New York Explorer Pass. Puedes elegir visitar entre 3, 4, 5, 7 o 10 lugares diferentes. ¿Quieres subir al Empire State o visitar el Museo de Arte Moderno (MoMA)? Solo tienes que ir allí y enseñar tu pase. Es fácil y cómod. El New York Explorer Pass es una manera fácil y cómoda de ahorrar dinero y de ver lo mejor de la Gran Manzana.

Guías Turísticas de Nueva York

Segunda parada : ELLIS ISLAND, la isla de las lágrimas.   

Historia de Ellis Island : la inmigración en Nueva York

Hasta 1a década de 1850 no hubo control sobre el inmigración en Nueva York. Con la aparición de los inmigrantes irlandeses que huían de la gran hambruna de 1846 y los alemanes y escandinavos que hacían lo propio por  las revoluciones fallidas de 1848, las autoridades federales se vieron obligadas a abrir una estación de inmigración en Castle Clinton, en Battery Park. 

Unos ocho millones de inmigrantes pasaron por sus instalaciones, en la que se convirtió en la primera gran ola de inmigrantes en establecerse en  los EE. UU.

Hacia finales de siglo, la dureza de la situación en el este y el sur de Europa, la crisis económica en el sur de Italia y la persecución religiosa en Rusia obligó a millones de personas a abandonar el continente.

Los Estados Unidos, por aquel entonces, empezaba a experimentar sus primeros éxitos de la Revolución industrial y, por toda Europa corrieron las noticias sobre las oportunidades que ofrecía en Nuevo Mundo. 

Y así fue como se impulsó la que sería la mayor migración humana de la historia.

El centro de inmigración de  Castle Clinton no estaba preparado para asumir semejante llegada masiva, por lo que el gobierno federal empezó a construir una nueva estación de inmigración en la isla de Ellis. 

El 1 de enero de 1892, las nueva instalaciones de Ellis Island comenzaron a recibir inmigrantes. Annie Moore, una adolescente de Irlanda, acompañada de sus dos hermanos menores, hizo historia como la primera inmigrante en ser procesada en Ellis Island.

En los siguientes 62 años, más de 12 millones de inmigrantes llegarían a los Estados Unidos a través de Ellis Island.

El Museo de la Inmigración, dentro de un imponente edificio de estilo Beaux-Arts, dispone de tres plantas con exposiciones permanentes y temporales sobre el proceso de inmigración, las condiciones de vida de los emigrantes y sus recuerdos. 

El procesamiento en Ellis Island

En Estados Unidos, unos 100 millones de personas tienen antepasados inmigrantes que entraron al país por Ellis Island.

Esta isla es todo un símbolo para los descendientes de aquellos que en el pasado llegaron a Ellis Island y hubieron de inscribirse en su enorme edificio, sede del principal centro de inmigración de Nueva York de 1892 a 1954.

Allí examinaban a más de 10.000 personas a diario en un proceso que comprendía un pequeño control médico, la asignación de nombres nuevos si los propios eran demasiado difíciles de pronunciar y la obtención del permiso para comenzar sus nuevas, esperanzadoras y a menudo muy difíciles vidas en la fértil Nueva York.  

las condiciones eran, en general, seguras e higiénicas, sobre todo para los pasajeros de primera y segunda clase, cuyos trámites se llevaban a cabo a bordo de los barcos.

Sólo los pasajeros de tercera clase quedaban expuestos a las condiciones de procesamiento de  Ellis Island.

Y, entre tanto trámite, los estafadores se hacían las ingeniaban para sacar partido de tanto caos, robando el equipaje mientras era revisado o ofreciendo cambio de moneda a un interés exagerado…

Finalmente, eran conducidos a trenes que iban en hacia el oeste o a Nueva York, donde se establecían en vecindarios étnicos. 

La sala de registro, con su hermoso techo abovedado y sus 102 metros de longitud. Hoy en día, recorrer esta sala llena de luz no tiene nada que ver con la realidad a la que se enfrentaban los miles de emigrantes que llegaron durante los años de apogeo del centro.

Declive y abandono…

Al estallar la Primera Guerra Mundial, la isla se utilizó como hospital bajo el control del ejército.

En 1924, se normalizó el control sobre la inmigración y se hizo mucho más estricto. Con el cambio de legislación,  la inmigración descendió y el recinto transformó en un centro de reclusión para extranjeros sospechosos o ilegales.

Las instalaciones cerraron sus puertas definitivamente en  1954 y fueron abandonadas.

Los edificios permanecieron en ruinas hasta 1984, cuando se iniciaron las labores de restauración.

El museo de la inmigración, una larga reivindicación desde 1952, fue inaugurado en 1990.

El museo de la inmigración

El edificio central reabrió sus puertas en 1990 como  el Ellis Island Museum of Immigration, que forma parte del conjunto de la Estatua de la Libertad.

Su uso, esta vez, sería exclusivamente turístico.

Se trata de un proyecto ambicioso que consigue captar el espíritu del lugar, con exposiciones, fotografías y grabaciones que documentan la celebración de EE.UU como la nación de los inmigrantes. 

Está muy logrado y no es demasiado comercial, teniendo en cuenta lo fácil que hubiera sido tocar la fibra sensible y convertir el lugar en una trampa para turistas.

Cualquiera que se embarque en el ferry a la isla, puede hacerse una idea bastante ilustrativa de la experiencia vivida por aquellos primeros emigrantes gracias al impresionante Immigration Museum que alberga el colosal edificio de ladrillo rojo. 

La visita al restaurado Centro de Acogida de Inmigrantes, el Ellis Island National Monument, es una experiencia conmovedora. Presenta la historia de la isla a través de una serie de galerías interactivas que ponen de manifiesto que, contrariamente a la creencia popular, la mayoría de los emigrantes llegados en barco, desde países como Rusia, Italia, Irlanda o el Imperio Austrohúngaro, eran registrados en un plazo de 8 horas y que las condiciones eran, en general, seguras e higiénicas, sobre todo para los pasajeros de primera y segunda clase, cuyos trámites se llevaban a cabo a bordo de los barcos.

Las exposiciones interactivas de los tres pisos recrean la experiencia de los inmigrantes en Ellis Island y rinden tributo a la esperanza, el júbilo y, en ocasiones, a la amarga decepción de los millones de personas que llegaron aquí para empezar una nueva vida.  

Entre ellos estaban el húngaro Erik Weisz (Harry Houdini), el italiano Rodolfo Guglielmi (Rodolfo Valentino) y el británico Archivald Alexander Leach (Cary Grant).

Las exposiciones del Museo se distribuyen en 3 plantas y conviene hacerse con una de las audioguías gratuita (disponibles en el vestíbulo) para seguir el circuito propuesto.

Quien quiera prescindir de la guía puede descolgar los teléfonos junto a los modulos y escuchar los conmovedores recuerdos explicados en primera persona.

Otra opción es reservar una visita guiada de 45 minutos.

En la PRIMERA PLANTA destaca la exposición Peopling of America, en la antigua taquilla del tren, que ofrece datos estadísticos sobre la historia de la inmigración en EE.UU. En esta misma planta, el American Family Inmigration History Center ayuda  a quien quiera, a buscar a sus antepasados con la ayuda de las últimas tecnologias.

Como hacían los inmigrantes, hay que subir por las escaleras hasta la SEGUNDA PLANTA donde se llega al silencioso Hall de la Sala de RegistrosNada que ver con el alboroto de aquellos días de primeros de siglo, cuando el número de recién llegados era el doble del que podían asumir y miles de voces en diferentes idiomas resonaban en esta sala. 

Durante la primera parte del nuevo siglo, el número de recién llegados era el doble del que podían asumir … La actividad era frenética y caótica.

La mayoría de familias llegaba sucia, hambrienta, sin dinero y sin hablar el idioma del país al que los acogía. 

Los inmigrantes eran numerados y obligados a esperar durante 1 día, durante el cual eran asistidos, sondeados y examinados.

Las familias eran separadas: los hombres a una zona y las mujeres y los niños a otra. Era una experiencia muy angustiosa para aquella gente que venía de cruzar el Atlántico dejando atrás gran parte de su vida hasta aquel momento. 

Los inspectores y sus intérpretes interrogaban a los adultos y a los niños con edad suficiente como para decir su nombre. Les formulaban las mismas 29 preguntas que ya les habían hecho en el barco, que incluían algunas sobre afiliación política, el lugar donde pensaban alojarse y los familiares que les esperaban aquí. Si las respuestas no coincidían eran retenidos e interrogados más a fondo. 

Los inmigrantes tenían que demostrar que eran fuertes, inteligentes y capaces de conseguir un empleo. Polígamos, indigentes, criminales, anarquistas o  «indeseables» eran devueltos a sus países de origen.

Los médicos examinaban a los recién llegados en busca de enfermedades contagiosas, degradación moral o signos de enfermedades mentales. Los que no lograban pasar el examen médico eran marcados con una cruz blanca a la espalda y enviados al hospital o devueltos al barco de donde procedían (algunos de ellos saltaron del barco o se suicidaron antes de tener que regresar a su país).

Ahora, los visitantes rinden homenaje a aquellos inmigrantes en este lugar, hoy silencioso.

En el ala oeste hay una exposición que reproduce los trámites que tenía que seguir cada inmigrante. En el ala este, las fotografías y recuerdos reflejan las esperanzas y expectativas de los recién llegados. También se pueden escuchar relatos del proceso de llegada de primera mano. 

… Pero una de las mejores experiencias en la Isla de Ellis es asistir a una proyección de Island of Hope, Island of Tears (isla de la esperanza, isla de lágrimas), un documental de 30 minutos con un fascinante material de archivo que cuenta la conmovedora historia de aquellas familias soñadoras que dejaron sus hogares y se aventuraron en un viaje al Nuevo Mundo en busca de una vida mejor.

Las entradas para ver el documental se recogen de forma gratuita en el mostrador de información, … y  hay que pedirlas nada más entrar porque se agotan rápido. 

Island of Hope, Island of Tears The story of Ellis Island. The American immigration experience. National Park Service Film by Charles Guggenheim With Gene Hackman. Youtube: PublicResourceOrg

CRONOLOGIA

La Isla de Ellis lleva el nombre de su propietario, Samuel Ellis, quien la compró en 1785.

Más tarde, en 1808, la compró el Gobierno Federal básicamente para fines militares.

Se convirtió en fuerte en la guerra de 1812 contra los ingleses.

En 1890 se convirtió en la principal aduana de la ciudad, se estima que pasaron por allí unos doce millones de personas.

 

En la TERCERA PLANTA, los emotivos retratos y objetos donados por los inmigrantes y sus descendientes conmoverán al más frío de los temperamentos: ropa, joyas, reliquias familiares, un vestido de novia… Todos ellos reflejan el enorme sacrificio de una gente desesperada por iniciar una nueva vida y prosperar.

Aunque Ellis Island recibió el apodo de isla de las lágrimas, lo cierto es que la enorme mayoría recibía el pase que les permitía entrar en EE.UU. 

Los inmigrantes tenían que pagar precios abusivos por sus primeros billetes de tren, de forma que muchos no les quedaba otra que comenzar su nueva vida en la pobreza de los bloques de viviendas (tennements) más miserables de la ciudad.

En el exterior del edificio se encuentra la mayor escritura escrita jamás en un muro,  el American Immigrant Wall of Honor, con grabados de más de 700.000 nombres de inmigrantes, cuyos descendientes donaron un mínimo de 100$ para el proyecto de restauración de Ellis Island. 

Se trata de un homenaje a todos los que pasaron por la isla huyendo de la persecución y el hambre, de la pobreza y la desesperanza.

American Immigrant Wall of Honor, en Ellis Island. Una fotografía histórica, con las Torres Gemelas asomando por detrás del muro. La foto está fechada a finales de agosto de 2001, unos días antes de que cambiara todo para siempre…

Me esmerado bastante para que quede claro que la doble visita es imprescindible. Si, aún así, no estáis convencidos, echar un vistazo a estas fotos porque tanto desde el ferry como desde las islas, se obtienen unas vistas excepcionales sobre Manhattan.

Sólo con eso ya se amortiza el día…  

Aquí os dejamos unos links a las páginas web que nosotros mismos usamos para organizar nuestros viajes a los EE.UU. Hacer clic en estos enlaces no os generará un sobrecoste y a nosotros nos generan unos pequeños ingresos que nos ayudarán a seguir alimentando la  web con información basada en la propia experiencia . 

 

Ahora, a organizar vuestro viaje…. 

Booking.com

Contrata tu seguro de viaje con las mejores coberturas, al mejor precio con Mondo

No te tiene por qué pasar nada, pero tienes que saber que las facturas médicas en los Estados Unidos, incluso por el accidente más leve, pueden ser astronómicas, así que es muy recomendable contratar un seguro de viaje que, además, de cubrir eventualidades tipo retraso o pérdida de equipaje, cancelación de vuelos…, incluya una amplia cobertura médica. Aunque sólo sea para viajar tranquilo.

Mondo es una compañía especializada en seguros de viajes que te ofrece, al mejor precio, las coberturas que mejor se adaptan a tus necesidades y al tipo de viaje que tienes planificado.

 

Haciendo clic en el banner conseguiréis un 5% de descuento en tu seguro de viaje.

El Downtown Manhattan

downtown manhattan…

El Financial District 

el distrito financiero a través de los años…

El límite sur de Manhattan comprende el desaparecido World Trade Center, Battery Park City y el Financial District, en los alrededores de Wall Street. Se trata de la zona más histórica de Manhattan y en ella se superponen todos los estratos de la historia de la ciudad, incluso uno de los más sangrientos, el de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Muy tocada material y económicamente por estos ataques terroristas, en este extremo de la ciudad no se ha parado de construir desde entonces… Un ejemplo más de Nueva York es una ciudad fuerte y muy capaz de superar un dramático episodio que impactó enormemente a todos los neoyorquinos.

En el antiguo emplazamiento de los primeros de colonos holandeses, se alzan hoy gigantescos rascacielos entre una maraña de calles estrechas y algún que otro edificio de los que sobrevive casi desde los inicios de Manhattan.

Es la zona más antigua de Manhattan y uno de los pocos lugares en la isla donde todavía  se pueden apreciar algunas reminiscencias históricas. 

Actualmente, aquí se situa el agitado centro financiero de la ciudad, donde las pequeñas Wall Street y Broad Street asoman bajo las sombras de los resplandecientes rascacielos que las rodean. 

Callejuelas que desbordan gente durante la semana y que, más allá de las peatonales Stone Street y South Street Seaport, se vacían tras la jornada laboral.

Casi 20 años después de los ataques del 11-S, el lugar que ocupaban las Torres Gemelas es un hervidero de nuevas construcciones observadas desde lo alto del mirador del imponente One World Trade Center o,  a pie de calle,  desde el sombrío 11-S Memorial and Museum. 

Monument Valley

Monument Valley Guía para visitar uno de los parajes naturales más famosos de EE.UU Ninguna ruta por el oeste americano estaría completa sin una visita a Monument Valley. Con enormes colinas de arenisca, grandes mesetas y vistas panorámicas espectaculares, Monument...

Death Valley

El infierno en la tierra Death Valley El valle de la muerte intimida con sólo pronunciar su nombre ...  Aquí está el lugar más profundo del Hemisferio Norte : Badwater, a 85.5 metros por debajo del nivel del mar, ... y rincones donde la sensación térmica supera...

Joshua Tree National Park

Joshua Tree National Park    El Joshua Tree National Park está localizado en una zona desértica de California, a unos 200 km. al este de Los Angeles y unos 300 al sur de Las Vegas, en un lugar donde coinciden parte de los desiertos del Mojave y del Colorado. Por...

El Gran Cañon del Colorado ( South Rim )

El Gran Cañón del Colorado (South Rim)Durante millones de años, el Río Colorado, con la complicidad del viento, la lluvia y el hielo han ido puliendo una de las formaciones geológicas más espectaculares del mundo… : el Gran Cañon del Colorado. El South Rim, la ladera...

Chloride, AZ

un HISTóRICO PUEBLO fantasma, VIVIENTE, EN ARIZONA           Chloride  La histórica ciudad de Chloride se encuentra en el condado de Mohave, aproximadamente a 37 km al norte de Kingman y 80 km. al sur de Las Vegas por la US-93, por lo que es una parada muy interesante...

Oatman, AZ

el antiguo poblado minero en el que los asnos pasean a sus anchas...  Oatman, Az   Las vistas, los sonidos y los sabores de Estados Unidos cobran vida en este pequeño pueblo que combina historia, leyendas y excentricidad al que se llega sorteando las pendientes...

Big Sur y la Pacific Coast Highway

El big sur  y la... Pacific Coast Highway  La Pacific Coast Highway, o Highway 1,  recorre el litoral de California a través de acantilados y bonitas poblaciones de costeras... Entre pueblos bohemios y grandes ciudades, se puede disfrutar de playas ocultas, animales...

Barstow / Calico Ghost Town

Visita a... Calico Ghost Town   A sólo 5 km de Barstow, California, se encuentra Calico Ghost Town un viejo pueblo minero ubicado en el Condado de San Bernardino, a unos 200 km al este de Los Angeles. Es otra de las poblaciones surgidas durante la fiebre del oro...

48 horas en Los Angeles

cuarenta y ocho horas en... Los Angeles  ciudad de mitos y excesosRodeada de playas y montañas, Los Angeles es el paradigma del televisivo y utópico  American way of life. Una megaurbe de más de 1200 km²,  con barrios casi tan famosos como la propia ciudad y lugares...

Bodie, el salvaje oeste a través de un pueblo fantasma de California

el salvaje oeste a través de un pueblo fantasma de california BodieEntre 1877 y 1882, este antiguo pueblo minero de mala reputación produjo más de 35 millones de dolares en oro y plata, llegando a contar con cerca de 9,000 residentes y más de 60 salones. Pero con el...

Algunos datos históricos  

Aunque poco queda ya de aquella época, en el Distrito Financiero es donde se formó Nueva York (… y Estados Unidos) y los contados vestigios que han perdurado a lo largo del tiempo han ido siendo arrinconados por una creciente red financiera que ha alcanzado dimensiones colosales.

Los primeros en llegar fueron los holandeses, que levantaron una poderosa colonia en el borde sur de la isla. Nueva Amsterdam, que así se llamó la colonia holandesa,  emergió y prosperó bajo el control comercial de la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales.

A mediados del s.XVII, la ciudad estaba protegida al sur por un fuerte y al norte por una muralla de madera que se construyó en el límite de su pequeño asentamiento para protegerse, en primer lugar de los indios y más adelante de los ingleses… 

Esa muralla que, con el tiempo dio su nombre a una de las calles más famosas del mundo (¿la más?), Wall Street, era desmantelado constantemente por los habitantes de la ciudad, que robaban la madera para construir sus casas o calentarse durante el frío invierno. 

Y es que en ese momento casi 1.000 personas habitaban unas 120 casas de madera y ladrillo con tejados a dos aguas,  dispuestas en un entramado de calles estrechas y sinuosas que seguía el modelo de canales de su homóloga holandesa. 

Peter Stuyvesant fue el último y más célebre de los gobernadores de la ciudad, que ostentó el cargo desde 1647 hasta la cesión de la ciudad a los ingleses en 1664. Su exitos como gobernador incluyen la expansión del asentamiento más allá de la punta sur de la isla, la muralla de Wall Street, el canal que pasó a ser Broad Street o Broadway. 

Al llegar los británicos, los edificios de estilo georgiano, como la Fraunces Tavern, comenzaron a sustituir a las estrechas viviendas holandesas, se eliminó el muro de madera que marcó el nacimiento de Wall Street, que pronto se convirtió en una arteria administrativa y residencial flanqueada por filas de elegantes casas.

Bajo gobierno americano, la zona se especializó en  actividades comerciales y empresariales y se fueron desarrollando entidades de crédito y otros servicios bancarios.

Hombres de negocios como Cornelius Vanderbilt, John D. Rockefeller, Andrew Carnegie, J. Piermont Morgan o Henry Ford contribuyeron a que Nueva York conquistase una posición de liderazgo económico durante la segunda mitad del s.XIX y las primeras décadas del s.XX., asumiendo un gradual liderazgo, sustituyendo a Londres como capital financiera mundial.

Hoy en día, este Distrito es un gran barrio para visitar.

Trepidante de día y tranquilo de noche en cuanto a la actividad financiera se refiere, también ofrece divertidas atracciones como los ferrys a la Estatua de la Libertad/Ellis Island o a Staten Island, el South Street Seaport, el Puente de Brooklyn o el observatorio de la Torre de la Libertad… 

Al menos necesitaréis un par de días para verlo todo con un poco de calma, así que hemos dividido la ruta en dos para no agobiaros.

Manhattan, a lo largo de los siglos, se ha extendido mucho más allá de sus límites primitivos. Cuando los holandeses se instalaron allí, el litoral ofrecía un aspecto muy diferente del que tiene hoy en día. 

Las hectáreas se han ido ganando poco a poco a base de desguaces de buques, de detritus y de tierra procedente de las excavaciones hechas durante la construcción de edificios y líneas de metro

RUTA POR EL DOWNTOWN. Día 1

– La Estatua de la Libertad y Ellis Island

Probablemente no exista otro monumento en el mundo tan célebre y simbólico como la ESTATUA DE LA LIBERTAD. Esta gigantesca escultura, antorcha en mano, ha sido durante décadas, la primera imagen del Nuevo Mundo para millones de inmigrantes que asociaron su visión a la esperanza de una vida mejor en una tierra libre.

Si Lady Liberty es la gran metáfora sobre el inicio de una nueva vida, … la visita a ELLIS ISLAND es un potente recordatorio de que Estados Unidos es un territorio de inmigrantes… Y es que más de 12 millones de personas pasaron por sus instalaciones, la gran puerta de entrada de los inmigrantes en América.

-Skycraper Museum  

La metropoli más importante del mundo celebra en el Skyscraper Museum el rico patrimonio arquitectónico vertical de la ciudad. Un museo que, actualmente, es el único  de estas características en el mundo.

El lugar original del museo estaba ubicado muy cerca del World Trade Center, pero tras los ataques terroristas del 11 de septiembre, el museo tuvo que cerrar temporalmente ya que su solar iba a ser utilizado como centro de información de emergencia.

En marzo del 2004, el museo reabrió sus puertas en su nueva casa permanente en el barrio de Battery Park City en la parte sur de Manhattan.

Cuenta con dos galerías, una dedicada a exposiciones permanentes y la otra a exposiciones temporales.

Las exposiciones permanentes se basan en la historia de la construcción de los edificios más altos del mundo. 

Las exposiciones temporales las van dedicando a rascacielos concretos, arquitectos, conjuntos arquitectónicos… tanto de la ciudad de Nueva York como del resto del mundo.

La exhibición incluye el modelo arquitectónico original de las Torres Gemelas.

– Bowling Green, donde empezó todo…  

En efecto, de alguna forma, aquí empezó Nueva York…

La historia de este pequeño parque ovalado, en el tranquilo final de Broadway,  se remonta a los tiempos de Nueva Amsterdam. En estos terrenos se produjo el que, para unos, fue uno de los acuerdos comerciales más memorables de la historia y, para otros, el primer expolio a los indios de la historia de Norteamérica, aunque para ser rigurosamente exactos, hay que decir que los indios nunca fueron los propietarios de las tierras, así que ambas partes salieron beneficiados del trato.

La cuestión es que fue aquí donde, en 1626, el holandés Peter Minuit, el primer director comercial de la colonia holandesa,  compró la isla de Manhattan a los indigenas por unas baratijas valoradas en unos 60 florines, unos 24$ de ahora.  

Curiosamente aquí al lado se encuentra el Museo Nacional de los Indios Americanos.

El terreno pasó el lugar donde residía la jefatura administrativa holandesa : Fort Amsterdam, además de un convertirse en un emplazamiento para el mercado de ganado y para una plaza de armas. 

No fue hasta 1733 cuando se arrendó por un modesto grano de pimienta al año a varios ciudadanos ilustres del barrio para que crearan un parque que fuera un «orgullo para los habitantes de la ciudad». Entre las mejoras destacaba una zona para jugar a los nueve bolos, un precursor del juego de bolos actual.

Había nacido el que hoy es el parque más antiguo de la ciudad: el Bowling Green. 

En 1770, bajo mandato inglés, el gobierno británico levantó una una polémica estatua ecuestre del rey Jorge III, que pronto se convertiría en el centro de la ira de las protestas patriotas. Para protegerla, un año más tarde se construyó una verja de hierro que todavía se conserva en su estado original, no como la estatua que, tras la lectura en 1776 de la Declaración de Independencia fue derribada y fundida para fabricar con ella, según la sabiduría popular, 42.088 balas para los colonos independentistas. 

Simbólicamente, se trataba de pequeños trozos del monarca disparados a sus propias tropas durante la Revolución Americana.

Los remates con forma de corona inglesa que adornaban los postes de la valla, elaborados con hierro fundido, fueron serrados durante el fervor revolucionario… Las marcas de la sierra aún son visibles. 

En 1842, en la plaza se instaló la primera fuente con agua no contaminada, alimentada con agua del nuevo depósito del río Croton, que alivió a los neoyorquinos de las numerosas epidemias causadas por el agua de los pozos. 

Con el tiempo, las prósperas residencias burguesas que flanqueaban el parque en el s. XIX  fueron cediendo su lugar a enormes edificios de oficinas.

Después de la Segunda Guerra Mundial el parque sufrió un abandono, pero fue restaurado durante la década de los 70.

Hoy en día, aquí acuden los oficinistas de la zona a almorzar y los turistas a fotografiarse en uno de los lugares más reconocibles del distrito financiero : el Charging Bull, esculpida en bronze por el escultor Arturo di Modica.

Booking.com

– Trinity Church  

La Trinity Church parece estar fuera de lugar entre tanto edificio de oficinas. Aunque en su momento fue el edificio más alto de la ciudad, hoy aparece empequeñecida a la sombra de sus vecinos rascacielos. 

Esta deliciosa iglesia neogótica es uno de los pocos vestigios de la época inglesa.

La Trinity Church fue fundada en 1697, en virtud de una cédula real del rey Guillermo III que otorgaba unos terrenos a la parroquia anglicana de Trinity.

El año siguiente se levantó la primera construcción de esta iglesia, una capilla rural con una aguja y una campana que el obispo de Londres regaló en 1704, pero esta se quemó durante el gran incendio de 1776, cuando el ejército británico ocupó Nueva York.

Durante la Guerra de la Independencia la iglesia se convirtió en un baluarte del lado leal (a Inglaterra), pero el fin de la guerra supuso el fin del apoyo a la causa británica en la ciudad. 

En el mismo emplazamiento, fue sustituida por un segundo edificio, cuyo techo se hundió en 1839. Acabó siendo derribado por evidentes defectos estructurales.

El edificio actual se terminó en 1846, con arenisca roja, unas vidrieras preciosas y una aguja de ocho lados cuya altura alcanza los 85 metros. Con esa altura, alcanzó el techo de la ciudad, mérito que conservó hasta 1890. 

Antes de salir de la iglesia, se puede pasear por un pequeño cementerio que proporciona un poco de verdor y de sombra en medio de tanto ladrillo. Un oasis verde de valor incalculable atendiendo a su excelente ubicación. Bajo el césped descansan algunos de los primeros habitantes de Manhattan y varios neoyorquinos de renombre … Sobre él, algunos oficinistas que se acercan hasta allí a la hora del desayuno. 

La lápida más antigua corresponde a la sepultura de Richard Churcher, muerto en 1681. Entre los ilustres, descansan Robert Fulton, inventor del barco de vapor, y dos de los Padres Fundadores de la Nación : Alexander Hamilton el primer Secretario del Tesoro de los EE.UU (lo que vendría a ser nuestro Ministro de Hacienda), sobre el que se representa en Broadway uno de los musicales de más éxito del momento,  y Francis Lewis, un comerciante galés que firmó como representante de Nueva York.

La Trinity Church, con su imponente aguja neogótica. La cédula real original que otorgaba los terrenos a la parroquia está expuesta en el pequeño museo de la iglesia. 

– Wall Street  

Wall Street, epicentro de la actividad económica mundial, simboliza  el poder financiero de la nación. 

Esta pequeña calle representa como ninguna otra la pasión por el dinero ya desde los tiempos del gobernador Peter Stuyvesant.

Al pasar por Wall Street, es difícil no fijarse en la imponente estatua de bronce de George Washington en las escaleras del Federal Hall National Monument. En este lugar el primer presidente de los Estados Unidos tomó posesión de la presidencia del país. La estatua frente al Federal Hall National Monument señala el lugar donde juró el cargo el celebrado primer presidente de Estados Unidos. 

George Washington custodiando la Bolsa de Nueva York

En la esquina de Wall St. con Broad St., aparece el edificio de la BOLSA DE NUEVA YORK  a la sombra de enormes rascacielos como un verdadero templo financiero.

Aunque todo el mundo asocia el edificio de la New York Stock Exchange a Wall Street es, sin embargo en el número 8 de Broad Street, donde reside la Bolsa y donde se concentra gran parte de la actividad financiera del barrio.

El edificio, que data de 1903, presenta una fachada majestuosa de columnas coríntias, coronada por un frontón de figuras esculpidas que simbolizan el progreso, que vigila a la agricultura y la industria.

Cuando las figuras originales empezaron a deteriorarse, la Bolsa los cambió clandestinamente por unas copias de metal virtualmente indestructibles para que, bajo ningún concepto, se pudiera observar cualquier tipo de vulnerabilidad relacionada con la Bolsa.

Dentro, la adrenalina se dispara cuando cientos de corredores de bolsa comercian con miles de millones de acciones y se pelean por aquel escurridizo dollar sobre el que empezar a amontonar dinero.  

Wall Street, la calle más famosa de la ciudad, debe su nombre al muro levantado en 1653 para defender Nueva Amsterdam de los indígenas americanos primero y de los pobladores probritánicos del norte después.  Cuando los ingleses derrotaron a los holandeses, el muro empezó a desmoronarse y fue derruido en 1699

No esperéis encontrar gran cosa por aquí fuera del horario de oficina, así que mejor acudir entre semana para conocer y descubrir Wall Street en plena efervescencia.

The Charging Bull y La niña sin miedo

Desde 1989, la entrada norte a Bowling Green está custodiada por los 3.200 quilos de The Charging Bull,  una enorme estatua de bronce de con la forma de un toro en actitud de embestir.  La escultura, que simboliza el mercado de valores cuando está en alza, se ha convertido en un símbolo y uno de los lugares más queridos y reconocibles del distrito financiero, aunque su montaje no ha estado exento de polémica.

Lo que empezó siendo una obra de arte callejera,  fue instalada de forma ilegal como una forma de Arte de Guerrilla».

Una mañana de diciembre de 1989, su creador, Arturo Di Modica, la depositó sin permiso frente al edificio de la Bolsa… ¿Cómo? Pues alquilando un camión y gastándose más de 350.000$ de su bolsillo en el proceso de creación e instalación.

La policía la consiguió retirar unas cuantas horas más tarde, pero para entonces el Toro de Wall Street ya había conseguido un cierto éxito entre los neoyorquinos, que no pararon de quejarse de su retirada hasta que consiguieron que, una semana más tarde,  volviera al Distrito Financiero, eso si, no frente a la Bolsa de Nueva York, sino custodiando simbólicamente la entrada al Distrito Financiero por Bowling Green. 

El Charging Bull permaneció tranquilo en su ubicación definitiva hasta que la víspera del Día Internacional de la Mujer 2017, despertó con una desafiante niña mirándolo de frente.

La niña, obra de la artista Kristen Visbal, fue la parte más llamativa de una eficaz maniobra publicitaria de uno de los fondos de inversión más potentes del mundo, que encargó a la escultora  una figura que llamara la atención sobre la escasez de mujeres en las altas esferas de las empresas financieras.

Y así fue como esa mañana, la ciudad despertó con la figura de bronze de una niña de cuerpo frágil, rostro agraciado, coleta al viento y brazos en jarra en actitud desafiante, mirando al Toro de Wall Street.

Como ya pasó con el Charging Bull, la niña, bautizada como «The Fearless Girl» o «La niña sin miedo»,  se ganó inmediatamente la simpatía de los neoyorquinos (con la excepción de Di Modica,  que exigió la retirada de la intrusa por distorsionar el sentido original de su obra, convertida de repente un en un símbolo machista).

Tras una compleja negociación, la niña podría permanecer en Bowling Green durante un año y medio, hasta que, finalmente, en noviembre del año siguiente, se ejecutó la orden de desahucio y fue reubicada de forma (¿definitiva?) frente al edificio de la Bolsa de Nueva York, en Broad St., donde, curiosamente,  apareció originalmente su escultura rival. 

– Fraunces Tavern  

En el 54 de Pearl St., Fraunces Tavern es uno de los edificios más antiguos de la ciudad. Una bonita casa de ladrillo construida en 1719 como residencia del comerciante  Etienne de Lancey, antepasado de una importante familia neoyorquina (la que dio su nombre a Delaney Street, en el Lower East Side).

Samuel Fraunces adquirió el edificio en 1762 y lo reformó para convertirlo en la taberna The Queen´s Head Tavern que, después de la independencia americana pasaría a llamarse Fraunces Tavern

El local tenía un cierto éxito entre la élite de la ciudad y allí se celebraron varios acontencimientos, como la comida que dio el Gobernador George Clinton para celebrar la evacuación británica de Nueva York en 1783 o   la fiesta de despedida que dedicó George Washington a sus oficiales.

En 1785, al declinar sus negocios, Fraunces vendió la taberna y se convirtió en el intendente  del presidente Washington.

El edificio, de estilo georgiano, fue adquirido por los Hijos de la Revolución, un organismo que reúne a los descendientes de aquellos que tomaron parte en la Guerra de la Independencia,  y restaurado en 1907.

El piso principal está ocupado por un restaurante. Una escalera de madera conduce al museo, situado en los dos pisos superiores, en los que exposiciones permanentes y temporales trazan la historia primitiva de Nueva York y de la Guerra de la Independencia. 

Aquellos a los que les guste disfrutar de una buena cerveza a un precio razonable, teniendo en cuenta el valor histórico del local, deben saber que la carta de cervezas es muy generosa.

– Stone Street  

Stone Street es una de las calles más, antiguas, bonitas y pintorescas de Nueva York. Según la sabiduría popular el nombre le viene porque fue la primera calle de la ciudad en ser pavimentada. En cualquier caso, se trata de una bonita y animada calle-oasis en en el que oficinistas y turistas (no muchos porque esta calle es un pequeño tesoro escondido entre moles de acero y cristal…) se toman un refrigerio después de un agotador día de trabajo o de paseo, según el caso.  

– South Street Seaport  

El Distrito de South Street Seaport es una de las grandes atracciones turísticas de Nueva York. Es el resultado de un proyecto de rehabilitación de esta histórica zona portuaria que transformó un barrio en decadencia en un complejo de calles peatonales, restaurantes, tiendas y boutiques animadas por una vitalidad que evoca los días en que este distrito representaba el corazón del puerto de Nueva York, a finales del X.XVIII y principios del s.XIX.

Señalando la entrada al South Street Seaport está instalado desde 1976 el Titanic Memorial Lighthouse, un faro  construido en 1913 en memoria de los náufragos del Titanic.

– Ferry a Staten Island  (cuando empieza a caer el sol…)

¡Coger el ferry a Staten Island es una de las mejores experiencias de Nueva York… ¡Y es gratis!! … Un paseo en el famoso barco naranja para descansar, pasar frente a la Estatua de la Libertad y hacer fotos del Skyline de Manhattan.

El ferry hay que tomarlo en la Whitehall Terminal, un muelle que hay junto a la estación de metro South Street. El enorme letrero del edificio no engaña a nadie. Una vez allí, lo único que tenéis que hacer es esperar a que llegue un ferry y subir. No hace falta billete.

Staten Island, más allá del ferry, no tendría más interés que el de una ciudad dormitorio cualquiera, si no fuera por los Empire Outlets, un nuevo centro comercial a dos minutos a pie de la terminal del ferry… 

… y con buenas vistas sobre el horizonte de Manhattan.  

Antes de su apertura, lo normal era coger el barco de ida y vuelta para disfrutar del paseo y las vistas. Con la apertura del centro comercial, el reclamo ya no son sólo las vistas. 

Intro de «Armas de Mujer»

RUTA POR EL DOWNTOWN. DÍA 2

– One World Trade Center  

El OWTC es uno de los imperdibles de Manhattan. Inaugurado en 2014 junto al lugar que ocupaban las malogradas Torres Gemelas. Como todo en esta zona 0, está cargado de un enorme simbolismo. Empezando por su altura : los 1776 pies que hacen referencia al año de la independencia de Estados Unidos. 

Es prácticamente una obligación subir al observatorio y emocionarse nada más salir del ascensor… Sin spoilers. 

Las vistas desde lo alto del observatorio son, sencillamente, espectaculares.

Hoy, el One World Trade Center nos recuerda que Nueva York resurge con éxito de sus cenizas y seguro que llegará el día en el que la zona estará despejada de grúas y podamos apreciar y disfrutar de su asombrosa transformación. 

 EL DIA QUE CAMBIÓ EL MUNDO…

Cuando el 4 de abril de 1973 se inauguró oficialmente el complejo del World Trade Center, Nueva York pudo presumir de un nuevo récord mundial, con sus Torres Gemelas de 412 metros de altura y 110 plantas que se disparaban verticalmente hacia el cielo, se alzaban por encima de todo el complejo, dándole una imagen muy reconocible al horizonte del Lower Manhattan. 

Las impersonales torres no hubieran ganado precisamente un concurso de estética, pero rápidamente se constituyeron como un símbolo, otro más, de la ciudad de Nueva York, desde el que se disfrutaba de unas vistas incomparables, tanto  desde el restaurante Windows of the World, en la planta 107, como desde el mirador.

Durante sus treinta años de existencia, se convirtieron en un pulmón financiero: albergaron las oficinas de más de 500 empresas dando cobertura a más de 50.000 trabajadores.Además, recibían cada mes unos 200.000 visitantes que se apretujaban en el observatorio o en el restaurante Windows of the World, para admirar una vista única de la ciudad.

Junto con las miles de vidas perdidas en los atentados, desapareció del horizonte neoyorquino su principal referencia, la guinda de un Skyline de cine y el orgullo de toda una nación.

Nada volvería a ser igual después del 11 de septiembre de 2001. Durante las tres horas más dramáticas de la história moderna, el bajo Manhattan se convirtió en el epicentro de la tierra. El mundo entero pudo asistir en directo cómo se tambaleaba la nación hegemónica del planeta al tiempo que se derruían con estrépito (precipitaban) las mismísimas Torres Gemelas de Nueva York.

Alrededor de las 9 de la mañana, la embestida del primer Boeing contra la torre norte cogió por sorpresa a todo el mundo. La llegada del segundo avión comercial fue seguida por todas las televisiones del mundo, que aún no sabían si estaban dando cobertura a un colosal accidente o a una acción terrorista. 

Al caer la noche, más de 2.800 personas habían perdido la vida y la fisonomía de Nueva York se había mutilado para siempre. 

A los pies de las Torres Gemelas. Desde aquí, uno no deja de preguntarse como pudo un tal Philippe Petit, pasearse entre las dos torres sobre una cuerda floja.

Desde su altivez de acero y hormigón, las Torres Gemelas empequeñecían a los otros rascacielos de Manhattan. 

– Memorial y Museo 9/11  

Los americanos para este tipo de cosas son únicos: el mismo lugar donde antes se levantaban las Torres Gemelas hoy acoge el 9/11 Memorial, en recuerdo de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001… y también a los que perecieron en el atentado al World Trade Center de 1993.

Un lugar muy triste y cargado de simbología…

El epicentro del memorial, por ejemplo, lo forman dos hermosas fuentes que ocupan exactamente el mismo espacio que alojaba a las Torres y que representan el vacío dejado por los enormes edificios. En ellas se pueden leer grabados en bronce, los nombres de las todas las personas que murieron en los atentados.  

Otro escenario emblemático es el lugar que ocupa el árbol que sobrevivió a la caída de las Torres, lo último que salió con vida, un mes después de los ataques : un tronco sin hojas que alguien pensó que podría estar vivo. 

En efecto, descubrieron que el árbol, un peral de flor o peral de Callery,  estaba con vida y se lo llevaron a un vivero del Bronx donde lo cuidaron hasta resucitarlo.  

Cada primavera este árbol descubre unas hermosas flores blancas como gran  símbolo sobre la esperanza y la capacidad de recuperación de Nueva York.

El Memorial está abierto al público de forma gratuíta desde el 11 de septiembre de 2011 para todo aquel que quiera rendir homenaje a las víctimas.

Para los que queráis profundizar sobre lo que pasó aquel día, podéis visitar el museo 9/11. Para entrar es necesario pagar una entrada o presentar un pase de atracciones.

CityPASS Nueva York, seis atracciones principales , que incluye

  • Entrada prepagada al Empire State Building
  • Entrada prepagada al Museo de Historia Natural
  • Entrada prepagada al Museo Metropolitano de Arte (Met)
  • Opción 1: a elegir entre mirador Top of the Rock® o Museo Guggenheim
  • Opción 2: a elegir entre Ferri a la Estatua de la Libertad y Ellis Island o Cruceros turísticos de Circle Line
  • Opción 3: a elegir entre Museo y Memorial del 11-S o Museo Intrepid del Mar, el Aire y el Espacio.

Tarjeta turística New York Explorer Pass y guía turística

Permite el acceso a las atracciones y recorridos que elijas, entre más de 50 atracciones.  con el New York Explorer Pass. Puedes elegir visitar entre 3, 4, 5, 7 o 10 lugares diferentes. ¿Quieres subir al Empire State o visitar el Museo de Arte Moderno (MoMA)? Solo tienes que ir allí y enseñar tu pase. Es fácil y cómod. El New York Explorer Pass es una manera fácil y cómoda de ahorrar dinero y de ver lo mejor de la Gran Manzana.

Guías Turísticas de Nueva York

– Liberty Park  

Inaugurado en junio de 2016, El liberty Park es un pequeño jardín público elevado donde descansar junto a un pequeño oasis de plantas, árboles y bancos  mientras se disfruta de las vistas sobre el Memorial y el Museo sobre el 11-S. 

Desde agosto de 2017 acoge la icónica escultura The Sphere, rescatada entre los escombros de las dos torres gemelas que, literalmente, le cayeron encima, y  la iglesia griega ortodoxa de  St. Nicholas, reconstruida tras desaparecer durante los atentados. 

 THE  KOENING SPHERE

La Esfera es una escultura de bronce creada por el artista alemán Fritz Koening. Originalmente, estaba situada a los pies de las Torres Gemelas del World Trade Center como una fuente ornamental y, más adelante, como un lugar reconocible para que los neoyorquinos y visitantes se reunieran. 

Tras los atentados del 11-S fue recuperada intacta bajo los escombros de las enormes torres. Eso sí, con algunas magulladuras.  

La escultura, la única obra icónica que sobrevivió a los ataques, fue trasladada tal cual a Battery Park de forma temporal, convirtiéndose al mismo tiempo en una alegoría sobre supervivencia, esperanza y  resistencia, un símbolo- homenaje a las víctimas del atentado y, además, una importante atracción turística.

Finalmente, en septiembre de 2017, la Autoridad Porturaria propietaria de la escultura, consideró trasladar la escultura al recién  inaugurado Liberty Park, junto al World Trade Center Memorial. 

Al igual que Estados Unidos después del fatídico ataque, la Esfera emergió “muy magullada, muy rota, pero no derrotada”. (Christiane Fischer, de AXA Art Amercias Corporation, como parte del discurso de reinauguración de la escultura en su nueva localización el Liberty Park.

The Sphere en Battery park, donde permaneció hasta 2017, cuando fue ubicada definitivamente en el  Liberty Park

The Sphere , en su ubicación original antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001

Aquí os dejamos unos links a las páginas web que nosotros mismos usamos para organizar nuestros viajes a los EE.UU. Hacer clic en estos enlaces no os generará un sobrecoste y a nosotros nos generan unos pequeños ingresos que nos ayudarán a seguir alimentando la  web con información basada en la propia experiencia . 

 

Ahora, a organizar vuestro viaje…. 

Booking.com

Contrata tu seguro de viaje con las mejores coberturas, al mejor precio con Mondo

No te tiene por qué pasar nada, pero tienes que saber que las facturas médicas en los Estados Unidos, incluso por el accidente más leve, pueden ser astronómicas, así que es muy recomendable contratar un seguro de viaje que, además, de cubrir eventualidades tipo retraso o pérdida de equipaje, cancelación de vuelos…, incluya una amplia cobertura médica. Aunque sólo sea para viajar tranquilo.

Mondo es una compañía especializada en seguros de viajes que te ofrece, al mejor precio, las coberturas que mejor se adaptan a tus necesidades y al tipo de viaje que tienes planificado.

 

Haciendo clic en el banner conseguiréis un 5% de descuento en tu seguro de viaje.

East Village

El East Village 

 

Al otro lado de Broadway, el East Village mantiene una parte del encanto transgresor de tiempos pasados y la fama de inconformista, aunque la subida desmesurada del precio de los alquileres haya cambiado el panorama un poco en estos últimos años …

Aún así , todavía pueden encontrarse pequeños detalles que demuestran que el barrio sigue siendo atrevido, rompedor y con un enorme potencial creativo,  con calles repletas de boutiques, bares y restaurantes y algún que otro personaje bohemio…

Su historia reciente empieza después de la Segunda Guerra Mundial, cuando toda una generación de artistas, músicos, escritores y activistas políticos, se instala en este barrio, más barato que Greenwich Village.

Paradigma de esta mudanza fueron los  representantes de la Beat Generation Allen Ginsberg, Jack Kerouac y Williams Burroughs, que compartieron apartamento  en el 206 East 7th Street.

Por aquel entonces los arrendamientos eran asequibles, había numerosas salas de teatro y conciertos y el East Village se convirtió en el centro del desarrollo y de la contracultura en Nueva York, asumiendo el papel que el Greenwich Village había ejercido hasta entonces.  

Después de los años salvajes llegó la desoladora década de 1970 … Alphabet City , el Bowery y Tompkins Square Park se convirtieron en los bastiones de los traficantes de droga y lugares donde ni tan siquiera la policía se adentraba… 

Sobre los 80 el barrio fue recuperando vitalidad … y creatividad. No era infrecuente ver desfilar a las damas del Upper East Side por las recién inauguradas  galerías de arte …  entre montañas de basura.

La ciudad destinó 12 millones de dolares para limpiar el East Village, … no sin que hubiera violentos enfrentamientos entre la policía y drogadictos, indigentes, okupas, artistas y punkis … 

Después llegaron los restaurantes, las boutiques… y los arrendamientos caros. 

El refinamiento del barrio.

La remodelación del barrio también contemplaba la eliminación de los Jardines Comunitarios, que se encontraban sobre terrenos públicos, pero, en última instancia, gracias a las protestas vecinales,  pudo impedirse la venta de la totalidad de esos espacios libres … 

El pasado no puede frenar el progreso y el dinero : se han abierto nuevos comercios, restaurantes, boutiques … a cada cual más distinguido. Han llegado al barrio nuevos ricos y con ellos se va alterando la fisonomía del lugar …

Al menos, …  los jardines conservan su esplendor. 

Monument Valley

Monument Valley Guía para visitar uno de los parajes naturales más famosos de EE.UU Ninguna ruta por el oeste americano estaría completa sin una visita a Monument Valley. Con enormes colinas de arenisca, grandes mesetas y vistas panorámicas espectaculares, Monument...

El Gran Cañon del Colorado ( South Rim )

El Gran Cañón del Colorado (South Rim)Durante millones de años, el Río Colorado, con la complicidad del viento, la lluvia y el hielo han ido puliendo una de las formaciones geológicas más espectaculares del mundo… : el Gran Cañon del Colorado. El South Rim, la ladera...

Chloride, AZ

un HISTóRICO PUEBLO fantasma, VIVIENTE, EN ARIZONA           Chloride  La histórica ciudad de Chloride se encuentra en el condado de Mohave, aproximadamente a 37 km al norte de Kingman y 80 km. al sur de Las Vegas por la US-93, por lo que es una parada muy interesante...

Big Sur y la Pacific Coast Highway

El big sur  y la... Pacific Coast Highway  La Pacific Coast Highway, o Highway 1,  recorre el litoral de California a través de acantilados y bonitas poblaciones de costeras... Entre pueblos bohemios y grandes ciudades, se puede disfrutar de playas ocultas, animales...

Joshua Tree National Park

Joshua Tree National Park    El Joshua Tree National Park está localizado en una zona desértica de California, a unos 200 km. al este de Los Angeles y unos 300 al sur de Las Vegas, en un lugar donde coinciden parte de los desiertos del Mojave y del Colorado. Por...

Oatman, AZ

el antiguo poblado minero en el que los asnos pasean a sus anchas...  Oatman, Az   Las vistas, los sonidos y los sabores de Estados Unidos cobran vida en este pequeño pueblo que combina historia, leyendas y excentricidad al que se llega sorteando las pendientes...

Visita al Horseshoe Bend en Page, Arizona.

Visita al Horseshoe Bend Una de las etapas imprescindibles en cualquier ruta completa por la Costa Oeste es Page, una pequeña población del norte de Arizona, que no tendría demasiado interés turístico si no fuera porque acoge dos maravillas naturales que merecen una...

Death Valley

El infierno en la tierra Death Valley El valle de la muerte intimida con sólo pronunciar su nombre ...  Aquí está el lugar más profundo del Hemisferio Norte : Badwater, a 85.5 metros por debajo del nivel del mar, ... y rincones donde la sensación térmica supera...

Barstow / Calico Ghost Town

Visita a... Calico Ghost Town   A sólo 5 km de Barstow, California, se encuentra Calico Ghost Town un viejo pueblo minero ubicado en el Condado de San Bernardino, a unos 200 km al este de Los Angeles. Es otra de las poblaciones surgidas durante la fiebre del oro...

48 horas en Los Angeles

cuarenta y ocho horas en... Los Angeles  ciudad de mitos y excesosRodeada de playas y montañas, Los Angeles es el paradigma del televisivo y utópico  American way of life. Una megaurbe de más de 1200 km²,  con barrios casi tan famosos como la propia ciudad y lugares...

RENT

El East Village siempre será el lugar que sirvió de inspiración para el célebre musical Rent.  Una obra que nos recuerda que tenemos que vivir el presente :

No day but today .

Rent, una versión actualizada de «La Boheme» de Puccini,  se situa en el corazón de East Village durante la epidemia de SIDA de los 80. Aunque es una obra de ficción, habla de la realidad de la vida de las personas afectadas por el VIH , arrojando algo de luz sobre ellas. 

Es una obra de teatro sobre la pobreza, la enfermedad, la falta de vivienda y el mundo marginal pero también un homenaje a aquellos que se enfrentaron al virus y una celebración de la vida de aquellos que murieron jóvenes… 

… Y,  por encima de todo, es un musical sobre la amistad y el amor. 

___________

A veces la vida es tristemente cruel con los que tienen mucho que dar : Jonathan Larson, su joven autor, murió repentinamente de aneurisma aórtico unas pocas horas después del ensayo final de la obra.

Rent se estrenó el 13 de febrero de 1996 en el New York Theatre Workshop, un local de 150 asientos en East 4th Street, entre Bowery y Second Avenue el 13 de febrero de 1996, recibiendo instantáneamente críticas brillantes y agotando todas las localidades en las seis semanas que se representó en el Off Broadway.

Su enorme e inesperado éxito le llevó a Broadway, a las tiendas de discos … y a los cines de todo el mundo.

El resto es historia.

El East Village  ha cambiado desde «Rent», pero para la historia quedará el ya cerrado Life Café, que  inspiró a Larson a escribir una de las escenas más memorables de la obra, cuando los personajes bailan en las mesas cantando «La vie Boheme» .

Un paseo por el East Village

     – Bowery

Cerca de la estación de metro de Bleecker Street está el Bowery, en otros tiempos una calle decadente como pocas, y ahora un boulevard con bloques de apartamentos y hoteles de lujo…

El paseo puede empezar por la desaparecida sala CBGB (315 Bowery, ente 1st y 2nd St), una pequeña sala de conciertos, abierta en 1973, que brindó una primera oportunidad a músicos como Patti Smith, Lou Reed, Talking Heads o los Ramones… El local, meca del rock y el punk en sus mejores tiempos, fue uno de los ilustres perjudicados por la revalorización  de la zona y tuvo que cerrar en 2006.

En la actualidad es una exclusiva tienda John Varvatos , un cotizado diseñador de ropa masculina de estilo roquero … La buena noticia es que se han conservado las paredes forradas con los posters y grafitis originales.  

Muy cerca del CBGB, hay una parada obligada para Ramoneros : una sencilla placa en el cruce de Bowery con 2nd St. ,  el demasiado pequeño homenaje de la ciudad a a Joey Ramone.

CityPASS Nueva York, seis atracciones principales , que incluye

  • Entrada prepagada al Empire State Building
  • Entrada prepagada al Museo de Historia Natural
  • Entrada prepagada al Museo Metropolitano de Arte (Met)
  • Opción 1: a elegir entre mirador Top of the Rock® o Museo Guggenheim
  • Opción 2: a elegir entre Ferri a la Estatua de la Libertad y Ellis Island o Cruceros turísticos de Circle Line
  • Opción 3: a elegir entre Museo y Memorial del 11-S o Museo Intrepid del Mar, el Aire y el Espacio.

Tarjeta turística New York Explorer Pass y guía turística

Permite el acceso a las atracciones y recorridos que elijas, entre más de 50 atracciones.  con el New York Explorer Pass. Puedes elegir visitar entre 3, 4, 5, 7 o 10 lugares diferentes. ¿Quieres subir al Empire State o visitar el Museo de Arte Moderno (MoMA)? Solo tienes que ir allí y enseñar tu pase. Es fácil y cómod. El New York Explorer Pass es una manera fácil y cómoda de ahorrar dinero y de ver lo mejor de la Gran Manzana.

Guías Turísticas de Nueva York

     – St Marks Place

En dirección norte se llega a St. Marks Place, la arteria principal del barrio y un lugar muy animado que no ha cambiado demasiado desde los años 80.  Está llena de tatuadores, restaurantes baratos y las típicas tiendas de camisetas con juegos de palabras…

El nombre se lo debe a la vecina iglesia de St. Marks Church-in-the-Bowery (1799) , que ocupa el lugar donde se encontraba la capilla privada de la bowerie (granja) de Peter Stuyvesant… En la década de 1950 los poetas de la generación Beat ofrecían lecturas en ella y todavía hoy sigue siendo un lugar importante de reunión literaria y recitales musicales…

En el número 4 está la emblemática Trash&Vaudeville, una tienda gótica-punk donde Yoko Ono hizo algunas performance en los años 60.
St. Marks Church-in-the-Bowery

No muy lejos de aquí, en el 105 de la Second avenue , en el lugar donde hoy hay un banco, estaba el Filmore East, una célebre sala de conciertos en el que actuaron Janis Joplin, Elton John, The Doors y donde los Who estrenaron su opera Rock Tommy en 1969…

Cualquier fan reconocerá de inmediato als fachadas del 96 y 98 de St Marks Place, los edificios con los que el ilustrador Mike Doud decoró la portada del icónico álbum de Led Zeppelin Physical Graffiti, publicado en 1975 .

Portada de Physical Graffiti de Led Zeppelin

     – Alphabet City

Durante gran parte de los años 70, Alphabet City, las avenidas con nombre de letras, estaba dirigida por camellos y gansters …

Gangrenada por el tráfico de heroína, los narco pisos quemados y la extrema violencia, era un punto especialmente inseguro de la ciudad.

Por aquel entonces, Tompkins Square Park, refugio de vagabundos, toxicómanos y marginales de todo tipo … se constituyó como su sórdido epicentro…

La plaza no era más que una especie de barrio de chabolas para homeless, que dormían en bancos o directamente en cobijos sobre la zona ajardinada.

En ese contexto, en 1978, una joven desconocida de nombre Louise Ciccone llegó al cuarto piso del que ahora es el  230 de East Fourth Street, entre las Avenidas A y B de Alfabet City.

Era lo que Madonna podía permitirse por aquel entonces : “un motel de cucarachas”, como describió su padre, antes de suplicarle que volviera a casa ( … según escribe Mary Cross en Madonna: A Biography)   

Salvando las distancias, Tompkins Square Park es al East Village lo que Washington Square es al Greenwich Village… No es el espacio verde más atractivo de la ciudad, pero históricamente ha ejercido ( … y ejerce ) el papel de eje de la comunidad del Lower East Side y el East Village …

Y es que, por momentos, también ha sido el corazón neoyorquino de la contestación : la plaza ha sido testigo de las insurrecciones contra la miseria de 1874, de manifestaciones en contra de la guerra del Vietnam y un levantamiento popular provocado por la desmesurada intervención de la policía para desalojar a los campamentos de drogadictos y sin techo en 1988.

A principios de los 90, se puso un marcha un plan integral de reacondicionamiento del parque restaurándose sus paseos y zonas de juegos y reforzándose la seguridad mediante un toque de queda a las 23h y una estricta vigilancia policial.

Los jardines comunitarios de Alphabet City

Basta con dar un paseo en Alphabet City para reparar en unos pequeños paraísos de bienestar con forma de jardín comunitario. 

En la década de  1970, los vecinos del East Village se apropiaron de algunos terrenos urbanos abandonados para convertirlos en minúsculas preciosidades ajardinadas, un detalle revelador de la convivencia e interacción creativa de los variopintos habitantes del East Village .

En ellos se plantaron árboles, flores y plantas, se construyeron areneros, se levantaron esculturas y se habilitaron mesas de juego …

A pesar de las protestas vecinales, algunos fueron destruidos en beneficio de ambiciosos promotores inmobiliarios …  Otros se conservaron después de que una ordenanza municipal prohibiera a la ciudad la destrucción de aquellos refugios de vegetación …

En la actualidad, estos jardines comunitarios se prestan a las barbacoas y a los picnics entre vecinos, a las partidas de cartas y de dominó  y a todo tipo de actividades creativas… La mayoría pueden visitarse los fines de semana, cuando se suelen abrir al público… 

Muchos de los jardines se han convertido en espacios de activismo social y político :

Le Petit Versailles , en el  346 E Houston St esquina Ave C se estableció en 1996 como un jardín de arte comunitario LGTB… El escenario, donde los artistas exhiben su trabajo, es el foco principal de este jardín 

El 6 & B Garden, en la 6th St esq Ave B presenta eventos  musicales gratuitos, festivales de cines y talleres para niños. 

La Plaza Cultural Garden y 9th Street Garden ( uno de los mayores jardines comunitarios de NYC) , se encuentran en la esquina de la 9th St. con la Avenue C y estan adornados con espectaculares sauces llorones… 

El Lower East Side Ecology Center Community Garden (210 E 7th St)  es importante por su impacto ambiental, ya que está dirigido por el Lower East Side Ecology Center, que ha sido una organización líder en promoción de la sostenibilidad urbana en Nueva York. 

La parcela que comprende Días y Flores (522 E 13th St.)  contenía un edificio que fue abandonado en la década de los 70, convertido en un refugio para el tráfico de drogas y, finalmente, demolido, dejando un solar lleno de escombros en su lugar. En 1978, la 13th Street Block Association intervino y comenzó un minucioso trabajo de limpieza para la construcción de un jardín y un patio de recreo. En la actualidad, el jardín ofrece clases de horticultura, Tai Chi y arte en general. También contiene un estanque de peces, un sistema de recolección de agua de lluvia y una impresionante fuente que funciona con energía solar.

En East 6th Street, entre las avenidas A y B, se encuentra Creative Little Garden, un espacio pintoresco escondido entre edificios. Al entrar por la puerta amarilla, los visitantes son recibidos con un columpio de silla, bancos, piezas de arte al aire libre, comederos para pájaros y plantas colgantes. 

Fundado en 1973, el Liz Christy Garden fue el primer jardín comunitario que se abrió en la ciudad de Nueva York. El jardín fue fundado cuando Liz Christy y las Guerrillas Verdes, un grupo de activistas de jardinería, descubrieron un terreno baldío y decidieron transformarlo en un jardín comunitario. Sus esfuerzos fueron un éxito, inspirando a las comunidades de toda la ciudad a crear sus propios jardines. El Liz Christy Garden cuenta con un estanque con peces y tortugas, un hábitat de flores silvestres, árboles frutales, huertos y bancos de madera. y es mantenido por voluntarios, que permiten que el jardín esté abierto durante todo el año.

En la actualidad, los visitantes pueden pasar un día agradable por los alrededores de Tompkins Square, que hoy es un lugar tranquilo que acoge a familias, estudiantes, artistas, paseadores de perros…, así como algunos acontecimientos artísticos estivales relacionados con la contracultura…

… o recorrer las calles de Alphabet City para descubrir otros pequeños rincones,  como el del Horseshoe Bar o 7B, en la esquina de la 7th St. con la Avenue B, un local con un mostrador en forma de herradura que ha servido como plató en, al menos, tres ocasiones :  Cocodrilo Dundee , el Padrino II o la más reciente Jessica Jones, la serie de Marvel para Netflix.

Aquí os dejamos unos links a las páginas web que nosotros mismos usamos para organizar nuestros viajes a los EE.UU. Hacer clic en estos enlaces no os generará un sobrecoste y a nosotros nos generan unos pequeños ingresos que nos ayudarán a seguir alimentando la  web con información basada en la propia experiencia . 

 

Ahora, a organizar vuestro viaje…. 

Booking.com

Contrata tu seguro de viaje con las mejores coberturas, al mejor precio con Mondo

No te tiene por qué pasar nada, pero tienes que saber que las facturas médicas en los Estados Unidos, incluso por el accidente más leve, pueden ser astronómicas, así que es muy recomendable contratar un seguro de viaje que, además, de cubrir eventualidades tipo retraso o pérdida de equipaje, cancelación de vuelos…, incluya una amplia cobertura médica. Aunque sólo sea para viajar tranquilo.

Mondo es una compañía especializada en seguros de viajes que te ofrece, al mejor precio, las coberturas que mejor se adaptan a tus necesidades y al tipo de viaje que tienes planificado.

 

Haciendo clic en el banner conseguiréis un 5% de descuento en tu seguro de viaje.

Greenwich Village, un sorprendente paseo por el barrio más bohemio de Nueva York

gREENWICH VILLAGE

Un sorprendente paseo por el barrio más bohemio de Nueva York

GREENWICH VILLAGE,  un paseo por el barrio más bohemio de NYC

La aldea asume el papel de zona bohemia en Nueva York. Las calles del Greenwich Village, donde siempre se ha vivido con más libertad que en el resto de la ciudad,  nunca llegaron a adaptarse a sistema de calles en cuadrícula que caracteriza al resto de la Gran Manzana y hoy son el lugar perfecto para pasear en un ambiente despreocupado y genuino.

Esta zona, en otros tiempos un símbolo de todo lo artístico, osado y bohemio, es conocida por los forasteros como Greenwich Village, aunque los neoyorquinos hablen de West village o, simplemente,  The Village a todo lo que hay al oeste del East Village

Whashinton Square, el corazón simbólico del barrio

UNA BREVE HISTORIA DEL GREENWICH VILLAGE

El hecho de que en la aldea las calles sigan un curso totalmente aleatorio e irregular tiene su origen en la historia :

Cuando los holandeses llegaron a la ciudad, transformaron la zona pantanosa donde hoy en día se asienta este barrio en la mayor plantación de tabaco de la colonia.

Con la llegada de los ingleses la plantación se convirtió en una zona de pasto y al laberinto de calles que se creó a su alrededor lo llamaron Greenwich Village.

Poco a poco, ese barullo de casas de se fue convirtiendo en un próspero pueblo dedicado al comercio marítimo y creciendo como lugar de retiro rural para los neoyorquinos que buscaban huir de la agitación de la ciudad, del calor estival y de las epidemias.

Y es que, hacia 1822 , las miradas se posaron en el Village como refugio de aquellos pudientes neoyorquinos que huían de la fiebre amarilla y del cólera.

Un pueblo en la ciudad

El Village ya existía cuando en el año 1811 se decidió ordenar la isla de Manhattan con un entramado de calles y avenidas estructuradas en forma de cuadrícula.

Cuando el Ayuntamiento quiso imponer el proyecto, los vecinos se opusieron firmemente,  por lo que al oeste de la 6th Avenue las calles continúan siendo tal como eran en el s. XVII : estrechas y curvas.  Y a diferencia del resto de la isla, las calles de la aldea suelen tener un nombre en lugar de un número.

Así que por donde paseamos hoy es un vecindario histórico y encantador cuyas calles son radicalmente diferentes al patrón regular de la mayor parte de Manhattan por encima de la calle Houston Street.  

El caracter del Greenwich Village

La reputación del barrio como enclave idealista y creativo se remonta a principios del s.XX, cuando la alta sociedad del Village se trasladó a otros barrios residenciales de la parte alta de la ciudad.

Una sucesión de inmigrantes, intelectuales, escritores y artistas llegaron a la zona en busca de alquileres baratos y las enormes casas que dejaron atrás los antiguos residentes fueron el  terreno ideal para cultivar la emergencia del ambiente bohemio.  

Entre los residentes más célebres del s. XIX estaba Henry James, que utilizó la casa de su abuela en Washington Square como localización de la famosa novela del mismo nombre (1881).

Seguro de viaje Mondo, con cobertura COVID-19. 

No te tiene por qué pasar nada, pero tienes que saber que las facturas médicas en los Estados Unidos, incluso por el accidente más leve, pueden ser astronómicas, así que es muy recomendable contratar un seguro de viaje que, además, de cubrir eventualidades tipo retraso o pérdida de equipaje, cancelación de vuelos…, incluya una amplia cobertura médica. Aunque sólo sea para viajar tranquilo.

Mondo es una compañía especializada en seguros de viajes que te ofrece, al mejor precio, las coberturas que mejor se adaptan a tus necesidades y al tipo de viaje que tienes planificado.

La Generación Beat

Puede que los singulares inicios del barrio hayan sido la razón que haya atraído a un buen número de representantes de la contracultura norteamericana. El Village está lleno de esas historias. 

A finales de los  50, la Generación beat  tuvo su bastión en este barrio.

En esa época el Village se llenó de poetas, pintores, músicos, escritores y estudiantes que rechazaban el conformismo social y los valores clásicos estadounidenses. En general, de jóvenes que buscaban un lugar en el que poder ser ellos mismos y escapar de la realidad social de un país sometido a unas reglas demasiado rígidas.

Precursores del movimiento Beat, como Jack Kerouac (En el camino, 1957), Allen Ginsberg (El aullido, 1956) o William S. Burroughs (El almuerzo desnudo, 1959), tuvieron su inspiración aquí.

Músicos como Woody Guthrie u Odetta se convirtieron en la referencia de unos jóvenes que habían crecido con Elvis y que habían llegado al folk seducidos por la fuerza de las letras de unas canciones que reflejaban los problemas sociales existentes.

En el 567 de Hudson St está la White Horse Tavern, donde todavía puede hacerse lo que se llevó a la tumba a Dylan Thomas…

La segunda taberna más antigua de Nueva York originalmente fue un bar de estibadores que servía a los portuarios que trabajaban en los muelles del cercano río Hudson, pero fue en la década de los 50 cuando “The Horse” se hizo popular entre escritores y artistas.

Uno de ellos, el poeta irlandés Dylan Thomas, tomó su última copa aquí antes de desplomarse en noviembre de 1953. Se dice que sus últimas palabras fueron : “he bebido 18 vasos de whisky, creo que es todo un récord”. Tenía tan sólo 39 años. 

Una placa recuerda la mesa que el escritor solía ocupar.

Hacia finales de los años 50, la estética y la cultura de la Generación Beat fue absorbida por la población norteamericana.

Este movimiento social y literario simbolizaba la desesperación de una parte de la sociedad afectada por la depresión económica, la Segunda Guerra Mundial y la amenaza de la bomba atómica.

El movimiento beat  fue algo más que movimiento contracultural puntual. Esa manera de entender la vida, de una forma mucho más abierta de mente, el uso de las drogas, la libertad sexual y el estudio de la filosofía oriental dejó un legado incalculable para las generaciones posteriores. Tanto es así que sentó las bases del movimiento hippie en la década siguiente, fue el catalizador de los movimientos de la liberación de la mujer y la segregación racial,  e indirectamente ( por qué no? ), de la liberación de la comunidad  LGTBI.

Bob Dylan 

Aquel era el panorama en  1961, cuando un joven Bob Dylan llegó a la ciudad

En apenas dos años,  aquel muchacho que tocaba mal y cantaba peor, se convirtió en el referente de una generación que aspiraba a  cambiar el mundo. 

Con él, otras figuras musicales como Jimi Hendrix, Barbra Streisand, Simon&Garfunkel, Jackson Browne, Arthur Lee, Joni Mitchell, James Taylor, Joan Baez o The Velvet Underground dieron sus primeros pasos en algún local nocturno del barrio entre 1950 y 1970.

Más allá de la música, la lista de celebridades que han pasado por Greenwich Village es también enorme : Woody Allen, Andy Warhol, Bill Cosby, Jessica Lange, Dustin Hoffman o Al Pacino son sólo algunas de ellas.v

Los disturbios del Stonewall Inn

En 1969, aquí se inició simbólicamente el movimiento de liberación homosexual.

Por aquel entonces, los actos homosexuales eran ilegales en todos los estados, excepto Illinois. Bares y restaurantes podían ser cerrados por tener empleados o servir a clientes con esa orientación sexual. 

El Stonewall Inn, un bar situado en el 53 de Christopher Street, era un refugio para la comunidad gay, lesbiana y transgénero de la ciudad. 

Las redadas policiales eran habituales. Pero la noche del 27 de junio, los clientes de este bar decidieron defenderse. Lo que vino después fue un levantamiento que engendró nuevos tiempos de resistencia y revolución. 

Stonewall riots

Todo empezó el martes, 24 de junio, cuando la policia realizó  una incursión nocturna en Stonewall, arrestando a algunos de sus empleados y confiscando su alijo de licor ilegal.  La policía arresta a los empleados de Stonewall, confisca alcohol.

La policía de Nueva York planeó una segunda redada para el viernes siguiente con el objetivo de que el bar cerrara definitivamente.

El 27 de junio de 1969, día del entierro de Judy Garland, la policía realizó una violenta incursión para arrestar a sus ocupantes… Fue el último de los despropósitos contra la comunidad gay local. La multitud de Stonewall entró en cólera después de los arrestos y el maltrato a los clientes…

Se corrió la voz entre los bares de la zona y los que se unieron a la lucha sitiaron el bar. Durante 4 días se produjeron disturbios urbanos a favor del reconocimiento de los derechos de los homosexuales.

La revuelta terminó con multitud de policías heridos y varios arrestos. Fue una victoria simbólica puesto que fue la primera vez que el colectivo gay se enfrentaba en masa a los abusos policiales, sacudiendo a un movimiento que hasta el momento había estado silenciado y perseguido.

Gay Pride Parade

Un año más tarde, y para celebrar aquellos acontecimientos, se organizó el primer Desfile del Orgullo Gay . Desde entonces el último domingo de junio de cada año, la comunidad LGTB desfila para celebrar el tradicional «Gay Pride Parade» neoyorquino.  La comitiva baja de norte a sur por la Quinta Avenida para atravesar la pequeñas calles de Village y terminar en Christopher Street.

Greenwich Village, hoy.

Actualmente, la imagen del Greenwich Village como referencia de movimientos culturales, artísticos y sociales sólo perdura en la mente de visitantes y nostálgicos.

La realidad es que los únicos artistas que pueden permitirse el lujo de vivir aquí son los que han consolidado el éxito en cualquier modalidad creativa, ya que la zona se ha convertido en una tranquila área residencial y turística de precios muy elevados.  

Eso si, con una animadísima vida callejera. 

New York CityPASS, incluye SEIS atracciones principales :

  • Entrada prepagada al Empire State Building
  • Entrada prepagada al Museo de Historia Natural
  • Entrada prepagada al Museo Metropolitano de Arte (Met)
  • Opción 1: a elegir entre mirador Top of the Rock® o Museo Guggenheim
  • Opción 2: a elegir entre Ferri a la Estatua de la Libertad y Ellis Island o Cruceros turísticos de Circle Line
  • Opción 3: a elegir entre Museo y Memorial del 11-S o Museo Intrepid del Mar, el Aire y el Espacio.

Tarjeta turística New York Explorer Pass y guía turística

El New York Explorer Pass es una manera fácil y cómoda de ahorrar dinero y de ver lo mejor de la Gran Manzana. Permite el acceso a las atracciones y recorridos que elijas, entre más de 50 atracciones.  Con el New York Explorer Pass puedes elegir entre 3, 4, 5, 7 o 10 lugares diferentes. ¿Quieres subir al Empire State o visitar el Museo de Arte Moderno (MoMA)? Solo tienes que ir allí y enseñar tu pase. Es fácil y cómodo. 

Guías Turísticas de Nueva York

UN PASEO POR GREENWICH VILLAGE

El mejor modo de recorrer el Village es a pie y el mejor punto de partida es el corazón simbólico del barrio y el mejor ejemplo de su singularidad : WASHINGTON SQUARE.

Washington Square

Creado en 1826 en el emplazamiento de un antiguo cementerio de pobres, Washington Square Park es el corazón del Village y de la bohemia neoyorquina.

Y el lugar perfecto para observar a la gente.

No es el lugar elegante al que Henry James homenajeó en su novela, pero basta con aterrizar aquí para descubrir que no le faltan encantos.

Lo más llamativo de la plaza es el Arco del Triunfo, que domina el parque desde 1892, cuando se construyó para conmemorar el centenario de la investidura de George Washington como primer presidente de la nación. 

Desde este Arco comienza su prestigioso recorrido una de las calles más famosas del mundo y la más importante de Manhattan : la Quinta Avenida. 

Tan pronto como llega el buen tiempo, el parque se convierte en una pista de atletismo improvisada, un escenario donde anónimos guitarristas regalan lujosas interpretaciones de viejas canciones de Bob Dylan o los Beatles…, un torneo de ajedrez o un club social lleno de monopatines, perros y notas musicales …. 

En estos momentos, no existe una plaza mejor en toda la ciudad.

En ella también se reúnen jovenes estudiantes de la New York University, cuyos edificios se agrupan en torno a la plaza, formando conjunto con casas unifamiliares perfectamente conservadas…

Las casitas que bordean las encantadoras callejuelas de  Washington Mews y MacDougal Alley eran antiguamente las caballerizas de las casas señoriales del norte de Washington Square de mediados del s. XIX.

Casas que no tenían nada que ver sus vecinas del lado sur :  «Satén y automóbiles en este lado, inmundicia y carretillas en el otro», en palabras de la escritora Djuna Barnes a principios del s.XX…

Christopher Street

El nombre «The Village» se ha convertido por méritos propios en un término genérico para denominar a un barrio de marcada tendencia homosexual… Y Cristopher Street es su lugar más representativo.  

Con sus más de 200 años, puede presumir de ser una de las calles más antiguas de la ciudad y de haber sido testigo del nacimiento de los movimientos pro derechos LGTB… 

Sin duda, representa uno de los tramos más icónicos y emocionantes de Manhattan … con acogedores cafés, restaurantes, sexhops y boutiques  adornados  con la bandera  arcoíris durante los doce meses del año…

McNulty´s Tea & Coffee   

En el 109 de Christopher St. se encuentra toda una institución en Nueva York :  la encantadora y maravillosamente aromática tienda de tes y cafés de McNulty,  que ha  suministrado adicción a la ciudad desde 1895

Hay que entrar para recorrer el estrecho pasillo que rodea el escaparate central  e impregnarse de los aromas de una gran variedad de granos de café y más de 100 tipos de hojas de té…

Stonewall Inn

Independientemente de vuestra orientación sexual, un lugar que hay que visitar es el  histórico Stonewall Inn,  que sigue siendo un bar muy popular …

En el 53 de Christopher Street se encuentra el Stonewall Inn, un bar gay recordado por ser el lugar donde empezaron los famosos disturbios de 1969, que representaron simbólicamente el inicio del movimiento de liberación gay en los Estados Unidos. 

Homenaje al Amor : En Christopher Park, justo enfrente del Stonewall Inn, se levantó en 1992 un conjunto escultórico de George Segal que recuerda estos incidentes y rinde homenaje al Gay Rights Movement.

Gay Street

Antes de llegar a la 6th Ave, Gay Street nace como una bonita calle angulosa y corta que representa por sí misma todo el encanto del barrio. 

Pese a su ubicación ( en Greenwich Village y partiendo de Chistopher Street ), el nombre de la calle no tiene nada que ver con el movimiento LGTB … Se supone que el nombre puede venir de una familia llamada Gay que vivía allí en la época colonial…

En 1983, Cyndi Lauper grabó las primeras tomas del video de «Girls Just Want to Have Fun»  en esta calle, y en 1996, Sheryl Crow hizo lo mismo para la canción «A Change Would Do You Good».

Jefferson Market Courthouse 

Muy cerca, donde Christopher St,  se encuentra con la 6th Ave, se puede disfrutar del romanticismo victoriano de este pomposo edificio que recuerda más a un castillo que a un Tribunal, que es para lo que se construyó inicialmente. No se ha utilizado como sala de justicia desde 1946 y, en la actualidad, sirve como anexo de la  biblioteca municipal, la NY Public Library.

Patchin Place

Buscad también Patchin Place, un pequeño callejón sin salida con diez casas de ladrillo rojo que fueron hogar de Marlon Brando y John Reed, quien escribió aquí Diez días que estremecieron al mundo (1919). La escritora Djuna Barnes  vivió en el número 5.

La mala notícia es que es privado y solo se puede admirar desde detrás de una verja. 

Bedford Street y alrededores

Bedford Street es una tranquila y codiciada calle del Village que esconde muchas sorpresas : 

En la década de los 90, cuatro amigos compartían piso en el número 90: Eran Mónica, Rachel, Joey y Chandler, los inseparables amigos de la serie Friends.

Si no se conoce  la dirección exacta, 86 de Bedford St. , es muy difícil saber que se ha llegado a Chumsley´s, una auténtica taverna camuflada que conserva el encanto de 1926, cuando nació como un autentico bar clandestino en el marco de la Ley Seca La reconoceréis por la rejilla metálica de su puerta.

En el  77  se encuentra la que tienen fama de ser la casa más antigua del Village, fechada en 1799. Ha sufrido varias reformas desde entonces  y ahora debe de costar una fortuna… 

El edificio de al lado presenta la singularidad de ser la casa más estrecha de Manhattan … con 2,85 m de ancho! , por lo que únicamente tiene media dirección 75 ½. 

Aquí al lado, no dejéis de pasar por  Commerce St., una encantadora callejuela estrecha y curva que acoge el Cherry Lane Theatre, de 1924, uno de los teatros del off-Broadway más antiguos de la ciudad. 

Si se tiene tiempo, es interesante entrar en Grove Court, entre las calles de Bedfod St y Hudson St., uno de los enclaves más escondidos y codiciados del Village. Un rincón residencial de seis casas únicas que comparten un pequeño y hermoso patio que parece haber salido de alguna novela clásica del s.XIX … Cuesta imaginarse que alguien pueda vivir en este maravilloso oasis… Nosotros seguiremos soñando desde detrás de la verja…

Bleecker Street

Podría decirse que se trata de la calle principal de Greenwich Village, con la mayor concentración de tiendas, bares, gente y restaurantes que en cualquier otro punto del Village.

En el número 278 se encuentra  una de las mejores pizzerias de la ciudad : John´s of Bleecker Street  . De visita imprescindible, ya no sólo por sus pizzas, que son estupendas , sino por el local, que es muy agradable… 

Más sitios de interés

Los fans de Sexo en Nueva York tienen una visita obligada en el número 66 de Perry Street, donde se supone que Carrie Bradshaw tenía su apartamento. en la serie.

Más allá de la ficción, la calle en sí no tiene desperdicio… 

Por los alrededores de Washington Square, encontraréis varios locales de interés :

Cafe Wha? En el 115 de Macdougal St. Uno de los míticos locales  del Village, donde han actuado artistas de la talla de Jimi Hendrix Bob Dylan o Bruce Springsteen… Es un buen lugar para cenar una típica hamburguesa americana con música en directo… Los fines de semana se llena bastante por lo que no sería una imprudencia reservar con antelación desde la web

Justo al lado, en el 113 se situa la histórica Minetta Tavern, abierta en 1922 como taverna clandestina… Años más tarde, se mantiene como bar restaurante y está  decorada con fotos de las celebridades que han visitado el local. 

… Y entrando por el callejón de Minetta Street, en la fachada del local que ahora ocupa el Panchito´s Mexican Restaurant, estaba la descolorida señal del antiguo Fat Black Pussycat, donde en 1962 un joven Bob Dylan escribió e interpretó por primera vez Blowin´in the Wind. 

El dueño del restaurante se encargó de pintar de rojo el viejo cartel, eliminando irreparablemente cualquier vestigio de ese pequeño trocito de historia de la música… Una pena.

Otro lugar emblemático del barrio, muy cerca también de Washinton Square, en la 6th Ave, entre la West 3rd y la West 4th es «The Cage», donde se juega el mejor baloncesto urbano, con permiso de su homóloga de Harlem, Rucker Park, que viene a ser como la Meca del basket callejero en NYC…,   . En verano se organizan torneos donde compiten los mejores jugadores de la ciudad, admirados por multitud de personas que se agrupan alrededor de la «verja» que rodea la cancha…

Hasta aquí el repaso a uno de los barrios más emblemáticos de Nueva York … Se trata de una pequeñísima parte de lo que puede dar de sí… Por supuesto, hay mucho más por conocer y cada cual tiene sus  inquietudes y saca sus propias conclusiones, así que no dudéis en sugerir o comentar lo que os haya encantado del Greenwich Village…

Gantry Plaza State Park

donde empezó todo…

Gantry Plaza State Park 

en el barrio de long island city, queens

El barrio de Long Island City, en Queens, ha pasado en pocos años de ser una zona industrial, repleta de muelles y fábricas, a convertirse en una área privilegiada de la ciudad, con rascacielos de lujo junto al East River y un enorme jardín de 16 hectàreas con hermosas vistas del horizonte del Midtown Manhattan. 

El Gantry Plaza State Park …, o Gantry Park, como también lo conocen los neoyorquinos, es uno de nuestros rincones favoritos de Nueva York. Uno de los mejores observatorios de la ciudad… Y,  además…  Es gratis !!

Un lugar tranquilo, poco frecuentado por turistas e ideal para tomarse un descanso del bullicio del otro lado del río, pasear por sus cuidados jardines, tumbarse al sol y contemplar con calma las espectaculares vistas del skyline neoyorquino, con edificios como el Chrysler, el Empire State o el de las Naciones Unidas, a orillas del East River.

De por sí, las vistas ya son un enorme aliciente para acercarse a este lugar, pero es que, además, este parque cuenta con bancos panorámicos, mesas para hacer pícnic, áreas para perros e instalaciones recreativas que incluyen canchas de baloncesto y parques infantiles.

Visita al Horseshoe Bend en Page, Arizona.

Visita al Horseshoe Bend Una de las etapas imprescindibles en cualquier ruta completa por la Costa Oeste es Page, una pequeña población del norte de Arizona, que no tendría demasiado interés turístico si no fuera porque acoge dos maravillas naturales que merecen una...

48 horas en Los Angeles

cuarenta y ocho horas en... Los Angeles  ciudad de mitos y excesosRodeada de playas y montañas, Los Angeles es el paradigma del televisivo y utópico  American way of life. Una megaurbe de más de 1200 km²,  con barrios casi tan famosos como la propia ciudad y lugares...

Ruta y presupuesto por la Costa Oeste

RUTA Y PRESUPUESTO POR LA Costa Oeste  california, arizona, nevada Y utahEl Lejano Oeste, Malibú, Beverly Hills, el Golden Gate, el Gran Canón, Alcatraz, los vigilantes de la playa, Forrest Gump, Hollywood, los westerns … y así, seguiríamos con una interminable lista...

Oatman, AZ

el antiguo poblado minero en el que los asnos pasean a sus anchas...  Oatman, Az   Las vistas, los sonidos y los sabores de Estados Unidos cobran vida en este pequeño pueblo que combina historia, leyendas y excentricidad al que se llega sorteando las pendientes...

Death Valley

El infierno en la tierra Death Valley El valle de la muerte intimida con sólo pronunciar su nombre ...  Aquí está el lugar más profundo del Hemisferio Norte : Badwater, a 85.5 metros por debajo del nivel del mar, ... y rincones donde la sensación térmica supera...

Por la ruta 66 en Arizona

la carretera madre, a su paso por arizona  Por la Ruta 66 en Arizona  La 66 es una de las carreteras más legendarias de los Estados Unidos. Y aunque desde hace ya mucho tiempo dejó de ser una ruta rentable, su popularidad continua creciendo año tras año gracias a los...

Monument Valley

Monument Valley Guía para visitar uno de los parajes naturales más famosos de EE.UU Ninguna ruta por el oeste americano estaría completa sin una visita a Monument Valley. Con enormes colinas de arenisca, grandes mesetas y vistas panorámicas espectaculares, Monument...

El Gran Cañon del Colorado ( South Rim )

El Gran Cañón del Colorado (South Rim)Durante millones de años, el Río Colorado, con la complicidad del viento, la lluvia y el hielo han ido puliendo una de las formaciones geológicas más espectaculares del mundo… : el Gran Cañon del Colorado. El South Rim, la ladera...

Barstow / Calico Ghost Town

Visita a... Calico Ghost Town   A sólo 5 km de Barstow, California, se encuentra Calico Ghost Town un viejo pueblo minero ubicado en el Condado de San Bernardino, a unos 200 km al este de Los Angeles. Es otra de las poblaciones surgidas durante la fiebre del oro...

Big Sur y la Pacific Coast Highway

El big sur  y la... Pacific Coast Highway  La Pacific Coast Highway, o Highway 1,  recorre el litoral de California a través de acantilados y bonitas poblaciones de costeras... Entre pueblos bohemios y grandes ciudades, se puede disfrutar de playas ocultas, animales...

El parque, que se inauguró en 1998, ocupa los espacios de los antiguos muelles de Queens y una, ya demolida,  fábrica de Pepsi.

Su nombre se lo debe a los gantries, las grúas de carga y descarga de los antiguos muelles de Long Island City, que han sido acertadamente restauradas para formar parte del decorado del lugar. 

Un espectacular cartel vintage de Pepsi-Cola recuerda lo que en su día fue la planta embotelladora del popular refresco. Desde 1936, estaba situado en la azotea de la fábrica y cuando esta fue demolida, fue preservada en el parque como símbolo de su pasado industrial.

Booking.com
Uno de los símbolos del Gantry Park es el enorme cartel de Pepsi Cola, rodeado de jardines y lujosos edificios residenciales.

CityPASS Nueva York, seis atracciones principales , que incluye

  • Entrada prepagada al Empire State Building
  • Entrada prepagada al Museo de Historia Natural
  • Entrada prepagada al Museo Metropolitano de Arte (Met)
  • Opción 1: a elegir entre mirador Top of the Rock® o Museo Guggenheim
  • Opción 2: a elegir entre Ferri a la Estatua de la Libertad y Ellis Island o Cruceros turísticos de Circle Line
  • Opción 3: a elegir entre Museo y Memorial del 11-S o Museo Intrepid del Mar, el Aire y el Espacio.

Tarjeta turística New York Explorer Pass y guía turística

Permite el acceso a las atracciones y recorridos que elijas, entre más de 50 atracciones.  con el New York Explorer Pass. Puedes elegir visitar entre 3, 4, 5, 7 o 10 lugares diferentes. ¿Quieres subir al Empire State o visitar el Museo de Arte Moderno (MoMA)? Solo tienes que ir allí y enseñar tu pase. Es fácil y cómod. El New York Explorer Pass es una manera fácil y cómoda de ahorrar dinero y de ver lo mejor de la Gran Manzana.

Guías Turísticas de Nueva York

Si lo que uno quiere es hacer fotos de postal, las primeras horas de la mañana son perfectas, así como el atardecer, cuando el sol se pone en el horizonte de Manhattan y tiñe el cielo de diferentes tonalidades naranja,… pero es cuando cae la noche que el lugar despliega todo su encanto, el momento en que las luces de los rascacielos iluminan la noche neoyorquina, atrayendo tanto a fotógrafos, ávidos de una imagen de postal, como a parejas que buscan el lugar más romántico. 

Otro de los lugares más fotografiados del Gantry Park  son sus muelles con las grandes letras que dan la bienvenida a Long Island a los que llegan en Ferry a esta parte de la ciudad.

INFORMACIÓN PRÁCTICA
Dirección : 474 48th Avenue, Long Island City, NY 11109

Transporte Público : Desde Grand Central Station, sólo hay una parada hasta la estación Vernon Blvd. – Jackson Ave ( linea 7 / violeta), que queda a unos 300 metros andando por la  48th Ave. en dirección al río.  También se puede llegar con el New York Ferry, que tiene parada junto al parque.

Horarios :  abierto todos los días de 8 de la mañana a 10 de la noche.

Eventos : En primavera y verano se organizan conciertos y eventos diversos que tienen como immejorable telón de fondo el horizonte de Manhattan.

Aquí os dejamos unos links a las páginas web que nosotros mismos usamos para organizar nuestros viajes a los EE.UU. Hacer clic en estos enlaces no os generará un sobrecoste y a nosotros nos generan unos pequeños ingresos que nos ayudarán a seguir alimentando la  web con información basada en la propia experiencia . 

 

Ahora, a organizar vuestro viaje…. 

Booking.com

Contrata tu seguro de viaje con las mejores coberturas, al mejor precio con Mondo

No te tiene por qué pasar nada, pero tienes que saber que las facturas médicas en los Estados Unidos, incluso por el accidente más leve, pueden ser astronómicas, así que es muy recomendable contratar un seguro de viaje que, además, de cubrir eventualidades tipo retraso o pérdida de equipaje, cancelación de vuelos…, incluya una amplia cobertura médica. Aunque sólo sea para viajar tranquilo.

Mondo es una compañía especializada en seguros de viajes que te ofrece, al mejor precio, las coberturas que mejor se adaptan a tus necesidades y al tipo de viaje que tienes planificado.

 

Haciendo clic en el banner conseguiréis un 5% de descuento en tu seguro de viaje.