crónica de una maratón en chicago

 

72 horas en

 

la ciudad de los

rascacielos

 

La «ciudad de los hombros anchos», como  la llamó el poeta Carl Sandburg, encarna en si misma la verdadera esencia americana… Esa que la hizo resurgir de sus cenizas tras el gran incendio de 1871 que la destruyó casi por completo. 

La misma que la reinventó con la mirada puesta en el cielo y que vio nacer el primer rascacielos en 1885, el Home Insurance Building, de 10 plantas…  Nada que ver con el increíble horizonte actual en el que sobresalen los 443 metros de la Torre Willis, que dominaron el techo mundial durante 22 años (1974-1996).

Hoy en día, Chicago seduce a los turistas con una arquitectura espectacular, grandes parques, increíbles panorámicas, un magnifico lago, edificios originales, esculturas callejeras, los mejores comercios, una larga tradición de jazz, los Bulls, Al Capone, la ruta 66… y la que, posiblemente, sea  la mejor maratón del mundo.

En fin, como dice el eslogan: CHICAGO INSPIRES… 

En los Estados Unidos hay ciertas cosas que forman parte de su patrimonio colectivo : el fitness, las hamburguesas XXL, los parques públicos, el domingo de superbowl, el día de acción de gracias, el tamaño extragrande, los parques nacionales, el baloncesto, la bandera, las rutas por carretera, el aire acondicionado …

La maratón es también una de ellas.

Puede que sea porque esta exigente prueba reúne dos de los calificativos que más gustan a los americanos: heroicidad y el carácter épico.  Por eso no sólo interesa a los propios atletas y sus familiares, sino que cada ciudad  se vuelca en la organización de su maratón.

Porque los americanos tienen eso : de cada competición montan un espectáculo. Por eso y por muchas otras cosas, la Maratón de Chicago es una de las que cualquier atleta debería soñar con correr algún día.

 … O por qué la maratón de Chicago es, posiblemente, la mejor del mundo.

La maratón de Chicago es, junto a Nueva York, Boston, Berlin, Londres y Tokio una de las 6 maratones que configuran el World Marathon Majors.

Esa es su mejor carta de presentación. Y es que la de Chicago lo tiene todo :  una organización excepcional, un recorrido prácticamente plano que discurre junto a lugares emblemáticos, la presencia de un público entusiasta, condiciones meteorológicas favorables, el aliciente de correr junto a grandes estrellas de la prueba … Y todo esto en el contexto de una hermosa ciudad junto a un lago.

Por si fuera poco, la maratón es una de las más veloces del mundo. Y es que aquí se han pulverizado unos cuantos récords mundiales. El último, en el maratón femenino de 2019 bajando por primera vez de las 2h 15m (2:14:04).  

Monument Valley

Guía para visitar uno de los parajes naturales más famosos de Estados Unidos Ninguna ruta por el oeste americano estaría completa sin una visita a Monument Valley. Con enormes colinas de arenisca, grandes mesetas y vistas panorámicas espectaculares, Monument Valley es...

48 horas en Los Angeles

cuarenta y ocho horas en... Los Angeles  ciudad de mitos y excesosRodeada de playas y montañas, Los Angeles es el paradigma del televisivo y utópico  American way of life. Una megaurbe de más de 1200 km²,  con barrios casi tan famosos como la propia ciudad y lugares...

Oatman, AZ

el antiguo poblado minero en el que los asnos pasean a sus anchas...  Oatman, Az   Las vistas, los sonidos y los sabores de Estados Unidos cobran vida en este pequeño pueblo que combina historia, leyendas y excentricidad al que se llega sorteando las pendientes...

Por la ruta 66 en Arizona

la carretera madre, a su paso por arizona  Por la Ruta 66 en Arizona  La 66 es una de las carreteras más legendarias de los Estados Unidos. Y aunque desde hace ya mucho tiempo dejó de ser una ruta rentable, su popularidad continua creciendo año tras año gracias a los...

Big Sur y la Pacific Coast Highway

El big sur  y la... Pacific Coast Highway  La Pacific Coast Highway, o Highway 1,  recorre el litoral de California a través de acantilados y bonitas poblaciones de costeras... Entre pueblos bohemios y grandes ciudades, se puede disfrutar de playas ocultas, animales...

Bodie, el salvaje oeste a través de un pueblo fantasma de California

el salvaje oeste a través de un pueblo fantasma de california                Bodie  Entre 1877 y 1882, este antiguo pueblo minero de mala reputación produjo más de 35 millones de dolares en oro y plata, llegando a contar con cerca de 9,000 residentes y más de 60...

Joshua Tree National Park

  El Joshua Tree National Park está localizado en una zona desértica de California, a unos 200 km. al este de Los Angeles y unos 300 al sur de Las Vegas, en un lugar donde coinciden parte de los desiertos del Mojave y del Colorado. Por sus características,  es un...

El Gran Cañon del Colorado ( South Rim )

Durante millones de años, el Río Colorado, con la complicidad del viento, la lluvia y el hielo han ido puliendo una de las formaciones geológicas más espectaculares del mundo… : el Gran Cañon del Colorado. El South Rim, la ladera sudeste del segundo Parque Nacional...

Death Valley

El infierno en la tierra Death Valley El valle de la muerte intimida con sólo pronunciar su nombre ...  Aquí está el lugar más profundo del Hemisferio Norte : Badwater, a 85.5 metros por debajo del nivel del mar, ... y rincones donde la sensación térmica supera...

Visita al Horseshoe Bend en Page, Arizona.

Una de las etapas imprescindibles en cualquier ruta completa por la Costa Oeste es Page, una pequeña población del norte de Arizona, que no tendría demasiado interés turístico si no fuera porque acoge dos maravillas naturales que merecen una visita : Antelop Canyon ,...

La maratón siempre se celebra el domingo del «Columbus Day», o sea, el domingo antes del segundo lunes de octubre.

Ese fin de semana empieza el viernes con la recogida del dorsal y la visita a la Feria del corredor en el McCormick Place Convention Center, más allá del Grant Park. Está un poco retirado del centro pero la organización habilita autobuses y cuatro puntos de recogida para un traslado rápido y gratuito de los atletas y sus acompañantes, así que ningún problema.

Resulta que el Free Shuttle Bus Service es uno de aquellos autobuses escolares amarillos que tanto hemos visto en las pelis.

A partir de ahí, el corredor sólo tiene que presentarse el domingo a las 07:30 horas en la línea de salida y correr …  De lo demás se encargan la organización, los 12.000 voluntarios (escogidos entre unas 20.000 solicitudes…) que trabajan durante todo el fin de semana para que la maratón sea algo más que una carrera,… y los 1.7 millones de espectadores que lideran olgadamente el ranking mundial de seguidores de maratón a pie de calle… (como referencia…  a Nueva York se le estiman 1 millón y a Boston 0.5 millones).

El día de la carrera.

De que la ciudad de Chicago se enorgullece de su maratón da buena cuenta la comitiva de empleados del hotel que desde las 6:00 de la mañana despiden a los corredores con un generoso Good Luck !! y un buen surtido de agua, plátanos, vitaminas y cereales. 

En la calle, todavía a oscuras,  todos los caminos conducen a Columbus Dr. una inmensa avenida que atraviesa Grant Park, el gran parque urbano del centro de Chicago. Es aquí donde empieza y acaba la maratón…

A su derecha está el lago Michigan, y a su izquierda, tres joyas : el Jay Pritzker Pavillion, el auditorio al aire libre de Franz Ghery, el Cloud Gate, donde Chicago se refleja a si misma,  y el Art Institute of Chicago, uno de los mejores museos de arte del mundo. Es difícil imaginar un mejor entorno para empezar y acabar una maratón.

Mapa del recorrido de la maratón

El Jay Pritzker Pavillion

The Cloud Gate, también conocido como The Bean, la alubia.

La carrera

A las 7:15 h todo está listo… 45.000 corredores en la línea de salida esperan impacientes disfrutar de un privilegiado paseo por unas avenidas que, en muchos tramos, están a la sombra de monstruos de más de 300 metros de altura.

A esa hora, se crea un silencio ( literal ) de una solemnidad y una belleza insuperable : todos posan su mano sobre el pecho mientras alguien canta a capela , The Star-Spangled Banner , el himno nacional de los Estados Unidos.

Y por fin se da la salida… 

En estas fechas, la ciudad del viento ofrece unas condiciones meteorológicas impredecibles : con un poco de suerte se impondrá el sol, aunque el frío parece inevitable. La media de la temperatura mínima en octubre es de 8ºC pero, en el peor de los casos puede hacer mucho más frío ( yo empecé la carrera a 2ºC ),   así que es mejor llevar ropa de abrigo en la maleta por si acaso…  

Los primeros kilómetros son de una  emoción sobrecogedora : antes de la 1ª milla se atraviesa el río Chicago dejando a la vista varios de los edificios más importantes del centro de la ciudad, como la Trump International Tower que, con sus 423 metros, es el segundo edificio más alto de América... 

En Grand Avenue se da media vuelta y se atraviesa de nuevo el río por State St. para entrar en el Loop : el distrito financiero, político y comercial de Chicago… Y sede del «El», el famoso tren elevado.

…. Entre un inmenso pasillo de aficionados, se pasa por delante del no menos conocido Chicago Theater

Trenes elevados en el Loop.

En 1891 se contruyó el primer ferrocarril elevado de la ciudad. Como que recorría en circulo el centro de Chicago, pronto recibió el sobrenombre de loop (lazo)

El famoso Chicago Theatre, en State St.

La Trump International Tower

Se vuelve a dar la vuela y se sale del Loop hacia el norte, atravesando otra vez el río por laSalle Dr., otra de las calles comerciales de la ciudad.

Hacia el km. 8 se entra en uno de los parques que bordean el Lago Michigan, el Lincoln Park, un vasto oasis de estanques y senderos que acoge el Zoo gratuito de la ciudad. 

Sobre el kilómetro 16 se pasa muy cerca del 2122 de North Clark Street, el lugar de la Matanza de San Valentín, uno de los crímenes más sonados de la historia de la ciudad.

En Old Town espera el imitador de Elvis Presley, contratado por Fleet Feet, una tienda de artículos para correr. 

De nuevo en el Loop, allá por la media maratón, otro de los lugares emblemáticos por los que discurre la carrera es la Torre Willis, que con sus 442 metros de altura se eleva por encima de todos sus gigantes vecinos…

Los acompañantes…

El tipo de trazado de la carrera permite a los acompañantes ver a sus maratonianos desde más de un punto sin tener que tomarse la molestia de coger transporte público para ir de un sitio a otro. 

La Matanza de San Valentín

En 1929, con la Ley Seca en vigor, Chicago era un lugar peligroso en el que varias bandas competían por hacerse un lugar en el lucrativo mercado del licor de contrabando.

El episodio más sangriento de esta etapa de corrupción y violencia, se produjo el 14 de febrero de 1929, cuando siete hombres de la banda del irlandés George Bugs Moran murieron a manos de sicarios de Al Capone disfrazados de policía. 

Pensando que era una redada, se desarmaron y se pusieron contra la pared, momento en que fueron asesinados a sangre fría por los hombres de Al Capone.

La masacre tuvo lugar en el 2122 N. Clark Street, muy cerca de Lincoln Park, donde hubo un garaje que fue demolido, y que hoy en día, es un jardín cercado.

Reserva tus hoteles en Chicago al mejor precio

En el 23 se pasa por delante del United Center, el legendario hogar de los Chicago Bulls… 

En general, el tramo más duro de cualquier maratón es el que va del 25 al 37-38 más o menos. Aquí la silueta de los grandes rascacielos se ve desde lejos mientras se rueda por largas y llanas rectas sin que pase nada demasiado emocionante. Las grandes distracciones quedan en el centro y ahora, como mucho, se atraviesa Chinatown, donde un montón de gente y un par de dragones danzantes dan la bienvenida al barrio bajo la Chinatown Gate.

Sobre el kilómetro 38 se entra en Michigan Avenue, la gran avenida de Chicago. Con la silueta de los rascacielos al fondo y el numeroso público a ambos lados, los últimos kilómetros son geniales.

A Grant Park se entra por Roosevelt Rd. y , ahora sí,  al girar por Columbus Drive se enfila la última recta de la maratón, que es algo así como una experiencia memorable… :  rodeados de público, parques y arquitectura se atraviesa la línea de meta de la Bank of America Chicago Marathon,   una de las mejores llegadas de maratón que podréis encontrar en el mundo…

The Clarence Buckingham Memorial Fountain, una de las más grandes del mundo.

Inmediatamente después de cruzar la línea de meta, los participantes pueden celebrar su hazaña en compañía de sus amigos y familiares e interactuar con los demás participantes en la 27 Mile Post-Race Party, que se organiza en Grant Park. Se estima que alrededor de 60,000 personas se apuntan a esta fiesta con entretenimiento en directo y cerveza gratis para los inscritos en la maratón. 

CHICAGO EXPLORER PASS : Tarjeta turística + Guía descargable . Disfruta de acceso a 3, 4 o 5 tours y lugares de interés de tu elección con la tarjeta turística Chicago Explorer Pass. Una vez comprada, podrás descargar la tarjeta en tu teléfono móvil o imprimirla cómodamente en casa. A partir de ahí, solo tendrás que presentarla en los tours y lugares de interés participantes. ¿Quieres visitar el Instituto de Arte de Chicago o unirte al Grand Tour? Pues preséntate en el lugar y muestra tu tarjeta. ¡Así de sencillo! 

CHICAGO CITY PASSEl pase electrónico Chicago CityPASS® incluye el acceso a los 5 lugares turísticos más destacados de la ciudad y te permitirá ahorrar hasta un 50 % en el precio de las mismas entradas por separado. Los titulares del pase electrónico CityPASS® también podrán evitar las colas en la entrada a casi todos los lugares de interés incluidos en la oferta. El CityPASS® es válido durante 9 días a partir del primer día de uso, ¡ideal para una escapada de fin de semana o para unas vacaciones más largas!

CHICAGO GO CARD : Tarjeta turística + Guía descargable. Conoce lo mejor de Chicago con la tarjeta Go Chicago. Hay cuatro opciones: para 1, 2, 3 o 5 días. Cuando la compres, podrás descargarla en tu móvil o bien imprimirla en casa . Luego podrás escoger entre las 25 rutas y visitas a lugares de interés turístico que ofrece. ¿Quieres ir al SkyDeck o visitar el teatro de Chicago? Solo tienes que presentar tu pase. Es muy fácil y cómodo.

Ahora que la maratón ha acabado, toca visitar la ciudad a paso de turista… , pero primero hay que cumplir una pequeña promesa  : pasar por  Gino´s East, una superpotencia de la pizza de base gruesa estilo Chicago y pedir una con muchos quesos … Después de una ducha, eso sí.

Chicago, más allá de la maratón  

La maratón es una buena oportunidad para dejarse seducir por los enormes atractivos de la ciudad. Y es que, hoy en día, la tercera ciudad del país es una limpia y coqueta ciudad a orillas del lago Michigan, que presume de estar a la vanguardia del desarrollo de la construcción y del diseño del paisaje urbano. En este sentido, sus clásicos edificios de los años 30 se mezclan convenientemente con espectaculares rascacielos de última generación,  y estos con espacios públicos llenos de detalles arquitectónicos 

Podría decirse que un auténtico desastre marcó ( … para bien ), su destino.

El Gran Incendio de 1871 arrasó con casi toda la ciudad e hizo necesario un nuevo plan para reconstruirla usando materiales alternativos a la madera.

Chicago, no tardó en resurgir de sus cenizas,… y de qué manera !!  Seis semanas después del incendio ya se habían empezado a construir más de 300 edificios… El espíritu de su reconstrucción cambió la forma de construir el mundo entero !!

Se prohibió construir en madera y se levantó por primera vez una estructura de hierro para un edificio de 9 plantas ( un pequeño rascacielos de la época…).  Ese trabajo cautivó a decenas de arquitectos que llegaron a la ciudad con propuestas innovadoras : los de la Escuela de Chicago  que, con la ayuda de una innovación tecnológica de primer orden, el ascensor, adoptaron una solución constructiva que permitió levantar estructuras de acero por encima de los 10 pisos, creando una nueva tipología de arquitectura que tuvo un cierto éxito : el rascacielos.

El resto es historia…

En el margen del lago Michigan abundan los parques y las playas. Los amantes del deporte de resistencia  tienen su pequeño mantra  en un carril para el running y las  bicicletas que lo bordea en algo más de 40 kilómetros con unas vistas tan estudendas como estas.

Chicago os va encantar. Es una de aquellas ciudades en las que uno encuentra  mucho más de lo que espera. Para que os hagáis una idea, aquí os dejamos un manual básico con lo imprescindible para una corta visita de 72 horas.

Disfrutad.

El Loop, el centro de Chicago 

 El Loop es algo más que el centro financiero y político de Chicago.

Para reducir la congestión que provocaba la llegada de los trenes procedentes de la periferia, a finales del s.XIX, el Ayuntamiento decidió crear un sistema elevado de vías que rodeara el el centro de la ciudad para que los trenes que llegaran, dieran la vuelta y volvieran a salir. 

Este sistema, que empezó a funcionar en 1891 y que todavía sigue en funcionamiento como metro aéreo, no tardó en recibir el sobrenombre de Loop, que viene a ser algo así como una vuelta o un bucle. 

Pues bien, dentro de este perímetro se agrupan algunos de los mejores ejemplos de arquitectura de rascacielos del mundo, como la Torre Willis (233 S Wacker Dr.), el tercer edificio más alto del país, el Rookery building (209 S LaSalle St.),  que cuando se construyó en 1888 era el más alto del mundo y cuyo interior fue redecorado por Frank Lloyd Wright, el Chicago Board of Trade Building (141 W Jackson Blvd.), sede de la Bolsa de Comercio y el edificio más alto de Chicago de 1930 a 1965 (es como un Empire State en pequeñito…), el Marquette building (140 S Dearborn St.), considerado el primero de la “escuela de Chicago”, con unos grandes ventanales que fueron adoptados para el diseño de nuevas construcciones por todo el país… o el Monadnock Building (53 West Jackson Boulevard), que data de 1893 y que, aunque pueda parecer una  enorme torre de ladrillos, resulta que, con sus 60 metros y 17 plantas,  es uno de los más altos en el mundo construidos en mampostería y uno de los primeros edificios en altura edificado en los EE.UU

Chicago también es innovador en Arte Público. Y es que para embellecer los espacios abiertos, una serie de talentos contemporáneos como Picasso, Miró, Jaume Plensa o Anish Kapoor exhiben gigantescas obras de arte al aire libre que uno puede descubrir mientras pasea por las calles o parques del Loop.

Además de arquitectura, se pueden visitar algunos iconos de la ciudad, como el famoso Chicago Theatre o el Cartel de Inicio de la Ruta 66.

Fuera del area acotada por el ferrocarril, el  Loop incluye grandes espacios abiertos como el  Grant Park o el Parque del Milenio y museos de la talla del Instituto de Arte de Chicago, uno de los más grandes de Estados Unidos.

Historic Route 66

Frente al Art Institute of Chicago, en Adams St. casi en la esquina con Michigan Ave.,  hay un desgastado letrero al que pocos prestan atención…

Sobre la señal se puede leer  BEGIN.   

Y es que desde aquí se inicia el camino de la Ruta 66 hacia las míticas playas californianas de Santa Monica.

Además del letrero, a los que les gustan las historias sobre la Carretera Madre les encantará pasarse por  Lou Mitchell´s, un icono de la Ruta 66 que sirve comidas caseras desde 1923 en el 565 del paseo West Jackson, en el Loop, no demasiado lejos del cartel.

Todavía hoy ofrece servicio a cualquier hora del día.

Grant Park 

El “patio frontal de Chicago” es un bellísimo parque público ubicado en el área del Loop, entre Michigan Avenue y el Lago Michigan, que se desarrolló como una de las primeras zonas verdes de la ciudad.

El parque en sí está lleno de posibilidades, pero una de las cosas que más llaman la atención son las maravillosas vistas sobre los enormes rascacielos del centro de Chicago.

Uno de los monumentos más famosos de la ciudad ocupa un lugar destacado en el centro del parque : lClarence Buckingham Memorial Fountain,  una de las fuentes ornamentales más grandes del mundo. 

Su patrocinadora fue Kate S. Buckingham, una conocida mecenas que la hizo construir en 1927 en memoria de su hermano Clarence.  

La fuente en sí, representa el Lago Michigan, mientras que las cuatro estatuas de caballos que la adornan simbolizan los 4 estados que lo rodean: Wisconsin, Michigan, Indiana e Illinois. 

Funciona desde principios de mayo hasta mediados de octubre y ofrece un espectáculo de agua cada hora en punto. Por la noche, una exhibición de luz y música acompaña el show acuático.

Su nombre lo toma del General de la Guerra Civil americana, Ulysses S. Grant, nombrado 18º Presidente de los EE. UU.  

La noche del  4 de noviembre de 2008, el Grant Park acogió el discurso de victoria del día de las elecciones del presidente Barack Obama, uno de los ilustres ciudadanos de Chicago.

Otro reclamo es el Museum Campus, un parque junto al Lago que acoge tres de los museos más notables de la ciudad, todos ellos dedicados a las ciencias naturales : el Planetario Adler, el Acuario Shedd y el Museo Field de Historia Natural. También alberga el estadio de la NFL Soldier Field, sede de los Chicago Bears y el Palacio de Exposiciones McCormick Place, donde entre otras cosas se celebra la feria del corredor de la Maratón de Chicago.

Además, en el Grant Park se celebran algunos de los festivales más grandes de la ciudad, como el Taste of Chicago, un festival de de comida y música que se celebra durante las fiestas del Día de la Independencia o el Festival de Música de Grant Park.

Y, como ya hemos visto, también acoge la línea de salida y llegada de la Maratón de Chicago.

Millennium Park

aEn 2005, se abrió un nuevo gran espacio junto al Grant Park : el Millennium Park, que reúne varias obras de arte público con un gran valor artístico. El parque es una muestra de arquitectura sin igual, en la que destacan un pabellón de música al aire libre, una curiosa fuente y un icónico monumento con forma de alubia. 

La “Cloud Gate”, a la que el sentido de humor popular rebautizó como «The Bean», la alubia, representa una gigantesca gota de mercurio líquido en el que se reflejan los rascacielos y las nubes del cielo de Chicago según el ángulo en que se mire. 

«The Cloud Gate», obra del artista indo-británico Anish Kapoor, esta formada por la unión de 168 placas de acero inoxidable sorprendentemente pulidas. Sin soldaduras ni costuras.

Otra de las obras que destacan  es  “The Crown Fountain” diseñada por el célebre y polifacético artista  Jaume Plensa. Esta fuente ornamental se compone de dos estructuras, una frente a la otra, con una altura de unos 15 metros y recubiertas con ladrillos de vidrio donde se proyectan imágenes de primeros planos de rostros de diferentes habitantes de Chicago.

La fuente del Milenium Park es uno de los iconos de Chicago. 

Pero quizá la pieza central del Millenium Park sea el Jay Pritzker Pavilion , un innovador espacio para conciertos al aire libre con capacidad para 11.000 personas.  Su nombre es un reconocimiento a la familia Pritzker,  creadora, en 1979, de los premios Pritzker de Arquitectura, quienes se involucraron en su construcción tanto en capital, a manera de donantes, como en el diseño, ya que fueron ellos quienes exigieron que fuera Frank Gehry el encargado del proyecto.

Actualmente, el Pavilion es  la sede de la Grant Park Symphony de Chicago, que ofrece conciertos al aire libre durante la temporada de verano.

Pero estas tres piezas no son las únicas que podéis encontrar en el Millennium Park.

También os sorprenderá  el McCormick Tribune Plaza & Ice Rink, un espacio multiusos que se utiliza como pista de patinaje en invierno,  el BP Pedestrian Bridge, obra del mismo Frank Gehry, que conecta el Jay Pritzker con el Lurie Garden, otro de los secretos de Chicago,  el Harrys Theater, como complemento interior al Pritzker,  la Wrigley Square, el McDonald’s Cycle Center, los Exelon Pavilions, cuatro edificios que generan electricidad a partir de energía solar,   las Boeing Galleries para la exhibición de obras de arte , la Chase Promenade, un paseo para ver y ser visto y el Nichols Bridgeway, que conecta el Millennium Park con el Art Institute of Chicago.

Casi nada…

Willis Tower

Con 442 metros, la Torre Willis, inicialmente Torre Sears,  es el edificio más alto de Chicago, superando a la Trump International Tower en 27 metros. Está situado en el distrito financiero y en el momento de su construcción, en 1974,  superó a las Torres Gemelas de Nueva York como el edificio más alto del mundo, posición que mantuvo durante 20 años (hasta febrero del año 1998, cuando fue superado por las Torres Petronas, en Malasia).

Acutalmente es el tercer edificio más alto de EE.UU, después del One World Trade Center y el Central Park Tower en Nueva York.

Pero más allá de su altura, la gracia del edificio está en el Skydeck, el espectacular mirador de la planta 103, que cuenta con unas vistas inigualables de Chicago, con permiso de los que prefieran las del  360 Chicago del 375 North Michigan Avenue.

El Skydeck está abierto los 365 días del año, incluyendo Semana Santa, Acción de Gracias, Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo. 

Suele haber bastante gente, sobre todo en los días despejados, así que es mejor llegar pronto y con la entrada comprada con antelación para evitar colas y aglomeraciones. 

Las tarjetas turísticas Go Chicago , Chicago Explorer Pass y Chicago City Pass  incluyen, entre otras atracciones,  la entrada para el Skydeck, pero si no queréis comprar la tarjeta turística, AQUÍ podéis comprar las entradas sueltas con el mejor precio garantizado.  

Una vez arriba, los más osados pueden poner a prueba su capacidad de soportar el vértigo en The Ledge, una especie de balcón de vidrio con suelo transparente, en el que quedas suspendido a más de 400 metros sobre el suelo…  

Navy Pier

Las 20 hectáreas de atracciones, bares, restaurantes, tiendas, artículos artesanales y arte público de este céntrico muelle frente al lago se han convertido en el primer destino turístico, ya no de la ciudad, sino del medio oeste del país. 

No sería, precisamente, el área más económica donde comer o ir de compras,  pero es un lugar agradable donde poder relajarse y divertirse lejos del ajetreo de las grandes calles comerciales.

También es el lugar desde donde salen los barcos turísticos que recorren el lago Michigan y el río Chicago, muy útiles para hacer los tours fotográficos mientras se observa la elegante arquitectura de la ciudad.

Normalmente, el Navy Pier abre a las 10.00, pero la hora de cierre depende del mes y del día de la semana.

La entrada es gratuita pero cada actividad o atracción tiene su precio.

Para más información : NAVY PIER

El muelle visto desde la John Hancock Tower

La noria Centennial Wheel es una de las atracciones más conocidas del muelle… Y funciona todo el año, ya que las cápsulas estan cerradas y climatizadas. Las vistas sobre les enormes edificios del centro de Chicago son un buen reclamo para subir.

Chicago Riverwalk

Los barcos turísticos que recorren el río Chicago son una manera original de contemplar la arquitectura del centro de la ciudad. 

Al navegar entre esas enormes moles de piedra y acero, uno se pregunta cómo se pudieron construir en una ciudad con temperaturas tan extremas en invierno y cuyo apodo es the Windy City , la ciudad ventosa. 

La mayoría de estas excursiones salen del Navy Pier, aunque en los alrededores del puente   hay un embarcadero en el que poder contratar dos tipos de paseo en barco : el que hace un recorrido por el río de una hora aproximadamente o el combinado que recorre el el río y el lago, con una duración de 1 hora y media aproximadamente.

Un paseo en barco turístico por el lago

Navegar por el lago Michigan, el más grande de los EE.UU y  el único de los Grandes Lagos que está íntegramente dentro del país, es otra de las grandes experiencias imprescindibles en cualquier visita a Chicago.

El paseo panorámico sale desde muelle del Navy Pier y navega lo suficientemente lejos del litoral como para obtener una maravillosa perspectiva del Skyline y de las enormes torres John Hancock , Trump y el AON Center (la Willis queda en un segundo plano…).  ¡No podréis dejar de hacer fotos!. 

Magnificient Mile

El lugar donde Michigan Avenue se cruza con el río Chicago es uno de los espacios urbanos más emblemáticos del mundo. Un sitio perfecto para observar la asombrosa arquitectura de la ciudad, en la que coexisten convenientemente preciosos edificios clásicos con modernas torres de Cristal. 

Y mientras tenéis la vista puesta en´el Wrigley Building, la Chicago Tribune Tower o la Torre Trump,  puede que paséis por alto el maravilloso puente que estáis cruzando… el Dusable Bridge ,  la grandiosa puerta de entrada a ese tramo de Michigan Avenue que lleva el sobrenombre de Magnificent Mile.

El puente de la calle principal de Chicago, como también se le conoce, es un puente basculante de dos pisos convenientemente decorado para dar sentido a su función de enlace ente el Loop y el elegante boulevard en que se ha convertido Michigan Avenue, a esa altura de la ciudad.

El  DuSable bridge es a la vez una hermosa obra de arte público y una gran hazaña de ingeniería civil.

Como la mayoría de puentes sobre el río Chicago, este puente es móvil para permitir el paso de las embarcaciones. Además, dispone de dos pisos que permiten doble nivel de tráfico vehicular y peatonal. 

El puente Dusable fue construido en 1920 como parte del Plan Burnham para la urbanización de la parte norte de la ciudad y su construcción ayudó al rápido desarrollo de lo que hoy es la Mag Mile.

El Río Chicago desde el puente DuSable

En 1920, cuando el Puente de Michigan Avenue estaba en construcción, no había edificios importantes al otro lado del río Chicago. Fue entonces cuando el magnate del chicle, William Wrigley Jr. compró una parcela para edificar un edificio muy importante para el desarrollo del norte de la Avenida Michigan: la sede corporativa de su empresa, la Wrigley Company, cuya torre del reloj se inspiró en la Giralda, la torre campanario de la catedral de Sevilla. 

Enfrente está la Chicago Tribune Tower, sede del periódico del mismo nombre.

La historia del edificio empieza en 1922, cuando el Chicago Tribune organizó un concurso de diseño para su nueva sede, que tenía que ser «el edificio de oficinas más bonito e inconfundible del mundo». La maniobra supuso una gran campaña publicitaria para la compañía, que recibió más de 260 propuestas. Finalmente el ganador (que también se llevó los 50.000$ del premio…)  fue el diseño neogótico de los arquitectos John Mead Howells y Raymond Hood, autores también del Daily News Building en Nueva York, el Daily Planet de Superman… 

Como curiosidad,  su fachada contiene piedras de todo el mundo : monasterios y castillos europeos, el Vaticano, la Ciudad Prohibida de Pekín… incluso una piedra que se  trajo el Apolo XV como recuerdo de su paseo por la luna

El Wrigley  Building y la Chicago Tribune Tower, a orillas del Chicago Riverwalk

El Wrigley building, custodiado por la Trump International Tower

La Trump International Tower desde el paseo que bordea el río Chicago

Otro de los edificios que destacan por encima de los demás es la imponente Trump International Tower, un rascacielos de 98 plantas y 423 metros con un uso residencial y hotelero. 

Su historia comienza en 2001, cuando el entonces promotor inmobiliario Donald Trump anunció que sería el edificio más alto del mundo, aunque después de los atentados del 11-S, revisó sus pretensiones a la baja… Cuando finalizó su construcción en 2009, la Torre Trump se convirtió en el segundo edificio más alto de EE.UU, después de la Torre Willis, también en Chicago.  

Más al norte, la Avenida Michigan se convierte en la  Magnificent Mile, un equivalente del medio oeste al Rodeo Drive de Beverly Hills o a la Quinta Avenida de Nueva York…

El  lugar donde ir de compras en Chicago. 

En 1909, el Plan Burnham  propuso convertir el norte de la Avenida Míchigan en un gran boulevard comercial inspirado en los Campos Elíseos de Paris. Y tuvieron éxito porque, hoy en día, la avenida de las compras de Chicago es una de las áreas comerciales más famosas del mundo y un lugar de moda para los habitantes de Chicago y los turistas. 

Para probar la maravillosa pizza estilo Chicago en la Magnificient Mile podéis ir a Gino´s East donde las hacen muy buenas . Si lo que os apetece es probar un trozo de pastel, a los pies del 875 N Michigan Ave en el John Hancock Center está el Cheesecake factory, donde hay mucha variedad

Uno de los pocos edificios que sobrevivieron al Gran Incendio de 1871 es la histórica Torre del Agua, un edificio con forma de castillo que se construyó entre 1867 y 1869 para albergar una gran bomba de agua para extraer agua del lago Michigan. En su día se convirtió en un símbolo para la reconstrucción de una ciudad que quedó prácticamente destruida tras el coloso incendio.

La de Chicago es la segunda torre de agua más antigua de los EE.UU, después de la de Louisville, en Kentucky y , actualmente, alberga la City Gallery, un galería pública de arte contemporáneo. 

Junto a la Torre del Agua, hay un enorme edificio de 100 plantas y 344 metros de algura : es el 875 North Michigan Avenue, antiguamente llamado John Hancock Center. 

Y hacia el final de Michigan Ave. se llega a Oak St, una calle de casitas bajas donde, ahora sí, están todas las tiendas de lujo que no habéis visto en la Mag Mile… Es el exclusivo distrito del lujo de Chicago, completado por las adyacentes  Rush St. y Walton St.

Calles tranquilas y agradables para pasear que no os resultaran caras si no entráis a comprar.

La Torre del Agua, en el 806 de North Michigan Avenue, junto al John Hancock Center

John Hancock Center (875 North Michigan Ave.)

Cuando se terminó en 1968, se convirtió en el segundo edificio más alto del mundo y actualmente es el quinto más alto de Chicago… Aunque ya no destaca por su altura, sigue siendo reconocido como un ejemplo de combinación de elegancia y simplicidad en su diseño y la innovación de la ingeniería de finales del s.XX. 

El John Hancock Center también fue influyente en su organización interna, puesto que fue uno de los primeros proyectos de edificios altos de uso mixto (con espacios comerciales, oficinas, viviendas, estacionamientos, restaurantes y un magnífico puesto de observación).

Uno de los imprescindibles de Chicago es el 360 Chicago, cuya experiencia comienza ya en la planta baja del edificio con una exposición interactiva sobre la historia de la ciudad. 

Un ascensor de los más rápidos del país viaja a 32 km/h hasta el piso 94, donde está el 360 Observation Deck, que ofrece unas vistas deslumbrantes sobre del horizonte de la ciudad y el majestuoso lago, compitiendo con el Skydeck de la Torre Willis por la mejor panorámica sobre Chicago.

En un día despejado ¡Incluso se pueden ver los estados vecinos de Indiana, Michigan y Wisconsin! 

Los más valientes pueden, además, visitar una de esas atracciones que no dejan indiferente a nadie: el Tilt, una plataforma móvil gigante que inclina, literalmente, a los visitantes sobre el borde del edificio para que puedan observar la ciudad a vista de pájaro.  La atracción, que se vende como el viaje más emocionante de Chicago,  se paga aparte de la entrada al observatorio, aunque no es demasiado cara (unos 8$). 

Si os apetece un cóctel, un café o un helado, os podéis acercar al Architect’s Corner Bar and Cafe para complementar las hermosas vistas..

El 360 Chicago es una de las atracciones más populares de Chicago, por lo que suele estar llena de gente.

Llegar antes de las 10.00  puede evitaros el tener que lidiar con multitudes. Así podréis ir rápidamente a la cima. Echad un vistazo a las previsiones meteorológicas para aseguraros la visita en un día despejado. 

Las tarjetas turísticas Go Chicago , Chicago Explorer Pass y Chicago City Pass incluyen, entre otras atracciones,  la entrada para el 360 Chicago.   

Aquí os dejamos unos links a las páginas web que nosotros mismos usamos para organizar nuestros viajes a los EE.UU. Hacer clic en estos enlaces no os generará un sobrecoste y a nosotros nos generan unos pequeños ingresos que nos ayudarán a seguir alimentando la  web con información basada en la propia experiencia . 

 

Ahora, a organizar vuestro viaje…. 

Contrata tu seguro de viaje con las mejores coberturas, al mejor precio con Mondo

No te tiene por qué pasar nada, pero tienes que saber que las facturas médicas en los Estados Unidos, incluso por el accidente más leve, pueden ser astronómicas, así que es muy recomendable contratar un seguro de viaje que, además, de cubrir eventualidades tipo retraso o pérdida de equipaje, cancelación de vuelos…, incluya una amplia cobertura médica. Aunque sólo sea para viajar tranquilo.

Mondo es una compañía especializada en seguros de viajes que te ofrece, al mejor precio, las coberturas que mejor se adaptan a tus necesidades y al tipo de viaje que tienes planificado.

 

Haciendo clic en el banner conseguiréis un 5% de descuento en tu seguro de viaje.

Share This