Seleccionar página

California

California es el tercer estado en extensión de los Estados Unidos, con una población de casi 40 millones de habitantes.  Su capital es Sacramento desde 1850, cuando el estado se anexionó a Estados Unidos. En cuanto a la Ruta 66, es el octavo y último estado en este recorrido desde Chicago hasta las míticas aguas de Santa Monica…

… Pero antes de atravesar el bullicioso los Angeles  todavía quedan algunos lugares interesantes y pintorescos para visitar.

Roy´s Cafe ruta 66

Enlaces de afiliación de Carreteras Infinitas

Los enlaces de afiliación que encontrarás aquí son las herramientas que nosotros utilizamos para preparar los viajes. Si reservas o compras algo a través de nuestros enlaces, podemos ganar una pequeña comisión sin coste adicional para ti, y a nosotros nos ayudará a mantener la web actualizada.

CON CANCELACIÓN GRATUITA Y SIN PAGO POR ADELANTADO

Reserva tu alojamiento con Booking.com

CON COBERTURA COVID-19

5% de descuento en tu seguro de viaje con MONDO

TOURS, ENTRADAS, TRASLADOS…

CIVITATIS: Excursiones y actividades en EE.UU

CALIFORNIA

por | Ago 4, 2023

California es el octavo y último estado que recorre la mítica Ruta 66. Desde el río Colorado hasta Los Angeles la carretera está bastante intacta y el paisaje no es más que un vasto desierto donde la carretera,  y un sorprendente número de vestigios de los tiempos anteriores a las grandes autopistas, sobreviven soportando uno de los climas más desapacibles de Estados Unidos.

Texas

La Ruta 66 cruza California desde el río Colorado hasta las playas de Santa Monica, en Los Angeles.

  • Área: 423.970 km2
  • Población: 39,24 millones (2021).
  • Capital : Sacramento, con 525.041 habitantes, 2,136,604 con el área metropolitana (2021) 
  • Punto más alto: Mount Whitney , 4.421 m
  • Es el estado más poblado de EE.UU. El tercero más grande después de Alaska y Texas. 
  • Admisión como estado de la Unión: 9 de septiembre de 1950.
  • Longitud de la Ruta 66 en California: 536 km.
  • Etimología: Las novelas de caballerías fueron populares en España durante los años 1400 y 1500. Una de ellas mencionaba una isla mítica situada en la costa occidental de las Indias, llamada California.

California es hogar de paisajes extraordinarios y de grandes contrastes, tanto naturales (desiertos, parques nacionales, reservas indias … ),  como urbanos (con tres ciudades emblemáticas del oeste americano con muchas historias que contar: San Diego, Los Angeles y San Francisco).

Los paisajes alpinos de Mammouth Lakes, los parques nacionales de Yosemite o Sequoia, escenarios de película como las playas de Santa Monica o las colinas de San Francisco, desiertos donde apenas se desarrolla vida, serpenteantes carreteras panorámicas con vistas al Pacífico, la industria cinematográfica y las nuevas tecnologías, Disneyland, la mente abierta de San Francisco y barrios, como Hollywood o Beverly Hills, más famosos incluso que la propia ciudad de que los aloja… 

… California, en si misma, resume todo lo que da de sí la Costa Oeste.

 

El-final-de-la-Ruta-66-Los-Angeles

Un poco de historia…

Los seres humanos han habitado California durante al menos 10.000 años. Durante el período histórico, ha acogido más de 70 grupos diferentes de nativos americanos.

Desde los primeros tiempos, California atrajo a los espíritus aventureros. El comercio de pieles, las fértiles granjas y ranchos, las colinas llenas de oro y los abundantes recursos de una nueva tierra atrajeron en su día a una parte de la nación. 

Los españoles navegaron por sus costas en 1542 y lo incorporaron al Virreinato español de Nueva España (actual México). En 1769, los misioneros españoles establecieron pueblos alrededor de sus misiones, que luego se convertirían en ciudades modernas como Los Ángeles, San Francisco o San Diego.

México retuvo California después de su independencia de España en 1821, pero una creciente afluencia de colonos, mineros y tramperos estadounidenses crearía disturbios y revueltas durante las décadas de 1830 y 1840. La rebelión de 1846 condujo a la creación de la República de California y después de la Guerra México-Estadounidense (1848), el área fue cedida a los EE. UU.

Finalmente, el estado de California, se unió a la Unión en 1850 como un estado libre de esclavos. El ferrocarril transcontinental lo conectó al resto de la nación en 1869.

La Ruta 66 en California

Durante muchos años, los viejos senderos forjados por los primeros exploradores marcaron el camino hacia el oeste, pero durante los años de la Gran Depresión una nueva carretera se empezó a abrir camino a través de los pequeños pueblos de la América interior.

La flamante Ruta 66 se convirtió en una especie de carretera de los sueños  para miles de esperanzados habitantes del medio oeste y del sur que se dirigían a California en busca de una vida mejor, sobre todo durante la gran sequía entre los años 1934 y 1936, un período particularmente cálido y seco en la parte central del país.

Se estima que unos 210.000 inmigrantes llegaron a California huyendo de la Gran Depresión y la tormenta de polvo que asoló millones y millones de hectáreas en Texas, Oklahoma, Arkansas y Colorado. Para todos ellos, la ruta 66 se convirtió en el camino hacia la Tierra Prometida, con sus leyendas y mil historias. Por ella cruzarían el temible desierto de Mojave y aterrizarían en el fértil valle de San Bernardino, puerta de entrada a Los Ángeles y al Pacífico.

La difícil situación de los Oakies (como se  llamaba despectivamente  a los inmigrantes de Oklahoma, pero por extensión, a cualquiera que llegara a California para buscar trabajo) se convirtió en parte de la historia de la Ruta 66.

Con las penurias de los viajeros, emergieron las posibilidades económicas de las ciudades por las que pasaba la Ruta 66. La nueva industria atendía las demandas de los viajeros y ayudaría a disipar las estrecheces de los oscuros días del Dust Bowl y la Gran Depresión.

Con la salida de la terrible crisis económica, las románticas costas occidentales de California quedaron abiertas para una nación que anhelaba viajar. 

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, la Ruta 66 ya se había ganado el estatus de celebridad, pero la guerra traería aún más cambios en la Ruta 66…

John Steinbeck escribió sobre las consecuencias del Dust Bowl en su libro «Las uvas de la ira» (1939) y elevó a la familia Joad al subconsciente colectivo estadounidense, conectándolos para siempre con la Carretera Madre. 

Se estima que el 65 por ciento del total del tráfico en Estados Unidos, siguió la Ruta 66 en dirección oeste durante la década de 1930.

La Ruta 66 se convirtió en una vía estratégica para el movimiento de las tropas y los suministros hacia California, donde se crearon bases aéreas, instalaciones de entrenamiento y fábricas de armamento.

Los años de la posguerra trajeron una migración a California aún más grande que en los años de la Gran Depresión.

Muchos de los soldados nunca antes habían estado en California. El clima agradable y su belleza natural impresionaron a muchos de ellos, que en cuanto terminó la guerra volvieron para quedarse. A mismo tiempo, llegó la era dorada del turismo. Había trabajo y las personas eran más ricas que nunca… Y con la prosperidad las familias podían permitirse unas vacaciones. 

Los viajes en la Ruta 66 aumentaron, la industria turística, que se había ralentizado durante la guerra, se recuperó con mucha fuerza. Estados Unidos estaba en movimiento y California era el destino. 

Surgieron negocios a lo largo de la ruta para aprovechar el filón del creciente comercio turístico. A los bordes de la carretera se agrupaban brillantes letreros de neón, tiendas de curiosidades, cafeterías familiares y todo tipo de «trampas» para llamar la atención del automovilista.

En 1946, Bobby Toop dedicó una canción a la Ruta 66.  Troop, se mudó con su familia al estado dorado para seguir una carrera como compositor y actor. Y allí compuso, con la ayuda de su esposa «Get Your Kicks on Route 66», que ha sido interpretada por numerosos de artistas, algunos de la talla de Nat King Cole, Bing Crosby o los mismísimos  Rolling Stones.

«Get Your Kicks on Route 66», se ha convertido en la frase más recurrente cuando se habla de la Carretera Madre.

Hoy, en pleno proceso de resurrección después de muchos años de abandono, la Ruta 66 se ha convertido en un destino en sí mismo, donde aventureros y lugareños celebran con nostalgia su emocionante pasado.

Últimas entradas

El contenido de esta página web es original, totalmente real y basado en la propia experiencia. Todas las recomendaciones de carreterasinfinitas.es están basadas en una opinión sincera.

Este es el resultado de muchas horas de trabajo y dedicación, así que, por favor, si lo encuentras útil, simplemente anímate y anima a tus amigos a que apoyen este trabajo, ya sea comentando, compartiendo o utilizando los enlaces de afiliación.

Email: info@carreterasinfinitas.es

Política de Privacidad