Painted-desert-trading-post

CARRETERAS INFINITAS

HISTORIAS DE LA RUTA 66: PAINTED DESERT TRADING POST

El Painted Desert Trading Post es, quizás el más notable de los puestos comerciales del este de Arizona. Hoy en día se la considera uno de los puntos de referencia de la Ruta 66. Su encanto puede ser difícil de explicar. Puede que sea por su aislamiento, su entorno desolado pero pintoresco, o al hecho de que el edificio nunca se reutilizara desde que se abandonó, pero lo cierto es que es uno de los tesoros más apreciados de la Carretera Madre. 
8 Nov, 2022
w

Enlaces de afiliación de Carreteras Infinitas

Los enlaces de afiliación que encontrarás aquí son las herramientas que nosotros utilizamos para preparar los viajes. Si reservas o compras algo a través de nuestros enlaces, podemos ganar una pequeña comisión sin coste adicional para ti. A nosotros nos ayudará a mantener la web actualizada.

CON CANCELACIÓN GRATUITA Y SIN PAGO POR ADELANTADO

Reserva tu alojamiento con Booking.com

CON COBERTURA COVID-19

5% de descuento en tu seguro de viaje con MONDO

TOURS, ENTRADAS, TRASLADOS…

CIVITATIS: Excursiones y actividades en EE.UU

Home 9 RUTA 66 9 HISTORIAS DE LA RUTA 66: PAINTED DESERT TRADING POST

HISTORIAS DE LA RUTA 66: PAINTED DESERT TRADING POST

por | Nov 8, 2022 | RUTA 66, ARIZONA

El Painted Desert Trading Post, de Dotch Windsor es, quizás el más notable de los puestos comerciales del este de Arizona y algo así como el santo grial de los más nostálgicos viajeros de la Ruta 66. Saliendo por la 320 de la autopista interestatal I40 se puede ver lo que queda de él..

Hoy en día se considera una de las joyas de la corona de los puntos de referencia de la Ruta 66, aunque su encanto sea difícil de explicar. Puede que sea por su aislamiento, su entorno desolado pero pintoresco, o por el hecho de que el edificio nunca se reutilizara desde que se abandonó, pero lo cierto es que es uno de los tesoros más apreciados de la Carretera Madre. 

PAINTED DESERT TRADING POST

Dotch Windsor (1896-1964) y su esposa Alberta llegaron a la zona del Desierto Pintado a finales de la década de 1930. Originario de Texas y ganadero de oficio, eligió esta tierra vasta y desolada junto al río Dead para establecerse con su ganado.

Con el paso del tiempo se dieron cuenta de que podían ganar algo de dinero con el tráfico de turistas que recorría ese tramo de Ruta 66, así que a principio de los años 40 abrieron un puesto comercial para vender gasolina, bebidas frías y sanwiches, además de madera petrificada y otras artesanías de los nativos americanos. Lo llamaron DOTCH WINDSOR TRADING POST. Más adelante, el nombre se cambió a PAINTED DESERT TRADING POST para capitalizar el parque cercano. 

Dotch Garland Windsor (1896-1964) y su esposa Alberta llegaron a la zona del Desierto Pintado a finales de la década de 1930. Originario de Texas y ganadero de oficio, eligió esta tierra vasta y desolada junto al río Dead para establecerse con su ganado.

Con el paso del tiempo se dieron cuenta de que podían ganar algo de dinero con el tráfico de turistas que recorría ese tramo de Ruta 66, así que a principio de los años 40 abrieron un puesto comercial para vender gasolina, bebidas frías y sanwiches, además de madera petrificada y otras artesanías de los nativos americanos. Lo llamaron DOTCH WINDSOR TRADING POST. Más adelante, el nombre se cambió a PAINTED DESERT TRADING POST para capitalizar el parque cercano. 

Painted-desert-trading-post

No se conservan demasiadas fotos de los tiempos en que la Painted Desert Trading Post era un lugar de paso para los viajeros de la Ruta 66. Esta vieja postal sin fecha parece que fue tomada en 1945.

Los Windsor gestionaron la tienda hasta que su matrimonio se rompió, alrededor de 1950. En ese momento, Dotch intentó venderla, pero nadie se interesó y se quedó con ella.

JOY NEVIN 

Joyce “Joy” Withington Nevin (1924-1998), que llevaba un negocio de suministros veterinarios en Hollbrook, conoció a Dotch en su tienda durante un viaje de negocios y acabó contrayendo matrimonio con él. En 1952, nació Addilade “Dee” Windsor, completando la familia.

Además del puesto comercial, tenían algunos caballos, ochenta cabezas de ganado y un perro llamado Navajo. La vida les iba muy bien, pero no pasó mucho tiempo antes de que comenzara una espiral descendente irreversible.

Joy y Dotch regentaron juntos el puesto comercial hasta que, en 1955, se separaron, haciéndose efectivo el divorcio en 1956.

A estas alturas, la carretera, pavimentada a principios de la década de 1930, necesitaba mejoras urgentes. En lugar de acondicionarla, el tramo de la ruta 66 que pasaba junto al negocio fue reubicado más al sur, ampliado a dos carriles y denominado Interestatal 40 a finales de los 50.

Dotch Windsor Joy-Nevin

Joy y Dotch, en 1953

La consecuencia más evidente es que dejaron de circular coches por ese desahuciado tramo de carretera y Dotch tuvo que cerrar, abandonando la tienda y dejándola a merced de los elementos. La tienda ha permanecido vacía desde entonces.

Dotch falleció en octubre de 1964, pero los esqueléticos restos del Painted Desert siguen en pie junto a la carretera abandonada, lentamente devorados por el desierto que un día lo vio nacer. Su encanto es extraño y difícil de explicar, pero lo cierto es que muchas personas encuentran algo de hipnótico en el hecho de contemplar unas pintorescas ruinas en una vieja carretera olvidada en medio de la nada.

El cuerpo de Dotch fue enterrado en el cementerio de Holbrook.

Tras su divorcio, Joy abandonó el puesto comercial y se instaló en la cercana localidad de Holbrook, donde terminaría siendo una figura destacada en cuanto a cuidados y mejora de calidad de vida de los ancianos, labor que le valió el reconocimiento de las autoridades locales y estatales. 

Joy Nevin falleció en 1998 y en homenaje a su notable legado como embajadora de Holbrook, la ciudad le honró con una calle a su nombre, la “Joy Nevin Avenue”.

Painted-Desert-Trading-Post

El Painted Desert Trading Post en medio del desierto, en silencio, en un ambiente duro y desolado.  

Painted-desert-trading-post

Durante muchos años, la tienda ha permanecido abandonada.

2017. LA RESTAURACIÓN DEL PAINTED DESERT TRADING POST

En 2018, con el edificio a punto de colapsar por los estragos del tiempo, la propiedad fue comprada por ROUTE 66 COOP a su propietario, un dentista de California. Esta organización sin ánimo de lucro tiene el propósito de restaurar y gestionar el puesto comercial como si de una reliquia se tratara.

Con fondos privados y una subvención del Servicio de Parques Nacionales, el proyecto se puso en marcha con unos objetivos bastante simples, de entrada:  estabilizar el edificio y gestionar el acceso de los visitantes. La práctica, sin embargo, no fue tan fácil. La estructura estaba seriamente comprometida, con un techo hundido y unos cimientos que se desmoronaban.

A pesar de la magnitud de la empresa, los trabajos de rehabilitación se iniciaron… Y en ello siguen a día de hoy.

El Painted Desert Trading Post se ha erigido como un símbolo atemporal de los años de gloria de la ruta y su rescate es una gran noticia para todos aquellos que valoran la importancia de la conservación del patrimonio histórico .

¿Quieres compartir tus pensamientos, sugerencias o consejos conmigo y con otros lectores? ¿Tienes preguntas sobre tu viaje? En Carreteras Infinitas valoramos mucho tu opinión, así que para cualquier cosa, dirígete a la sección de comentarios…

No te pierdas estas publicaciones…

Entradas relacionadas