Twin-Arrows

CARRETERAS INFINITAS

LA RUTA 66 EN ARIZONA. Tramo 2: de Winslow a Williams ( Ash Fork), 180 km

Superado Winslow, la Ruta 66 atraviesa el cráter meteorolítico más grande de la tierra, puestos comerciales superados por el tiempo y dos ciudades notables que presumen de ser la puerta de entrada al Gran Cañón.
29 Nov, 2022
w

LA RUTA 66 EN ARIZONA. Tramo 2: de Winslow a Williams ( Ash Fork), 180 km

por | Nov 29, 2022 | RUTA 66, ARIZONA

Salvaje y extensa, ARIZONA es de sobras conocida por su clima árido y sus paisajes desérticos.

A su paso por este tramo, la Ruta 66 atraviesa reservas de los indios Navajo, el Desierto Pintado, el Parque Nacional del Bosque Petrificado, algunas ciudades que han sobrevivido al progreso y otros lugares que han sucumbido al inevitable paso del tiempo. 

Meteor Crater

Meteor Crater, Arizona

Tras salir de Winslow hacia el oeste, no se tarda en llegar al METEOR CRATER, el cráter meteorolítico más grande de la tierra. Antes, hay que visitar una antigua atracción turística venida a menos.

METEOR CITY

En realidad, Meteor City no es una ciudad, más bien una atracción que se hizo muy popular durante los buenos tiempos de la Ruta 66.  Unos días en los que el borde de la carretera se podía ver el atrapasueños más grande del país, así como un  enorme mapa de 9 metros de la Ruta 66.

Justo después de Meteor City se encuentra el METEOR CRATER, o Crater Barringer, el crater meteorolítico más grande de la tierra.

Meteor-City-Trading-Post

Una vieja fotografía del METEOR CITY TRADING POST. Hoy en día, no se parece demasiado mucho al establecimiento turístico que acogía a los turistas que llegaban en masa para comprar recuerdos y tomar un refresco mientras los niños jugaban en el teepee de hormigón.

METEOR CRATER

Hace aproximadamente 50.000 años, un objeto de unos 50 metros de largo que viajaba a unos 12.000 km/seg, impactó contra la superficie de la tierra con una fuerza equivalente a unas 150 bombas atómicas como la de Hiroshima. La colisión dejó un enorme socavón de 1.2 km de diámetro y 170 de profundidad.

El primero en sugerir que aquel cráter era producto del impacto de un meteorito fue D.M Barringer, un ingeniero de minas de cierto prestigio. 

meteor-crater

Meteor Crater

Al ver una oportunidad de negocio, Barringer fundó la Standard Iron Company con el propósito de perforar el cráter y encontrar los minerales que formaban el meteorito.También construyó un mirador para que los muchos viajeros que circulaban por la US-66 pudieran ver el cráter sin tener que recorrer los 10 km adicionales hasta allí. Por 25 centavos, los viajeros podían asomarse a la torre de observación y ver el cráter a través de un telescopio.

Meteor-Crater-Observatory
Barringer-Observatory

Actualmente, el observatorio ha quedado reducido a unas cuantas ruinas de piedra.

Los descendientes de Barringer fundaron la Barringer Crater Company para la conservación del cráter, convirtiendo el lugar en una zona de recreo, con un Museo, el Meteor Crater & Barringer Space Museum, donde podrás aprenderlo todo sobre el cráter meteorilítico mejor conservado del mundo

METEOR CRATER & BARRINGER SPACE MUSEUM.

Desde 1964 a 1972 la NASA estuvo entrenando aquí a sus astronautas del programa APOLLO. En la entrada de la tienda de regalos del museo podrás ver una cápsula espacial cedida por la NASA

Entrada: $22 por adulto ( a través de la web, $20).  Abierto cada día de 8 a 17h.  https://meteorcrater.com  

METEOR CRATER, Interstate 40, Salida, 233, Winslow, AZ 

Al reincorporarte a la I-40 / US-66, en un poco más de 20 km, podrás visitar un pueblo abandonado del que sólo queda el nombre, unas cuantas ruinas y un pasado siniestro…

TWO GUNS

Es fácil pasar por TWO GUNS sin darse cuenta de que está allí, junto a la salida 230 de la I-40. 

Two Guns es hoy un poblado fantasma del que sólo quedan los marcos desnudos de una destartalada gasolinera, un antiguo puesto comercial, los restos de una especie de zoológico … y una sórdida historia pasada.

del que sólo queda su sórdida historia. Basta un breve paseo por sus ruinas para notar que las sombrías historias que alimentan la maldición de Two Guns permanenen en cada uno de sus rincones. El sitio tiene algo de inquietante, pero también de atractivo una vez se conoce su pasado. 

Two-Guns-Arizona

Mountain Lion cuyos restos se funden con el polvoriento paisaje desértico que los rodea.

TWIN ARROWS

El puesto comercial de TWIN ARROWS, en la salida 219 de la I-40, ha pasado por días mejores. Las flechas amarillas junto a la carretera permanecen como un extravagante elemento decorativo, pero la tienda y el restaurante sufren desde hace años las consecuencias del abandono.

Construida a fines de la década de 1940 como CANYON PADRE TRADING POST puesto comercial estaba formado por una tienda de regalos, una gasolinera y una cafetería. El complejo pronto cambió su nombre a TWIN ARROWS TRADING POST, aparentemente inspirada en el cercano poblado de Two Guns. Fue entonces cuando se construyeron las icónicas flechas gigantes, plantadas en el estacionamiento para llamar la atención de los automovilistas y guiarlos hasta las puertas del establecimiento.

El complejo comercial sucumbió a la disminución del tráfico por la creación de la I-40 y sobrevivió como pudo hasta 1995, cuando finalmente fue abandonado. El precio de la gasolina ha quedado congelado en el cartel: 1,39 dólares el galón.

Twin-Arrows

Las dos flechas, hechas de antiguos postes de teléfono son una de las figuras más fotografiadas de la Ruta 66.

Twin-Arrows

Restos abandonados del Valentine Diner, que una vez sirvió comidas en el puesto comercial.

Actualmente, el terreno es propiedad del cercano Twin Arrows Navajo Casino Resort, que limpió en 2009 las flechas de madera, muy deterioradas ya por el clima extremo del desierto, obviando cualquier esfuerzo por restaurar el puesto comercial o el restaurante.

El sitio tiene ahora el encanto particular de la decadencia. Los edificios abandonados se han convertido en un fascinante lienzo para los artistas del grafiti y las dos flechas que un día atrajeron a turistas de todo el mundo se siguen consumiendo poco a poco.

De camino a Flagstaff, en la salida 211 de la I-40, antes de entrar en WINONA hay un histórico puente de hierro que atraviesa Walnut Creek. Construido en el año 1925, formó parte de la ruta hasta 1947, así que el tramo de Ruta 66 que pasa junto al puente es anterior a ese año (ahora se llama Townsend-Winona Road).

Actualmente el puente está cortado al tráfico, así que es ideal para hacer una sesión de fotos.

GRAND FALLS LITTLE COLORADO RIVER.

Algo más de 40 km al norte de Flagstaff, en plena reserva de los Navajos, se encuentran estas espectaculares cataratas de aguas color chocolate. Se alimentan del deshielo y la lluvia de las Montañas Blancas, que desembocan en el río Little Colorado, por lo que sólo fluyen durante los meses de deshielo, más o menos, entre marzo y abril. También hay un corto período de verano en el que se pueden ver las caídas de agua debido a la temporada del monzón, pero este fenómeno depende en gran medida de los patrones climáticos de cada año.

Grand Falls tiene más de 50 metros de altura y es conocida por los hermosos arco iris creados por el rocío de las cataratas.

El área es bastante remota y puede ser de difícil acceso. Los vehículos tipo SUV o 4×4 no son necesarios aunque facilitaran la conducción. Es fácil de explorar andando ya que la caminata hasta el barranco tiene menos de 800 metros y no es complicada.

FLAGSTAFF, la ciudad de las 7 maravillas

Cerca de 23 kilómetros de la Ruta 66 recorren Flagstaff, la ciudad con mayor elevación de la histórica ruta (2106 m), cuyo emplazamiento permite una observación privilegiada del cielo nocturno.

La ciudad se fundó en 1876, pero fue con la llegada del ferrocarril en 1881 y la Universidad del Norte de Arizona en 1899 cuando empezó a prosperar. Más adelante, con la llegada de la Ruta 66 y, con ella, el turismo, se construyeron moteles, talleres de reparación de automóviles y restaurantes que ocupaban los márgenes de la nueva carretera.

Flagstaff

En Flagstaff está uno de los desvíos hacia el borde sur del Gran Cañón.

Hoy, el centro histórico cuenta con viejos cafés, restaurantes elegantes, cervecerías artesanales, bonitas tiendas y galerías que presumen de la artesanía local, museos interesantes, como el del Norte de Arizona y algunos moteles clásicos. Más allá del casco histórico, pero dentro de la ciudad, hay un simpático museo que recuerda la vida de principios de siglo en la zona, la RIORDAN MANSION STATE HISTORIC PARK constituida como desde 1983. 

El conjunto incluye dos casas casi idénticas construidas en 1904 por Michael y Timothy Riordan. Las casas están conectadas por una sala de encuentro y en conjunto contienen 1200 metros cuadrados de espacio. Los hermanos Riordan eran miembros de una prominente familia de Arizona que jugó un papel importante en el desarrollo de Flagstaff y el norte de Arizona desde sus negocios en la madera, los ferrocarriles, el ganado, la banca y la política…  A través de una visita guiada, se pueden ver los interiores de la casa de la familia Riordan, tal como eran en 1904, incluyendo pertenencias y objetos originales de la época.

La arquitectura y la ingeniería son notables para la época.

Riordan-Mansion-State-Historic-Park

íLa arquitectura y la ingenieria de la mansión eran notables para la época

Riordan-Mansion-State-Historic-Park

Interior de una de las estancias de la mansión, en la que se pueden ver diferentes pertenencias y objetos originales de la época

Por la noche se puede visitar el OBSERVATORIO LOWELL, donde se puede ver el telescopio que utilizó uno de sus astrónomos para descubrir Plutón en 1930, así como el THE MUSEUM CLUB, un histórico local de la Ruta 66 en el se puede pasar la noche bailando country.

The-Museum-Club-Flagstaff1

The Museum Club, Flagstaff

Pero lo que merece más la pena de la visita a Flagstaff no es la ciudad en sí, sino su entorno. Literalmente rodeada por el COCORINO NATIONAL FOREST, entre las maravillas naturales cercanas se encuentran el Parque Nacional del Gran Cañón, el Oak Creek Canyon, el Walnut Canyon, el Wupatki National Monument, el Sunset Crater National Monument, un cono volcánico de más de 300 metros de altura, y las San Francisco Peaks, que contienen los picos más altos de Arizona y largos senderos para los más exigentes. No es de extrañar que Flagstaff suela ser recordada como LA CIUDAD DE LAS SIETE MARAVILLAS

En la actualidad continua siendo una parada muy popular para los viajeros de la Ruta 66 y los turistas que quieren visitar el Gran Cañón ( a tan solo 97 kilómetros de distancia ) o practicar alguna actividad al aire libre aprovechando la impresionante naturaleza que la rodea.

Experiencias cercanas
 Grand Canyon South Rim
El Gran Cañón en helicóptero

detalles

Gran Canyon South Rim
Paseo en avioneta por el Gran Cañón

DETALLES

Flagstaff, Williams y el Crand Canyon
Ruta 66 y el Gran Cañón

detalles

Recorre la Ruta 66, uno de los símbolos de Estados Unidos, Descubre la cultura de Arizona y admira el Cañón del Colorado. 

¡Un paseo por la “Calle principal de América”! 

WILLIAMS

También conocida como la Puerta de entrada al Grand Grand Canyon, Williams es una pequeña localidad de apenas 3.000 habitantes que está profundamente marcada por el paso de la Ruta 66. El centro histórico, que está protegido por el Registro Nacional de Lugares Históricos, está inundado de restaurantes, hoteles y tiendas de souvenirs con continuas referencias a la 66.

Williams se fundó en 1876 y adoptó el nombre del montañero y explorador Bill Williams. En 1881 se estableció la primera oficina de correos y el 1 de septiembre de 1882, finalmente, llegó el ferrocarril. En poco tiempo, Williams se convirtió en el centro de envío de las industrias madereras y ganaderas cercanas. Y, como muchas otras ciudades del Lejano Oeste, llegó a tener fama de ser un asentamiento peligroso, lleno de tabernas, burdeles, casinos y fumaderos de opio.

En 1926 se terminó de construir la nueva Ruta 66, que pasaba por Williams, lo que fomentó el paso de vehículos por la ciudad, la apertura de nuevos negocios y, a la larga, el cierre del ferrocarril, que ya no salía a cuenta.

Los días de gloria de Williams terminaron en 1984, al llegar la autopista I-40, que obvió en centro de la ciudad.

Lo primero que hay que hacer al entrar en Williams es aparcar el coche y recorrerla a pie. La ruta 66 está dividida en secciones en dirección este y oeste, así que, al final de la calle principal hay que dar la vuelta y volver por la calle paralela, Railroad Avenue, que era la auténtica Ruta 66.

Hay varios edificios que merecen una visita, como el del 137 de Railroad Avenue, donde está el Red Garter Bed & Bakery, una posada centenaria que en su día fue un popular salón y burdel.

Williams-Arizona

Vista aérea de la histórica Ruta 66 y el ferrocarril en la ciudad de Williams Arizona. Foto : Ingus Kruklitis, de Getty Images.

PARA COMER : ROD´S STEAK HOUSE, WILLIAMS

Abierto en 1946 por Rodney Graves, propietario hasta 1967, este restaurante ha mantenido la decoración a través de los años. Ha tenido dos propietarios más desde entonces, pero sigue siendo conocido por su carne asada y sus exquisitas costillas.

ROD´S STEAK HOUSE. 301 E Route 66 Williams, Arizona

ASH FORK

Saliendo de Williams por la Ruta 66 no se tarda mucho en pasar por ASH FORK, donde hay una peluquería muy de los años 50, el Salón DeSoto, una antigua estación de servicio Texaco de los años 40 ubicada en la carretera principal que atraviesa la ciudad en dirección oeste, que hoy es Lewis Avenue. Con el tiempo, la gasolinera se convirtió en DeSoto’s Salon and Barbershop pero ya no está abierta, aunque se puede disfrutar todavía del edificio, uno de los pocos que quedan en pie de la época, muchos de los cuales fueron destruidos por varios incendios en los años 1977 y 1987.

No hay demasiado más para ver en Ash Fork, un par de moteles clásicos, un museo y poco más.

Para los más curiosos, hay una alineación de la Ruta 66 original que ahora se llama Pine Avenue  y que termina en el Museo y Centro de Visitantes Ash Fork Route 66, que es gratis y está operado por voluntarios de la Sociedad Histórica de Ash Fork, por lo que no siempre está abierto. Está ubicado en un edificio que data de 1922, cuando se construyó la Carretera Nacional Old Trails, anterior a la Ruta 66. Ahora, el inmueble está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

Más allá del museo, la I-40 cubrió el resto de la vieja carretera.

DeSoto´s-Barbershop-Ash-Fork

DeSoto´s Salon, en Ash Fork

El viaje sigue con el tramo ininterrumpido más largo de todo la Ruta 66.

Ruta 66 por Arizona. Tramo 3: de Seligman a Needless