CARRETERAS INFINITAS

HISTORIAS DE LA RUTA 66: La tragedia del State Line Bar en Glenrio

State-Line-Bar Glenrio
21 Dic, 2022
w
Home 9 RUTA 66 9 HISTORIAS DE LA RUTA 66: La tragedia del State Line Bar en Glenrio

Enlaces de afiliación de Carreteras Infinitas

Los enlaces de afiliación que encontrarás aquí son las herramientas que nosotros utilizamos para preparar los viajes. Si reservas o compras algo a través de nuestros enlaces, podemos ganar una pequeña comisión sin coste adicional para ti, y a nosotros nos ayudará a mantener la web actualizada.

CON CANCELACIÓN GRATUITA Y SIN PAGO POR ADELANTADO

Reserva tu alojamiento con Booking.com

CON COBERTURA COVID-19

5% de descuento en tu seguro de viaje con MONDO

TOURS, ENTRADAS, TRASLADOS…

CIVITATIS: Excursiones y actividades en EE.UU

HISTORIAS DE LA RUTA 66: La tragedia del State Line Bar en Glenrio

por | Dic 21, 2022 | RUTA 66, NUEVO MÉXICO

El State Line Bar en Glenrio, en la frontera entre Nuevo México y Texas, es hoy un edificio abandonado y aparentemente poco atractivo, pero, en realidad, este viejo edificio de 1935 es un santuario para los cazadores de historias macabras.

Y es que en 1973, el bar sería el escenario de una tragedia que lo cerraría para siempre: el asalto y brutal asesinato de Dessie Leach.  

State-Line-Bar-&-Texaco-Service

Antigua postal de los primeros años del State-Line-Bar-&-Texaco-Service donde se podía tomar una copa, repostar gasolina y comprar sellos. Foto: 66postcards.com

State-Line-Bar Glenrio

State Line Bar. En 1960, el bar fue remodelado y convertido en un edificio mucho más sencillo, con un revestimiento de hormigón y ventanas altas y estrechas.

Glenrio-Ruta-66

Estado actual (2023) del State Line Bar. Junto a lo que queda de él se está construyendo un local para fumar marihuana. 

John Wesley Ferguson construyó el State Line Bar en 1935, un bar junto a la carretera que fue pasando de propietario en propietario hasta que fue adquirido por Albert Kenneth y Dessie Leach, una pareja que había llegado a Glenrio a finales de la década de 1950.

Un asunto que preocupaba tanto a los Leach como a los demás propietarios locales es el tema de la seguridad. Y es que en aquellos tiempos, los tramos solitarios de la carretera como los de Glenrio eran peligrosos. Aún así, a pesar de un evidente desamparo, los negocios seguían abriendo. 

El 10 de julio de 1973 amaneció como cualquier otro día en Glenrio. Faltaban apenas dos meses para que el tráfico dejara de fluir definitivamente por la calle principal del pueblo y esa mañana, Dessie, de 58 años, atendía el bar sola. Sus únicos clientes eran una pareja que estaba allí de paso.

Al rato, un joven rubio con tejanos azules y camisa floreada entró al local, cortando la conversación de Dessie con sus dos clientes, que abandonaron el bar en cuanto pudieron…

Experiencias cercanas
 Experiencia única en Nuevo México
Paseo en globo por Alburquerque

detalles

Gran Canyon South Rim
Paseo en avioneta por el Gran Cañón

DETALLES

Flagstaff, Williams y el Crand Canyon
Ruta 66 y el Gran Cañón

detalles

Recorre la Ruta 66, uno de los símbolos de Estados Unidos, Descubre la cultura de Arizona y admira el Cañón del Colorado. 

¡Un paseo por la “Calle principal de América”! 

Cornelia Tapia se disponía a ir a trabajar cuando escuchó un ruido en el State Line Bar. Para horror suyo, vio a una mujer tambaleándose por la puerta trasera del local con el vestido cubierto de sangre y agarrándose el estómago. Era Dessie Leach, que moriría después de ser apuñalada durante el robo, antes de que pudiera ser trasladada al hospital de Tucumcari.

John Wayne Lee tenía 31 años cuando fue capturado un par de horas después en Vega, Texas, a 60 km de Glenrio. Allí se constató que, además de un cuchillo cubierto de sangre, en su camioneta también llevaba dos pistolas. Nunca llegó a explicar por qué había apuñalado a la Sra. Leach, una mujer pequeña fastidiada por la artritis e incapaz de resistirse a un robo… que fue apuñalada cuatro veces.

El 31 de octubre de 1973, Lee fue declarado culpable de asesinato y robo a mano armada, pero se libró de la pena capital, que por entonces estaba vigente en el estado.

Por matar a puñaladas a Dessie Leach se le condenó a dos penas consecutivas de entre 10 y 50 años, pero inexplicablemente salió de prisión tras cumplir menos de cuatro, ya que en mayo de 1977 fue indultado por el Gobernador del Estado. 

La muerte de Dessie supuso el final del State Line Bar después de casi cuarenta años. 

State Line Bar Alburquerque Journal

Alburquerque Journal. 13 de noviembre de 1973.

Albert se mudó a San Jon y pasó sus últimos años criando caballos de carreras. El local permanece abandonado desde hace tiempo y el mobiliario que todavía se conserva en su interior se va desmoronando poco a poco. 

 

El asalto y brutal asesinato de Dessie Leach es ignorado por la gran mayoría de turistas que fotografían las ruinas y el olvido del viejo bar… Y es que la muerte de Dessie Leach ahora es sólo un murmullo en la historia de Glenrio.

Junto a lo poco que queda del State Line (la fachada), en el mismo lugar donde antes había una pequeña gasolinera, colapsada hace unos pocos años, ahora se encuentra el único negocio de Glenrio, un  dispensario para el consumo de Marihuana (no se me ocurre un lugar mejor para levantar un club de cannabis). Un proyecto muy interesante que promete, además de sacarle un buen rédito a la historia olvidada de la ciudad, cuidar de lo poco que allí queda en pie.