GUÍAS DE VIAJE

Pueblos fantasma

Lucrativas comunidades mineras que desaparecieron casi de la noche a la mañana, ciudades o negocios sometidos a la tiranía del progreso, pequeñas comunidades agrícolas devastadas por la naturaleza o, simplemente unas pocas ruinas, cada uno de estos lugares es una auténtica cápsula del tiempo que te transporta a los tiempos de la expansión hacia el oeste americano.
Pueblos fantasma. Bodie Ghost Town-California

los 63 parques nacionales de ee.uu

Descarga la guía gratuita!

viajes de autor centrados en tí

Asesoría y diseño de viajes

Con cancelación gratuita y sin pago por adelantado.

Reserva tu alojamiento con Booking.com

CON COBERTURA COVID-19

5% de descuento en tu seguro de viaje con MONDO

carreteras infinitas

Los pueblos fantasma de EE.UU

Cuando las riquezas se agotan en la tierra de las oportunidades, la gente abandona su hogar en busca de nuevas posibilidades de prosperar. Sucedió en innumerables ciudades de Estados Unidos, tras el colapso de la fiebre del oro en el oeste americano, el Dust Bowl en las llanuras, la expansión del ferrocarril y de las vías rápidas o la recesión económica de la década de 1930.  

Schoolhouse-Bodie-California

Un escenario de película, edificios vacíos con puertas que se balancean con el viento, el aullido de la brisa a través de los agujeros en las paredes, la sombra de una comunidad del viejo oeste que una vez fue un próspero pueblo minero,  unas pocas ruinas o cimientos en un área remota… Un pueblo fantasma es cualquier lugar donde la gente progresó y que, por lo que sea, se ha reducido hasta desaparecer por completo (o casi). Esto incluye de todo, desde lugares absolutamente remotos con muy poco en pie, hasta florecientes montajes turísticas como Calico, California o Cianyde Springs, en Chloride, Arizona.

Como polvorientas cápsulas del tiempo, los pueblos fantasma de Estados Unidos sobreviven con sus peculiaridades de fondo… Historias únicas que hay que conocer para comprender la esencia y el desarrollo del país. 

El país está lleno de ciudades mineras que sucumbieron al colapso de las minas, de comunidades que se rindieron al auge del ferrocarril y de las vías rápidas, de comunidades o a las fuerzas de la naturaleza. Algunas nunca han acabado de desaparecer del todo, como Chloride, Arizona, en el que todavía viven unos pocos vecinos orgullosos de su pasado y su reinventado presente. De otras, sólo quedan unas pocas ruinas y una historia detrás de ellas. 

Están las que se pueden visitar aún hoy, al menos en parte, perfectamente conservadas y mantenidas tal como se dejaron en su día, “los verdaderos pueblos fantasma”,  las que no son más que un decorado o una reconstrucción interesada, “las trampas para turistas” o  las que no son más que dejadez, escombros y desolación, lo cual no deja de tener un siniestro encanto.  

¿Listo para entrar en el túnel del tiempo? Sea lo que sea lo que estés buscando, echa un vistazo a algunos de los mejores pueblos fantasma de Estados Unidos. 

Ghost Town

La mayoría de pueblos fantasma datan del período de expansión e industrialización hacia el oeste de 1880-1940. Son ciudades mineras que sucumbieron al colapso de las minas,  pueblos que se rindieron a la expansión del ferrocarril o de las vías rápidas o ruinas de comunidades agrícolas destruidas por el Dust Bowl o las recesión económica de la década de 1930.  

 

Conoce la historia de EE.UU

En las últimas décadas, el turismo ha dado a algunas ciudades fantasma una segunda oportunidad para prosperar, atrayendo a visitantes interesados en descubrir qué hay bajo el caparazón de aquellos edificios abandonados. Porque conocer estas antiguas ciudades es comprender una parte de la historia de Estados Unidos.

El sueño de cualquier fotógrafo

Lugares abandonados, paisajes crudos y sin cuidados, ausencia de personas y abundancia de polvo. Nostalgia, añoranza, soledad.

 

Entradas relacionadas