San Francisco, lo mejor de la bonita ciudad del puente carmesí 

 

SAN FRANCISCO, La bonita ciudad del puente carmesí

San Francisco te sorprenderá por su carácter multicultural, al que se le une el encanto de sus pendientes imposibles, las casas victorianas que colorean sus barrios, las Painted Ladies de Alamo Square, ese bonito puente de color carmesí, los tranvías históricos, una isla de leyenda, el verano del amor, su extensa comunidad liberal,  la niebla de verano, el mayor y más antiguo barrio chino de norteamérica, las bulliciosas plazas de Union Square y Chirardelli Square, con tiendas y una buena oferta gastronómica, el enorme Golden Gate Park, las espectaculares vistas desde las colinas y un interminable etcétera.

Este enorme listado de atractivos la convierten en un destino turístico de nivel mundial y una de las ciudades más pintorescas e interesantes de los Estados Unidos. 

Alamo Square

Hilera de casas victorianas en Alamo Square.

En realidad, San Francisco es mucho más pequeña que su reputación.

En términos de población, apenas es la cuarta ciudad de California, detrás de Los Angeles, San Diego y San José. Y es la decimosegunda de los Estados Unidos. En cambio, si consideramos la densidad, resulta que es la segunda del país, sólo por detrás de Nueva York.

Con una superficie de apenas 120 km² y una población que ni siquiera se acerca al millón, San Francisco se cuenta, justificadamente, entre las ciudades más grandes del mundo y en una de las ciudades imprescindibles para cualquier viajero.

Una de las primeras cosas que tienes que tener en cuenta es que tiene un clima impredecible.  No olvides poner ropa de abrigo en la maleta, incluso en los meses más cálidos.

Hay quien atribuye a Mark Twain la cita : «El invierno más frío que he vivido fue un verano en San Francisco». Aunque pueda parecer una exageración, lo cierto es que, como mínimo, el clima es desconcertante. En ciertos momentos, en pleno agosto, no basta ni siquiera con ropa de entretiempo.

Tampoco hay que subestimar las enormes pendientes. Y es que San Francisco está construido sobre 44 colinas repartidas en unos 120km², aunque gran parte del desarrollo de la ciudad se llevó a cabo en las llamadas Seven Original Hills: Telegraph Hill, Nob Hill, Russian Hill, Rincon Hill, Mount Sutro, Twin Peaks y Mount Davidson. 

Vas a padecer más de una.

Pese a no ser una ciudad desmesurada, San Francisco es incómoda para los desplazamientos a pie. La opción de la bicicleta es buena para las zonas más próximas a la costa, como el Golden Gate y el barrio de la Marina, pero no para explorar el interior. Y mucho menos las colinas.

Así, es prácticamente una obligación hacerse con el Muni Passport , un bono que permite viajes ilimitados en los transportes de la red Muni, incluido el histórico Cable Car, el famoso tranvía de San Francisco. Por suerte, en San Francisco está muy bien repartido el transporte público y se puede ir a todas partes sin demasiadas complicaciones. 

Sabido esto, el problema es decidir dónde ir. Y es que se pueden pasar días enteros descubriendo todos sus secretos. 

Monument Valley

Monument Valley Guía para visitar uno de los parajes naturales más famosos de EE.UU Ninguna ruta por el oeste americano estaría completa sin una visita a Monument Valley. Con enormes colinas de arenisca, grandes mesetas y vistas panorámicas espectaculares, Monument...

San Francisco, lo mejor de la bonita ciudad del puente carmesí.

San Francisco, lo mejor de la bonita ciudad del puente carmesí   SAN FRANCISCO, La bonita ciudad del puente carmesíSan Francisco te sorprenderá por su carácter multicultural, al que se le une el encanto de sus pendientes imposibles, las casas victorianas que...

Un paseo en coche por el sorprendente Big Sur

Un paseo en  coche por el sorprendente Big Sur El Big SurEl Big Sur es un tramo de la Pacific Coast Highway que recorre el litoral de esta parte del litoral de California a través de acantilados y bonitas poblaciones costeras.  Entre pueblos bohemios y grandes...

Chloride, AZ

un HISTóRICO PUEBLO fantasma, VIVIENTE, EN ARIZONA           Chloride  La histórica ciudad de Chloride se encuentra en el condado de Mohave, aproximadamente a 37 km al norte de Kingman y 80 km. al sur de Las Vegas por la US-93, por lo que es una parada muy interesante...

El Gran Cañon del Colorado ( South Rim )

El Gran Cañón del Colorado (South Rim)Durante millones de años, el Río Colorado, con la complicidad del viento, la lluvia y el hielo han ido puliendo una de las formaciones geológicas más espectaculares del mundo… : el Gran Cañon del Colorado. El South Rim, la ladera...

Bodie, el salvaje oeste a través de un pueblo fantasma de California

el salvaje oeste a través de un pueblo fantasma de california BodieEntre 1877 y 1882, este antiguo pueblo minero de mala reputación produjo más de 35 millones de dolares en oro y plata, llegando a contar con cerca de 9,000 residentes y más de 60 salones. Pero con el...

Guía para visitar Antelop Canyon

Antelope Canyon guía para visitar uno de los cañones de ranura más fotografiados del mundo Visitar el  Antelope Canyon es una experiencia inolvidable y una de las mejores cosas que hacer en Arizona... Cualquier ruta por la Costa Oeste tiene que pasar por  Page,  una...

Visita al Horseshoe Bend en Page, Arizona.

Visita al Horseshoe Bend Una de las etapas imprescindibles en cualquier ruta completa por la Costa Oeste es Page, una pequeña población del norte de Arizona, que no tendría demasiado interés turístico si no fuera porque acoge dos maravillas naturales que merecen una...

Barstow / Calico Ghost Town

Visita a... Calico Ghost Town   A sólo 5 km de Barstow, California, se encuentra Calico Ghost Town un viejo pueblo minero ubicado en el Condado de San Bernardino, a unos 200 km al este de Los Angeles. Es otra de las poblaciones surgidas durante la fiebre del oro...

Ruta y presupuesto por la Costa Oeste

RUTA Y PRESUPUESTO POR LA Costa Oeste  california, arizona, nevada Y utahEl Lejano Oeste, Malibú, Beverly Hills, el Golden Gate, el Gran Canón, Alcatraz, los vigilantes de la playa, Forrest Gump, Hollywood, los westerns … y así, seguiríamos con una interminable lista...

Seguro de viaje Mondo, con cobertura COVID-19. 

No te tiene por qué pasar nada, pero tienes que saber que las facturas médicas en los Estados Unidos, incluso por el accidente más leve, pueden ser astronómicas, así que es muy recomendable contratar un seguro de viaje que, además, de cubrir eventualidades tipo retraso o pérdida de equipaje, cancelación de vuelos…, incluya una amplia cobertura médica. Aunque sólo sea para viajar tranquilo.

Mondo es una compañía especializada en seguros de viajes que te ofrece, al mejor precio, las coberturas que mejor se adaptan a tus necesidades y al tipo de viaje que tienes planificado.

Aquí encontrarás algunos de esos lugares y las mejores cosas que hacer en esta increíble ciudad. Unas cuantas visitas obligadas para el viajero y también algunos rincones curiosos y diferentes que se escapan un poco del circuito turístico.

Acércate a Alamo Square y fotografía las Painted Ladies

Uno de los lugares más populares de San Francisco es el colorido tramo de casas victorianas conocido como las Painted Ladies. Y es que desde las zonas más elevadas de Alamo Square se obtiene una panorámica espectacular de los rascacielos del downtown asomando por detrás de la hilera de rascacielos.  La imagen es icónica y la habrás visto miles de veces. 

Un buen momento para verlas es al atardecer, cuando el sol proyecta una luz baja sobre las casas y el perfil de la ciudad aparece nítido por detrás..

Gran parte la popularidad de las Painted Ladies se debe a la exitosa serie de los 90 padres forzosos, que utilizó el conjunto de casas para su intro .

Los protagonistas posaban frente a ellas en la secuencia final aunque, en realidad, esa no era la vivienda familiar. La verdadera casa de los Tanner  está en el 1709 de Broderick Street, en Pacific Heights , a unas 12 calles de Alamo Square.

Booking.com

Alamo Square no sólo es disfrutable por las Painted Ladies. Es genial para descansar bajo el sol del mediodía, pasear al perro o para admirar los numerosos ejemplos de arquitectura victoriana que se conservan en los alrededores.

En transporte público, la mejor opción para llegar hasta aquí es el autobús, con las líneas 5, 21 i 22. 

Explora Russian Hill

Russian Hill es una barrio residencial conocido sobre todo por Lombard Street. Los Cable Cars, los emblemáticos tranvías de San Francisco, recorren sus empinadas calles ofreciendo grandes vistas sobre la bahía, el Goden gate o Alcatraz. Ina Coolbrith Park es una pequeña sorpresa en nuestro paseo por el vecindario.  

 · Lombard Street

También conocida como la «calle de las flores», Lombard Street es una de las vías más pintorescas y populares de la ciudad. 

Lombard Street

Al tramo de Lombard Street comprendido entre Hyde y Leavenworth Street se le conoce como la calle más sinuosa del mundo. Son 182 metros con una pendiente del 27% que se sortea en zigzag con ocho cambios de sentido a una velocidad máxima de 8 km/h.

La historia de Lombard Street se remonta a 1922, cuando Carl Henry, un hombre de negocios que poseía más de la mitad del terreno, harto de la desmesurada pendiente (inaccesible para la mayoría de vehículos de la época) y de los continuos accidentes decidió construir un paso razonable para coches y peatones, garantizando la seguridad tanto de unos como de otros.

El diseño fue embellecido con canteros de arbustos y flores que convirtieron a este tramo de Lombard Street en una composición perfecta de arquitectura, belleza y practicidad.

La calle es uno de los reclamos turísticos más importantes de la ciudad y ha aparecido en muchas películas, como “Vértigo” de Alfred Hitchcock, cuyo protagonista, James Stewart, vivía en el número 900, que está un poco más abajo de ese tramo.

Lombard Street
Lombard Street

Recorrerla a pie tiene su encanto. No es la más empinada de la ciudad. Quizás tampoco la más bonita (aunque no se me ocurre otra que le compita ese mérito). Pero sí que es la más práctica: lo de salvar la pendiente con un zigzag embellecido con jardincitos cuquis  es una idea sensacional. 

El hecho de disfrutar de cerca esas floridas zonas verdes y las lujosas casas victorianas de los márgenes hacen más soportable el sufrido paseo.

Además el final tiene premio: desde la cima de Lombard y Hyde se aprecian unas vistas espectaculares de San Francisco, con inmejorables perspectivas de la bahía, Alcatraz y la Coit Tower.

 · Ina Coolbrith Parkbard Street

Si eres de los que te gusta descubrir pequeños rinconcillos con encanto, a unos 15 minutos andando desde Lombard St. hay un pequeño jardín rodeado de lujosas casas con unas impresionantes vistas sobre la ciudad y la bahía : Ina Coolbrith Park.

Si las empinadas calles que hay que superar para llegar hasta ahí no te quitan el aliento, seguro que el entorno y el panorama sí que lo harán.

Una vez allí, un caminito pavimentado zigzaguea entre hermosos jardines, con bancos ubicados en lugares estratégicos para explotar las vistas.

Cómo llegar:

El parque está encaramado en una empinada pendiente entre las calles Taylor y Mason, donde se corta Vallejo St. Una buena opción es dar un paseo de 15 minutos desde Lombard St. hasta aquí para acabar bajando a North Beach o Chinatown para comer o cenar. Hay una pendiente importante, pero el parque se lo vale. Si preferís ir en tranvía, la línea Powell-Mason tiene una parada en Mason y Vallejo.

San Francisco. Ina Coolbrith Park

Conquiesta las pendientes de Nob Hill

Nob Hill es un barrio acomodado de calles empinadas, edificios elegantes, hoteles imponentes y, sobre todo, de tranvías abarrotados de turistas que suben y bajan por sus empinadas cuestas.

El uso del tranvía no sólo es una experiencia en sí misma sino que, además, es muy práctico ya que subir a pie cualquiera de esas pendientes supone todo un desafío.

El origen del nombre es confuso. Hay quien dice que es la abreviatura de “Nabob”, en referencia a un magnate o a una persona con una riqueza de origen dudoso. Otros, que proviene de la palabra indígena “nob”, que significa supremo, en alusión a los residentes del área. Aunque puede que, simplemente, provenga de acortar el vocablo “snob”, que se aplica a la gente con tendencia a imitar el estilo de vida de personas refinadas o distinguidas. 

“Snob Hill” es una forma burlesca e irónica de referirse al barrio .

Nob Hill es hogar de personas “ricas y distinguidas”.  De ricos con pedigrí.

Algunos de los hoteles más notables de la ciudad están en esta zona. Cuatro de ellos se han convertido en monumentos históricos, como el Fairmont Hotel, el ficticio Gregory Hotel de la exitosa serie de los 80 Hotel. Los otros tres llevan el nombre de alguno de los primeros residentes distinguidos de la zona, inversionistas de las vías del ferrocarril del Pacífico Central en la época de la Fiebre del Oro : Charles Crocker, Mark Hopkins (International Mark Hopkins Hotel), Collis P. Huntington (Huntington Hotel) y Leland Stanford (Stanford Court). Este último, además, fue el fundador de la Universidad de Stanford. Los cuatro están ubicados en la intersección de Powell st. y California St.

Aunque está muy cerca de Chinatown, el barrio comercial de Union Square, el distrito financiero o Fisherman´s Warf, lo pronunciado de sus calles hace que sea incómodo el desplazamiento a pie , así que la mejor forma de disfrutar de las cuestas es coger cualquiera de las líneas del tranvía histórico Powell-Mason, Powell-hyde o California, que continuamente suben y bajan las famosas colinas de este vecindario.

San-Francisco.-Nob-Hill.-California-Street
Las empinadas cuestas de California Street

Sube al mirador de la Coit Tower

San-Francisco-Coit-Tower

Desde 1933, la Coit Tower se encuentra en la cima de Telegraph Hill. También conocida como Lillian Coit Memorial Tower, es una torre de estilo Art Deco de 64 metros de altura ubicada en lo más alto del Pioneer Park. 

Como mirador es un lugar de gran interés turístico. Sus impresionantes vistas de 360° sobre la ciudad y la bahía circundante la han convertido en un mirador excepcional. 

Fue construida en 1933 con el dinero donado por Lillie Hitchock Coit, al morir en 1931, como legado para la ciudad de San Francisco:  “Con el propósito de embellecer a la ciudad que siempre he amado”.

Lillie, una dama de la alta sociedad un poco excéntrica, fue miembro honorario del cuerpo de bomberos desde los 15 años hasta su muerte.

De su generosidad y su admiración hacia esta profesión, nació la idea de, además de honrarla,  construir un memorial para los bomberos voluntarios fallecidos

Lombard Street
Lombard Street
San-Francisco-Pier

Además del mirador, la Coit Tower es conocida por los murales al fresco de su interior, que se abrieron al público en 1934. Són 27 en total y fueron pintados por grandes muralistas de la época, que muestran, sobre todo, la vida de los habitantes de San Francisco durante la época de la Gran Depresión.

La mayoría de murales se encuentran en el recibidor de la planta baja. Los demás están en el segundo piso y pueden ser vistos con una visita guiada.

Cómo llegar:

La Coit Tower es accesible a pie desde los distintos barrios que la rodean. Eso sí, sea cual sea la ruta que elijas, la subida es exigente. 

Unas escaleras empinadas y estrechas en Filbert Street se abren camino a través de hermosos jardines y un bonito vecindario hasta llegar al Pioneer Park. 

Filbert Street es una de las muchas calles de la ciudad que transforma un tramo de calle en escaleras para superar una colina empinada. Luego se convierte en una calle normal.

Una vez en el Pioneer Park, un cartel avisa de que hay Coyotes por la zona. No sufras por eso, no pasa nada. Es un animal tranquilo, aunque hay que ir con cuidado porque no deja de ser un animal salvaje.

Si quieres evitar el paseo a pie, tienes la opción del transporte público. El autobús 39, sigue un recorrido de 20 minutos  entre Fisherman´s Wharf y la Coit Tower.

San Francisco - Coyote
Por los alrededores de la Coit Tower te puedes topar de frente con algún coyote solitario.

Horarios y precios :

La  Coit Tower se puede visitar todos los días, de 10:00 a 18:00. De noviembre a  abril,  todos los días de 10: 00 a 17:00.

Festivos: Día de Acción de Gracias, Navidad, Año Nuevo.

Para subir al mirador se tiene que pagar una entrada de 9$ (adulto), 6$ (entre 12-17 y +62), 3$ (entre 5 y 11). Los menores de 5 años entran gratis. (Tarifas 2019).  

Disfruta de un día en Presidio

La gloriosa entrada a la Bahía de San Francisco por el Golden Gate Bridge se define por sus impresionantes vistas, así como por la majestuosidad del famoso puente. 

El Presidio Real de San Francisco o, simplemente, Presidio, es en realidad un parque de 607 hectáreas donde, entre otras cosas, podemos obtener unas vistas geniales de la Bahía de San Francisco, el Pacífico y el Golden Gate Bridge. 

Su historia se remonta a 1776, cuando España colonizó california y estableció aquí un puesto militar para defender la Bahía. En  1821, México obtuvo la independencia de España y el Fuerte pasó a ser un puesto fronterizo, hasta que en 1846 la Armada de los Estados Unidos tomó su control, manteniéndolo impecable hasta 1994, cuando dejó de tener estatus puramente militar.

A día de hoy, es la base militar con más años de operatividad en la historia de los Estados Unidos.  

Actualmente tiene un uso público y está catalogado como Monumento Histórico Nacional. Aquí podrás encontrar zonas boscosas con kilómetros de senderos para excursionistas y ciclistas, un campo de golf, un cementerio, vistas panorámicas, el Walt Disney Family Museum, el Centro de Artes Digitales Letterman, propiedad de Lucasfilm, con su fuente de Yoda en la entrada, playas, … y, como no, el Golden Gate Bridge. 

San Francisco - Golden Gate

 · Cruza el Golden Gate Bridge

Es imperdonable recorrer California sin parar en San Francisco y cruzar a pie o en bicicleta su mayor icono : el Golden Gate, el mítico puente carmesí.

San-francisco-Golden-Gate

El puente más fotografiado del mundo es una de las maravillas de la ingeniería moderna. Con una longitud de 2.7 km, en el momento de su inauguración, en 1937, era el puente colgante más largo del mundo. 

Desde el interior se obtienen grandes vistas de la isla de Alcatraz y del horizonte de San Francisco. ¡No te lo pierdas!

 · Camina por Crissy Field

Una de las áreas más populares de Presidio es Crissy Field, un antiguo aeródromo transformado en parque con vistas al puente y la bahía. Es un tramo muy utilizado por ciclistas, corredores, senderistas o patinadores y es perfecto para un día de playa a la sombra del Golden Gate.

San-Francisco-Crissy-Field

 · Haz una pequeña excursión a Baker Beach

Si quieres caminar por la costa y ver paisajes espectaculares, Baker Beach está a sólo 20 minutos andando desde el puente. Desde esta playa tranquila se obtiene una impagable estampa con el Golden Gate de fondo.

Aquí no hay turistas, sólo una fina arena blanca, pájaros y las olas del mar. ¡Ah! Y no esperes darte un baño porque puede que la única prenda que te haga falta de verdad sea una chaqueta. 

San-Francisco-Baker-Beach

 · Pasea por el Palace of Fine Arts

El Palacio de Bellas Artes, construido para exhibir obras de arte durante la Exposición Universal de 1915 es, en si mismo una pieza de museo que se encuentra en el Registro Nacional de Lugares Históricos de EE.UU.

Los alrededores, con el lago y la imponente rotonda central se prestan a un romántico paseo entre cisnes, patos, ranas, tortugas o mapaches.

San-Francisco-Palace-of-Fine-Arts

 · Si eres fan, no te pierdas el Walt Disney Family Museum

El Museo de la Familia Disney es una visita obligada para cualquier fan de sus películas.  Aprenderás más  sobre su vida y  las películas a las que dio vida su imaginación. También podrás ver algunos de sus primeros dibujos y una réplica de Disneyland.

Explora Fisherman´s Wharf

Fisherman´s Wharf es una antigua área de muelles recuperada como paseo marítimo y convertida en una de las mejores atracciones de la ciudad y en uno de sus barrios más variopintos y animados. Hay una gran cantidad de cosas por hacer, como ir de compras, visitar museos, ver de cerca dos joyas de la Segunda Guerra Mundial,  tomar una típica sopa de almejas con pan de masa madre, contemplar de cerca una colonia de leones marinos o, simplemente, disfrutar del ambiente y  de las hermosas vistas sobre la bahía, el Golden Gate o Alcatraz.

En este barrio hay muchos puestos callejeros de comida rápida. Además de la sopa de almejas, otro de los platos estrella es el cóctel de cangrejo fresco. Cualquiera de estos dos platos es una buena opción si quieres comer bueno, fresco y a buen precio.  

 · Tómate un helado en Ghirardelli Square

Ghirardelli Square, antiguo hogar de la afamada fábrica de chocolates Ghirardelli, es ahora uno de los puntos más concurridos del Fisherman´s Wharf, con elegantes tiendas, restaurantes de todo tipo y, como no,  la tienda original de helados y chocolates. 

 · Dáte un paseo por el pier 39

El Pier 39 es el centro del universo Fisherman´s Wharf. Un hermoso muelle de madera repleto de tiendas de todo tipo, restaurantes, un acuario, un carrusel, escaleras musicales, artistas callejeros y, los residentes más ruidosos de la ciudad: una colonia de simpáticos leones marinos que desde 1989 han hecho de algunas de las plataformas flotantes, su hogar.

San-Francisco-Fisherman´s-Wharf
Lombard Street

 · Juega a las reliquias en el Pier 45

En este muelle se encuentran dos reliquias de la Segunda Guerra Mundial : el USS Pampanito, un submarino restaurado que funciona como museo y memorial, y el SS Jeremiah O´Brien, uno de los dos barcos de guerra Liberty (de los 2.710 que participaron en esa guerra) que se conservan en buen estado. Y el único inalterado.

El US Pampanito hizo seis patrullas en el Pacífico en las que hundió 6 barcos enemigos y dañó a otros 4. 

Frente al US Pampanito encontrarás el Musée Mécanique, una curiosa colección para nostálgicos que contiene más de 300 máquinas recreativas de otros tiempos. La entrada es gratuita y es posible jugar con la mayoría de las máquinas por poco dinero.  

Haz una excursión a la isla de Alcatraz 

En el corazón de la bahía de San Francisco, con vistas a una de las ciudades más bellas del mundo, se encuentra la mítica Isla de Alcatraz, uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

Alcatraz

 · El Fuerte de Alcatraz

El explorador español, Juan Manuel de Ayala, descubrió la isla en 1775 y la bautizó como “La isla de los alcatraces”.

No se le dio ningún uso hasta que durante la fiebre del oro se le construyó un faro, el primero de la Costa del Pacífico. El crecimiento de la población de la bahía y el tráfico de barcos hicieron necesaria su construcción.  Desde 1854 ha funcionando sin interrupción con un único incidente, en 1970, cuando un incendio en las habitaciones del guardafaro cortó el paso de la corriente. 

En 1853 se empezó a construir una fortificación para la defensa de la bahía que, en 1861, cuando empezó la guerra civil disponía de 111 cañones. La tecnología militar mejoró rápidamente a medida que avanzaba la Guerra, puesto que la ciudad y su puerto eran objetivos de los confederados. 

En 1907, el fuerte dejó de prestar servicios como tal.

 · La prisión

«Usted tiene derecho a recibir comida, ropa, albergue y atención médica. Cualquier otra cosa que reciba es un privilegio»  N°5. Reglamento de la Prisión de Alcatraz, 1934. 

Durante la Gran Depresión, el Ministerio de Justicia se interesó por la isla. Su acceso inexpugnable, rodeada de las frías aguas y fuertes corrientes de la bahía, hizo que, en 1934 fuera elegida como la penitenciaría federal de mayor seguridad del país.

Sus celdas deberían cobijar a los condenados más peligrosos del país.

La extrema seguridad y el aislamiento de las instalaciones alimentaron una leyenda que perduraría en el tiempo, aunque muchas de las historias que se cuentan no dejan de ser folklore popular. 

Lo cierto es que la prisión era limpia y la comida buena.

Pero al ser una prisión de máxima seguridad, obviamente los presidiarios debían seguir una férrea disciplina. Obedecer las normas si no querían acabar en el agujero, un calabozo sin luz en el que el preso permanecía aislado durante semanas.

Una de esas normas era ducharse con agua caliente para no acostumbrarse a las frías aguas de la bahía

Algunos datos sí que dan fe de la extrema tensión a la que se hallaban sometidos los prisioneros: el cierre de Alcatraz se saldó con un total de ocho asesinatos, un suicidio y 14 intentos de fuga.  Otra referencia: El  20% de los internos sufrió problemas mentales.

El residente más célebre de la prisión fue, sin duda, Al Capone que, desde 1934 ocupaba una de las celdas, aunque no se sabe con exactitud cual de ellas. En un principio fue enviado a una prisión de Atlanta, pero al ver que era capaz de controlar sus negocios desde allí, fue trasladado a la isla de Alcatraz, donde era estrictamente vigilado. El gánster pasó gran parte de sus cuatro años y medio de reclusión en una celda aislada del hospital por unos síntomas de demencia relacionados con la sífilis que padecía. Arruinado, débil y con problemas mentales, fue liberado en 1939.

Otras celebridades fueron Robert Straud, el ‘hombre pájaro de Alcatraz’ (por sus estudios sobre pájaros), o Joseph Bowers, el primer recluso en intentar fugarse, cuyo plan era bien simple : saltar la valla. Fue abatido a tiros por un vigilante.

La noche del 11 de junio de 1962 los reclusos Frank Morris y los hermanos John y Clarence Anglin protagonizaron la huida más famosa. Se esfumaron por las aguas de la bahía utilizando impermeables como flotadores. Jamás fueron encontrados y, a día de hoy, nadie sabe si lo lograron o no. 

Sus peripecias fueron narradas en la célebre película La Fuga de Alcatraz, protagonizada por Clint Eastwood en 1973.

Tras 29 años de funcionamiento, el 21 de marzo de 1963,  ‘La Roca’, cerró sus puertas. El aumento de los gastos de mantenimientos, humedades, y la misteriosa fuga, forzaron la clausura de la prisión más famosa del mundo.

Alcatraz albergó un total de 1545 reclusos. Aunque disponía de 336 celdas individuales, estas nunca se ocuparon por completo, siendo 260 el número de presos promedio.  

 · Ocupación por los nativos americanos

Después de su clausura, un grupo de nativos americanos eligieron Alcatraz como escenario para defender sus derechos.

En 1969, tomaron la isla en nombre de los » Indios de todas las tribus» , amparándose en el Tradado de Fort Laramie  (1868) , según el cual se devolvía todas las tierras abandonadas a sus propietarios originarios. 

Alcatraz les recordaba a una reserva india porque «está aislada de las comodidades modernas, su suelo es rocoso e improductivo y la tierra no da alimento a los animales de caza».

La ocupación tuvo el apoyo general de la población y de los medios de comunicación, aunque con el paso del tiempo, la lucha por conseguir dinero, alimento y agua para los ocupantes provocó el progresivo desinterés en la causa. 

En junio de 1971, después de 19 meses, los agentes federales retiraron de la isla a los pocos ocupantes que quedaban.

 · La visita

Después de la ocupación los edificios de la antigua prisión fueron abandonados y gravemente dañados.

El proceso de degradación se detuvo en 1972 cuando se creó la Golden Gate National Recreation Area, administrada por el Servicio de Parques Nacionales. Las instalaciones fueron restauradas y la isla acoge, hoy en día, un interesantísimo museo que atrae a 1.5 millones de visitas anuales.

La única forma de visitarlo es reservando la excursión en la pàgina de Alcatraz Cruises. Es muy importante hacer la reserva con bastante antelación porque los tours se agotan con facilidad.

La visita es muy completa y se realiza con una audioguía que te va dirigiendo por las diferentes estancias mientras te narra todo tipo de historias sobre la prisión. 

Alcatraz
Alcatraz

Lo primero que se ve al llegar a la isla, además de su aspecto inquietante, es la pintada en la fachada “Indians welcome. Indian land”.

Tanto por la visita como por las vistas, la excursión es de lo más imprescindible de San Francisco.

San Francisco
Golden Gate San Francisco

Las vistas desde la isla son excepcionales.  El posado de la gaviota no es casual, pues resulta que Alcatraz tiene una de las colonias más grandes de gaviotas de la costa del norte de California

Acércate al Mirador de Twin Peaks

San Francisco tiene un fantástico mirador llamado Twin Peaks, que es el nombre que reciben las dos colinas idénticas desde las que se obtienen las que, para muchos, son las mejores vistas de San Francisco. 

Con una altura que ronda los 280 metros de altura, son la segunda cima más alta de la ciudad (la primera es el Mount Davidson, con 2 sólo metros más).

Pese a su aparente lejanía, la verdad es que el barrio de Twin Peaks se encuentra muy cerca del centro y, si se dispone de tiempo, se puede subir andando. La caminata es exigente pero las vistas des de lo alto compensan todo el sacrificio: el premio es una espectacular vista panorámica de toda la ciudad.

Un secreto: a medio camino entre Twin Peaks y el Downtown hay un montículo llamado Corona Heights Park, más accesible, y con unas vistas, como mínimo, igual de espectaculares.

Twin Peaks

De todas formas, la manera más fácil de llegar es hacerlo en autobús. Aunque la excursión pierde un poco de encanto, la verdad es que te ahorras, además de tiempo, mucho esfuerzo.

El número 37  llega, después de unas cuantas curvas, hasta la parada “Twin Peaks” donde, ahora sí, tendrás que subir la pendiente por un camino de tierra hasta la cima de cualquiera de las dos colinas gemelas.

Hay un par de cosas que deberías saber antes de plantearte la visita:

Cuando los días nublados o nebulosos empañan la Ciudad, no pueden apreciarse las vistas. Las nubes lo cubren todo.

La otra es que arriba corre el aire fresco y,  aunque el día sea radiante, va a hacer frío. Abrígate.

El dichoso clima de San Francisco

Enamórate de uno de los barrios más animados de San Francisco: Castro District.

Independientemente de tu orientación sexual, tienes que visitar el Distrito de Castro, conocido por poseer una de las comunidades LGTBIQ más grandes del mundo.

Castro es animado vecindario, lleno de bares, restaurantes y tiendas que contiene numerosos símbolos que celebran el papel crucial de San Francisco en la lucha nacional por los derechos civiles.

Ese protagonismo se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando numerosos soldados expulsados de ejército por su condición homosexual fueron llegando a la ciudad para ser juzgados. Muchos de ellos se establecieron en el barrio de Castro.

La llegada del “verano del amor”, en 1967, atrajo a miles de jóvenes de todo el país al vecino Haight Ashbury… Y también a Castro.

Pero no fue hasta la década de los 70, cuando el barrio se convirtió en un referente mundial de la lucha por los derechos de la comunidad homosexual al conseguir visibilizar sus protestas hasta el punto de conseguir un concejal  en el Ayuntamiento de San Francisco: el político y activista Harvey Milk, que fue el primer homosexual (abiertamente reconocido) en ocupar un cargo público en los Estados Unidos.

Su osadía le costó la vida : fue asesinado en 1978 por el político Dan White.

El barrio toma el nombre del líder de la oposición mexicana contra la ocupación de California por parte de Estados Unidos, José Castro.

Si quieres profundizar sobre los hechos que marcaron el devenir del barrio de Castro no dejes de ver la película “Mi nombre es Harvey Milk” (2008) , protagonizada por Sean Penn y James Franco y, sobre todo, la miniserie dramática “When we rise” (2017), una crónica del movimiento de liberación gay en los Estados Unidos, a través de varios personajes reales. Emociona. 

Castro
Castro

Te darás cuenta de que entras en el barrio de Castro porque por todas partes ondean banderas con los colores del arcoíris. La más famosa, os dará la bienvenida desde la plaza Harvey Milk, en el cruce de Market y Castro Street.

Castro Street es la calle principal. Aquí encontrarás el Teatro Castro, el Rainbow Honor Walk y el cruce con los pasos de cebra más coloridos: Castro con la 18th St.

El Teatro, visible por su famoso cartel luminoso, fue construido en 1922 y es el emblema del barrio. En el se celebra el Festival de Cine LGTBIQ de San Francisco.

Si miras al suelo, te toparás con las placas doradas que conforman el Rainbow Honor Walk, un tributo a las personas que, de una forma u otra, han contribuido a la lucha por el movimiento de los derechos civiles del colectivo LGTBIQ.

Castro - Federico García Lorca

Rainbow Honor Walk. El homenaje de la ciudad de San Francisco a Federico García Lorca, ejecutado por las autoridades franquistas durante la Guerra Civil Española por su orientación sexual y su heroica oposición al fascismo.

Castro-Harvey-Milk

Harvey´s Milk Castro Camera. El político y activista tenía una tienda de cámaras de fotografía en el 575 de Castro St., donde vivía en el piso de arriba. En su lugar ahora hay una tienda pro Derechos Humanos de cuya puerta cuelga un cartel que reza : » Human Rights Campaign is proud to ocuppy the historic home of LGBTQ civil rights pioneer Harvey´s Milk Castro Camera».

Si te atreves con la pendiente de Castro St., alrededor del 737 te vas a topar con esta bonita secuencia de casas victorianas. 

San-Francisco-Castro

Sube hasta la cima de Corona Heights Park

Corona Heights no es un sitio muy turístico, pero resulta que tiene unas vistas formidables sobre el Downtown. Es una buena alternativa a Twin Peaks porque las vistas son parecidas y está más cerca de centro. 

La subida a la cumbre se hace a través de senderos y es exigente, aunque las vistas hacen más entretenida la ascensión. Arriba, la recompensa es espectacular:  un panorama límpio, sin obstáculos, desde el centro hasta los Twin Peaks.

San-Francisco-Corona-Heights
San-Francisco-Corona Heights

Disfruta de los murales y de la gastronomía de Misión District

San-Francisco-Mission-District

Mission y Valencia Street son las calles principales del barrio más antiguo de San Francisco y están llenas de tiendas, bares y restaurantes. 

Asegurate de visitar la Misión Dolores (1776), el edificio intacto más antiguo de San Francisco.

Muy cerca, acércate hasta Mission Dolores Park, un espacio verde muy popular para descansar, hacer un picnic o, simplemente, mirar el paisaje. Sube hasta lo más alto sin mirar atrás y alucina con las vistas una vez arriba.

Para conocer la historia reciente, echa un vistazo a los famosos murales y grafitis en Clarion Alley , Balmy Alley … o en la fachada del edificio para mujeres, entre la 18th St. y Valencia St., un edificio de 4 plantas pintado con escenas de mujeres que lucharon por su género a lo largo de la historia.

 · Misión Dolores

San-Francisco-Misión-Dolores

La vieja iglesia de la Misión de San Francisco de Asís, es el edificio intacto más antiguo de San Francisco. Fue fundada en 1776 por misioneros españoles, bajo la supervisión del Padre Junipero Serra, y es una de las 21 misiones establecidas por los frailes franciscanos por toda California con el fin de convertir al catolicismo a los nativos americanos.

La Misión, que más adelante pasó a llamarse Misión Dolores, es también la más antigua de las que se conservan en su estado original en California.

Además de histórica, su importancia también reside en su excelente estado de conservación.

Y es que su estructura ha sobrevivido a los diferentes terremotos habidos en la zona. En el del 1906, por ejemplo, fue uno de los pocos edificios que quedó en pie en toda la ciudad. Unas sólidas paredes de adobe de 1.2 metros de espesor tienen la culpa.

La Misión original de San Francisco de Asís comprende tanto la vieja iglesia, como un cementerio con los restos de algunos nativos Ohlone y Miwok que ayudaron en su construcción, varios de los pioneros que se aventuraron en tierras californianas, y otras personalidades, como el primer gobernador mexicano Luis Antonio Argüello.

Más adelante, junto a la vieja capilla fue levantada una basílica cuya construcción se terminó en 1918.

Unos jardines restaurados según el estilo de finales del s.XVIII adornan el conjunto.

 · Misión Dolores Park

San-Francisco-Mision-Dolores-Park

Muy cerca de la Mision Dolores está este precioso parque con espectaculares vistas sobre los rascacielos del downtown.

Si quieres disfrutar de ellas tendrás que subir a lo alto de la colina. No mires hacia atrás hasta que llegues arriba. El impacto visual será mayor.

Tómate tu tiempo para descansar al sol y mezclarte en el ambiente.

 · The Women´s Building

«WELCOME ALL SIZES, ALL COLORS, ALL AGES, ALL SEXES, ALL CULTURES, ALL RELIGIONS, ALL TYPES SAFE HERE AT THE WOMEN´S BUILDING»

En  1971, un grupo de mujeres creó los Centros de Mujeres de San Francisco para  desarrollar proyectos de mujeres emprendedoras en el  área de la Bahía.

Unos años más tarde, en 1979 abandonaron una pequeña oficina en Brady St. para comprar Dovre Hall , un antiguo salón de reuniones  que transformaron en The Women´s Buildingun centro comunitario de mujeres que luchan por la autodeterminación, la igualdad de género y la justicia social, bajo la creencia de que todas las mujeres y niñas tienen derecho a una vida segura, feliz y creativa.

En 1994, siete artistas crearon uno de los murales más grandes de San Francisco: Maestra Peace Mural, que representan las contribuciones de las mujeres a lo largo de la historia. Es una magnífica obra de arte público, que cubre dos lados del edificio y alcanza toda su altura.

San-Francisco - The Women´s Building

“A room of our own, in our own community” – Roma Guy, fundadora de The Women´s Building

En el edificio de mujeres cada año atienden a más de 25.000 mujeres y sus familias, conectándolas con servicios sociales, oportunidades de participación comunitaria, artes, bienestar y programas educativos.

San-Francisco-The Women´s Building
San-Francisco-The-Women´s-Building

 · Los murales

Entre las calles Mission y Valencia y  las calles 17th y 18th , muy cerca del edificio de mujeres y de Dolores Park, está Clarion Alley, un pequeño pasaje lleno de murales pintados por el Proyecto Mural Clarion Alley. Vale la pena acercarse y dar un paseo entre arte callejero y curiosas casitas bajas. 

San-Francisco-Murales-Clarion-Alley
San-Francisco-Murales-Clarion-Alley
San-Francisco-Murales-Clarion-Alley
Un poco más retirado, en el 50 de Balmy Street está Balmy Alley, con la mayor concentración de murales de la ciudad.
San-Francisco-Murales-Balmy-Alley
San-Francisco-Murales-Balmy-Alley
San-Francisco-Murales-Balmy-Alley

Saborea auténtica comida China en cualquiera de los muchos restaurantes de Chintown 

El barrio Chino de San Francisco es el más antiguo de Norte América, y uno de los más grandes fuera de Asia. Su origen se remonta a la época de la fiebre del oro en California, que atrajo un gran número de inmigrantes chinos. 

De día, es un vecindario lleno de vida en el que parece que todo gira en torno a la comida. Grant avenue es la calle principal y  más antigua. En su cruce con Bush Street, muy cerca de Union Square, se encuentra la icónica Dragon Gate, la simbólica entrada a esta pequeña ciudad.  

De noche está completamente desierto.

Una visita completa debería contemplar un paseo por la animada Portsmouth Square, en cuya plaza se izó por primera vez la bandera de los EEUU en California en el año 1846,  echar un vistazo a los puestos de alimentación del mercado de Stockton Street y recorrer alguno de los callejones (alleys).

Uno de los alicientes del barrio es Ross Alley que, en su número 56 aloja  la Golden Gate Fortune Cookie Factory, la legendaria fábrica de las galletas de la fortuna, hechas a mano por esmeradas trabajadoras desde 1962.

Las famosas galletas de la fortuna chinas no se inventaron en china, sino aquí, en San Francisco. Ni siquiera fueron los chinos a quienes se les adjudica la idea. Según una sentencia del Tribunal de Revisión Histórica de San Francisco en 1988, ese mérito se lo lleva un inmigrante japonés afincado en San Francisco llamado Makoto Hagiwara. 

En el número 20 está la guardería donde Will Smith llevaba a su hijo en la genial En busca de la felicidad (2006)

Para comer. Saborear auténtica comida china en cualquiera de los numerosos restaurantes del barrio es una de las atracciones de Chinatown. Estos dos son muy recomendables, porque la comida está muy buena y los precios son razonables :

House of Nanking : 919 Kearny St. Si quieres comer tranquilo, mejor búscate otro sitio. Aquí, el servicio es espantoso. Descaradamente rápido para que te vayas lo antes posible, Eso sí, la comida está buenísima, el local es agradable y el precio está muy bien. El té es genial.

Chubby Noodle : 1310 Grant Avenue. La comida está muy buena, el servicio muy correcto y el local es muy agradable. Todo perfecto excepto la cola que hay que hacer en hora punta.

San-Francisco-Chinatown-Gate

Haz unas compras por Union Square  

 Podría decirse que Union Square es el corazón de San Francisco.

Fue construida en 1850 y durante la Guerra Civil americana sirvió como centro de reunión y apoyo al ejército de la Unión, con lo que se ganó la designación de Monumento Histórico de California.

Hoy en día es la zona comercial más selecta de la ciudad. Aquí encontraréis grandes almacenes como Macy´s, Bloomingdale´s y Nordstrom y exclusivas boutiques de lujo. Post, Geary, Powell o Stockton St. son las calles más interesantes para pasear mirando comercios de todo tipo.

Además de shopping, podrás ir al teatro, visitar galerías de arte o comer en bares y restaurantes que abren hasta tarde. En Navidad, en la plaza se coloca un gigantesco árbol y una pista de patinaje sobre hielo.

En la zona hay numerosos hoteles y está estratégicamente bien comunicada para visitar otros puntos de interés de la ciudad. Aquí puedes coger, por ejemplo, las lineas Powell-Hyde y Powell-Mason del histórico Cable Car.

San-Francisco-Union-Square
San-Francisco-Union-Square
San-Francisco-Union-Square

Al llegar a cierta hora de la tarde, algunas zonas del barrio se vuelven más sórdidas. En pocas calles, el San Francisco rico y amable se  transforma en un boulevard sombrío lleno de drogadictos y personas sin hogar. No es peligroso pero da que pensar que en San Francisco y, en general, en Estados Unidos, tienen un verdadero problema de población sin techo.

El consejo oficial de la policía para interactuar con los homeless es evitar confrontaciones, mantener una distancia segura y llamar a la policía si hay alguna emergencia relacionada con las personas sin hogar.

Sube a los Cable Cars, los históricos tranvías de San Francisco  

Los Cable Cars son los tranvías que tanto hemos visto en las películas. Forman parte del Patrimonio Histórico Nacional desde 1964 y la ciudad los mantiene como reclamo turístico. Estuvieron a punto de desaparecer en 1947 por los elevados costes de su mantenimiento (cada dos o tres meses se tiene que cambiar el cableado que hace funcionar todo el sistema) pero la ciudadanía se opuso rotundamente. 

Pero más allá de que sea un medio de transporte desfasado y lento, la verdad es que ofrece un servicio muy práctico, ya que sube las empinadas colinas de los alrededores de Union Square y sus rutas cubren algunas de las zonas más interesantes de la ciudad.

San-Francisco-Cable-Cars

Hay tres líneas de Cable Cars:

De la confluencia de Powell St con Market St parten los tranvías de las líneas Powell/Hyde y Powell/Mason que llevan hasta la bahía. La línea California St. es la menos frecuentadas por turistas ya que recorre el distrito financiero, Chinatown y Nob Hill y su función es más práctica que turística.

Para obtener las mejores vistas de la ciudad te recomendamos la línea Powell/Hyde que pasa por Union Square, el Cable Car Museum, Nob Hill, Russian Hill, Lombard St. y termina en Ghirardelli Square, muy cerca de Fisherman´s Wharf.

Si quieres aprender más sobre este curioso medio de transporte puedes visitar el Museo del Cable Car , en el 1201 de Mason St.

https://www.sfcablecar.com/routes.html

Tarifas. El billete, por sí mismo, tiene un coste de 8$ (2020) para un solo sentido, así que es conveniente comprar el Muni Pass,  con el que tendrás viajes ilimitados en el transporte público  incluyendo el Cable Car.

Si prefieres pagar un solo billete, lo más fácil es pagar en efectivo en el propio tranvía o con MuniMobile®, la aplicación oficial de tickets de la SFMTA, con la que también puedes pagar el Muni Pass.

¡Ojo! Si bajas del tranvía y no tienes un pase diario, vas a tener que pagar de nuevo para volver a subir. 

Horario y frecuencia. Las tres líneas prestan servicio entre las 06:00 y las 00:20 y tienen una frecuencia de entre 8 y 10 minutos según el momento del día.

Consejos. Los Cable Cars son una atracción turística de primer orden por lo que suelen ir llenos. Es mejor cogerlo al principio de cada línea porque puede que después ya no quede espacio para subir desde las paradas intermedias. Y para evitar las multitudes, es mejor llegar a la cola antes de las 9 de la mañana porque se puede llenar de turistas fácilmente. Las salidas desde Powell St. y Market St. son las más concurridas y los peores días son los del fin de semana.

Pasea por el epicentro del verano del amor en Haight Ashbury 

Bienvenido al distrito más hippie de San Francisco: Haight Ashbury, cuyo nombre proviene de la intersección de sus dos avenidas principales. 

El barrio fue cuna del movimiento beat de finales de la década de los 50 y de los movimientos contraculturales de los 60. Poco a poco las corrientes bohemias se abrieron paso hasta hacer de este su lugar de residencia.

El hogar de los idealistas del movimiento hippie, donde reinaba la tranquilidad, la vida en comunas pacíficas y se fomentaban los valores humanos.

Hasta 1967, cuando el cruce de las calles Haight y Ashbury se convirtió en el epicentro del verano del amor, una concentración hippie que reunió en San Francisco a varios cientos de miles de personas que celebraron el nacimiento de una nueva contracultura juvenil basada en el amor libre, la música y las drogas, el Flower Power, cuyo himno era San Francisco de Scott McKenzie, toda una declaración de intenciones en cuanto al amor, a vivir en paz  y a tratar de mantener relaciones felices.

Si vas a San Francisco, aségurate de llevar flores en el pelo / Si vas a San Francisco, el verano será una celebración de amor.

San-Francisco-Haight-Ashbury
San-Francisco-Haight-Ashbury
San-Francisco-Haight-Ashbury
San-Francisco-Haight-Ashbury

Hoy en dia Haight Ashbury ha perdido parte de su encanto radical pero sigue siendo uno de los barrios más alternativos de San Francisco y recibe cada año a multitudes de visitantes con ganas de recordar aquel histórico ambiente hippy.

Pasear por toda la calle Haight es una experiencia que hay que disfrutar. Está llena de tiendas de ropa vintage de segunda mano, atractivos comercios, cafés alternativos, preciosas casas victorianas y pintorescas fachadas.

Si eres seguidor de Jimi Hendrix, no dejes de visitar su casa-museo, en el 1524 de Haight St., anunciada con un enorme mural en el lateral de la fachada y un letrero en la entrada en el que se lee «Jimi Hendrix Red House».

Hasta aquí nuestro paseo por San Francisco. Obviamente hay muchos más lugares interesantes para ver, como Buena Vista Park, el parque más antiguo de la ciudad, el Yerba Buena Gardens, considerado como uno de los 30 mejores parques urbanos del país, el mercado del Ferry Building, el inmenso Golden Gate Park o el recién inaugurado Salesforce Transit Center, que incluye un parque de 2,2 hectáreas en su azotea. Seguro que también te encantarán.

San Francisco también es el punto de partida para recorrer la Pacific Coast Highway a su altura por el Big Sur y disfrutar de bonitos pueblos bohemios, impresionantes vistas al océano, playas ocultas o fauna salvaje. 

¿Te ha gustado lo que has leído? Deja tu comentario y cuéntanos lo que piensas. Un abrazo. 

Share This