East Village 

el encanto alternativo del barrio más transgresor

EAST VILLAGE,  el encanto alternativo del barrio más transgresor de NYC

Al otro lado de Broadway, el East Village mantiene una parte del encanto transgresor de tiempos pasados y la fama de inconformista, aunque la subida desmesurada del precio de los alquileres haya cambiado el panorama un poco en estos últimos años …

Aún así , todavía pueden encontrarse pequeños detalles que demuestran que el barrio sigue siendo atrevido, rompedor y con un enorme potencial creativo,  con calles repletas de boutiques, bares y restaurantes y algún que otro personaje bohemio…

Tras la Segunda Guerra Mundial, toda una generación de artistas, músicos, escritores y activistas políticos, se instala en este barrio, más barato que Greenwich Village. 

Paradigma de esta mudanza fueron los  representantes de la Beat Generation Allen Ginsberg, Jack Kerouac y Williams Burroughs, que compartieron apartamento en el 206 East 7th Street.

Por aquel entonces los arrendamientos eran asequibles y había numerosas salas de teatro y conciertos. El East Village se convirtió en el centro del desarrollo y de la contracultura en Nueva York, asumiendo el papel que el Greenwich Village había ejercido hasta entonces.  

Después de los años salvajes llegó la desoladora década de 1970. Alphabet City, el Bowery y Tompkins Square se convirtieron en los bastiones de traficantes de droga. 

Sobre los 80 el barrio fue recuperando vitalidad y creatividad. No era infrecuente ver desfilar a las damas del Upper East Side por las recién inauguradas galerías de arte, escondidas  entre montañas de basura.

La ciudad destinó 12 millones de dólares para limpiar el East Village, no sin que hubiera violentos enfrentamientos entre la policía y drogadictos, indigentes, okupas, artistas y punkis.

Después llegaron los restaurantes, las boutiques… y los arrendamientos caros. El refinamiento del barrio.

La remodelación del barrio también contemplaba la eliminación de los Jardines Comunitarios que se encontraran sobre terrenos públicos.  Finalmente, gracias a las protestas vecinales,  pudo impedirse la venta de la totalidad de esos espacios libres. 

El pasado no puede frenar el progreso y el dinero: se han abierto nuevos comercios, restaurantes y boutiques a cada cual más distinguido. Han llegado al barrio nuevos ricos y con ellos se va alterando la fisonomía del lugar.

Al menos, los jardines siguen conservando todo su esplendor. 

RENT, EL MUSICAL

El East Village siempre será el lugar que sirvió de inspiración para el célebre musical Rent.  Una obra que nos recuerda que tenemos que vivir el presente : No day but today .

Rent, una versión actualizada de «La Boheme» de Puccini,  se situa en el corazón de East Village durante la epidemia de SIDA de los 80. Aunque es una obra de ficción, habla de la realidad de la vida de las personas afectadas por el VIH , arrojando algo de luz sobre ellas. 

Es una obra de teatro sobre la pobreza, la enfermedad, la falta de vivienda y el mundo marginal pero también un homenaje a aquellos que se enfrentaron al virus y una celebración de la vida de aquellos que murieron jóvenes… 

… Y,  por encima de todo, es un musical sobre la amistad y el amor. 

A veces la vida es tristemente cruel con los que tienen mucho que dar.

Jonathan Larson, el joven creador de la obra, murió repentinamente de aneurisma aórtico unas pocas horas después de su ensayo final.

Rent se estrenó el 13 de febrero de 1996 en el New York Theatre Workshop, un local de 150 asientos en East 4th Street, entre Bowery y Second Avenue el 13 de febrero de 1996, recibiendo instantáneamente críticas brillantes y agotando todas las localidades en las seis semanas que se representó en el Off Broadway.

Su enorme e inesperado éxito le llevó a Broadway, a las tiendas de discos y a los cines de todo el mundo.

El resto es historia.

El East Village  ha cambiado desde «Rent», pero para la historia quedará el ya cerrado Life Café, que  inspiró a Larson a escribir una de las escenas más memorables de la obra, cuando los personajes bailan en las mesas cantando «La vie Boheme» .

UN PASEO POR EL EAST VILLAGE

El Bowery

Cerca de la estación de metro de Bleecker Street está el Bowery. En otros tiempos una calle decadente como pocas, ahora se ha convertido en un boulevard con bloques de apartamentos y hoteles de lujo.

El paseo por el barrio puede empezar por la desaparecida sala CBGB (315 Bowery, ente 1st y 2nd St).  En 1973 abrió como una pequeña sala de conciertos y rápidamente consiguió cierto renombre. Uno de  sus hitos es el hecho de ofrecer su primera oportunidad a músicos como Patti Smith, Lou Reed, Talking Heads o los Ramones. El local, meca del rock y el punk en sus mejores tiempos, fue uno de los ilustres perjudicados por la revalorización  de la zona y tuvo que cerrar en 2006.

En la actualidad es una exclusiva tienda John Varvatos , un cotizado diseñador de ropa masculina de estilo roquero.  La buena noticia es que se han conservado las paredes forradas con los posters y grafitis originales.  

Muy cerca del CBGB, hay una parada obligada para Ramoneros : una sencilla placa en el cruce de Bowery con 2nd St.: el demasiado pequeño homenaje de la ciudad a a Joey Ramone.

Seguro de viaje Mondo, con cobertura COVID-19. 

No te tiene por qué pasar nada, pero tienes que saber que las facturas médicas en los Estados Unidos, incluso por el accidente más leve, pueden ser astronómicas, así que es muy recomendable contratar un seguro de viaje que, además, de cubrir eventualidades tipo retraso o pérdida de equipaje, cancelación de vuelos…, incluya una amplia cobertura médica. Aunque sólo sea para viajar tranquilo.

Mondo es una compañía especializada en seguros de viajes que te ofrece, al mejor precio, las coberturas que mejor se adaptan a tus necesidades y al tipo de viaje que tienes planificado.

St. Mark´s Place

Trash &Voudeville

St. Marks Place es la arteria principal del barrio y un lugar muy animado que no ha cambiado demasiado desde los años 80.  Está llena de tatuadores, restaurantes baratos y las típicas tiendas de camisetas con juegos de palabras. 

El nombre se lo debe a la vecina iglesia de St. Marks Church-in-the-Bowery (1799) , que ocupa el lugar donde se encontraba la capilla privada de la granja (Bowery) de Peter Stuyvesant. 

En la década de 1950 los poetas de la generación Beat ofrecían allí sus lecturas y todavía hoy sigue siendo un lugar importante de reunión literaria y recitales musicales…

En el número 4 está la emblemática Trash & Vaudeville, una tienda gótica-punk donde Yoko Ono hizo algunas performance en los años 60.

St. Marks Church-in-the-Bowery

No muy lejos de aquí, en el 105 de la Second avenue, estaba el Filmore East, una célebre sala de conciertos en la que actuaron Janis Joplin, Elton John, The Doors y donde los Who estrenaron su opera Rock Tommy en 1969. 

Seguimos. Cualquier melómano reconocerá de inmediato las fachadas del 96 y 98 de St Marks Place. Son los edificios con los que el ilustrador Mike Doud decoró la portada del icónico álbum de Led Zeppelin Physical Graffiti, publicado en 1975 .

Portada de Physical Graffiti de Led Zeppelin

New York CityPASS, incluye SEIS atracciones principales :

  • Empire State Building
  • Museo de Historia Natural
  • Museo Metropolitano de Arte (Met)
  • 1.- A elegir entre mirador Top of the Rock® o Museo Guggenheim
  • 2.- A elegir entre Ferri a la Estatua de la Libertad y Ellis Island o Cruceros turísticos de Circle Line
  • 3.- A elegir entre Museo y Memorial del 11-S o Museo Intrepid del Mar, el Aire y el Espacio.

Tarjeta turística New York Explorer Pass y guía turística

El New York Explorer Pass es una manera fácil y cómoda de ahorrar dinero y de ver lo mejor de la Gran Manzana. Permite el acceso a las atracciones y recorridos que elijas, entre más de 50 atracciones.  Con el New York Explorer Pass puedes elegir entre 3, 4, 5, 7 o 10 lugares diferentes. ¿Quieres subir al Empire State o visitar el Museo de Arte Moderno (MoMA)? Solo tienes que ir allí y enseñar tu pase. Es fácil y cómodo. 

Guías Turísticas de Nueva York

Alphabet City

Durante gran parte de los años 70, Alphabet City, las avenidas con nombre de letras, estaba dirigida por camellos y gansters. Gangrenada por el tráfico de heroína, los narco pisos quemados y la extrema violencia, era un punto especialmente inseguro de la ciudad.

Por aquel entonces, Tompkins Square Park, era el refugio de vagabundos, toxicómanos y marginales de todo tipo: el sórdido epicentro del barrio más degradado de Manhattan.

La plaza no era más que una especie de barrio de chabolas para homeless, que dormían en bancos o cobijados sobre la zona ajardinada.

En ese contexto, en 1978, una joven desconocida de nombre Louise Ciccone llegó al cuarto piso del que ahora es el  230 de East Fourth Street, entre las Avenidas A y B de Alfabet City.

Era lo que Madonna podía permitirse por aquel entonces : “un motel de cucarachas”, como describió su padre, antes de suplicarle que volviera a casa (según escribe Mary Cross en Madonna: A Biography)   

Salvando las distancias, en la actualidad Tompkins Square Park es al East Village lo que Washington Square es al Greenwich Village. No es el espacio verde más atractivo de la ciudad, pero históricamente ha ejercido ( y ejerce ) el papel de eje de la comunidad del Lower East Side y el East Village.

Y es que, por momentos, también ha sido el corazón neoyorquino de la contestación: la plaza ha sido testigo de las insurrecciones contra la miseria de 1874, de manifestaciones en contra de la guerra del Vietnam y de un levantamiento popular provocado por la desmesurada intervención de la policía para desalojar a los campamentos de drogadictos y sin techo en 1988.

A principios de los 90, el Ayuntamiento puso un marcha un plan integral de reacondicionamiento del parque,  restaurando sus paseos y zonas de juegos y reforzando la seguridad mediante  una estricta vigilancia policial.

LOS JARDINES COMUNITARIOS DE ALPHABET CITY

Basta con dar un paseo en Alphabet City para reparar en unos pequeños paraísos de bienestar con forma de jardín comunitario. 

En la década de  1970, los vecinos del East Village se apropiaron de algunos terrenos urbanos abandonados para convertirlos en minúsculas preciosidades ajardinadas, un detalle revelador de la convivencia e interacción creativa de los variopintos habitantes del East Village .

En ellos se plantaron árboles, flores y plantas, se construyeron areneros, se levantaron esculturas y se habilitaron mesas de juego …

A pesar de las protestas vecinales, algunos fueron destruidos en beneficio de ambiciosos promotores inmobiliarios …  Otros se conservaron después de que una ordenanza municipal prohibiera a la ciudad la destrucción de aquellos refugios de vegetación …

En la actualidad, estos jardines comunitarios se prestan a las barbacoas y a los picnics entre vecinos, a las partidas de cartas y de dominó  y a todo tipo de actividades creativas… La mayoría pueden visitarse los fines de semana, cuando se suelen abrir al público… 

Muchos de los jardines se han convertido en espacios de activismo social y político :

Le Petit Versailles , en el  346 E Houston St esquina Ave C se estableció en 1996 como un jardín de arte comunitario LGTB… El escenario, donde los artistas exhiben su trabajo, es el foco principal de este jardín 

El 6 & B Garden, en la 6th St esq Ave B presenta eventos  musicales gratuitos, festivales de cines y talleres para niños. 

La Plaza Cultural Garden y 9th Street Garden ( uno de los mayores jardines comunitarios de NYC) , se encuentran en la esquina de la 9th St. con la Avenue C y estan adornados con espectaculares sauces llorones… 

El Lower East Side Ecology Center Community Garden (210 E 7th St)  es importante por su impacto ambiental, ya que está dirigido por el Lower East Side Ecology Center, que ha sido una organización líder en promoción de la sostenibilidad urbana en Nueva York. 

La parcela que comprende Días y Flores (522 E 13th St.)  contenía un edificio que fue abandonado en la década de los 70, convertido en un refugio para el tráfico de drogas y, finalmente, demolido, dejando un solar lleno de escombros en su lugar. En 1978, la 13th Street Block Association intervino y comenzó un minucioso trabajo de limpieza para la construcción de un jardín y un patio de recreo. En la actualidad, el jardín ofrece clases de horticultura, Tai Chi y arte en general. También contiene un estanque de peces, un sistema de recolección de agua de lluvia y una impresionante fuente que funciona con energía solar.

En East 6th Street, entre las avenidas A y B, se encuentra Creative Little Garden, un espacio pintoresco escondido entre edificios. Al entrar por la puerta amarilla, los visitantes son recibidos con un columpio de silla, bancos, piezas de arte al aire libre, comederos para pájaros y plantas colgantes. 

Fundado en 1973, el Liz Christy Garden fue el primer jardín comunitario que se abrió en la ciudad de Nueva York. El jardín fue fundado cuando Liz Christy y las Guerrillas Verdes, un grupo de activistas de jardinería, descubrieron un terreno baldío y decidieron transformarlo en un jardín comunitario. Sus esfuerzos fueron un éxito, inspirando a las comunidades de toda la ciudad a crear sus propios jardines. El Liz Christy Garden cuenta con un estanque con peces y tortugas, un hábitat de flores silvestres, árboles frutales, huertos y bancos de madera. y es mantenido por voluntarios, que permiten que el jardín esté abierto durante todo el año.

En la actualidad, los visitantes pueden pasar un día agradable por los alrededores de Tompkins Square. Hoy es un sitio tranquilo que acoge a familias, estudiantes, artistas y paseadores de perros. Y en verano también se programan algunos acontecimientos artísticos relacionados con la contracultura.

Recorrer las calles de Alphabet City es descubrir pequeños rincones. Como el del Horseshoe Bar o 7B, en la esquina de la 7th St. con la Avenue B. Este local tiene un mostrador en forma de herradura que ha servido como plató en, al menos, tres ocasiones:  Cocodrilo Dundee , el Padrino II o la más reciente Jessica Jones.

Hasta aquí nuestro paseo por el siempre transgresor East Village.

Al otro lado de Broadway, su vecino Greenwich Village  asume el papel de la zona bohemia en Nueva York.  Aquí siempre se ha vivido con más libertad que en el resto de la ciudad y eso se nota en el ambiente despreocupado y genuino que se respira en sus calles.

¿Te ha gustado lo que has leído? Si es así, no dudes en dejar tu comentario y contarnos lo que piensas. 

Un saludo,

Xavi

Share This