Seleccionar página

La Ruta 66 en Illinois. Tramo 7: East St. Louis

La Ruta 66 en Illinois. Tramo 7: East St. Louis

Olvidemos por un momento la Ruta 66.  A este lado del río Mississippi, el de Illinois, antes de cruzar hacia Missouri, hay una ciudad que parece devastada, llena de terrenos vacíos e incontables edificios tapiados y en decadencia. Se trata de East St. Louis, un suburbio de área metropolitana de St. Louis, Missouri, totalmente independiente de ella… Incluso pertenece a otro estado.

No es una de las zonas más seguras de Estados Unidos, así que, por mi parte, llegados a este punto del mapa, es mejor obviar cualquier indicio de Ruta 66… Los que sientan curiosidad por ver de cerca una de las zonas más degradadas del país, entre los que me incluyo, deben tener un poco de cuidado.

East St. Louis, Illinois, el suburbio más peligroso de Estados Unidos

East St. Louis, está situada directamente al otro lado del río Mississippi del Downtown de St. Louis y del Parque Nacional Gateway Arch, ya en el estado de Missouri. Hubo un tiempo en que era una potencia industrial, una ciudad bulliciosa y próspera que crecía rápidamente,… pero como otras muchas ciudades industriales dependientes de los otrora poderosos sectores del acero, la automoción o la minería de carbón, como Detroit, por poner un ejemplo bastante parecido, East St. Louis sufrió una enorme pérdida de puestos de trabajo  debido a la reestructuración industrial que se llevó a cabo durante la segunda mitad del siglo pasado.

Las imparables consecuencias fueron una terrible devastación económica, un elevado descenso de su población y una degradación urbana fulminante. La ciudad experimentó un profundo declive económico que no ha dejado de empeorar hasta nuestros días… 

… pero.. ¿cómo y por qué las cosas han llegado hasta este punto de deterioro?

Un poco de historia

Illinoistown, el primer asentamiento moderno en lo que hoy es East St. Louis fue fundado en 1797 por el capitán James Piggott, un veterano de la Guerra de la independencia. El municipio como tal se estableció en 1861, momento en que los residentes votaron por el nuevo nombre, East St. Louis, en honor a la floreciente ciudad que crecía en la orilla occidental del río Mississippi.

Los años en que East St. Louis fue una potencia industrial duraron desde 1890 hasta la Gran Depresión. 

La ciudad creció en el s.XIX gracias a la industria del ferrocarril. Tras la Guerra Civil, disponía de bastantes fábricas de hierro y acero y era conocida por algunos como la Pittsburgh del oeste.

En 1910 se había convertido en un próspero distrito comercial con todo tipos de tiendas, oficinas y lugares para el entretenimiento… La llegada del automóvil no hizo más que multiplicar las fábricas, que empezarían a producir vehículos y piezas para recambios.

El número de residentes se duplicó en pocos años. Con toda esta efervescencia, llegó mucha gente buscando trabajo, entre ellos muchos esclavos liberados procedentes de los estados del sur e inmigrantes que llegaron desde Europa del Este. Esa mano de obra más barata fue aprovechada por los empresarios para ofrecer empleo en las fábricas, lo que generó un enorme resentimiento entre los residentes blancos. 

Collinsville-Avenue-East- St-Louis-Post-Card

Postal en color de una calle de East St. Louis,  llena de negocios y gente en las aceras. También aparecen un tranvía y vehículos tirados por caballos. Imagen: Carli Digital Collections

La corrupción política y las tensiones raciales fueron creciendo hasta llegar al 2 de julio de 1917, fecha que marcó el comienzo de los disturbios raciales, conocidos como la Masacre de East St. Louis. 

LA MASACRE DE EAST ST. LOUIS 

Las tensiones raciales aumentaron a principios del s.XX, a medida que fue aumentando la población negra, deseosa de incorporarse a un mercado industrial como el de St. Louis. Los trabajadores negros, que huían de la discriminación y los trabajos agrícolas mal pagados del sur profundo, suponían mano de obra barata para los empresarios, pero para los trabajadores sindicalizados de las fábricas, básicamente gente blanca, eran simplemente una amenaza, ya que temían que los negros trabajaran por salarios más bajos y los desplazaran de sus empleos.

La mecha se encendió el 1 de julio de 1917, cuando se difundió el rumor que un afroamericano había asesinado a un hombre blanco.​ Como venganza, un vehículo tiroteó el vecindario negro de 17th St. y Market Ave. La respuesta de los negros fue armarse y movilizarse para su defensa… pero se equivocaron de blanco.

Cuando dos agentes de policía se acercaron con su Ford T negro sin distintivos a la intersección de las avenidas 10th y Bond,  varios cientos de negros armados, atraídos por el aviso de las campanas de la Truelight Baptist Church, confundieron a estos con atacantes. Los agentes fueron recibidos a balazos y ambos murieron.  La respuesta del departamento de policía de East St. Louis fue la indiferencia ante la  inminente llamada a la acción de los alborotadores blancos que pedían una solución sangrienta a la «afluencia de negros indeseables».

El día siguiente marcó el comienzo de lo que se conocería más adelante como los «disturbios raciales de East St. Louis».  Impulsados ​​por meses de propaganda racista por parte de líderes sindicales y periódicos, varios miles de blancos armados salieron a las calles y asaltaron los barrios negros de la ciudad, matando indiscriminadamente a hombres, mujeres y niños,  y prendiendo fuego a sus casas. Algunos negros fueron fusilados o golpeados con adoquines, a otros los lincharon desde postes telefónicos y algunos fueron ajusticiados en la horca.

La matanza asoló la ciudad ante la inacción de la Policía y la Guardia Nacional que, de alguna manera, legitimaron la acción de los asaltantes. Esta no cesó hasta que, finalmente, a primera hora del 3 de julio, refuerzos adicionales de la Guardia Nacional de Illinois marcharon hacia la ciudad. Las divisiones se desplegaron de inmediato, sofocando la violencia más intensa al arrestar a cientos de alborotadores blancos. Aún así,  los incendios esporádicos y las palizas continuaron durante las semanas siguientes. Para entonces, miles de personas ya habían huido a través de los puentes hacia Missouri.

Cuando los 1.500 negros que se refugiaron en edificios municipales de East St. Louis salieron por fin a la calle, se encontraron un auténtico infierno. 

Los disturbios dejaron un balance de nueve blancos muertos y entre 100 y 200 negros asesinados, dejando además a 6.000 afroamericanos sin hogar. Algunos informes oficiales sugirieron que fueron solo 39 los negros muertos, aunque la mayoría de estimaciones sitúan esa cifra mucho más elevada.

En S. 5th St. y Railroad Avenue hay un tímido marcador que fue erigido en el Centenario de estos trágicos acontecimientos. Nada más los recuerda.

Aunque un gran jurado acusó formalmente a siete agentes de policía por asesinato, disturbios y conspiración, los fiscales estatales finalmente retiraron los cargos. Permitieron que tres agentes más se declararan culpables de disturbios y pagaran una multa de 150 dólares. Ningún funcionario de la ciudad o de la policía se enfrentó a cargo alguno por su inacción durante los días 2 y 3 de julio. 

La ciudad siguió adelante.

Pocas ciudades en Estados Unidos han sufrido tanto como lo ha hecho East St. Louis durante estas últimas décadas. Los disturbios raciales de 1917, la huida de los blancos y la pérdida de empleo devastaron la ciudad desde los años 50 en adelante. 

East-St.-Louis-años-60

Una bulliciosa calle en East St. Louis, en los años 50/60. Foto: autor desconocido.

Con 82.366 habitantes, en 1950 East St. Louis era la cuarta ciudad más grande de Illinois, con un elevado estatus como potencia industrial y manufacturera. Y al otro lado del río Mississippi tenía la que era la 4ª ciudad más grande del país. 

Los músicos de blues, rock and Roll y jazz eran una gran fuerza creativa de la ciudad. Algunos incluso se fueron y lograron reconocimiento nacional, como Ike & Tina Turner.  

EL CLUB MANHATTAN

El Club Manhattan ocupa un lugar destacado en la historia de la música. Se dice que fue aquí, en este club nocturno situado en el 1320 East Broadway, en lo que hoy es un solar, donde Tina Turner conoció a su futuro esposo, el líder de la banda Kings of Rhythm, Ike Turner. 

La ciudad, como muchos otros suburbios industriales a lo largo de EE.UU, en los años 60 sufrió la reestructuración del sector de la industria pesada y la hasta entonces bulliciosa ciudad se vio afectada por una pérdida generalizada de puestos de trabajo.

Varias empresas importantes se fueron hacia otros suburbios. Los residentes blancos, que hasta ahora vivían en barrios racialmente mixtos, abandonaron la ciudad y se mudaron a barrios exclusivamente blancos, donde les resultaba más fácil conseguir trabajo. La población de East St. Louis se desplomó, quedando solamente residentes afroamericanos. 

Con la huida de la mano de obra, la industria desapareció del todo y los negocios empezaron a cerrar. La ciudad, sin apenas impuestos que recaudar, dejó de proporcionar servicios básicos a la comunidad, descuidando la seguridad y el mantenimiento de las infraestructuras.  

La decadencia urbana azotó la ciudad. Aparecieron bandas callejeras, la violencia aumentó y la desconfianza afectó dramáticamente la base comercial de las calles más céntricas. Empezaron a fallar las alcantarillas y cesó la recolección de basura. Los coches de policía dejaron de pasar y los semáforos dejaron de funcionar. 

East St. Louis

Collinsville Avenue, una de las avenidas más importantes del distrito histórico del centro de East St. Louis, ahora totalmente desolada. Foto: David Wilson.

En el censo de 2020, la población era de 18.469, menos de una cuarta parte que la que había en su época de mayor esplendor, y la pobreza y el crimen se han convertido en la norma. East St. Louis lleva muchos años siendo una de las capitales del crimen en los EE.UU.

Por si fuera poco, la construcción de nuevas autopistas alejaron el tráfico peatonal del centro de la ciudad, provocando la caída de sus los pocos negocios que quedaban. Actualmente, la naturaleza se va apoderando de los edificios y los terrenos vacíos. Algo bastante triste y deprimente.

Experiencias cercanas
 Chicago
Pases Turísticos en Chicago

detalles

St. Louis
Excursiones y actividades en St. Louis, Missouri

DETALLES

St. Louis
Tour por St. Louis + Paseo en barco por el Mississippi.

detalles

Hacer este tour por San Luis es la forma más completa de descubrir los lugares más importantes de esta gran ciudad del estado de Misuri que se encuentra a orillas del río Misisipi. ¡Incluye un paseo en barco!

Las cifras …

Según las cifras publicadas por el estado de Illinois en 2022 en East St. Luis se cometieron 25 homicidios (36 en 2019). Teniendo en cuenta que se trata de una ciudad de alrededor 18.000 habitantes, pues resulta que esta es una estadística fatal, mucho peor que las ciudades más peligrosas de EE.UU, encabezadas por Jackson (Mississippi), Nueva Orleans (Luisiana), Birmingham (Alabama), St. Louis (Missouri), Baltimore (Maryland), Baton Rouge (Luisiana), Detroit (Michigan) o Cleveland (Ohio)… Y eso teniendo en cuenta que las cifras tienden a la baja en los últimos años.

Lo más sorprendente es que los delitos violentos son un problema exageradamente común, lo sorprendente es que la mayor parte de la ciudad está vacía.

Antes de pasar a ver la ciudad en sí, vamos a adelantarnos con unas pocas cifras:

  • La edad promedio es de 43 años, lo que indica que los jóvenes han ido huyendo de la ciudad.
  • Por género, el 57% son mujeres y el 43% hombres. El 15% de estas mujeres son viudas.
  • Desglosando por raza, el 95% son negros, el 2% blancos, y en el 3% restante se encuentran los hispanos, asiáticos y mestizos.
  • El 29% de su población se encuentra bajo el umbral de la pobreza.
  • El valor medio de una vivienda es de 57.800$. 

Los números cuentan sólo una parte. Mucho más reveladoras son las vistas de las propias calles de la ciudad.

Dowtown East St. Louis. Distrito Histórico

Hoy en día no es, precisamente, una de las ciudades más seguras de Estados Unidos, así que los más curiosos deberán tener mucho cuidado si quieren explorar el área.

El distrito histórico del centro de East St. Louis está ubicado cerca del río Mississippi. Esta es una de las pocas partes de la ciudad que todavía permite imaginar cómo fue durante su época de apogeo, con la triste presencia de unos pocos edificios históricos, incluidos individualmente en el Registro Nacional de Lugares Históricos: el Majestic Theater (1985), el Broadview Hotel (2013) y el Spivey Building (2022).  Todos ellos, por supuesto, están abandonados.

Hay tantos lugares abandonados, tantos terrenos invadidos por árboles y maleza donde antes había casas o fábricas, que el centro de East St. Louis prácticamente no parece ni una antigua ciudad. Incluso es poco probable que se vea a alguien en la calle. Este panorama es el dramático resultado de la huida de la mano de obra, de la desinversión, de la pérdida de impuestos y de no poder permitirse ni siquiera los servicios más básicos… Del olvido. 

Además, conducir por la ciudad (que a nadie se le ocurra darse un paseo andando…) puede ser un ejercicio de frustración, ya que las calles cuando no están cortadas, terminan en callejones sin salida, en caminos de tierra o van en la dirección equivocada.

COLLINSVILLE AVENUE era el corazón de la ciudad, pero ahora no es más que un cascarón vacío… Hay algunos edificios abandonados, entre ellos el magnífico Teatro Majestic, que cuando se construyó en 1928 era uno de las salas de cine más grandes de EE.UU, con una capacidad para más de 1.750 espectadores, y fue el primero en la ciudad en tener aire acondicionado. Su primer propietario fue Harry Redmon.

El teatro cerró en la década de los 60… Lleva muchos años desahuciado, las plantas se han apoderado de su balcón y más de un azulejo de la fachada se ha precipitado hacia el suelo. Una lástima, porque el edificio en sí es precioso. 

Majestic-Theater-East-St.Louis

El Majestic Theatre es un magnífico ejemplo de estilo gótico español, que fue diseñado por Carl y Robert O. Boller, los mismos que diseñaron el Kimo Theatre en Albuquerque, NM. El edificio está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos desde 1985. Imagen: Google Maps

En la principal intersección de la ciudad, Collinsville con Missouri Avenue aparecen dos edificios históricos más, ambos también vacíos: el First National Bank y el que, atendiendo a su cartel, acogió en su día la sala de fiestas «The Max»

Spivey-Building-East-St-Louis

El desolado Spivey Building, incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos desde 2022. Imagen: Ken Fager

Desde esta intersección, en MISSOURI AVENUE asoma el Spivey Building, el edificio más alto de East St. Louis y su único rascacielos. Construido a mediados de la década de 1920 por el rico propietario del periódico local, Allen Spivey, fue durante muchos años una de las referencias en altura e importancia de la ciudad.

La idea de Spivey era convertir el distrito histórico  en uno de los más grandes de la zona. Es obvio que su compromiso por un futuro mejor en East St. Louis fracasó. En 1980, este rascacielos de 12 pisos vio marcharse a su último inquilino. Desde entonces, el edificio ha permanecido vacío. 

La calle está bloqueada al paso de vehículos a ambos lados. Y es que el Spivey se está, literalmente, desmoronando poco a poco después de haber estado abandonado más de 40 años.  Es un ejemplo perfecto para ilustrar el declive de East St. Louis…  hasta el punto de ser un peligro para todo aquel que camine o circule alrededor de él. Muestra de ello son los escombros que llenan las aceras.

Su aspecto es desolador y su estado de descomposición es demasiado avanzado como para rehabilitarlo. El Ayuntamiento tampoco puede permitirse el lujo de derribarlo, así que ahí se queda, descomponiéndose sobre la acera.

Justo antes de quedar bloqueada, hay un pequeño tramo de Missouri Avenue con un poco de actividad … Un elegante y renovado edificio Art Deco acoge una agencia de seguros,  frente a la cual hay un bar musical.

Al final de Barrack Obama Avenue hay otro edificio imponente. Está abandonado también, aunque está acotado y parece que que están trabajando en él. Se trata del antiguo Broadview Hotel, otro de los edificios históricos en la ciudad, que permanece vacío desde 2004.

Cuando se construyó, era el hotel más grande y elegante de una ciudad que por entonces estaba en pleno crecimiento. Disponía de salón de baile, restaurante, sala de conferencias,… e incluso un jardín en la azotea. No hay duda de que el Hotel ayudó a solidificar el estatus de East St. Louis como una gran ciudad emergente.

El hotel abrió sus puertas al inicio de la caída del mercado de valores de 1929 y los problemas financieros fueron recurrentes desde el principio. A finales de los 40, el hotel, dejó de ser un hotel y se convirtió en un edificio de apartamentos de lujo. 

En 1957, con la ciudad ya en decrecimiento, alquiló su parte de su espacio a la Universidad del Sur de Ilinois. En 1978 esta se hizo con el edificio entero, emprendiendo una gran renovación. La Universidad ocupó el Broadview hasta 2004… y desde entonces ha estado vacío.  East St. Louis nunca más construiría un hotel más grande ni mejor.

En verano de 2023 había equipos de construcción. Y es que a principios de ese año se anunció un proyecto de rehabilitación del edificio. 

Hotel-Broadview-East-St-Louis

Antigua postal del Broadview Hotel

Hotel-Broadview-East-St-Louis

El desahuciado Broadview Hotel en 2010. Foto: Michael Allen

El único edificio que parece tener algo de vida por la zona es el de la Comisaria de Policía, en N. Main St. El que parece ser su antiguo cuartel general está justo al lado, abandonado completamente. Es una pena porque parece un magnífico ejemplo de edificio Art Deco.

Realmente hay poco que hacer cuando las autopistas y las vías del tren bloquean la orilla del rio. Aún así, East St. Louis ha creado el bonito Parque Conmemorativo Malcolm W. Martin, en el recientemente añadido paseo marítimo de la ciudad, donde se puede subir a un mirador sobre el río Mississippi y obtener una vista increíble del Gateway Arch. 

El nombre del parque es un homenaje al abogado que luchó incansablemente para crear algo destacable en esta parte de la ciudad y preservar las vistas hacia la otra parte del rio.

Otro de los lugares más emblemáticos del parque es el Gateway Geyser, del que se dice que es la segunda fuente más alta del mundo… cuando está en funcionamiento, lo que ocurre solo ocasionalmente. En principio, de mayo a septiembre se puede ver encendida durante 10 minutos al mediodía, siempre que el viento o la sequía no lo impida.

El Geyser está cargado de simbolismo: cuando está encendido lanza el chorro de agua a una altura de 192 m, la misma del Gateway Arch al otro lado del río en San Luis. La fuente más grande esta constelada por 4 más pequeñas, cada una de las cuales representa a uno de los ríos que convergen en St. Louis (Mississippi, Illinois, Missouri y Meramec).

East St. Louis

En 1995, Malcolm W. Martin presionó el interruptor para inaugurar la fuente. 

Malcolm W. Martin park east st louis

Malcolm W. Martin Park.  Foto: Sean Pavone. Shutterstock

Parece que la ciudad está haciendo lo que puede para brindarle a la gente una razón para querer venir alguna vez a East St. Louis. Además del Parque que complementa el Gateway Arch, también se inauguró un casino en 2002. Honestamente, más allá de estos dos lugares no hay nada que valga la pena hacer o ver en la ciudad, por lo menos para el turista normal… 

Incluso para la gente que vive en el Great St. Louis no hay razón para acercarse hasta aquí. Hay muy pocos servicios, no hay un centro comercial que atraiga a la gente, muchos de sus semáforos no funcionan… Realmente parece una ciudad muerta. Incluso hay muchas calles que no son transitables porque la ciudad ya no puede permitirse el lujo de mantenerlas… 

Para el viajero normal no hay motivo que justifique el aventurarse hasta aquí. Sin embargo, para el cazador de fotos o el curioso turista de la degradación puede que sí que tenga interés hacer este pequeño viaje. 

Nueva York: Central Park

Nueva York: Central Park

Seguramente no habrá muchos neoyorquinos que puedan imaginar su vida sin Central Park… Aunque esta pueda parecer una afirmación un tanto exagerada, lo cierto es que el parque es devotamente frecuentado por todo tipo de habitantes de la ciudad, que se acercan para hacer deporte por cualquiera de sus senderos, broncearse en Sheep Meadow, pasear entre hermosos tesoros botánicos, hacer un picnic, ir al zoo, pasear en barca en el lago, patinar en Wollman Rink, admirar sus vistas pintorescas,… o simplemente para comprar unos perritos calientes junto a alguna de sus entradas. 

No siempre ha lucido así, más seguro y agradable que nunca. A lo largo de su larga historia ha pasado por algunos momentos realmente duros, que van desde el abandono total a albergar tremendas olas de crímenes.

38 millones de visitantes anuales son una prueba evidente de que neoyorquinos y visitantes esporádicos aprecian este lugar más que cualquier otro, sin mencionar el hecho de que el parque ofrece algunas de las actividades más agradables y económicas, cuando no gratuitas, de la ciudad. 

Central-Park-Nueva-York

Vista panorámica del Bapstow Bridge, un puente de piedra arqueado sobre The Pond, que tiene excelentes vistas a los edificios de la zona sur de Central Park y a la pista de patinaje Wollman Rink.

Frederick Law Olmsted (1822-1903). Introducción del paisaje

A principios del s. XIX se pone en marcha en diferentes ciudades americanas un innovador sistema de parques públicos integradores de espacios verdes, urbanísticos, sociológicos y estéticos,… muy diferente de la visión conservadora de los jardines europeos.

Frederick Law Olmsted fue una de las figuras clave en el nacimiento de esta «arquitectura del paisaje» y el cerebro que hay detrás de, por ejemplo, Central Park y Prospect Park, en Nueva York, los campus de Berkeley y Stanford, en California, los jardines del Capitolio en Washington o el Collar de Esmeraldas en Boston.

Su gran aportación en el campo del diseño de los parques públicos es la integración del ecosistema natural en la disposición urbana. A partir de su idea de armonizar el crecimiento urbano con los espacios verdes, los grandes parques se convertirían en una de las principales herramientas urbanísticas para la organización de las ciudades, ofreciendo una gran variedad de experiencias: desde momentos de tranquilidad en un banco con sombra hasta actividades recreativas como los paseos en barca, el senderismo o las rutas en bicicleta.

Una breve historia de Central Park

En la Nueva York de 1811, la cuadrícula planificada para diseñar los espacios futuros en la ciudad había sido muy criticada tanto por la escasa provisión de parques como por la eliminación de la orografía natural debida a la nivelación que se llevaba a cabo.

Fue a William Cullen Bryan a quien, en 1844, se le ocurrió la idea de un espacio abierto en la ciudad…

Los inicios: William Cullen Bryant

William Cullen Bryant, redactor del entonces New York Evening Post (ahora New York Post), se pasó 7 años persuadiendo al Ayuntamiento de la necesidad de dotar a la ciudad de un amplio espacio de recreo que le añadiese distinción y un poco de oxígeno. Un lugar donde las clases altas pudieran exhibirse y pasear en carruaje y en el que las clases trabajadoras tuvieran su espacio de esparcimiento.

En los últimos años, Manhattan había cuadriplicado su población y los espacios abiertos eran tan escasos que muchas veces se recurría a los cementerios para pasear. 

Finalmente, en 1853, el Ayuntamiento accedió y compró un solar desolado y pantanoso de 340 ha. , al norte de lo que, por aquel entonces, estaba repleto de granjas y barracas de inmigrantes y alejado del límite de la ciudad. Para ello convocó un concurso para convertirlo en un elegante parque en el que los habitantes de Nueva York pudieran pasear, jugar, practicar deportes, merendar, socializar y relajarse, al estilo de los grandes parques europeos como el Bosque de Boulogne en París o el Hyde Park de Londres.  

El ganador de la adjudicación fue el proyecto Greensward Plan, del arquitecto inglés Calvert Vaux y el paisajista Frederick Law Olmsted, que planearon crear un paraíso rural  en el mismísimo corazón de Manhattan, una ciudad fuertemente congestionada.

La construcción de Central Park

Para empezar, y conforme a las reglas de expropiación de la época, se tuvo que desalojar a todas las personas que vivían en el futuro emplazamiento del parque, la mayor parte afroamericanos libres e inmigrantes de origen alemán o irlandés. Aproximadamente 1.600 residentes de clase trabajadora fueron desahuciados.

Durante la construcción del parque se drenaron los pantanos, de dinamitaron formaciones rocosas, se excavaron los embalses, se trajeron más de 14.000 m3 de tierra desde New Jersey y se plantaron más de cuatro millones de árboles y 816 variedades de plantas. Se erigieron elegantes puentes y se ideó un sistema revolucionario de carreteras transversales para separar los diferentes tipos de tráfico de la época. 

Inauguración (1876)

Finalmente, en 1876,  después de casi 20 años de construcción, el proyecto se materializó y el Central Park se convirtió en el mejor ejemplo de parque moderno diseñado para el pueblo y al servicio de una gran ciudad. 

El solar se convirtió en un rectángulo de 4km de largo y 800m de ancho, entre la 5ª Ave. y Central Park West, y desde la 59th St. hasta la 110 St., situado en medio de la isla y rodeado de edificios. Para reforzar el aspecto natural y salvaje distribuyó su vegetación en aparente desorden, buscando «espontaneidad», y alternando grandes espacios abiertos con  tupidas plantaciones de matorrales y árboles.

Central Park potenció sus cualidades naturales intentando sacarle partido a la orografía existente, sin intentar arrasarlo al nivelar el terreno. Aprovechó las hondonadas para situar los motivos acuáticos, un gran lago en uno de los extremos y varios estanques repartidos por toda su extensión. También incorporó carreteras, túneles, puentes, monumentos, estatuas, fuentes  y depósitos de agua en el diseño. 

Hinrichs'-guide-map-of-the-Central-Park

Hinrichs’-guide-map-of-the-Central-Park, 1875. Library of Congress

Principios del siglo XX

Aunque al principio era disfrutado mayoritariamente por las clases altas, que se dejaban ver paseando con sus carruajes, en su inauguración, Central Park fue anunciado como «parque para el pueblo».

La mayoría de la gente pobre no tenía ni tiempo, ni medios, ni propósito para trasladarse hasta 59th St. desde sus barrios del Downtown, pero a medida que Nueva York fue creciendo, el tiempo de ocio de la clase trabajadora fue en aumento y las estrictas normas sobre reuniones en grupo se relajaron. Solo entonces, el parque pudo a ser frecuentado por todas las clases sociales.  

Central-Park-1896

Lover´s lane, Central-Park, 1896. Library of Congress

1930 – 2000

En 1934 Robert Moses fue nombrado Comisionado del parque y empezó a denunciar la degradación del mismo por falta de mantenimiento, vandalismo y la contaminación debida a la llegada del automóvil. También recriminó su escasa adaptación a las demandas de los nuevos usuarios: niños, deportistas o personas mayores… Moses se embarcó en restaurar daños y en reorganizar el parque en función de las nuevas necesidades de la población. 

Alguna de sus actuaciones no estuvo exenta de polémica. En 1956 intentó destruir una zona de juegos del parque para construir un aparcamiento para la Tavern on the Green. Las máquinas apisonadoras acabaron por retirarse después de que madres y sus hijos pequeños se interpusieron en su camino. 

Central-Park-The-Mall-1900-1940

The Mall, Central-Park, en algún momento  entre 1900 y 1940.  Library of Congress

En 1960 cuando Robert Moses  abandonó su cargo en 1960, y sin una estrategia de gestión para el mantenimiento ni un programa para educar a los visitantes, el parque entró en una segunda etapa de decadencia que duró dos décadas.

En 1979, Elisabeth Barlow, urbanista y escritora, se convirtió en la nueva director. Esta creó una revolucionaria asociación público-privada para su mantenimiento. Hasta hoy, el Central Park Conservancy, un grupo sin ánimo de lucro, se ocupa del parque, rehabilitándolo gradualmente bajo un plan financiado a través de varias campañas, e incrementando su vigilancia, de forma muy beneficiosa para todos.

Posteriormente, The Nature Conservancy creó un fondo patrimonal para asegurar el futuro del parque. 

Actualmente, Central Park es el parque más popular de la ciudad y acoge aproximadamente a 25 millones de visitantes anuales. A pesar del tráfico motorizado, con coches y autobuses que atraviesan el parque por las mismas travesías que antaño utilizaban los carruajes de caballos, la naturaleza densa y desordenada que crearon Olmsted y Vaux luce más exhuberante que nunca, mientras que los edificios a su alrededor se siguen abriendo camino en un horizonte cada vez alto.

Experiencias cercanas
 Atracciones en la Gran Manzana
Pases turísticos en Nueva York

detalles

Miradores de Nueva York
Entrada al Summit One Vanderbilt de Nueva York

DETALLES

La excursión más completa y famosa
Contrastes de Nueva York

detalles

Visita los barrios más importantes, sorprendentes y con mayor diversidad cultural del mundo durante más de 4 horas: Harlem, el Bronx, Queens y Brooklyn.

¡Dificilmente visitables sin hacer un tour guiado! 

Qué ver en Central Park

Central Park es tan extenso que resulta casi imposible verlo en una sola visita, así que, ¿por dónde empezar?. El Reservoir divide el parque en dos. La parte más extensa y familiar, la parte sur, es la que alberga sus principales atracciones, pero la zona norte también merece la pena ser visitada, aunque solo sea para ver su ambiente, tan marcadamente distinto, y su naturaleza más silvestre. 

Los simples paseos son uno de los mayores logros en Central Park. Después de todo, la idea es dejarse llevar por la infinidad de senderos que conforman sus entrañas. Para saber exactamente dónde se está, solo hay que localizar la farola más cercana: los dos primeros dígitos inscritos  se refieren al número del cruce de calles más cercano.  También resulta útil detenerse en alguno de los centros de información para hacerse con un mapa del parque.

Hay decenas de entradas, cada una con su propio nombre de oficio, pero para el que lo visita por primera vez quizá la más habitual sea por Grand Army Plaza, en 5th Ave. con 59th St., donde a mano izquierda se encuentra la laguna (The Pond) y, un poco más al norte, el Wollman Rink.

The Pond / Gapstow Bridge / Hallett Nature Sanctuary

The Pond es un pequeño y pintoresco lago ubicado en medio de una exhuberante vegetación que ofrece una alternativa serena al bullicio de la ciudad, con un icónico puente de piedra, el Gapstow Bridge, que le añade un toque de encanto escénico a su belleza natural, especialmente al atardecer, cuando ofrece sus tonos más dramáticos. 

Gapstow-Bridge-Central-Park

Gapstow Bridge. Al pasear por esta zona del parque se contemplan las excelentes vistas del horizonte de Central Park South, que se eleva, cada vez más, por encima de los frondosos árboles

Hallett Nature Sanctuary es uno de los secretos mejor guardados de Central Park. Se trata de una pequeña reserva natural ubicada justo al norte del Pond, con varios senderos que se entrelazan y que conducen a miradores panorámicos y áreas de descanso con bancos rústicos. Tiene un único punto de entrada y salida y un límite de personas en su interior.

Central-Park-The-Pond-Gapstow-Bridge

The Pond y Gapstow Bridge, en Central Park.  

Una de las mayores inquietudes de Holden Caulfield en El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger era lo que ocurría con los patos del lago sur de Central Park cuando llegaba el invierno… «Me pregunté si estaría ya helado y, si lo estaba, adónde habrían ido los patos.  Me pregunté dónde se meterían los patos cuando venía el frío y se helaba la superficie del agua, si vendría un hombre a recogerlo en un camión para llevarlos al zoológico, o si se irían ellos a algún sitio por su cuenta».

Wollman Rink

Durante la mayor parte del año Wollman Rink es un espacio acotado destinado a una amplia variedad de eventos, pero cuando llega el invierno se transforma en una célebre y hermosa pista de hielo pública, exhibida cientos de veces en películas, anuncios y reportajes sobre el invierno en la ciudad. 

El espacio abrió sus puertas en 1950 con el nombre de la familia Wollman, que donó los fondos para su construcción y desde entonces ha estado sirviendo a la ciudad como un emblemático lugar de reunión para los amantes del patinaje.

wollman-rink-central-park
Wollman Rink Central Park

Wollman Rink, en Central Park. La pista está abierta para patinar sobre hielo desde finales de octubre hasta principios de abril. Foto izquierda: Ivonpless ( tomada el 22 de diciembre de 2008 ). Sorprendentemente los precios no son nada prohibitivos, por lo que cualquiera que se haya pagado un viaje a Nueva York podrá pagarse un paseo memorable en patines rodeado de rascacielos y vegetación. 

Heckscher Playground

Una parada obligada para los que viajan con niños pequeños es el popular Heckscher Playground, que no solo es el parque infantil más antiguo de Central Park, sino también es el más grande, con casi 1.2 hectáreas. Este gran espacio de recreo, al oeste del Wollman Rink, además de contar con una gran variedad de toboganes y columpios, dispone  de fuentes donde refrescar a los peques y diversas rocas gigantes para escalar.   

Central Park Zoo

Al este de la pista de patinaje se encuentra el célebre Zoológico de Central Park, que está situado a solo unos metros de 5th Avenue. El pequeño zoo, denominado oficialmente Central Park Wildlife Conservation Center, cuenta con más de 130 especies diferentes, distribuidas en 3 zonas climáticas: el trópico, el territorio templado y el círculo polar. Un paseo por sus más de 2 hectáreas es un viaje a través de una gran variedad de hábitats, todos cuidadosamente diseñados para recrear el entorno natural de los animales,  albergando desde leopardos de las nieves hasta pequeñas hormigas cortadoras de hojas, pasando por Pandas Rojos, pingüinos, leones marinos o murciélagos. 

También cuenta con el pequeño Zoológico infantil de Tisch, hogar de cabras, ovejas, vacas, cerdos y otras criaturas peludas. Hay alimentos para disponibles en dispensadores, lo que brinda a los niños la oportunidad de alimentar ellos mismos a los animales.

A quien le interese visitar el verdadero Zoo de Nueva York y admirar mejor la vida salvaje tendrá que dirigirse al zoológico del Bronx, que es más grande y con mayor variedad de animales.

The Dairy Visitor Center and Gift Shop

A no ser que se quiera jugar una partida de ajedrez, en el Chess and Checkers Pavilion ( piezas disponibles en el Dairy Visitors Center ) el siguiente lugar al que hay que dirigirse es el Dairy, una especie de granja de estilo gótico victoriano construida en 1870 que ahora funciona como centro de información y tienda de regalos, pero que originalmente fue concebida para albergar vacas y vender leche fresca y otros productos lácteos a las madres con niños pequeños en un ambiente fresco y relajante cerca del estanque.

En aquella época la leche fresca era difícil de encontrar y aquí la podían conseguir fácilmente. Hoy, en lugar de leche se pueden encontrar mapas, información general sobre el parque y sus atracciones, libros, talleres educativos y souvenirs. Muchos de los paseos que se organizan los fines de semana salen de aquí.

Central Park Carousel

Justo al oeste del Dairy, se encuentra el edificio octogonal de ladrillos que alberga una de las pequeñas joyas de Central Park, el Carousel, construido en 1933 y trasladado al parque en 1951 desde Coney Island. Hoy permanece en el parque como uno de los menos de 150 de este estilo que quedan en el país. 

Si se continua hacia delante, pasado el Dairy, se llega al Mall, pero antes de empezar a recorrerlo, a los más pequeños seguramente les hará más gracia echar un vistazo a la estatua de Balto.

Estatua de Balto, el perro que salvó a un pueblo de Alaska

Esta estatua de bronce hecha por Frederick Roth en 1925 rinde homenaje a Balto ( 1919-14 de marzo de 1933 ), un husky siberiano que en 1925 salvó al pueblo de Nome, en Alaska, de un brote de difteria. cuando ni medicamentos ni alimentos podían llegar a ese lugar, rodeado por el hielo, por otra vía que no fuera el trineo. 

Balto lideró el grupo de canes que cubrió las 53 millas que separaban las ciudades de Nenana y None, soportando condiciones climatológicas muy adversas, con temperaturas por debajo los -10 ºC, llevando consigo la antitoxina y los alimentos necesarios para combatir el brote de la enfermedad. 

Hay una placa en la base de la estatua que dice:

«Dedicado al espíritu indomable de los perros de trineo que transmitieron antitoxina a seiscientas millas sobre hielo agitado, a través de aguas traicioneras y ventiscas árticas desde Nenana para el alivio de Nome en el invierno de 1925. Resistencia · Fidelidad · Inteligencia».

The Mall and Literary Walk

The Mall es un extraordinario ( y romántico ) paseo peatonal, a la sombra de frondosos olmos y flanqueado por las estatuas de Robert Burns y un pensativo Walter Scott, entre otras relacionadas con la historia de la ciudad, el mundo del arte o la literatura universal. Las primeras de ellas, en la rotonda donde empieza el paseo, las de Shakespeare y Cristobal Colón.

En el camino se es testigo de todo tipo de representaciones callejeras. 

The-Mall-Central-Park

El Paseo de la literatura, en The Mall, Central Park.

Monumental Women, una organización sin ánimo de lucro formada en 2014 para crear el Monumento a las Pioneras por los Derechos de la Mujer, inaugurado el 6 de agosto de 2020, coincidiendo con el centenario del sufragio de la mujer y de la ratificación de la 19ª enmienda.

Se trata del primer cuadro escultórico en Central Park que representa a mujeres reales (de sus 23 estatuas, la única otra figura femenina representada en solitario en el parque es una estatua de un personaje ficticio: Alicia en e País de las Maravillas). 

Después de asegurarse un lugar destacado en el famoso paseo literario del Parque en 2017, Monumental Women recaudó 1,5 millones de dólares para encargar una escultura que rindiera un gran homenaje a las pioneras por el derecho al voto y, en general, por los derechos de las mujeres: Sojourner Truth (1797-1883), Elizabeth Cady Stanton (1815-1902) y Susan B. Anthony (1820-1906).

Womens-Rights-Pioneers-Monument

El lugar exacto donde se sitúa la escultura es la esquina noroeste de la parte del Literary Walk , el paseo literario, de The Mall.

Los planes originales para el monumento incluían solo a Stanton y Anthony, pero después de que los críticos plantearon objeciones a la falta de inclusión de mujeres de color, Truth fue añadida al diseño.

El prolongado esfuerzo de las mujeres para obtener el voto se considera la mayor revolución no violenta en la historia de EE.UU, que finalmente liberó a más de la mitad de su población.  Este monumento es una lección sobre cómo se produce un cambio social, luchando por la igualdad y la justicia, e impulsa a otros municipios de la nación a incluir homenajes a mujeres en sus espacios públicos. 

Sheep Meadow, la pradera de Central Park

Al oeste del Mall se encuentra Sheep Meadow,  6 ha de terrenos en las que las ovejas pastaron hasta 1934. En la actualidad, la zona suele encontrarse cubierta de mantas de picnic, gente tomando el sol y jugadores de frisbee.

Sheep-Meadow-Central-Park

Vistas panorámicas del horizonte de Central Park desde Sheep Meadow.

Tavern on the Green

Junto al Sheep Meadow está Tavern on the Green, antaño un restaurante exclusivo, que en la actualidad se ha convertido en una ( buena ) experiencia más en Central Park, un hermoso lugar con casi 100 años de historia… Los que no se puedan permitir o el menú o el precio de una copa, pueden echar un vistazo al exterior y a la parte frontal de la Crystal Room, que se reconoce de inmediato al verla.

Para los deportistas de largo recorrido, el interés reside en que aquí se sitúa la meta de la Maratón de Nueva York. 

El corazón de Central Park, Bethesda Fountain

El paseo en The Mall finaliza en el mirador de Bethesda Terrace, orientada al lago. Debajo hay una hermosa galería cubierta con suelo de loseta y  techo de azulejos que da a la directamente a la Fuente de Bethesda, que conmemora la puesta en servicio del acueducto de Croton, la infraestructura hidráulica inaugurada en 1842 que permitió a los neoyorquinos disponer de agua potable.

La obra maestra de que corona la fuente es la escultura del Ángel de las aguas, esculpido por la artista Emma Stebbins, la primera mujer en exponer una escultura pública en en Nueva  York. La pieza, hecha de bronce y de estilo neoclásico, representa una figura femenina que simbólicamente bendice con su mano derecha el agua de la fuente, mientras que en la izquierda, porta un lirio, como símbolo de pureza de las aguas.

El ángel, que tiene una altura de  casi 2.5 hace referencia al Evangelio de Juan, quien bendice la fuente y le da poderes curativos. La base fue diseñada por el mismo Calvert Vaux, con cuatro querubines de 1,20 metros de altura situados a los pies del ángel, que representan la paz, la salud, la pureza, y la templanza (estas 4 figuras fueron diseñadas por Jacob Wrey).

Bethesda-Fountain-Central-Park
Bethesda-Fountain-Central-Park

Bethesda Fountain

En el folleto editado en 1873 con motivo de la inauguración de la fuente, la escultora cita un verso bíblico del Evangelio de San Juan, capítulo 5, donde un ángel bendice la piscina de Bethesda, otorgándole de esta forma poderes curativos:  “Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta del ganado, una piscina que se llama Bethesda…”.  Stebbins quiso de esta forma crear una alegoría recordando lo que significó la llegada del agua potable a Nueva York para la salud de los neoyorquinos.

Desde entonces, tanto a la fuente como a la zona que la rodea se le conoce como Bethesda. Se dice que junto a la Fontana di Trevi, en Roma, esta es la fuente más fotografiada y filmada del mundo, ya que es habitual su aparición en películas y series de televisión.

Bethesda-Fountain-Central-Park
Bethesda-Fountain-Central-Park

No hay que dejar pasar la oportunidad de pasear por la parte baja de Bethesda Terrace, que data de 1860. Si se mira hacia arriba se verá un precioso techo con más de 16.000 azulejos hechos a mano.

The Lake

Con 9 hectáreas, el lago ofrece una amplia variedad de actividades y vistas a los visitantes del parque. Uno de los mejores modos de disfrutar del parque es dar un romántico paseo, si el tiempo lo perminte, en barca de remos, alquilables en Loeb Boathouse, en la orilla este del lago.

En la otra orilla, en el punto más estrecho del lago,  se encuentra el elegante Bow Bridge, un puente de  hierro fundido, diseñado por Calvert Vaux y construido entre 111159 y 1862. Al cruzarlo se llega a The Ramble, una zona de 15 ha llena de serpenteantes caminos, acantilados, riachuelos y un amplio abanico de vida vegetal. Antiguamente ( antes de la llegada de la epidemia del SIDA)  era uno de los lugares preferidos para el comercio de drogas  y el sexo anónimo. Hoy es un lugar para paseos tranquilos y observación de aves.

The-lake-Central-Park
The-lake-Central-Park

A la izquierda, el Bow Bridge, el que para algunos, es el puente más romántico de Nueva York.  A la derecha, la Loeb Boathouse, donse se alquilan las barcas para pasear por el lago.

The-lake-Central-Park
The-lake-Central-Park

Excelentes vistas desde el lago de Central Park

Cherry Hill, la fuente de la intro de Friends

Al oeste de Bethesda Terrace, se encuentra la fuente de Cherry Hill, originalmente un apeadero de carruajes. Los fans de la mítica serie no tardarán en reconocer esta bonita fuente de piedra, la misma que se utilizó para el opening, al ritmo de «I´ll be there for you»… 

Strawberry Fields… forever.

Al otro lado de Park Drive, la carretera asfaltada que divide en dos Central Park, se encuentra Strawberry Fields, una de las atracciones más visitadas, ya no del parque, sino de toda Nueva York. Se trata de una tranquila zona  rodeada de altos olmos y pequeños arbustos que está dedicada a a memoria de John Lennon, asesinado en 1980 al otro lado de la calle, frente a la entrada del edificio Dakota, donde Lennon residía con Yoko Ono.

Para honrar su memoria, el 26 de marzo de 1981, el concejal Henry J. Stern designó esta área, la favorita de la pareja en Central Park, para ser remodelada por la Central Park Conservancy con la ayuda del arquitecto paisajista Bruce Kelley y una generosa donación de 1 millón de dólares de Yoko Ono.

El área, que lleva el nombre del título de la canción de los Beatles «Strawberry Fields Forever», es hoy un lugar muy concurrido por aquellos que se acercan para recordar a Lennon. Cerca de la entrada de 72nd St. se encuentra el icónico mosaico redondo en blanco y negro con la palabra «Imagine», en el centro, donada por Yoko Ono, y que siempre está cubierta de flores.

La canción más universal de John Lennon es una llamada a un mundo sin conflictos ni guerras y  lleno de esperanza. Cada 8 de diciembre, aniversario de la muerte del músico y activista por la paz, Strawberry Fields se llena de fans de todo el mundo que cantan canciones de los Beatles, compartiendo su pena, incluso después de tantos años.

Una placa de bronce que enumera los más de 120 países que plantaron flores y donaron dinero para el mantenimiento de este jardín por la Paz. 

Cuando Mark David Chapman asesinó a tiros a John Lennon portaba consigo un ejemplar de El guardián entre el centeno, del que ya hemos hablando antes con la cuestión de los patos. En una de sus páginas había escrito lo siguiente: “esta es mi declaración”, firmando como “El guardián entre el centeno”. Tras dispararle, lejos de huir, se sentó en la acera y esperó ahí mismo a la policía, con el libro en sus manos.  Más tarde declararía: “Estoy seguro de que la mayor parte de mí es Holden Caulfield, el resto de mí debe ser el Diablo.

Strawberry-Fields-Central-Park

El famoso mosaico de «Imagine», réplica de uno de Pompeya, fue un regalo de la ciudad de Nápoles para recordar al artista.

Dakota-Building- New-York

Edificio Dakota, a las puertas del cual murió asesinado John Lennon. Otros famosos inquilinos del edificio han sido Lauren Bacall, Leonard Bernstein, Boris Karloff, Judy Garland, Mia Farrow, Roberta Flack, Jennifer López, Bono, Sting, Paul Simon. o Alec Baldwin. Otros, como Melanie Griffith y Antonio Banderas, Cher, Billy Joel o Madonna, nunca consiguieron superar el riguroso proceso de selección.

Central Park Model Boat Sailing / Estatua  de Alicia en el País de las Maravillas

De vuelta a Bethesda Fountain,  en el lado este del parque se encuentra el Central Park Model Boat Sailing, oficialmente bautizada como Conservatory Water. Se trata de una laguna artificial donde se pueden presenciar carreras y regatas de maquetas de barcos. También se puede participar alquilando  una de las naves que hay en el puesto.

En el extremo norte de la laguna se alza la famosa estatua de bronce de Alicia en el País de las Maravillas,  donada por el editor  George Delacorte, como recuerdo a su mujer, que solía leer este cuento a sus hijos. Los más pequeños disfrutarán escalando por ella.

Alice-in-Wonderland-Central-Park

The Ramble

Al norte de The Lake hay hay una de las zonas más tranquilas y bonitas de Central Park.  Un laberinto de senderos rodeados por abundante  y frondosa vegetación donde uno puede pararse a tomar un descanso en cualquiera de los bancos de madera que siguen el recorrido. Uno de los imprescindibles de Central Park para los que busquen el lugar más aislado de Manhattan.

Belvedere Castle

Se trata de una ciudadela medieval de imitación, erigida en 1869 en el punto más alto de Central Park, por lo que sirve como excelente mirador de los alrededores. Además de alojar a uno de los Centros de Visitantes del parque y de servir de precioso fondo para las representaciones de Shakespeare en el cercano Delacorte Theater, donde cada verano se celebra el festival gratuito Shakespeare in the Park.

El «castillo» también acoge el observatorio meteorológico de Nueva York, responsable de proveer las lecturas oficiales de las temperaturas en el parque.

Belvedere-Castle-Central-Park

Cleopatra´s Needle / The Great Lawn

Frente al edificio del Metropolitan Museum of Art, al este, se encuentra el obelisco, al que los neoyorquinos llaman Cleopatra´s Needle (aguja de Cleopatra) , un regalo de Egipto de 1881, que data del año 1450 a.C. Muy cerca, en la parte central del parque, también está la Great Lawn, que en origen era un embalse, siendo drenado y trasformado en un campo abierto para la práctica de deportes en la década de 1930. 

El norte del Parque

Al otro lado del Great Lawn el parque es más silvestre. Hseay menos atracciones pero más espacios abiertos, gran parte de los cuales están ocupados por el Reservoir, oficialmente Jacqueline Kennedy Onassis Memorial Reservoir, llamado así en honor a una de las residentes más célebres de la zona, la ex Primera Dama de los EE.UU, a la que se solía ver por aquí, ya que vivía cerca,  en la 5ª Avenida.

El embalse está rodeado por un sendero de 2.4 km en el que los más disciplinados hacen footing ( en el sentido de las agujas del reloj! ) mientras admiran las preciosas vistas en 360º del perfil de la ciudad.

Al norte del embalse hay un complejo de pistas de tenis y, un poco más allá se encuentra el North Meadow, un enorme espacio abierto, el más grande de Central Park, con varios campos de béisbol y unas cuantas pistas polideportivas. 

Muy cerca está The Pool, un lugar excelente para relajarse y tomar buenas fotos.

También merece la pena visitar el Conservatory Garden, un jardín simétrico de 2.3 ha dividido en 3 ambientes diferentes, separando los estilos francés, italiano e inglés. A los jardines se entra por la Vanderbilt Gate, que en otros tiempos adornó la mansión Vanderbilt de la 5a Avenida. También destacan las tres fuentes escultóricas que lo ornamentan.

 

La Ruta 66 en Illinois. Tramo 6: de Springfield a East St. Louis

La Ruta 66 en Illinois. Tramo 6: de Springfield a East St. Louis

Pasado Springfield, la Ruta 66 se vuelve imprecisa y confusa. La alineación original de 1926 hacia el sur desapareció bajo la actual IL-4, atravesando pequeños pueblos que hoy son ignorados por la mayoría e los viajeros de la Ruta 66, que optan por seguir la posterior alineación de 1930-1977. Ambas parten de Springfield pero siguen recorridos distintos, más o menos paralelos hacia el  Old Chain of Rocks Bridge, en Saint Louis…

ALINEACIÓN DE 1926-30, DESDE SPRINGFIELD HASTA STAUNTON

Chatham / Auburn / Virden / Girard / Nilwood / Carlinville / Gilespie / Benld / Staunton

La pequeña ciudad de CHATHAM está ubicada a lo largo de la IL-4, a unas pocas millas al sur de Springfield.  Aquí, una antigua estación de tren de 1902 que no acoge pasajeros desde hace muchos años, ha sido rehabilitada para convertirse en el modesto Museo del Ferrocarril de Chatham. 

AUBURN se encuentra a unas 4,5 millas al sur de Chatham.  Aquí se conserva un tramo de esta sección de 1926 que se pavimentó con un llamativo ladrillo rojo.  Su mantenimiento ilustra la dedicación de una comunidad local para preservar un poco de su historia.

A 5 millas de Auburn se encuentra VIRDEN, donde hay algunos edificios históricos alrededor de Town Square. 

Seis quilómetros más al sur se llega a GIRARD, que no es, precisamente, el pueblo más bonito de la Ruta 66…, y en seis se atraviesa la olvidable NILWOOD. Desde aquí, en 16 km se llega a CARLINVILLE que, como las anteriores, se encuentra en la alineación original de 1926-1930 de la Ruta 66, no muy lejos de Litchfield, en la alineación posterior a 1930.

Experiencias cercanas
 Chicago
Pases Turísticos en Chicago

detalles

Edificio John Hancock Center
Entrada para el 360 Chicago Observation Desk

DETALLES

Chicago
Tour Privado por Chicago

detalles

Descubre la combinación perfecta entre modernidad y zonas verdes en este tour privado por Chicago con guía en español. Sus rascacielos os obligarán a mirar hacia arriba mientras caminamos por los parques más emblemáticos.

ALINEACIÓN DE 1930-1977,DESDE SPRINGFIELD HASTA MT. OLIVE

Glenarm / Divernon / Farmersville / Waggoner

 Desde el lago Springfield, creado artificialmente entre 1931 y 1935, la alineación de 1930-35 hacia Glenarm siguió hacia el sur con varios giros bruscos en su camino. Este mapa muestra una ruta que, por otro lado, será bastante agradable de recorrer para el viajero que no tenga demasiada prisa. Al llegar a Glenarm, la carretera está cortada por la I-55, por lo que hay que tomar la I-55 y seguir en dirección sur.

GLENARM es un pueblo atravesado por dos alineaciones de la Ruta 66: 1930-35 y 1935-77. De aquella época no ha sobrevivido más que un par de atracciones, eso sí, muy interesantes. 

El Sugar Creek Covered Bridge es uno de los 5 puentes cubiertos del s.XIX que quedan  en Illinois,  y el único del condado de Sangamon.  Un estudio de 1972 realizado por la Sociedad Nacional para la Preservación de Puentes Cubiertos fechó este puente sobre Sugar Creek en 1880. El estudio también lo  llamó «Puente Headley», una referencia a James Headly, que poseía una propiedad adyacente en esa década.

Esta joya de madera pintada de rojo que sobrevuela el Sugar Creek se encuentra en Pioneer Park, un pequeño parque propiedad del Chatham Park District localizado a 2 millas al noroeste de Glenarm y a 4.5 millas de Chatham.

El puente se cerró al tráfico de vehículos en 1984, aunque los peatones todavía pueden cruzarlo a pie.

Sugar_Creek_Covered_Bridge

El magnífico Sugar Creek Covered Bridge está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos. Fotos:  Maliwhite

El otro atractivo en Glenarm es el magnífico granero redondo construido en 1913 por George Bale en el suroeste de la ciudad. Quien quiera visitarlo deberá pedir permiso, puesto que se encuentra en una propiedad privada y los árboles impiden la vista desde la carretera.

A algo más de 5 millas de Glenarm, DIVERNON es otro pequeño pueblo atravesado en su día por la alineación de 1930-1977 de la Ruta 66. También conserva un granero redondo ubicado en el lado norte, cerca de Gaffney Rd , que es visible desde la I-55. Se desconoce su origen, en todo caso anterior a 1946, cuando aparece en una antigua fotografía aérea.

A sólo 0,7 millas, también al norte de la ciudad, hay un fotogénico segmento original de la alineación de 1930 que está cerrada al tráfico y que se puede recorrer a pie.  En este mismo tramo hay un pequeño puente original de 1949 que se eleva sobre Bush Creek.

La siguiente salida de la I-55 es la de FARMERSVILLE, antiguo hogar del Art´s Motel and Restaurant, de los años 50. El complejo sobrevivió a la apertura en la I-55 porque se encontraba en la salida de la autopista, pero hoy está completamente desahuciado.

El pequeño pueblo de WAGGONER está ubicado aproximadamente a media milla al oeste de la autopista y es conocido, sobre todo, por ser la sede del Santuario de Nuestra Señora de las Carreteras, que está a 3.7 millas al sur del pueblo, a tocar de W Frontage Rd.

Colinas empinadas, curvas ciegas, puentes demasiado estrechos… El Santuario es una de las respuestas espirituales a esos tramos particularmente peligrosos de la Ruta 66 que han sido testigos de numerosos accidentes. Se colocó, precisamente, para recordar a los automovilistas los peligros potenciales de la carretera y para facilitar un lugar donde rezar por un viaje seguro.

Frente al oratorio, ubicado en la granja de la familia Marten, que también se encarga de su mantenimiento, se conserva un pequeño tramo agrietado de la carretera original de 1930 ( en la foto superior). Si uno le pone ganas puede llegar a imaginarse cómo discurría el resto de la vía, circulando paralela a la actual Frontage Rd.

El centro histórico de Waggoner es bastante discreto y prácticamente ha desaparecido. Aún así, todavía quedan unos pocos edificios en W Main St., cuatro concretamente, que seguro que harán las delicias de los amantes de lo desahuciado y de las fotografías dramáticas. 

Después de visitar Waggoner hay que seguir por el sur hasta la vecina Litchfield…

Our-lady-of-the-highways-Waggoner-Illinois

 Foto: Google Maps

Our-lady-of-the-highways-Waggoner-Illinois

Our Lady of the Highways Memorial. La estatua de mármol de la Virgen María fue importada de Italia y es una réplica de la de Nuestra Señora de Lourdes. 

Litchfield

La Ruta 66 en Litchfield

En 1930, la Ruta 66, que hasta entonces discurría 8 millas al oeste,  se realineó a lo largo de la carretera que unía Litchfield con Springfield (IL-126), siguiendo un rumbo más recto y más corto. Hoy, este tramo es conocido como «Old Route 66»

En la década de 1940 se volvió a actualizar en una carretera de cuatro carriles. El intenso tráfico durante la Segunda Guerra Mundial requirió una calzada mejor, más resistente y más ancha, por lo que en 1943 se construyó una nueva carretera de dos carriles al oeste de la carretera ya existente (a lo largo de lo que ahora es Columbian Blvd.). La alineación de 1930 absorbía el tráfico en dirección norte y la nueva carretera lo hacía en dirección sur. Al finalizar la contienda se completó la construcción de la nueva carretera que substituiría a la Ruta original de 1930 en Columbian Blvd.

Al sur de Litchfield, la Ruta 66 se convierte en una simple carretera de dos carriles, quedando los viejos carriles en dirección norte abandonados a un lado de la carretera, en un tramo que, hasta Mt. Olive, está inscrito en el Registro Nacional de Lugares Históricos

Lugares de interés en la Ruta 66 a su paso por Litchfield

En una vieja sección de la Ruta 66 de 1930 se encuentra el Skyview Drive In Theater, el último autocine original en funcionamiento de la Ruta 66 en Illinois. Abrió sus puertas en primavera de 1950 con una capacidad para unos 650-700 coches y desde entonces ha ido abriendo estacionalmente año tras año. 

El propietario original fue Frisina Enterprises, pero gran parte de su historia pasa por Norman y Del Paul, que lo poseyeron durante más de 30 años. En 2016 lo compraron Mike, Debbie, Nick y Mindy Pastrovich, que le dieron un nuevo enfoque organizando, además de pases de película, eventos privados, que iban desde bodas hasta reuniones de negocios, pasando por graduaciones o obras de teatro escolares.  

En 2023, Gene Hebenstreit, que también posee otras propiedades en Litchfield, cerró la compra del autocine, prometiendo no cambiarle demasiado su función dentro de la Comunidad. 

Skyview-Drive-In-theater-Litchfield-Illinois

El clásico neón anuncia el Skyview Drive-In tal como lo hacía en los años 50. El autocine fue incluido en el Salón de la Fama de la Ruta 66 en Illinois. 

Ariston-Cafe-Litchfield-Illinois

El Ariston Cafe, en 1930. Las bombas de gasolina han desaparecido, pero todavía se conserva el ladrillo de terracota vidriada y la fachada con su cartel de neón original. Foto: 66PostCards.com

Un poco más adelante, en el 413 Old Route 66 N. se encuentra el histórico Ariston Cafe, que ha estado atendiendo a locales y viajeros desde 1924. 

Pete Adam, un inmigrante griego, abrió el Ariston Café original en  Carlinville, Illinois, en 1924. Dos años más tarde, la Ruta 66 atravesó la ciudad y su negocio floreció. Cuando Pete se enteró de que una nueva carretera se realinearía hacia el este, trasladó su café a Litchfield en 1929. La US 66 cambió su curso en 1930, pasando justo en frente de su Cafe. En 1935 se trasladó al otro lado de la calle, donde está el edificio actual.

Cuando en 1940 la US66 se realineó detrás de la propiedad, se agregó una nueva entrada en la parte trasera del Cafe, con nuevos carteles para atraer la atención de los viajeros, que resultaron operativos hasta que la Ruta 66 se descatalogó en 1977.

Pete lo dirigió hasta su muerte en 1966. Desde entonces, su hijo Nick y la esposa de este se han hecho cargo del negocio, ofreciendo el mismo servicio tradicional que es espera de un restaurante familiar. En 1992, el Cafe y la familia Adam fueron incluidos en el Salón de la Fama de la Ruta 66. En mayo de 2006, el café se incluyó en el Registro Nacional de Lugares Históricos. En julio de 2018, Will y Michele Law y Marty y Kara Steffens, todos de Litchfield, compraron el Cafe, asumiendo la historia y la cocina tradicional del local.  

El Ariston Café es uno de los restaurantes más antiguos, si no el que más, de la Ruta 66 en continuo funcionamiento (acaba de cumplir su 100º aniversario).

El Museo Litchfield y Centro de bienvenida de la Ruta 66 están al otro lado de la calle, convenientemente indicados con el icónico letrero de neón de 1957 de la gasolinera Vic Suhling, que se encontraba en este mismo lugar antes de la construcción del museo (en 2013, 23 años después de que la gasolinera cerrara, se retiró para restaurarlo y volverlo a instalar como complemento a su colección). El Museo, que abrió sus puertas en 2013 en un edificio de nueva construcción diseñado en un estilo retro,  se centra en Litchfield y sus profundos vínculos con la Ruta 66. La entrada es gratuita.

En el 825 S. Old Rte 66 se encuentra otras de las reliquias de la Ruta 66 en Litchfield: el Belvidere Café, Motel y estación de servicio

A medida que la Ruta 66 emergió como una arteria atravesaba el país de este a oeste, miles de negocios familiares surgieron en los polvorientos bordes de la carretera. Uno de ellos era el de Albina y su marido Vincenzo Cerolla, unos inmigrantes europeos que construyeron una pequeña gasolinera de una sola bomba en Litchfield en 1929, poco después de que la 66 recibiera la designación de carretera nacional.

El éxito del negocio les permitió en 1936 añadir una nueva gasolinera, una cafetería, un pequeño motel y una casa para ellos y sus dos hijos. A partir de entonces, los viajeros podían repostar, dormir toda la noche y desayunar. 

El motel empezó con cuatro habitaciones, cada cual con su garaje individual. La estación de servicio Shell, disponía de una bomba de gasolina y un llamativo letrero al frente. Ambos desaparecieron ya hace mucho tiempo. 

Ayudados por su hija Edith y, después de casarse, por su marido Lester “Curly” Kranich, los Cerolla consolidaron su próspero comercio. También contaban con Mary Levy, que alegraba las veladas con su piano.

Edith y Lester se hicieron cargo del negocio en 1950 después de que Vincenzo y Albina fallecieran. Siguiendo la tradición familiar, ellos lo hacían todo. Él dirigía principalmente la gasolinera, mientras que ella gestionaba llevaba el Café. 

Al igual que el Ariston Café, el Belvidere tuvo que decorar el lado oeste de la propiedad y agregar nueva señalización para atraer a los viajeros en la nueva alineación de la Carretera Madre.

Aprovechando el aumento del tráfico después de la Segunda Guerra Mundial, ampliaron el motel, convirtiendo los garajes en habitaciones y construyeron una nueva casa en la propiedad. Los años 1950 e incluso los años 1960 fueron buenos para el Belvidere, pero la década siguiente no lo fue.

Cuando el uso de la Ruta 66 disminuyó después de que la I-55 pasara por alto el centro de la ciudad, la suerte del Belvidere decayó. El café, el motel y la gasolinera cerraron poco después de la finalización de la autopista al oeste de Litchfield en la década de 1970.

La antigua gasolinera, las habitaciones adicionales detrás de este, el Cafe y las antiguas habitaciones del motel todavía siguen en pie, aunque en desuso y cerradas al público.  La casa familiar y el garaje siguen en el lado norte de la propiedad. 

Este ejemplo clásico de empresa familiar de carretera, uno de los mejores conservados de la Ruta 66, se inscribió en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 2007.

Motel-Belvedere-Litchfield-Illinois

El castigado edificio de madera que acogió las primeras habitaciones del Motel Belvidere. El bonito cartel que se conserva en la esquina daba la bienvenida a los visitantes.

Cafe-Belvedere-Litchfield-Illinois

Antigua fotografía del Café y estación de servicio. Foto: 66PostCards

Cafe-Belvidere-Litchfield-Illinois

La cafetería presentaba un interior Art Deco estilizado con una barra lacada en negro y adornos cromados, taburetes acolchados en la barra  y  una pequeña pista de baile con una máquina de discos. Foto: 66PostCards

Cafe-Belvedere-Litchfield-Illinois

Belvidere Cafe, Motel y estación de servicio en la actualidad. Foto: Google Maps.

Saliendo de Litchfield, unas 1,5 millas al sur se llega al lugar donde se encuentran las alineaciones de 1930-40 y 1940-77 de la Ruta 66. El tramo que va desde aquí hasta Mt. Olive está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos. 

Mt. Olive

Mt. Olive cuenta con una atracción clásica de la Ruta 66, la Soulsby Service Station.

La llegada de la Ruta 66 en 1926 marcó el comienzo de una época dorada para los empresarios familiares. Henry Soulsby, como su padre, un inmigrante irlandés, había trabajado como minero de carbón, pero a mediados de la década de 1920 tuvo un accidente que lo incapacitó para trabajar en la mina. Al enterarse que pronto pasaría una carretera nacional por Mount Olive, invirtió la mayor parte de los ahorros en dos parcelas en la esquina donde se encuentran 1st Street y la ahora llamada Old Route 66.

En 1926 Henry Soulsby construyó allí su gasolinera.  En ese momento la estación de servicio estaba ubicada en la carretera estatal 126 porque la US 66 corría cinco millas al oeste de Mt. Olive, a lo largo de su alineación de 1926-30 a través de Benld y Staunton.  Su apuesta dio sus frutos cuando en 1930 se realineó la Carretera Madre, justo enfrente de su negocio. 

Cuando Henry se jubiló, sus hijos Russell y Ola se hicieron cargo de la estación. 

La alineación de 1940 pasó por alto el distrito comercial de Mt. Olive, por lo que Russell, que había sido técnico de comunicaciones en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial, complementó su negocio en la gasolinera con un taller de reparación de radio y televisión para poder sobrevivir.

La Ruta 66 fue un gran agente de progreso y desarrollo, pero su éxito contribuyó a también a su perdición. A finales de la década de 1950, la I-55 empezó a substituirla y Mt Olive quedó a una milla de la nueva autopista interestatal.

En 1991, Soulsby Station dejó de bombear gasolina, pero continuó revisando vehículos, vendiendo refrescos y saludando a la cada vez mayor  cantidad de nostálgicos de la Ruta 66. Finalmente, Russell y Ola cerraron las puertas definitivamente en 1993. Ola murió en 1996.

En 1997 la estación se vendió a un vecino de Mt. Olive, Mike Dragovich.  

Cuando Russell Soulsby murió en 1999, su cortejo fúnebre lo llevó bajo el dosel por última vez. 

Dragovich y Soulsby Preservation Society comenzaron las obras de rehabilitación en 2003, restaurando las puertas y ventanas originales y repintando el exterior. En 2004, la estación de servicio fue incluida en el Registro Nacional de Lugares Históricos, otorgándose subvenciones para su restauración. Hoy en día luce igual que durante su apogeo, pero sólo funciona como Centro de Visitantes y Museo.

Soulsby-Service-Station-Mt.-Olive-Illinois

La Soulsby Service Station es un buen ejemplo de estación de servicio en una casa con dosel. En esta época, las principales compañías petroleras contrataban arquitectos para diseñar las gasolineras para que se integraran con los vecindarios para así minimizar la oposición local a la tosquedad que a menudo se asocia con estas.

El propio Sr. Soulsby diseñó el edificio teniendo en cuenta estas tendencias y combinándolo bien con el área que la rodea. Debajo del dosel se pueden ver un par de bombas de gasolina Shell de la década de 1950, una con una base más alta que la otra. En origen había un par de bombas alimentadas por gravedad. Foto: Larry Myhre 

Las dos alineaciones descritas se encontraron al sur de la ciudad, donde una vez estuvo el Mill Cafe y una gasolinera. Aquí, la antigua alineación de cuatro carriles (circunvalación) se ha convertido en una de dos carriles, con parte de la carretera desahuciada  a la izquierda,.  

Solo algo más de 1 quilómetro más adelante, ambas alineaciones se dividen  de nuevo: la carretera original de 1930-40 se dirige a la derecha hacia Staunton, mientras que la carretera posterior de 1940-77 corre hacia el sur hacia Livingston.

Ambas se encuentran más al sur en Worden’s Wye, justo al este de Hamel.

ALINEACIÓN DE 1930-1940,  DESDE MT. OLIVE HASTA HAMEL

Staunton

La Ruta 66 en Staunton

Hay tres alineaciones de la Ruta 66 en Staunton: la de 1930-1943 proviene de Mt. Olive y muere al sur de la ciudad, al final de de Williamson Rd, donde se cruza con la actual IL-4; la original de 1926, procede de Benld, siguiendo el curso, que hemos comentado más arriba, de la primera alineación de la Carretera Madre, que pasó a denominarse IL-4, cuando se completo la nueva US 66 que seguía un curso más recto desde Springfield, vía Mt. Olive y Litchfield.

Al sur del cruce donde la alineación de 1930-43 absorbía la de 1926-30, una nueva alineación unía Worden con Mt. Olive a través de Linvington, en un punto conocido como Worden «Wye» debido a su forma de «Y». 

Lugares de interés de la Ruta 66 en Staunton

Rich y Linda Henry abrieron el Henry’s Rabbit Ranch después de que en 1993 hicieran un viaje por la Ruta 66 en California y apenas encontraran Centros de Visitantes o lugares con recuerdos de la Carretera Madre ( los tiempos han cambiado y la Ruta 66 está viviendo un pequeño renacimiento, pero hay que valorar que ellos estuvieran a la vanguardia de este movimiento resurreccional ). 

Aunque el Henry’s Rabbit Ranch es nuevo en términos históricos, mantiene la tradición y la esencia de la Ruta 66 con alegría, ilusión… y un montón de objetos extravagantes. De esto se trata.

El «Centro de Visitantes» tiene su sede en una antigua estación de servicio que está rodeada de Volkswagen Rabbits encajados en el suelo y diferentes objetos decorativos relacionados con la Ruta 66. Entre todos estos recuerdos, deambulan libremente una docena de conejos vivos.

La gasolinera Standard Oil parece real pero es una magnífica réplica de una estación de servicio de los años 30, con techo a dos aguas y bombas de gasolina de los años 50, pegatinas y carteles esmaltados antiguos… Aquí mismo se ha situado la tienda y el Centro de Visitantes.

Además, en el Henry’s Rabbit Ranch hay una interesante colección de carteles de la Ruta 66. Uno de sus letreros,  «Hare It Is»,  es un guiño al conocido Jack Rabbit Trading Post en Joseph City, Arizona, con su famoso «¡Here It Is!» . 

Henrys Rabbit Ranch Staunton Illinois

El Henry´s Rabbit Ranch está ubicado en la alineación de 1930-1943 de la Ruta 66, en el 1107 Historic U.S. 66.  Fue incluido en 2012 en el «Salón de la fama de la Ruta 66 en Illinois». Foto: 66PostCards

Si algo caracteriza al Rancho es el amor de sus dueños por los conejos. Parece que Emily, la hija de Henry, consiguió un par de conejos y no tuvo en cuenta la explosión demográfica resultante. En un momento dado se encontró con toda una camada de conejitos bebés que no podía cuidar en su pequeño apartamento. Para su suerte, Rich intervino en el asunto. Él había pensado en abrir una atracción en la Ruta 66 y los conejos eran la inspiración que necesitaba. Así nació una nueva atracción en la Ruta 66: el rancho de conejos. Hoy, estos siguen viviendo con ellos en la tienda de regalos, e incluso tienen su propio cementerio.

Además de conejos vivos, hay otras rarezas repartidas por el terreno, como unos cuantos Volkswagen Rabbits semienterrados  o un conejo  gigante de fibra de vidrio que invita a los visitantes a subirse a su lomo y hace las delicias de los más pequeños. 

Henrys Rabbit Ranch Staunton Illinois
Henrys Rabbit Ranch Staunton Illinois

Los VW Rabbits alineados boca abajo en la tierra son una parodia del Cadillac Ranch en Amarillo, Texas. Fotos: John (izquierda), mister_wolf (derecha)

También cuenta con algunas camionetas y remolques Campbell 66. Frank G. Campbell fundó la empresa de transportes Campbell 66 Express Trucking Lines  en 1926 en Springfield, Missouri,  y en 1933 recorría la Ruta 66 entre esta y St. Louis.  Campbell compró muchas empresas de camiones durante las siguientes décadas y expandió su empresa a 26 estados del medio oeste y del sur. Su logo y mascota era el camello «Snortin’ Norton», que estaba pintado en sus camionetas con el lema: «Humpin to Please». 

La Ley de Desregulación de 1980 impuso unas estrictas regulaciones al transporte por carretera que acabaron por liquidar la empresa que quebró en 1986.

Hoy, la Missouri Trucking Association otorga el premio Frank G. Campbell a la excelencia profesional para aquellas personas que han realizado un trabajo destacado en la industria del transporte por carretera.

Gran parte de las rarezas de carretera de la Ruta 66 han desaparecido a lo largo de los años, pero gracias a lugares como Henry´s Rabbit Ranch, el amor estadounidense por estas sigue vigente. 

ALINEACIÓN DE 1940-1977,  DESDE MT. OLIVE HASTA HAMEL

Livingston

A quien le gusten las antigüedades y los elefantes rosados les encantará Livingston.  Aquí, en el 908 Veterans Memorial Drive,  se encuentra el Pink Elephant Antique Mall, una tienda  un poco extravagante que ofrece una amplia variedad de objetos de colección y recuerdos antiguos, pero sobre todo, es conocida por sus gigantescas estatuas de fibra de vidrio, entre las que se encuentran un enorme elefante rosa casi de tamaño natural, un Harley Davidson Muffler Man o una casa con forma de platillo volante que se exhibió en los años 60/70 en la Feria Estatal de Illinois, en Springfield.

En 2006, Dave y Cheryl Hammon compraron la propiedad y la convirtieron en lo que es ahora.

Pink Elephant Antique Mall
Pink Elephant Antique Mall

El edificio en el que se sitúa data de 1927 y fue la escuela secundaria de Livingston hasta 2004. La palabra «Gimnasio» todavía se puede ver en la entrada principal. Fotos: Nick (izquierda) , 

LA RUTA 66 DESDE HAMEL HASTA OLD CHAIN OF ROCKS BRIDGE (FRONTERA CON MISSOURI)

Hamel

La Ruta 66 en Hamel

La ruta 66 pasó por Hamel desde que fue creada en 1926. Entonces se alineaba a lo largo de la autopista estatal 4 de Illinois, desde Staunton hasta Worden Junction  ( más conocida como Worden «Wye», la encrucijada de las 3 alineaciones de la US-66)  y luego a lo largo de lo que ahora es la autopista estatal 157 hacia Edwardsville, atravesando el pequeño pueblo por el interior. Hoy, esa alineación se llama «Old Route 66».

Con el aumento de tráfico, a principios de la década de 1940 fue necesaria una nueva alineación que tomara un curso más recto entre Hamel y  Mt. Olive sin pasar por Staunton. A principios de los 50 se construyó una nueva carretera de 4 carriles que circunvalaba Hamel  e iba directamente hasta St. Louis por el trazado ( más o menos ) que hoy sigue la I-55, que la substituyó en 1977.

Lugares de interés de la Ruta 66 en Hamel

Antes de llegar a Hamel por la I-55, en el 6969 W. Frontage Rd., la iglesia luterana de St. Paul, también conocida como Church of the neon Cross se inauguró en 1931 con un coste de 46.000$, una suma considerable para la época. La comunidad fue fundada en 1856 por inmigrantes alemanes,  en la que antes se conocía como New Gehlenbeck. La cruz de neón azul que se encuentra en la parte más alta de la fachada central se instaló en 1946 en honor a Oscar Brunnworth, un miembro de la congregación que perdió la vida en Italia durante la Segunda Guerra Mundial. La cruz fue un regalo de sus padres a la iglesia como recuerdo de su hijo. 

En Old Route 66, no hay demasiado para ver. Como mucho un cartel vintage de bienvenida a Hamel que está situado en un parque frente al Weezy´s. Junto al cartel hay un mostrador que explica un poco la historia y algo sobre les lugares emblemáticos de Hamel.

Ahora el viaje continúa hacia el oeste por la alineación principal de 1957-77 directamente hacia Collinsville o por la de 1926 visitando Edwardsville. 

Edwardsville & Collinsville

EDWARDSVILLE está ubicado en la alineación de 1926 a 1956 de la Ruta 66. En 1957, la ciudad fue obviada por las nuevas alineaciones posteriores. 

Entrando a la ciudad por Old Route 66 ( Illinois Rute 157 / Hillsboro Ave ) , en el 817 Hillsboro Ave, se encuentra una antigua tienda de 1910, hoy bastante destartalada. En su día, fue la primera tienda de comestibles de la ciudad. Originalmente Superior Cash and Carry Grocery, se convirtió en Halley’s Cash Market en 1927 y estuvo dirigido por Thomas y Mayme Halley hasta 1972. Más tarde se convirtió en Springer’s Creek Winery. Actualmente está cerrada, aunque su aspecto es muy fotogénico.

Girando a la derecha por East Vandalia, se llega a la antigua Hi-Way Tavern461 E Vandalia St ), que Frank & Dora Catalano abrieron en 1934 y la operaron hasta finales de la década de 1940 como una combinación de taberna, cafetería y licorería con el sencillo lema «Good Cheer and Good Beer». La mitad derecha del edificio data aproximadamente de 1918, la mitad izquierda se agregó en 1950 cuando se amplió el negocio de al lado con una adición de ladrillos a la cafetería frente a la casa de al lado.

El antiguo edificio con estructura de madera se convirtió en uno de ladrillo rojo. En 1947 Catalano vendió el negocio a los Lautner, quienes lo regentaron hasta 1960 (Frank murió en 1964). Este fue el primer restaurante de la ciudad en anunciar Pizza Pie. Posteriormente, el negocio se convirtió en Neumann’s Bar & Restaurant, que funcionó durante 25 años.

El negocio estuvo cerrado por un par de años, pero reabrió nuevamente como Hi-Way Tavern en 2014, el mismo año en que Frank y Dora fueron incluidos en el Salón de la Fama de la Ruta 66 de Illinois, sin embargo, la taberna reabierta no duró mucho y en 2018 el edificio se convirtió en una floristería.

Hi-Way-Tavern-Edwardville-Illinois

Frank Catalano enfrente de su Hi-Way Tavern. Foto: 66PostCards.com

Hi-Way-Tavern-Edwardville-Illinois

Hi-Way Tavern, en una imagen del propio Frank Catalano. Foto: 66PostCards.com

Un anuncio de diciembre de 1950 rezaba «Abierto toda la noche HI-WAY CAFE – 461 East Vandalia St. Edwardsville Ill. NOS ESPECIALIZAMOS EN espaguetis y ravioles italianos Tartas caseras Sopa BBQ con chile – Ofrecemos CAFÉ 5c – George y Mary Lautner».

lEl edificio de ladrillo rojo de dos pisos conocido como Narodni Sin, en el centro histórico de la ciudad (237 E Vandalia St) fue construido en 1906 para acoger a la comunidad checa (los primeros checos en Edwardsville como agricultores y trabajadores después de 1851, escaparon de la agitación en el Imperio austríaco en 1848). Narodni significa «Salón Nacional» en checo. El nivel inferior albergó varios negocios hasta 1969. El piso superior albergaba oficinas y clubs privados (hasta 1958 todas las reuniones se celebraron en checo…).  En 1971 el edificio fue vendido a la nieta del constructor, que lo rehabilitó y lo alquiló para su uso comercial. En 2002 fue incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

Muy cerca se encuentra el majestuoso edificio de la la Immanuel United Methodist Church (1882), una congregación religiosa que ha estado en Edwardsville desde 1859.  No está realmente en la Ruta 66 ( que discurría por Vandalia St.) sino en uno de varios edificios históricos en N. Main St.

En Main St. también se encuentra el Widley Theater, que abrió sus puertas como teatro de ópera en 1909 con una capacidad para 1150 personas y cerró como sala de cine en 1984. La Ciudad adquirió la propiedad en 1999 y después de una renovación de 2,9 millones de dólares reabrió sus puertas en 2011 como centro de artes escénicas. El exterior del teatro, de estilo Art Decó, se remodelo a mediados de la década de 1930. Las plantas superiores fueron el hogar social de la IOOF (escrito en piedra blanca en el parapeto del tercer piso), una hermandad secreta sin ninguna orientación política o sectaria que fue fundada por Thomas Wildey en Baltimore en 1819.

Junto a él hay una espectacular casa que John S. Trares, farmacéutico de profesión, construyó  en 1865. En 1891 se la vendió al Dr. Flegenbaum, que ejerció su profesión en un pequeño edificio que se trasladó a la parte trasera de la casa.  Marks-Weber Funeral Home compró la propiedad y abrió sus puertas en 1927 . Ahora alberga la funeraria Weber & Rodney Funeral Home

COLLINSVILLE es la siguiente ciudad de la Ruta 66 de 1954-1977 hacia St. Louis. Se trata de otra ciudad dormitorio más de camino a una gran ciudad, que conserva pocas atracciones relacionadas con la Carretera Madre. Aún así, no hay que perderse la Historic Brooks Catsup Bottle Water Toweruna botella gigante de salsa de tomate que puede parecer, pues eso, una botella gigante de salsa de tomate, pero en realidad se trata de una torre de agua camuflada que ofrece una buena oportunidad para tomar fotografías . Con una altura de 52 metros, 30 de los cuales conforman la base, de ella se dice que es la botella de ketchup más grande del mundo.

En 1907, los hermanos Brooks, Elgin y Everett adquirieron una planta de conservas local. Inicialmente la llamaron Triumph Catsup and Pickle Co., pero luego se convirtió en Brooks Tomato Products Company.  En 1949 se construyó la botella en lo alto de su planta, como publicidad de su producto líder.

Durante la década de 1960 la fábrica se convirtió en un almacén. En 1995 la botella se salvó del derribo, pero finalmente pasó lo contrario: fue restaurada e incluida en 2002 en el Registro Nacional de Lugares Históricos

Historic Brooks Catsup Bottle Water Tower
Cahokia-Mounds-Illinois

Simulación histórica de Cahokia Mounds

Cahokia-Mounds-Illinois

Cahokia Mounds State Historic Site. Foto: Steven Vance

Otra de las atracciones en Collinsville, en el lado sur de la Ruta 66, es Cahokia Mounds State Historic Site, el asentamiento precolombino más grande del norte de México. Cahokia Mounds era un vasto emplazamiento de nativos americanos que originalmente cubría alrededor de 1.600 hectáreas con una población de alrededor de 20 a 30.000 habitantes. Su población no fue superada por ninguna ciudad de Estados Unidos hasta después del siglo XIX.

El lugar incluía al menos 120 montículos de tierra de diferentes tamaños y formas que fueron construidos hace aproximadamente mil años (900 y 1200 d. C.) por nativos americanos de la cultura del Mississippi, que transportaron la tierra sin utilizar bestias de carga ni carros,.

El estado de Illinois ahora protege unas 800 ha de la parte central del sitio y más de 70 montículos restantes. También hay un «Woodhenge» reconstruido, un museo y un centro de visitantes.

El sitio fue nombrado Monumento Histórico Nacional de EE. UU. en 1965, y en 1982, la UNESCO lo designó como Patrimonio de la Humanidad por su importancia en la historia de América antes de su «descubrimiento».

Un poco más adelante se encuentra el  «Woodhenge«. A principios de la década de 1960 fueron descubiertos 5 grandes circunferencias en el terreno con diferentes hoyos que seguían esa forma. Los diferentes estudios realizados revelaron que en estos círculos se colocaban entre 12 y 60 postes de cedro sagrado que servían para marcar las estaciones según la posición del sol naciente. Están datados entre 900-1100 d.C.

El tercer círculo, con 125 m de diámetro, se construyó en el año 1000 d. C. y se reconstruyó en 1985 en su ubicación original. Tiene 48 postes, de 6 metros de altura y 0.5 m de diametro. 

La Ruta 66 se diluye en el área metropolitana de East St. Louis, Illinois… Intentar seguir cualquiera de sus alineaciones es un absurdo, así que es mejor ir directamente al final de la travesía por este estado, el Old Chain of Rocks Bridge, que ejerce de frontera natural entre Illinois y Missouri. Esta es una razón, la otra es la SEGURIDAD.

A este lado del río Mississippi, la ciudad parece devastada, llena de terrenos vacíos e incontables edificios tapiados y en decadencia. No es una de las zonas más seguras de Estados Unidos, así que hay que tener un poco de cuidado si se quiere hacer alguna parada. Por mi parte, es mejor obviar cualquier indicio de Ruta 66 a este lado del río.

La Ruta 66 en Illinois: Tramo 5. De Lincoln a Springfield, 50 km

La Ruta 66 en Illinois: Tramo 5. De Lincoln a Springfield, 50 km

Viniendo desde Atlanta por el este, la Ruta 66 discurre paralela a las vías del tren con dos cómodos carriles en cada sentido. Al llegar a Lincoln, la alineación más moderna de la Ruta circunvala la población. Nosotros seguiremos por la alineación de 1926 (Kickapoo St.) hacia el Centro…

Lincoln

Lincoln se fundó con la llegada del Ferrocarril, que pasó por aquí a principios de la década de 1850. El 27 de agosto de 1853, la pequeña comunidad que se agrupaba alrededor de la estación de tren fue denominada Lincoln, en honor al que por entonces no era más que un ex congresista y un destacado abogado del sur de Illinois.

En la ceremonia de bautizo de la ciudad, Lincoln sorprendió a todos con su discurso: “Caballeros”, los propietarios de la ciudad me pidieron que lo bautizara. Para ello he seleccionado el jugo de un melón… «…»en vuestra presencia y oído, bautizo ahora este pueblo. Su nombre es Lincoln y pronto será nombrada capital permanente del condado de Logan. También he preparado un banquete para la ocasión”.

Resulta que «para la ocasión» Lincoln había traído un montón de sandías …

Estrictamente, la ciudad no lleva el nombre de un presidente… De hecho, es la única población en los Estados Unidos que recibió el nombre de Lincoln antes de que este se convirtiera en presidente, o sea, con el preciso consentimiento del que por entonces era, simplemente, Abraham Lincoln, abogado de éxito y célebre personaje en esa parte del estado.

Más adelante se convirtió en el decimosexto presidente de los Estados Unidos, recordado por mantener unido al país durante la Guerra Civil, abriendo el camino hacia la abolición de la esclavitud.   En los años venideros, todo EE.UU se ocuparía de reconocer a Lincoln con todo tipo de estatuas, monumentos conmemorativos, monedas, muñecos, … y hasta una película de Steven Spielberg, pero los ciudadanos de Lincoln quieren que el mundo sepa que a ellos les gustaba Lincoln antes de que fuera Lincoln. 

La Ruta 66 en Lincoln

La alineación original de 1926-1940 es bastante confusa en Lincoln, puesto que ha tenido diferentes recorridos por el centro de la ciudad. La de 1941-1977 es bastante más fácil de seguir ya que circunvala la población desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, cuando  el tráfico aumento considerablemente y se tuvo que desviar hacia las afueras de la ciudad, reduciendo la congestión y los accidentes.  Esta alineación fue descatalogada en 1977. 

En cuanto al centro de la ciudad, vale la pena ir directamente a lo que se quiere ver sin seguir estrictamente el/los recorridos anteriores de la ruta, ahora desaparecidos… 

Lugares de interés en Lincoln

Paul Coddington inauguró el antiguo Blue Mill Restaurant en 1929, solo 3 años después e que se creara la Ruta 66. Era conocido, además de por su llamativa estética, por ser el «Hogar del Schnitzel» un sándwich enorme, frito y empanizado, hecho primero con ternera y luego con cerdo.

El edificio, modelado a partir de un molino de viento holandés está ubicado en el 738 S. Washington St.,  en la alineación de 1930-1940 de la Carretera Madre. Originalmente, el exterior estaba pintado de blanco con adornos azules y tenía un molino de viento se iluminaba mientras iba girando, pero cuando en 1945 Blosom Huffman compró el restaurante, le añadió un salón de baile en la parte trasera y lo pintó de rojo.

A partir de entonces, cuatro generaciones de su familia regentaron el restaurante hasta que cerró en 1996 cayendo en el olvido durante años.

En 2006, la Route 66 Heritage Foundation del condado de Logan  se organizó para recaudar fondos para salvar y rehabilitar el edificio. Después de 11 años de duro trabajo, el edificio volvió a abrir sus puertas en 2017, esta vez como museo (con un horario muy limitado).  

The-Mill-Lincoln-Illinois

Antiguas fotografías del Mill Restaurant. Foto: 66PostCards.com. Hoy, El Mill Museum on Route 66  exhibe recuerdos de la Carretera Madre, sin olvidarse de los restaurantes más icónicos del condado durante aquellos años.  

Logan County Courthouse Lincoln Illinois

Postville Courthouse State Historic Site. El primer piso cuenta con una sala de recepción y una galería de exposiciones. En el segundo piso hay salas que representan una sala de audiencias de 1840 y una oficina del condado. Foto: RmHermen.

En el 914 5th St, en la alineación de 1926-1940 de la Ruta 66, en medio de un bonito parque ajardinado, se encuentra la replica del antiguo Palacio de Justicia de Postville, un asentamiento fundado en 1835 por Russell Post que en su momento fue elegido como primera sede de gobierno del nuevo condado de Logan.

Construido en 1840, el edificio original fue uno de los tribunales donde Abraham Lincoln ejerció la práctica legal. Ocho años más tarde, el inmueble se trasladó a la nueva sede del condado en el monte Pulaski.

Mucho después de convertirse en una residencia privada, en 1929, Henry Ford, el de los coches,  compró el edificio, lo desmanteló y lo trasladó a su museo Greenfield Village en Dearborn, Michigan.

Esta réplica fue construida en 1953 en el sitio original como parte de la celebración del centenario de la ciudad de Lincoln.  

En la década de 1930, la esquina de Washington y 5th Street se conocía como Wilson’s Corner. Allí había una tienda de comestibles y una gasolinera que se abrió en 1925, un año antes de la apertura de la Carretera MadreLas bahías de servicio entre la marquesina y el letrero de Texaco fueron una adición a la estación original.

Railsplitter-Covered-Wagon-Lincoln-Illinois

El Railsplitter Covered Wagon,  construido a mano por David Bentley en 2001, figura en el Libro Guiness de los Récords como el vagón cubierto más grande del mundo.

Allí donde coinciden 5th St (alineación de 1926-1940) con Old Route 66 (1941-1977) se encuentra el Railsplitter Covered Wagon, un enorme vagón cubierto con una escultura de Abraham Lincoln leyendo, puede que esperando a que lleguen sus caballos para poder emprender un viaje.

La obra fue construida en 2001 por David Bentley de Pawnee, IL,  usando acero y madera de roble. Un filántropo local llamado Larry Van Bibber compró el vagón y lo donó a la Oficina de Turismo Abraham Lincoln del condado de Logan en 2007.

El vagón se dañó el 26 de enero de 2014 después de volcar por un viento superior a los 80 km/h. y tuvo que ser restaurado con cariño para devolverlo a su aspecto original.

Cerca de aquí hacia el norte, en esta misma alineación de 4 carriles de 1941, a la altura del  1007 Lincoln Parkway hay un McDonald´s ubicado en el mismo lugar donde se situaba el antiguo Tropics Restaurant, abierto en 1950 por Vince Schwenoha y cedido con el tiempo a Lew y Bev Johnson, una pareja que se conoció mientras trabajaba en el restaurante.

En el local abundaban las escenas tropicales, las plantas y el bambú., y en la barra el cliente se sentaba en esos taburetes giratorios que tanto gusta a los niños.

La apertura de la I-55 en 1977 desvió la mayor parte del tráfico que hasta entonces pasaba por el restaurante. Aún así, Lew y Bev lograron subsistir otros 20 años, hasta que se jubilaron en 1997. A partir de entonces el negocio pasó por varias manos hasta que cerró definitivamente en 2004.

El edificio original ya no existe, fue derribado en 2017 para ser reemplazado por un McDonalds, pero enfrente todavía permanece el  genial letrero de neón del restaurante, que durante más de 50 años invitó a los viajeros de la Ruta 66 a entrar en él.

Y es que después de haber permanecido abandonado durante unos 20 años, fue retirado en 2014 para ser restaurado gracias a una subvención  del Servicio de Parques Nacionales.

Tropics-Restaurant-Lincoln-Illinois
Tropics-Restaurant-sign-Lincoln-Illinois

Antigua postal del Tropics Restaurant y el restaurado letrero del Tropics.  Fotos:  66PostCards.com

De camino a Springfield se atraviesan las pequeñas poblaciones de Broadwell, con los restos de lo que fue el Pioneer Rest Motel, de finales de la década de 1940,  que cerró en 1991 más o menos a la vez que el vecino restaurante Pig Hip, Elckhart, hogar de Elkhart Hill, el elevador de granos más alto entre Chicago y St. Louis, que también cuenta con un pequeño pero bonito centro histórico en Governor Oglesby St., y Williamsville, con una alineación de 1926 que recorre la ciudad por Elm St. atravesando lugares interesantes como la vieja estación de tren o el museo histórico de la ciudad.

La localidad de Sherman está justo al norte de Springfield en la alineación de 1926 de la Ruta 66, que fue reemplazada por la de cuatro carriles de la década de 1940. Lo más destacable de esta ciudad dormitorio es el gigantesco y boscoso Carpenter Park, donde se conservan diversos tramos agrietados de la calzada original de 1926 (en realidad se construyeron 4 años antes de la creación de la Ruta 66 y se incluyeron en esta porque este trazado ya estaba pavimentado). En el lado sur de Cabin Smoke Trail se encuentra el segmento más largo, apenas 1⁄2  quilómetro, que comienza aquí y termina en el estribo del desaparecido Old Iron Bridge sobre el río Sangamon.

Experiencias cercanas
 Chicago
Pases Turísticos en Chicago

detalles

Edificio John Hancock Center
Entrada para el 360 Chicago Observation Desk

DETALLES

Chicago
Tour Privado por Chicago

detalles

Descubre la combinación perfecta entre modernidad y zonas verdes en este tour privado por Chicago con guía en español. Sus rascacielos os obligarán a mirar hacia arriba mientras caminamos por los parques más emblemáticos.

Springfield

La capital del estado de Illinois participa muy activamente del espíritu de la Route 66 por lo que vale mucho la pena detenerse con algo de tiempo y explorar pacientemente esta interesante ciudad llena de historia. 

El centro de la Springfield es el propio de una ciudad llena de nostalgia y de recuerdos, sobre todo, del omnipresente Abraham Lincoln, 16º presidente de Estados Unidos. Aquí está su única casa de propiedad y el lugar donde descansa eternamente

En 1821, Elisha Kelly estableció un pequeño asentamiento aquí, en el valle del río Sangammon al que se llamó Calhoun. Cuando se creó el condado de Sangammon, esta era la única ciudad en el área, por lo que se convirtió en  sede del condado. Esta pequeña comunidad, que llevaba el nombre del senador John C.Calhoun de Carolina del Sur, fue renombrada más adelante como Springfield, en alusión a la entonces próspera ciudad del estado de Massachusetts.

En 1839, Springfield se convirtió en la tercera capital del estado de Illinois, gracias en parte a los esfuerzos de un joven y delgado abogado de la zona rural de Illinois… En un futuro, ese mismo hombre daría forma al destino de una toda una nación.

La ciudad prosperó con el ferrocarril y lo siguió haciendo incluso durante la Guerra Civil. En la década de 1910, con la llegada del automóvil, se construyó el Pontiac Trail, que iba desde Chicago a St. Louis. A principios de los años 20 se asfaltó y se convirtió en la State Hway 4. Cuando se creó la Ruta 66 en 1926, su primera alineación siguió su recorrido.

Hoy, Springfield es recordada como la «Tierra de Lincoln», donde se puede caminar por las mismas calles y visitar los mismos lugares que visitó Abraham Lincoln durante sus días en la ciudad.

Un paseo por el centro de Springfield es un viaje a un pasado lleno historia…

La Ruta 66 en Springfield

Viniendo desde Sherman, después de cruzar el río Sangamon y pasar por Riverside Park, las alineaciones de 1926 y posteriores entraron en Springfield por lo que ahora es Peoria Rd.  A partir de aquí la  antigua carretera tuvo diferentes alineaciones a lo largo de los años de los que ya no queda ni rastro.

Lugares de interés en la Ruta 66 a su paso por Springfield

Springfield no sólo está orgullosa del pasado que la relaciona con Abraham Lincoln, de su hermosa arquitectura del siglo XIX o del ambiente que se respira en sus históricas calles, sino que también reconoce el importante papel que ha desempeñado la Ruta 66 en su desarrollo a través del siglo XX.

La mayoría de los sitios realmente interesantes se distribuyen a lo largo de las diversas alineaciones de la Ruta 66.  Es complicado seguir un itinerario coherente, por lo que es más práctico ir visitando la ciudad haciendo viajes cortos a las diferentes atracciones. 

Cada año, Springfield celebra el Festival Internacional de la Ruta 66, donde miles de personas se reúnen para celebrar la Carretera Madre, mostrar sus automóviles antiguos y retroceder en el tiempo hasta la década de 1950 con una celebración del Rock and Roll, calcetines cortos y faldas de caniche. El festival es un evento en toda la ciudad que se centra alrededor del Antiguo Capitolio del Estado. Si estás en la zona la última semana de septiembre, te debes a ti mismo comprobarlo.

Cada año, Springfield celebra el Festival Internacional de la Ruta 66, donde miles de personas se reúnen, sobre todo en los alrededores del Antiguo Capitolio del Estado, para celebrar la Carretera Madre, mostrar sus automóviles antiguos y retroceder en el tiempo hasta la década de 1950. El festival es un evento en toda la ciudad que se centra alrededor del Antiguo Capitolio del Estado. Si estás en la zona la última semana de septiembre, te debes a ti mismo comprobarlo.

Entrando a la ciudad por Peoria Rd., se atraviesan a mano derecha dos moteles de la época dorada de la Ruta 66, uno junto al otro. El primero de ellos es el Little Chum’s Lodge, que no ha cambiado mucho desde que fue construido en 1951. Lo anunciaban como un «motel muy acogedor e incombustible que brinda la máxima comodidad y seguridad cerca de todos los lugares que conmemoran al gran Abraham Lincoln. Quince unidades modernas cómodamente amuebladas para el comerciante o el hombre con su familia…».

Justo al lado de este se encuentra el Pioneer Motel, que también se construyó en de 1951. Todavía sigue en funcionamiento con la clásica distribución con forma de L. Sigue anunciándolo el mismo letrero de neón que lo hacía entonces. 

No hay muchos más edificios que hayan sobrevivido a los días dorados de la Ruta 66. Cuando se construyó la circunvalación 66 en la década de 1940, cruzaba campos abiertos al este y sur de Springfield. Eso cambió con los años. El área fue urbanizada y en el proceso la mayoría de los moteles, gasolineras y restaurantes originales de la Ruta 66 fueron derribados.

Siguiendo por Peoria Rd, junto a la pista de carreras del recinto ferial, hay dos moteles más, el Countryside Inn (años 50) y el  Lazy A Motel (1949),  con un diseño estilo Pueblo y una distribución con forma de «U». Este último está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos

Lazy A Motel Springfield Illinois

Antigua postal del Lazy A Motel.  Fotos:  66PostCards.com

El cercano ILLINOIS STATE FAIRGROUNDS es uno de los recintos feriales más antiguos y vibrantes del país. Acoge todo tipo de eventos, incluyendo espectáculos en vivo, exposiciones agrícolas, pruebas de mascotas, eventos equinos o reuniones de clubes de automóviles.

Lincoln-Rail-Splitter-Springfield-Illinois

La estatua se encuentra frente al edificio de exposiciones de Illinois en la puerta principal de entrada al recinto ferial estatal (E Sangamon Ave. y N 11th St.)

Las instalaciones cuentan con una pista ovalada de una milla, un estadio multiusos, unos cuantos edificios históricos… y una fantástica estatua de fibra de vidrio de 9m de altura que representa a un joven, desgarbado y bien afeitado Abe Lincoln sosteniendo un hacha en sus manos. También se la conoce como «Abe Lincoln Rail Splitter Statue»» y es obra de Carl W. Rinnus,  que la creó en 1968 para el 150 aniversario del estado de Illinois.

El último reclamo (2022) de la Ruta 66 en Springfield está en este mismo recinto ferial. Se trata de la Illinois Route 66 Experience, una exposición permanente con réplicas de muchas atracciones de la US66. La atracción está pensada, sobre todo, para estar totalmente terminada para el centenario de la Carretera Madre en 2026 por lo que, poco a poco se irán añadiendo nuevas piezas a la colección.

Muy cerca de aquí, frente a una de las entradas al histórico recinto ferial, en el 1168 Sangamon Ave, hay un ejemplo único de antigua estación de servicio de finales de los años 1910.

La Mahan’s Filling Station at Fulgenzi’s se trasladó aquí desde el Shea’s Gas Station Museum (ahora cerrrado) en enero de 2016 (al cual llegó desde Middletowon, Illinois) y se instaló junto al restaurante Fulgenzi’s Pizza & Pasta. 

Con semejante reclamo, no es extraño que el Fulgenzi´s (1979) ya se haya convertido en una parada habitual para los viajeros de la Ruta 66. Y es que esta atracción se impone como una excelente oportunidad para tomar buenas fotos y aprender un poco de historia. 

Mahans-Filling-Station-Springfield-Illinois

Los viejos surtidores de gasolina Phillips 66 de la Mahan´s Filling Station todavía lucen en perfecto estado al frente de la gasolinera.

SHEA GAS STATION MUSEUM

Hoy, este clásico Museo de la Ruta 66 está cerrado, vacío y esperando una nueva oportunidad. William «Bill» C. Shea (1921-2013), miembro del Salón de la Fama de la Ruta 66, fue propietario de esta gasolinera, que operó para Texaco y Marathon de 1946 a 1982. Durante esos años acumuló una gran colección de surtidores de gasolina antiguos y otros recuerdos relacionados con viejas estaciones de servicio. En 1995 la trasformó en museo, que rápidamente se convirtió en una parada obligatoria para cualquier fanático de la Carretera Madre (una de sus piezas centrales era la antigua estación de servicio Mahan rescatada por Fulgenzi´s). 

Tras la muerte de Shea, su colección de objetos fue subastada. Hoy, la ciudad de Springfield trabaja para volverlo a abrir, después de que en 2023 aceptara una subvención estatal de 623.000 dólares para tal empresa.

Shea Gas Station Museum, 2075 Peoria Rd.

Lugares de interés en el Distrito Histórico de Springfield

Springfield es una ciudad histórica y su downtown agrupa algunos ejemplos de arquitectura del siglo XIX, todos cuidadosamente conservados para que el explorador moderno vislumbre cómo debió haber sido en otra época…

El Lincoln Home National Historic Site, preserva la casa donde Abraham Lincoln vivió de 1844 a 1861, conservándola tal como era durante los días en que fue su hogar antes de convertirse en el 16º Presidente de los Estados Unidos. Además, el monumento presidencial incluye los cuatro bloques que rodean la casa y un centro de visitantes.

Después de su trágico asesinato, la casa donde vivió  con su esposa Mary Todd y en la que nacieron sus cuatro hijos ( y  la única de su propiedad ) fue donada al pueblo estadounidense como una forma de recordar su emblemática  figura. 

La visita es guiada y muy didáctica. La entrada es gratuita, pero se debe reservar una entrada en el centro de visitantes para unirse a alguno de los recorridos y poder descubrir así casi 200 años de historia, 17 de ellos con la familia Lincoln viviendo en ella.

Durante la visita se pasa por las estancias principales. Mientras tanto, se aprende sobre la vida personal y laboral de Lincoln… y sobre cómo pasó de ser un abogado y político de éxito a convertirse en uno de los presidentes más decisivos de la historia del país. 

Lincoln-Home-National-Historic-Site

Lincoln-Home-National-Historic-Site, en el 413 South 8th Street. Foto: Daniel Schwen. En 1960, la Casa de Abraham Lincoln se convirtió en Monumento Histórico Nacional y en 1972 en Sitio Histórico Nacional.

Old-State-Capitol-Springfield-Illinois

En 1865, el cuerpo de Lincoln se exhibió en el Old State Capitol después del atentado que acabó con su vida. Unas 70.000 personas desfilaron ante su ataúd. Foto:  66PostCards.com

Cerca de aquí, está el antiguo Capitolio del Estado, construido entre 1837 y 1840 con una característica cúpula de estilo renacentista griego.  Fue la casa estatal desde 1840 a 1876, cuando fue reemplazado por el actual edificio del Capitolio, situado en el 301 South 2nd St. Después se convirtió en el palacio de justicia del condado hasta 1966. Ese año fue desmantelado y reconstruido para lucir tal como era originalmente.

Tras ser asesinado por el actor y simpatizante de la causa confederada John Wilkes Booth el 14 de abril de 1865, los restos de Abraham Lincoln fueron trasladados desde Washington hasta Springfield en tren.

El edificio fue incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 1961 y reabrió sus puertas en 1969 para seguir sirviendo como museo. 

En el viejo Capitolio del estado fue donde, aceptando su nominación como candidato republicano al Senado por el estado de Illinois, Abraham Lincoln pronunció su famoso discurso «Casa dividida» (1858). El pasaje más conocido de este discurso reza: “Una casa dividida contra sí misma no puede sostenerse. Creo que este gobierno no puede soportar, de forma permanente, la mitad esclava y la mitad libre. No espero que la Unión se disuelva. No espero que la casa caiga. Espero que deje de estar dividida (…)”.

A dos manzanas del viejo Capitolio, también se encuentra la Biblioteca y Museo Presidencial de Abraham Lincoln, que conserva la colección de material documental más grande del mundo relacionada con el que fue Presidente de Estados Unidos durante la Guerra Civil Americana. Entre otras muestras multimedia e interactivas, se exhibe una reproducción de la Casa Blanca de 1861 y un enorme diorama de tamaño natural de la familia Lincoln.

Vale la pena tomar un pequeño desvío de unas cuantas manzanas para visitar también la Maid-Rite Sandwich Shop, en el 118 N. Pasfield St. Esta tienda de sándwiches, incluida en el Registro Nacional de Lugares Históricos, tiene la particularidad de ser el primer Drive Thru ( con ventanilla de servicio para el automóvil ) de los EE.UU.  Clyde Holbrook abrió el restaurante  en 1924 y dos años más tarde pasó a formar parte de la franquicia Maid-Rite. Después de 100 años , todavía sigue ahí, alegrando el paladar de turistas y lugareños. 

Otros lugares de interés en Springfield

En el Oak Ridge Cementery se puede visitar el lugar de descanso final de Abraham Lincoln, su esposa Mary Todd,  y tres de sus cuatro hijos, Edward, William y Thomas (El hijo mayor de Lincoln, Robert, está enterrado en el Cementerio Nacional de Arlington).

El 15 de abril de 1865, el mismo día en que murió, un grupo de ciudadanos de Springfield formó la Asociación Nacional del Monumento a Lincoln, que encabezó una campaña de recaudación de fondos para construir un memorial en su honor. 

Cuando el 3 de mayo llegó el tren fúnebre a Springfield, Lincoln permaneció en el capitolio durante una noche.​ Después de los servicios funerarios y el entierro, a petición de la Sra. Lincoln, el ataúd fue colocado en una bóveda de recepción en el cementerio de Oak Ridge. Más adelante, los restos de su esposo fueron trasladados a una bóveda temporal no muy lejos del sitio propuesto en espera de la finalización de las obras del monumento. Los cimientos de la tumba se colocaron en 1969 y la obra, diseñada por Larkin Goldsmith Mead, se completó en 1874. Ese mismo año, los restos de Lincoln fueron enterrados en un sarcófago de mármol en el centro de una sala funeraria.   

Cuando la Sra. Lincoln murió en 1882, fue enterrada junto a su esposo, pero en 1887 ambos cuerpos fueron recolocado en una bóveda de ladrillo debajo del piso de la sala funeraria.

En 1895, año en que el Estado adquirió el monumento, este estaba en mal estado. Durante su restauración entre 1899 y 1901, los 5 ataúdes se trasladaron a una bóveda subterránea cercana. Una vez completada la obra, se devolvieron a la sala funeraria y colocaron el de Lincoln en el sarcófago que había ocupado entre 1874 y 1876. 

A los pocos meses, a petición de Robert,​ el único hijo superviviente del presidente, su familia fue trasladada a su lugar de descanso final: una bóveda a 3 m debajo de la superficie de la sala de entierro.

Lincoln_Tomb_Interior

La sala funeraria. Una vidriera y banderas adornan la cripta, que se centra alrededor de un sarcófago de mármol rojo. Foto: Robert Lawton

Lincoln fue el primer presidente de EE.UU en ser asesinado. El magnicidio tuvo lugar el 14 de abril de 1865 alrededor de las 22:25 en el teatro Ford de Washington D.C., cuando la Guerra Civil llegaba a su fin. Si bien sobrevivió inicialmente al disparo, las heridas recibidas eran de tal gravedad que falleció al día siguiente. 

El atentado fue planeado y llevado a cabo por el actor y simpatizante de la causa confederada John Wilkes Booth, con la complicidad de David Herold, Lewis Powell y George Atzerodt, a quienes encargó el asesinato del Secretario de Estado, William H. Seward y el Vicepresidente, Andrew Johnson, como parte de una conspiración para animar a las tropas confederadas no rendidas a que siguieran luchando.  

Lincoln recibió un disparo en la cabeza delante de su esposa y dos invitados. Si bien el asesinato de Lincoln tuvo éxito, el resto del complot fracasó: Powell solo logró herir a Seward, mientras que Atzerodt, encargado del asesinato de Johnson, entró en pánico y huyó de Washington sin intentar siquiera atacarlo.

Powell fue arrestado el 17 de abril de 1865 y Atzerodt, el 20 de abril. Booth y Herold, después de haber huido del lugar de los crímenes, fueron detenidos en Maryland el 26 de abril. Rodeados por el ejército, Herold se rindió, pero Booth se negó a hacerlo y fue abatido.

Finalmente, un tribunal militar procesó a siete hombres y una mujer a partir del 9 de mayo de 1865. El 30 de junio, el tribunal los encontró culpables a todos y sentenció a cuatro de ellos a la pena de muerte, ejecutada en la horca el 7 de julio de 1865. 

La tumba en sí es un impresionante monumento de granito con una gran base rectangular coronada por un obelisco que alcanza los 36 metros de altura. Dos tramos de escaleras flanquean la entrada en la parte delantera y dos más la parte trasera, conduciendo hacia una terraza nivelada. Una barandilla se extiende alrededor de la terraza para formar un parapeto donde cerca del centro hay varias estatuas ubicadas en la base del obelisco. 

Un busto de bronce descansa sobre un pedestal frente a la entrada (visitantes de todo el mundo se detienen para frotar la nariz de la figura en busca de un poco de buena suerte). En el interior, donde se exhiben otras tantas figuras esculpidas en bronce, hay una rotonda con pasillos que conectan con la sala del entierro, hecha de mármol.

La Tumba de Lincoln fue designada como uno de los primeros Monumentos Históricos Nacionales en 1960 y se incluyó en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 1966, cuando se creó esa designación.

Al sur de Springfield se encuentra el Museo de Letreros Ace Sign Co., con más de 75 años de existencia y una magnífica colección de más de 85 letreros de Springfield y la Ruta 66, incluyendo los de los desaparecidos Bel-Air Motel y Sunrise Donuts. 

El Museo es gratuito y se encuentra en el 2540 South 1st St.

El Lauterbatch Muffler Man , otra de las estatuas gigantes de fibra de vidrio a lo largo de la Ruta 66, se erigió en 1962 con el nombre de Gigantic Tire Man como reclamo publicitario para un negocio de neumáticos. Después de haber pasado por varias propiedades, el gigante hoy sobrevive en el aparcamiento del taller Lauterbatch.  

Abraham_Lincoln_Tomb_Springfield_Illiois

La tumba de Abraham Lincoln es un tributo a uno de los hombres más importantes de la historia de Estados Unidos. Foto: David Jones

Cozy Dog Drive In Springfield Illinois

Antigua postal del Cozy Dog Drive In. Uno de sus reclamos era ( y es) el cartel que muestra a dos perritos calientes abrazados. Foto: 66PostCards.com

Otra parada auténtica en Springfield es el Cozy Dog Drive-In, un clásico restaurante que, además, contiene una gran selección de carteles, postales y otros objetos antiguos relacionados con la Ruta 66.

Ed Waldmire explotó su «Corn dog on a stick», literalmente, «perro de maiz en un palo», mientras prestaba su servicio en la Fuerza Aérea en Amarillo, Texas, durante la Segunda Guerra Mundial.  Después de dejar el ejército decidió comercializar la idea del Cozy Dog, que básicamente era una salchicha frita con masa de maiz, en su propio puesto de perritos calientes.

Los «Cozy Dogs» ( un nombre que se le ocurrió a su esposa ) se vendieron por primera vez en 1946 en Lake Springfield Beach House y posteriormente en la Feria Estatal de Illinois.

Su primer restaurante abrió ese mismo año en la Ruta 66, en South Grand entre 5th y 6th St. Durante más de 50 años, la familia Waldmire ha dirigido el Cozy Drive In y servido su exclusivo hot dog en palito con patatas fritas. Sin embargo, el actual no es el edificio original. Este fue derribado en 1996 para dar paso a una cadena de tiendas. El restaurante se reconstruyó el mismo año muy cerca de su ubicación original, en los terrenos del antiguo motel Abe Lincoln.

Hoy, la tradición sigue viva gracias al nieto de Ed, Josh Waldmire, mientras que algunas de las obras expuestas forman parte del catálogo de Bob, el hijo artista y trotamundos del mismo Ed.

Saliendo de la ciudad en dirección Lake Springfield (sur) la antigua Ruta 66 quedo enterrada bajo la mucho más moderna y rápida I-55.

Antes de atravesar el lago por esta autopista, dos postes delgados de 18,3 metros de altura sostienen el escudo de la Ruta 66 más grande del mundo, con 9,5 m por cada lado. Es el reclamo del Route 66 Motorheads Bar and Grill, Museum and Entertainment Complex, que ofrece comida, música en vivo y una variedad de letreros y vallas publicitarias de neón de la Ruta 66 en la propiedad y en el Museo. El edificio está decorado con el letrero de neón original del antiguo Motel Bel Aire, derribado en 2015. 

El viaje por Springfield termina aquí. Unas pocas millas al sur, la siguiente parada es Glenarm, un pequeño pueblo ubicado en la alineación de 1930-77 de la Ruta 66. Igualmente, conoceremos algunos de los pueblos que siguen la ya desaparecida alineación de 1926, que discurre más o menos paralela a la otra.

LA Ruta 66 en Illinois: Tramo 4. De Bloomington a Atlanta, 45 km

LA Ruta 66 en Illinois: Tramo 4. De Bloomington a Atlanta, 45 km

Normal y Bloomington están tan juntos que es difícil saber dónde termina uno y comienza el otro. De hecho, ambos comparten la misma calle principal, lo que es inédito en cualquier otro lugar de la Ruta 6. Entre las dos superan loas 130.000 habitantes.

Normal /Bloomington

BLOOMINGTON se fundó como asentamiento en 1831, pero no fue hasta la llegada del ferrocarril  de Chicago, Alton y St. Louis que sus granjas acabaron de progresar. En cuanto a NORMAL, Joseph Parkinson creó el plano de la ciudad de NORTH BLOOMINGTON en 1854 en un lugar conocido como «El Cruce» , un punto estratégico donde se cruzaban los ferrocarriles de Chicago y Alton y el Central de Illinois.  Jesse Fell lo amplió en 1857 y plantó árboles en toda la ciudad. En ese mismo año, el gobernador William Bissell firmó un proyecto de ley para crear una «escuela normal» en Illinois, para la cual North Bloomington obtuvo un sólido respaldo financiero, por lo que fue designada como sede. 

Cuando se completó el edificio principal en 1862 solo había 20 casas en North Bloomington. La ciudad pasó a llamarse Normal en 1865. 

La «École Normale» o «escuela normal» fue un sistema universitario concebido en Francia en 1794 durante la Revolución Francesa para preparar profesores y maestros. El sistema fue adoptado en muchos países del mundo para proporcionar un flujo constante de maestros capacitados para educar a su población analfabeta. El nombre de la Universidad Normal del Estado de Illinois, ahora es conocida como la Universidad Estatal de Illinois.

La Ruta 66 en Normal y Bloomington

Cuando se creó la Ruta 66 en 1926, esta pasaba por el centro de Normal y Bloomington. Más tarde, en 1941, cuando se construyó el «Bypass» de cuatro carriles, esta rodeó la ciudad por el este . Y así permaneció como US 66 hasta que fue descatalogada en 1977.

Originalmente, la alineación de 1926 de Towanda a Normal corría paralela al ferrocarril, pero ahora está cortada por N Towanda Avenue, por lo que hay que desviarse. Así, al ingresar a la ciudad, la antigua Ruta 66 sigue su camino por Shelbourne Dr. y luego gira por Henry St. para tomar la curva hacia Pine St, donde sigue el recorrido original por Linden St. y Willow St para luego dirigirse al sur a lo largo de N. Main St. e ingresar en Blomington por Center St., que rueda paralela a la actual Main St. Una sección de este tramo perdido todavía sigue allí como Frontage Rd., que termina al llegar a N Towanda Ave.  

Entre 1941-1977  la ciudad fue rodeada cuando se construyó la circunvalación de cuatro carriles para evitar congestiones y accidentes. Es la carretera que hoy se señala como Old Route 66 / Veterans Pkwy.

En este Mapa (www.theroute-66.com) se puede ver la evolución de la Ruta 66 a lo largo de los años. 

Lugares de interés en Normal y Bloomington

A estas alturas, la Ruta 66 atraviesa zonas residenciales en las que, más allá de un par de casas que una vez fueron gasolineras , no queda ni rastro de la  Carretera Madre aquí y allá. Una de ellas, en el 305 de E. Pine St., es la Historic Sprague´s Super Service.

William W. Sprague construyó su estación de servicio en 1931 en un edificio de ladrillo de estilo Tudor-Revival. La planta superior era la vivienda del propietario y disponía de una habitación independiente para el empleado de la gasolinera. La planta baja albergaba la cafetería, el garaje y una estación de servicio.

En 1940 se abrió la circunvalación de 4 cuatro carriles al este de Normal y Bloomington, por lo que el tráfico a lo largo de Pine St. disminuyó. En 1976 cerró y sus bombas fueron retiradas en 1979. 

Sprague´s Super-Service-Station-Normal-Illinois

Sprague´s Super Service, después de su renovación. En verano de 2017 se inauguró un centro de información y una tienda de regalos. Ahora es propiedad del pueblo de Normal.  Foto: Steve Walser

Justo en frente, prácticamente pasa desapercibido el pequeño edificio de la antigua Snedaker’s Gas Station que abrió en 1925 y que ahora está ocupado por una empresa de cerrajería. 

Un centenar de metros más adelante hay otra antigua gasolinera, ahora reconvertida en hogar. El empinado dosel a dos aguas sobre el área donde alguna vez estuvieron las bombas es uno de los pocos vestigios de sus días de servicio como Al´s Garage. Al se mudó a este edificio en 1926 y, además de vender gasolina, tambíen ofreció servicios de remolque y garaje. Durante la era original de la Ruta 66 albergó varios negocios hasta que la carretera dejó de pasar por aquí. 

Bloomington tiene un bonito CENTRO HISTÓRICO, con algunos edificios que vale la pena reseñar. Uno de ellos, en 101-103 N. Main St., es el Miller-Davis Building de 1843,  que tenía una farmacia en el primer piso y oficinas legales en el segundo. Abraham Lincoln y muchos otros abogados utilizaron sus instalaciones desde 1844 hasta la década de 1850. Restaurado en 1981, está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

En 2013, los alumnos de la Escuela Regional Alternativa (RAS) pintaron en la pared de uno de los edificios que está junto al Miller- Davis el mural “Segundas Oportunidades”, que representa lo que, precisamente estas, pueden significar para una persona. Durante el proceso, los estudiantes fueron guiados por Joel Bergner, un artista que se graduó de la cercana Normal Community High School.

En el 201 N. Main St., se encuentra el Palacio de Justicia del Condado de McLean de 1903,  que se utilizó con ese fin hasta 1976 y que ahora alberga el Museo Histórico del Condado y el Centro de Visitantes de la Ruta 66, con interesante historia local, incluida la de la Carretera Madre. El edificio se incluyó en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 1973. La estatua frente a la entrada de W Washington St recuerda que el Presidente Lincoln ejerció la abogacía en Bloomington desde 1837 a 1860 ( en un Palacio de Justicia anterior a este ).

Junto al Palacio de Justicia se ubica el  majestuoso edificio de ladrillo con cubierta de cobre del que fue el Illinois Hotel, que originalmente, en sus 4 pisos y 180 habitaciones, ofrecía un lujoso alojamiento con todo tipo de servicios para que los adinerados clientes quedaran contentos, incluyendo una sastrería, una barbería y un enorme salón de baile. El quinto piso se añadió en 1925.  En 1977, fue renovado y reconvertido en un espacio comercial y de oficinas llamado Illinois House.

A medida que uno se acerca a la siguiente parada, Funks Grove, el paisaje comienza a cambiar y la Gran Pradera de Illionis da paso a una arboleda, una parcela de tierra que evitó  los incendios de sus alrededores permitiendo que sus árboles alcanzaran la madurez. Esta es atravesada por Timber Creek, un riachuelo cuyas orilla estan salpicadas de espesos bosques de robles y arces azucareros.  

Shirley / Funks Grove

Funks Grove, uno de los lugares más bonitos de la Ruta 66 en Illinois,  es conocido como el Mid Point de la Carretera Madre en este estado.

La pequeña aldea de Funks Grove, a 15 millas (24km) de Bloomington, está ubicada en un precioso emplazamiento en medio de una arboleda, una de las zonas boscosas intactas más grandes que queda en el estado. Del asentamiento original se conservan algunos interesantes vestigios del pasado que ofrecen muchas oportunidades fotográficas, como la antigua Walker General Store, dos depósitos de ferrocarril, una iglesia y un cementerio aunque, sobre todo, Funks Grove es conocido por el sirope de arce 100% natural que se puede encontrar en Funks Grove Pure Maple Sirup que hoy, después de sigue siendo una de las paradas favoritas de los viajeros de la Ruta 66.

La Walker General Store  fue construida en 1902 y originalmente fue una tienda de comestibeles ( ¿y gasolinera? ) propiedad del matrimonio Walker hasta 1973, cuando Rey y Rick Jannusch  compraron el edificio y abrieron una tienda de antigüedades de nombre Funks Grove Country Store. Desde 2018 los dueños de la tienda son Judi Braid y Rey Jannush, que ofrecen todo tipo de reliquias y artículos de decoración vintage en un entorno reconfortante y familiar, tal como lo describen ellos.

Al otro lado de la calle hay una encantadora estación de tren de 1909, con techo de tejas a cuatro aguas y buhardilla que fue trasladada desde Shirley a mediados de la década de 1970 por Robert Rehtmeyer.  Se da la circunstancia que la estación original de Funks Grove se sigue conservando junto a  la tienda Maple Sirup, por lo que el pueblo tiene mantiene dos depósitos de tren.  

Funks Grove Antiques

El escaparate rústico con una bomba de gasolina oxidada en el exterior de la tienda de antigüedades es una introducción nostálgica a la comunidad de Funks Grove. Foto: Kathy Weiser-Alexander.

Hay que volver a vieja US 66 para llegar a pequeña tienda de Funks Grove Maple Sirup. Esta se encuentra un poco alejada de la carretera, por lo que hay que estar atentos al al letrero que la anuncia (en el lado contrario a Funks Grove).  Hoy, la sexta generación de descendientes de los primeros Funk que empezaron a elaborar el sirope de arce  en 1891 continúa con la tradición y sigue conquistando el dulce paladar de los visitantes trabajando de forma artesanal y familiar.  

El sirope es un producto de temporada que se produce desde mediados de febrero hasta mediados de marzo, que es cuando fluye la savia en los árboles. Las ventas comienzan en marzo y finalizan cuando se agotan las existencias, que suele ser bastante rápido (antes de agosto).

LA HISTORIA DEL SIROPE DE ARCE EN FUNKS GROVE

La larga tradición familiar de elaboración de jarabe a nivel comercial entre los Funks de Funks Grove empezó en 1891. Sin embargo, los dulces beneficios de los arces que crecen en esta madera nativa fueron apreciados mucho antes de que el primero de los Funk, Isaak, se estableciera aquí en 1824. Los nativos americanos fueron los primeros productores de jarabe de arce. Usaban el azúcar de arce para condimentar el maíz y otras verduras y vertían jarabe de arce sobre el pescado y la carne.

Isaac Funk, el pionero fundador de lo que más tarde se conocería como Funks Grove, eligió esta ubicación en 1824 por su buen suministro de agua, suelo fértil y madera para refugio y calefacción. Empezó criando ganado y produciendo jaraba de arce para uso personal, pero más adelante empezó a trabajar para el Senado de Illinois donde hizo amistad con Abraham Lincoln. 

Alrededor del año 1860, el hijo menor de Isaac, Isaac II, se hizo cargo de la producción del jarabe, y fue en 1891, cuando el hijo de este, Arthur, abrió el primer negocio de jarabe de arce en Funks Grove, al que más adelante se incorporó su hermano Lawrence. A principios de la década de 1920, las riendas fueron tomadas por la prima de Arthur y Lawrence, Hazel Funk Holmes, propietaria de las tierras donde se encontraba el negocio. Durante ese período se terminaba la carretera pavimentada que luego se convertiría en la Ruta 66. 

En su testamento, Hazel dispuso que sus tierras estuvieran protegidas por un fideicomiso que garantizara que el jarabe de arce puro de Funks Grove estuviera disponible para las generaciones futuras. En este mismo encargo, Hazel expresó su deseo de que se deletreara “sirup” con una “i” ( no con «y» ), una ortografía que se refería al producto que resulta de la ebullición de la savia, sin la adición de azúcar adicional. En su honor, los productores de jarabe de arce de Funks Grove han conservado esta ortografía.

En 1942, la producción de jarabe se detuvo debido a la guerra, pero la producción se reanudó en 1943. En 1947 Stephen Funk, hijo de Lawrence, y su esposa, Glaida, se hizo cargo de la granja, modernizando el proceso de elaboración del producto.

A principios de la década de 1970, comenzó la construcción de la I-55, cuyos planos atacaban directamente el bosque de Funks Grove pero,  afortunadamente, los Funk consiguieron salvar su preciada madera evitando que la autopista pasara por sus tierras. Al principio, a los Funk les preocupaba que esta nueva carretera les restara clientela, pero una vez que colocaron un letrero en la nueva interestatal, comenzaron a llegar nuevos clientes. 

En 1988, Stephen y Glaida se jubilaron y Mike y su esposa, Debby, se hicieron cargo del negocio. Este mismo año, Stephen, Mike y los hermanos de Mike, Larry y Adam, construyeron la casa de se utiliza hoy. Durante este período, comenzó a crecer la nostalgia por la Ruta 66, lo que ha aumentado el interés en la granja de jarabe en los EE. UU. y el extranjero.

En 2001, el sobrino de Mike y Debby, Sean Funk, se convirtió en socio, y su hijo, Jonathan, se unió a la sociedad en 2014.

Funks-Grove-Pure-Maple-Sirup
Funks-Grove-Pure-Maple-Sirup
Funks-Grove-Pure-Maple-Sirup
Funks-Grove-Pure-Maple-Sirup

Desde principios de la década de 1950, los Funk también son conocidos por el cremoso dulce de arce puro, elaborado primero por Glaida, luego por su hija Sue y, desde la década de 1990, por su nieta Katie.

Durante las últimas dos décadas, los Funk han ampliado su oferta con todo tipo de productos relacionados con el sirope de arce, incluyendo recuerdos de Funks Grove y la Ruta 66.

Fotografías extraídas de la página de Facebook

Para llegar a la iglesia y al cementerio hay que seguir el letrero situado justo después de Shirley Depot.

La bonita y aislada Iglesia de Funks Grove fue construida en 1864 por las familias Funk y Stubblefield y ampliamente renovada en la década de 2.000. Está situada en medio de un entorno hermoso y muy tranquilo. Muy cerca de ella también se encuentra el cementerio y la Capilla de los Árboles Templados.

La bonita y rehabilitada iglesia de Funk´s Grove Foto: Ron Frazier

Funk´s-Grove-Chapel
Experiencias cercanas
 Chicago
Pases Turísticos en Chicago

detalles

Edificio John Hancock Center
Entrada para el 360 Chicago Observation Desk

DETALLES

Chicago
Tour Privado por Chicago

detalles

Descubre la combinación perfecta entre modernidad y zonas verdes en este tour privado por Chicago con guía en español. Sus rascacielos os obligarán a mirar hacia arriba mientras caminamos por los parques más emblemáticos.

McLean

Aproximadamente a 3 millas al oeste de Funks Grove por la Ruta 66  se ingresa en el pequeño pueblo de McLean, que conserva algunos atractivos que vale la pena visitar, como la reconocida parada de camiones Dixie Travel Plaza, casi tan antigua como al Ruta 66 o una histórica estación de trenes. 

Este es uno de los dos McLean’s que existen a lo largo de la ruta 66. El otro McLean se encuentra en Texas

La Ruta 66 en McLean

La alineación de 1926-1940 en McLean  ya no existe. Tampoco la circunvalación de finales de los años 40, que ahora está enterrada bajo los carriles en dirección oeste de la I-55.

Lugares de interés en McLean

El Dixie Trucker’s Home, como se llamó originalmente, ha estado aquí ininterrumpidamente desde 1928, apenas dos años después de que se inaugurara la Ruta 66. A lo largo de las décadas ha ido cambiando de nombre: además del original también se ha llamado Dixie Truck Stop y ahora Dixie Travel Plaza.

John Geske y su suegro J.P. Walters comenzaron vendiendo sándwiches a camioneros en un pequeño garaje alquilado al borde de la carretera. En sus inicios el local contaba con una barra y 6 taburetes, pero en seguida se hizo muy popular y se amplió. Con el tiempo construyeron un restaurante para alimentar a los hambrientos conductores, que visitaban el local atraídos por su ambiente familiar y su excelente comida, y más adelante se incluyeron habitaciones y un un corral para alojar ganado. Durante los años 30 incluso ofrecía música en vivo los fines de semana. 

Charlotte «C.J.» Beeler (la hija de John) y su marido Chuck Beeler sucedieron a los primeros propietarios y lo gestionaron hasta 2003, año en que el negocio fue vendido a una corporación, que es quien lo dirige hoy en día. 

Se dice que la parada de camiones solo cerró un día entre 1928 y 2003.

En 1965 un incendio quemó el edificio original y el restaurante se trasladó a una cabaña provisional mientras se reconstruía un local todavía más grande. El nuevo edificio se inauguró en 1967, con capacidad para 250 personas, incluyendo dormitorios, lavandería y una barbería. 

Dixie Truck Stop Route 66

Antigua postal del Dixie Truckers Home. Foto: 66PostCards.com

Dixie Truck Stop Route 66

El bonito cartel elevado que sigue dando la bienvenida a los cansados viajeros. Algunas de las señales originales todavía están en su lugar y el interior del restaurante aún honra a  la Ruta 66.

Ubicado frente al Dixie Travel Plaza, en Dixie Rd con East St, se encuentra el edificio más antiguo de la ciudad, la antigua estación ferroviaria de McLean, que originalmente se encontraba en el centro de la ciudad. Es una de las dos estaciones que aún quedan en Illinois que fueron testigos del tren fúnebre de 1865 que llevó el ataúd del presidente Lincoln de regreso a Springfield para su entierro. Ha sido restaurado y ahora es un centro de visitantes y una tienda de recuerdos que vende todo tipo de maquetas de ferrocarriles.

El recorrido por McLean termina aquí. Ahora hay que seguir por la US 66 (Dixie Rd / US 136 ) y tomar la curva hacia el sureste junto al ferrocarril, siguiendo el camino de la Carretera Madre hacia Atlanta.

Atlanta

Atlanta, Illinois está haciendo un verdadero esfuerzo para mantener vivo el recuerdo de la Ruta 66 en su comunidad. El pequeño pero coqueto parque dedicado a la Carretera Madre, rodeado de edificios históricos, es solo un ejemplo. 

La ciudad  se fundó en 1853 cuando el ferrocarril de Chicago, Alton y St. Louis llegó a la zona. El primer nombre propuesto para la nueva comunidad fue el de «Xenia», por los colonos que vinieron de Xenia en Ohio, pero como ya existía una población con ese nombre en Illinois, se sugirió el nombre de Atlanta, en alusión a la ciudad del estado de Georgia.

La Ruta 66 en Atlanta

Llegando a Atlanta desde McLean la carretera toma una curva suave siguiendo la circunvalación de 1947, ahora de dos carriles (el estado eliminó los otros dos carriles cuando se construyó la I-55, para reducir los costos de mantenimiento). En el el cruce con Sycamore St., a la derecha se pueden ver los restos de los antiguos carriles en dirección este, hoy cubiertos de hierba.  

Girando a la izquierda por Sycamore se ingresa al centro de la ciudad por NE Arch St. Aquí hay una sección corta de la antigua carretera original de 1926 que corre hacia el este y que termina en una zona de grava. Esta carretera fue pavimentada en la década de 1920 como parte de la carretera estatal 4 de Illinois, y en 1926 llevaba la Ruta 66 hasta que fue reemplazada por la alineación de circunvalación a finales de Década de 1940.

Lugares de interés en Atlanta

Siguiendo en dirección contraria se atravesará el downtown, que está dividido por las vías del tren.  Atlanta está orgullosa de su patrimonio de la Ruta 66 y sus esfuerzos de preservación son evidentes en el pequeño pero atractivo centro histórico a la altura de SW Arch St.

Atlanta-Illinois

El edificio del Wisteria Cafe, en SW Arch St. la calle principal de Atlanta. El Wisteria Cafe & Confectionery ( de verde en la imagen ) sirvió buenas comidas y deliciosos dulces en la década de 1920. Unos sencillos murales de 2006, pintados por el artista Bill Diaz, ocupan tres arcos del edificio y anuncian botas, zapatos y muebles vendidos en la tienda de McKown y Hawes. Las ventanas del segundo piso han sido reemplazadas por unidades modernas mucho más pequeñas. Foto: Andrea di Castro.

Wisteria utilizó el lema «Kome, Keep Kool», cuya ortografía algunos sugieren que era un mensaje codificado para dar la bienvenida a los miembros del Ku Klux Klan. Una historia de Atlanta para la celebración del Centenario en 1953 indicó que en la década de 1920 los miembros del KKK en el área de Atlanta podían haber sido alrededor de 200.

En pleno downtown se encuentra el Chubby’s Bar & Grill , ubicado en un edificio de 1894 que inicialmente fue construido como punto de venta de los productos de la entonces cervecería más grande de Illinois fuera de Chicago, la Reisch Brewing Company.  El mural en el costado del edificio fue pintado en 2003 por el artista Dave «Herbie», que utilizó una postal de 1919 como referencia.

Enfrente se encuentra la réplica de una gasolinera Texaco que alberga el Museo de los Gigantes Americanos, dedicado a los «Muffler Men», unas gigantescas estatuas de fibra de vidrio que se hicieron muy populares durante las décadas de 1960 y 1970 en las carreteras del país. Además de explicar su historia y cómo se están salvando y restaurando estas figuras tan americanas, uno de los objetivos del Museo es disponer de la colección de gigantes de carretera más grande del mundo. 

Chubby's-Bar-&-Grill-Atlanta-Illinois

El bonito mural que decora el lateral del edificio del Chubby´s Bar & Grill. Foto: Andrea di Castro.

Los «Muffler Men» eran (son) enormes estatuas de fibra de vidrio, que medían (miden) entre 5.5 y 7.5 metros de altura. Su función original era llamar la atención y atraer a posibles clientes.

El primer «hombre Silenciador» fue una figura de Paul Bunyan ( legendario leñador gigante que aparece en algunos relatos tradicionales estadounidenses ) que fue creada en 1960 para el promocionar el Café Paul Bunyan, en Flagstaff. El gigante todavía existe, y su hogar sigue siendo Flagstaff

Con el mismo molde se fabricaron decenas de Paul Bunyans que normalmente se colocaban delante de estaciones de servicio o talleres, sosteniendo toda clase de herramientas o recambios en lugar de hachas. Esas esculturas fueron muy populares en esa época, pero se perdieron conforme Norteamérica comenzó a moverse más deprisa.

Precisamente, la atracción más reconocible en Atlanta es el «Muffler Men» sosteniendo un hot dog.

Originalmente la figura se instaló en el Bunyon´s Hot Dog de Cicero, Illinois, también en la Ruta 66.  Este puesto de comida era propiedad de Hamlet Stephens, que deliberadamente lo llamó «Bunyon» para evitar problemas de derechos de autor. 

En el año 2000, la estatua gigante se mudó a Atlanta en calidad de préstamo después de que el restaurante cerrara.

Después de años a la intemperie, soportando todo tipo de inclemencias meteorológicas, la figura se acabó degradando, pero un grupo de voluntarios coordinados por la Asociación de la Ruta 66 de Illinois se se encargó en 2012 de restaurarla.  

Hot Dog Muffler Man Atlanta Illinois

El Hot Dog Muffler Man de Atlanta, Illinois,en Arch St. frente al edificio Downey. 

En 1867, el empresario local Alexander Downey hizo construir el Downey Building  en ladrillo visto (anti incendios) con ventanas arqueadas (de ahí el nombre de Arch St.).  Desde sus orígenes el edificio acogió dos espacios comerciales separados en la planta baja. El lado sur ha estado ocupado por el Exchange Bank of Atlanta (Atlanta National Bank, dependiendo de la época) seguido, en 1916, por el bufete de abogados de John L. Bevan y, más adelante, su hijo Frank, que ejerció la abogacía aquí hasta 1939, año en que se convirtió en juez.

El edificio estuvo vacío entre 1960 y 1972. El periódico local Atlanta Argus, alquiló el espacio hasta que un incendio lo dañó en 1973. A partir de entonces permaneció desocupado hasta 1982, cuando John Hawkins compró el inmueble. 

La mitad norte la ocupó el histórico Palms Grill Cafe. Robert Adams, de California, abrió sus puertas en 1934 prometiendo «Cocina casera, servicio rápido, trato cortés» y «Plato de almuerzo a 25 centavos». El letrero de neón que deletrea «Palms Café» todavía sigue colgando de la fachada, cuidadosamente restaurado). El local cerró en la década de 1960 y permaneció así durante más de 20 años, hasta la llegada de Hawkins.

Tras la muerte de este en 2002, su familia donó el inmueble a la Biblioteca Pública de Atlanta que, una vez inscrito en el Registro Nacional de Lugares Históricos, consiguió financiación para restaurarlo y ser usado como anexo y Museo de la ciudad, ocupándose no solo de la figura de Abraham Lincoln sino también de la Ruta 66. También se reabrió el Palms Grill Cafe en el local de al lado que, volvió a cerrar en 2020.  

Downey-Building-Atlanta-Illinois
Atlanta-Museum-Illinois

El Downey Building, antes y ahora, distinguiéndose los dos espacios comerciales. Hoy, uno de ellos está ocupado por el Palms Grill Cafe y el otro por el Museo de Atlanta, Illinois. El edificio se incluyó en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 2004.Foto: 66PostCards.com

El edificio de al lado es el Union Hall.  El mural que hay en su pared rinde homenaje a J. M. Judy Grocers, que desde la década de 1890 dirigió una tienda de comestibles aquí mismo. El mural, que data de 2002, fue diseñado por Bill Díaz basándose en una fotografía del año 1900 que muestra el mural de este lado del edificio. 

La Biblioteca Pública de Atlanta fue construida en 1908 en un diseño neoclásico con forma octogonal, techos altos y una rotonda abovedada. La torre del reloj se añadió a finales de los años 70. Originalmente era el reloj de la escuela secundaria de Atlanta, pero se trasladó hasta aquí para que las generaciones futuras la disfruten junto a la Biblioteca. Un grupo de voluntarios se encarga de darle cuerda al reloj. 

Antes de ser trasladado a su ubicación actual junto al Palms Grill el museo de la ciudad estaba situado en el sótano de esta biblioteca. 

Muy cerca, en SW 2nd St., se encuentra el histórico J.H. Hawes Elevator, construido en 1904, que se mantiene como el único elevador de granos totalmente de madera en Illinois.

Formalmente cerró en 1976 y permaneció vacío durante varios años. A finales de los años la ciudad se hizo con el edificio, que se salvó de la demolición gracias un grupo de voluntarios que intervinieron para preservarlo.

Después de la rehabilitación se abrió al público como museo con horario limitado durante los meses de verano. En él se ilustra sobre cómo funcionaba el oficio en el pasado. 

El elevador de granos se añadió al Registro Nacional de Lugares Históricos en 1991.

Public-Library-Atlanta-Illinois

La Biblioteca Pública de Atlanta Illinois. El edificio se agregó al Registro Nacional de Lugares Históricos en 1979. Foto: Anne Hornyak

J.H. Hawes Elevator Atlanta Illinois

J.H. Hawes Elevator Atlanta Illinois Foto: Google Maps

La próxima parada es Lincoln, Illinois. De camino se atraviesa la pequeña población de Lawndale, donde se ubicaba hasta hace unos años el elevador de granos de la East Lincoln Farmers Grain Company, abierta en 1917. A menos que uno desee detenerse por algo en concreto, este será un lugar de paso.